Auténtica casa de comidas que no abre en festivos o por las noches. Guisos en su punto, carnes y pescados frescas, verduras del día y nunca más de seis personas por camarero.

13/02/2016

Clásica casa de comida a precios elevados

Febrero 2016

Con De La Riva comienzo la serie "Los 5 restaurantes más cercanos a mi casa" (mi ex-casa en realidad pero cuando una ha vivido 23 años en un sitio no pidan que se sienta de otro barrio tan fácil), ese reto que @AntonioAlvarez lanzó y yo muy gustosamente decidí aceptar.

El restaurante es una casa de comidas tradicional, de toda la vida, con fama más que archiconocida en la capital por sus llenos continuos y su horario sólo a medio día, donde se podrán encontrar guisos caseros y presentaciones a lo bruto con unos camareros que van corriendo de un lado a otro pero con precios que se van bastante de lo que consideraríamos una "casa de comidas". Quizás aquí el problema es que en mi casa me han ensañado fatal y que mi madre cocina mucho mejor que muchos restaurantes
... opinión completa »

25/01/2016

Casa de comidas

Comida CASERA y buena materia prima. No tiene carta. Buena relación calidad/precio.

16/01/2015

A COMEEERRRRR!!!!

Excelente!!!!!
Producto fresco diario de mercado, pescados, carnes, cuchara!
Sala pequeña y mesas muy juntas, se les perdona.
Un tanto ruidoso, no importa.
Decoración....que más da!
De 35 a 45 euros pp. sin carta, ojo
Sólo comidas, no cenas.
Servicio rápido y eficaz.
Como se come!!!!!!!

08/10/2013

Buena comida en un entorno castizo y auténtico

Un lugar de esos que son únicos.

Una casa de comida excepcional, con materiales estupendos, platos suculentos de toda la vida y comida casera. José, el dueño y factotum del local, va todas las mañanas en su bici a los mercados a elegir los mejores materiales y eso se nota.

La sala es un espacio pequeño con pocas mesas con aires de casino de provincias ajetreado. Pocas mujeres y muchos tíos comiendo y hablando alto. Curiosamente resulta un lugar popular para políticos y empresarios así que no es extraño encontrarse con guardaespaldas y coches de seguridad en la puerta. Las comidas se alargan todo lo necesario y, llegada la hora, no es extraño ver que se quitan los platos y se ponen unos tapetes para echarse un mus...

Para la calidad que ponen en los platos el restaurante tiene buena relación calidad precio, comes por unos 30-40 euros.

Manteles y servilletas de tela.

03/02/2014

UN CLÁSICO

Una gran casa de comidas. Pepe es un genio vendiendo, el servicio estupendo y la comida muy buena, pero desde hace algún tiempo se están pasando con la cuenta. Seguiré yendo de vez en cuando, pero tienen que moderarse o empezarán a perder clientes.

Ayer volvimos después de ocho meses y todo sigue igual. Se come tan bien como siempre.
De entrada pedimos dos bocartes rebozados con una anchoa regular encima, media de rabas, estupendas, y media de verduras de la huerta, patatas, repollo, lombarda, judías verdes y algún garbanzo, todo bien cocido y sin mezclar sabores.
Luego unos sesos, buenísimos según mi acompañante, y un pecho de ternera que es como un costillar y me gusta mucho.
Con una copa de blanco, una frasca de tinto Miros, de Ribera de Duero, que llenan de un botellón o
... opinión completa »

30/07/2013

Correcto

Un restaurante de cocina de mercado, con bastante ascendencia entre los habituales de la zona. Para mi, un buen sitio para comer, pero sin más. No le daría tanto reconocimiento como escucho a personas de mi entorno.
Los entrantes buenos pero escasos, y el segundo, unos bocaditos de rape, en cambio, abundante pero mediocre.
Eso sí, probé el pecho de ternera de un amigo y, oh, la, la!! Eso era otra cosa, muy rico y jugoso. Lo mejor de la comida, realmente bueno.
Entre puntos complementarios a favor, indicar que uno puede quedarse tomando unas copas tras la cena, jugando al mus...
Imprescindible reservar, estaba de bote en bote.

Copto Maltesser

Sólo por un detalle como éste merecerá la pena volver.

2 de agosto de 2013

09/12/2013

buen precio

llevaba tiempo queriendo ir por lo bien que me habían hablado, fui esta semana y superó ampliamente mis expectativas.
Gran cocina y gran trato a un muy buen precio.
Seré un asiduo a este restaurante.
Enhorabuena!

14/02/2013

para comer como es debido

Pendiente por regresar a esta casa de comidas, a la que fui muchas veces y donde realmente se puede disfrutar de una comida como debe ser. Hasta el público en tiempos de bonanza se notaba que eran mayormente gente que iba a disfrutar y que sabían donde iban y no a otras distracciones tan asociadas a la comida en esos tiempos. Me alegro que aguanten esta difícil travesía.

27/03/2014

Buena comida casera

Mítica casa de comidas con guisos caseros y buen producto. No es barato, necesita renovar el local. Se puede jugar a las cartas.

30/09/2013

Mahoudrid te recomienda: De La Riva

Veterano restaurante: abrió allá por 1932, y desde entonces lleva sirviendo cocina tradicional española, de mercado y con mayúsculas. ¿El menú? Olvídalo: la carta cambia a diario y se “canta” al comensal. Pero el género, que es lo que importa, es de primera. Y se visibiliza en platos como el congrio en salsa verde, el zancarrón, los bocartes con anchoas o las verduritas de la huerta, los calamares en tinta y las delicias de merluza, las rabas, la ensaladilla rusa, el rabo de toro, el flan y el arroz con leche, las natillas... Sólo abren para la comida pero, eso sí, te invitan a disfrutar de una larga sobremesa.

27/01/2012

El trato es agradable, la atención rápida y la comida está bastante buena.

Pedimos dos entrantes (garbanzos con verdura, boquerones) y dos principales (ventresca y congrio a la salsa verde), postre (2 flanes), bebida agua --->85 €

La relación precio/calidad es demasiado alta, es buena comida, raciones no tan abundantes como indica alguno por aquí (son mas bien escasas) pero a un precio que hace que no vuelva a repetir.

Sinceramente no se lo recomendaría a nadie y menos en estos tiempos de crisis.

Pepe Moran

Hola Gonzalo
Efectivamente De la Riva resulta caro....los detalles de porque, personal de años, productos y ver más

23 de noviembre de 2015