Iván Sáez llega solo ésta vez a ofrecernos su concepto de cocina, aquellas recetas, mezclas de sabores y texturas con las que pretende desencajarnos de la idea que nos había ofrecido hasta ahora para hacernos pasar un buen rato. De este modo nos presenta un concepto donde prima la sencillez en cuanto a ornamentos.

Ordenar por:

relevancia fecha

23/10/2016

Menú de caza improvisado

Aquí que nos presentamos para comer caza y cuando nos dan la carta no vemos ni un sólo plato que haga referencia a ello, preguntamos y nos dicen que es algo que hay que encargar. Pero, después de preguntar en cocina, nos dicen que no hay problema y que podrán prepararnos algo. A las preguntas de alergias, gustos y demás respondemos con un "comemos de todo y tenemos mucha hambre".

Nos sacaron todo tipo de animales y ya nos avisaron que no nos dirían qué íbamos a comer hasta que llegase cada plato, lo que no sólo no nos supone ningún problema sino que agradecemos, nos encantan este tipo de sorpresas! El precio a pagar fueron esperas un poco más largas de lo normal entre plato, completamente comprensible, a cambio de un despliegue de platos impresionante.

Al final añadimos unos callos que añadimos por eso de no irnos sin probarlos, no porque fuese poca comida la que nos sirvieron antes, y un par de postres. Todo lo que veis en fotos por 100 € pax con 2 zumos de tomate por persona y 2 ó 3 botellas de agua grandes.

La mayoría de los platos estuvieron bastante bien pero en algunos hubo cosas que, desde mi punto de vista, podían haber sido mejorables. 2 o 3 platos salieron con puntos distintos, los míos siempre perfectos de punto y los de mi acompañante siempre un poco cocinados de más.

amarin

100 lardis sin alcohol no es moco de pavo, 12 pases más postres por las fotos; lo que comentas de los puntos de cocción fue petición vuestra?

23 de octubre de 2016

TragaldabasPro

No, no pedimos nada salvo las bebidas y los callos, todos los platos deberían haber llegado iguales.

23 de octubre de 2016

02/02/2017

tiro al palo.

Diciembre 2016, opinión de menú del día. 3--

Variadas opiniones recibidas este Desencaja, en el que los michelinos le otorgan un Bib Gourmand nos tenían con cierta intriga de conocerlo, pero nunca terminaba de "encajar", sobretodo por la zona dónde se encuentra.

Aprovechando puente largo en la capital y en previsión de menos tráfico opto por acercarme a comer desde el trabajo y como primera tentativa le damos al menú del día (15€)

13:40, local vacío y restos de peroles y platos de la comida del personal en una mesa en la entrada. No problem

Menú cantado, con tres opciones de primero y otras tantas de segundos de las que decido probar una crema de calabaza y pinto al horno.

La crema no tiene más historia pero estaba muy buena, excesivamente dulce pero rica.

El pescado ha sido un poco guarrería. Taco de pescado con una base de crema (una fría y otra caliente, desconozco si así era el propósito) blandorro y plastoso, como recién pegado un arreón de micro para descongelar. De coña

Igual es que no hay rotación para menú del día (sólo había otra mesa tomándolo y otra estaba con menú de caza), pero es casi mejor no darlo.
Otro detalle es pedir agua y que te la pongan de grifo, algo sólo visto en menús muy cutres de baretos.
Pan rico y café bueno.

Apreciación personal: No merece la pena a menos que seas amigo de la casa (ver twitter) y/o vengas a gastarte la pasta (y después habría que ver si realmente lo merece). Opciones low cost no bienvenidas.

Directo a la nevera.

Gath

Coincido con tu primer parrafo. Y despues de leer los siguientes, hago mia la frase de cierre.

2 de febrero de 2017

03/11/2017

Pájaro que vuela a la cazuela

Después de unos cuantos meses, vuelta en otoño al restaurante Desencaja de Iván Sáez. Sábado noche y lleno hasta la bandera. Comedor modesto que ha sufrido una ligera transformación hacia tonos más suaves que lo hacen más agradable.

En Desencaja están presentes tanto la carta como los menús degustación. En este apartado, se comienza en 35€, pasando por 52€, hasta el menú de 12 pasos elegidos por Iván al precio de 75€. Sin lugar a dudas, una relación calidad precio muy comprometida. Existe un gran esfuerzo en las vías de adquirir el género para reducir costes y que las propuestas culinarias sean más atractivas.

Iván Sáez es un cocinero apasionado, de esos que se complican con facilidad con tal de aumentar el número de platos en carta o la variedad de las degustaciones. El entusiasmo, en ocasiones, es inversamente proporcional a las dimensiones de la cocina. El ardor culinario y el trabajo vencen las vicisitudes que se encuentran.

Desencaja es un restaurante de cocina honesta, de una propuesta culinaria transparente basada en el producto de temporada y en la caza que en otoño tiene su máximo punto de apogeo. Cocina mayoritariamente de cocciones largas y fuegos prolongados. Iván Sáez brilla en aquellos platos de sabores rotundos, sin aplicar ningún atajo a su cocina.

Post completo en complicidadgastronomica.es/2017/11/desencaja-2

06/04/2017

Desencaja, menús llenos de sabor

La oferta de desencaja está basada en varios menús. Un menú del día de en torno a 20 euros; un menú de 35 euros con aperitivo, 2 entrantes, pescado, carne y postre que en relación calidad precio es difícil de batir, y por último un menú largo por 52 euros donde poder saborear en toda su extensión la cocina de este sitio, ya galardonada con la etiqueta de Bib gourmand por la guía Michelin.

Ya conocíamos la cocina de Iván Sáez de sus época en Lágrimas negras, de corte tradicional y muy basada en el producto, con recetas cuidadas, sabrosas y con las temporadas muy marcadas. El formato actual de menús que utiliza en desencaja le está permitiendo, todavía más si cabe, ofrecer al comensal la mayor de las excelencias a precios más que ajustados.

Como decía, creo que el menú de 35 euros es un lujo absoluto. Al final es cada vez más difícil encontrar restaurantes que por ese precio te den variedad, calidad, cantidad, temporada y técnica a la vez, y este es uno de ellos.

Empezamos por un aperitivo de purrusalda con brandada de bacalao para seguir con los 2 entrantes. Primero una ensalada de navajas que estaba muy bien y sobretodo muy equilibrada y diferente; a continuación un plato de huevo a baja temperatura con migas y trufa rallada, riquísimo y contundente.

SI QUIERES VER LAS FOTOS Y SEGUIR LEYENDO ENTRA EN:
cookinganddisfruting.es/2017/04/desencaja-menus-llenos-de-sabor.html

09/12/2016

Feliz sorpresa

No soy de hacer fotos, me centro en comer antes de que se enfríe, jeje.
Me recomendo un amigo este sitio y la verdad me pareció incredibile la calidad y disfrute mucho con cada plato, desde la sorpresiva caja al principio hasta el chocolate del final.
Impresionante el producto y muy buen equilibrio de sabores. Me voy enamorado de esta cocina, recomiendo el salmonete especialmente, delicioso.

22/11/2016

Bib Gourmand solo?

Ir a Desencaja es como tener una aventura sin saber lo que te espera, tipica cosa que organizas para probar...

Buen menu desgustación, Viaje a la Luna, con productos de mercado y de temporada, con mencion especial al trato que le da Iban Saez a la meruza, ostra y a la caza.

Local pequeño y comodo.

Para repetir y seguir probando.

Pd: lo mejor de todo, el precio...un escandalo.

17/04/2017

Mucha fama entre los influencers goumet de Madrid

yo sólo he probado la fórmula del menú a mediodía, y me dejo algo frío, aunque reconozco que puede ser una oportunidad para conocer el sitio por pocos euros . El local todo interior tampoco acompañó.

23/08/2016

Maridar lo descubrió en septiembre de 2014

Nuevo restaurante de Iván Sáez

12/07/2016

menu degustacion bastante completo

Tomamos el menú un viaje a la luna y nos gustó. Buena relación calidad-precio. Interesante.

12/01/2016

Desencaja: Viaje al centro de la tierra

Los menús de degustación están de moda. Eso es así. Eso que hacíamos hace unos años de pedir una y cambiar de bar para probar todos los sitios y platos posibles ha evolucionado y se ha aburguesado: ¡si el hombre no va al plato, el plato va al hombre!

Es así como han nacido estos menús en los que consigues probar un poco de los platos más representativos del local para, de una tacada, llevarte una imagen completa de lo que éste ofrece. Y quitémonos los prejuicios esos de que: son platos pequeños, sales con hambre, etc. Hay algunos, como el que nos ocupa, que te harán sentir como si te hubieses metido entre pecho y espalda un cocido de los de tu madre.

El local del que os vamos a hablar hoy es Desencaja (Paseo de la Habana 84, 28036 Madrid). Se trata de un restaurante pequeño que busca la cercanía con el cliente para atenderlo con mimo en todo momento (la atención, el trato y la explicación de los platos fue perfecta todo el rato; tanto por parte de los camareros como de los cocineros ;-)). En cuanto a su decoración, destacan los colores claros y la sencillez. Como comentan ellos en su página web, el restaurante es como una caja: por fuera prima la simplicidad en la decoración porque lo que importa realmente es el interior (la comida).

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/11/04/desencaja

15/03/2015

Desencajados

Restaurante con una sala pequeña, mesas muy pegadas, mucho paripé y maitre demasiado graciosillo.

Te ofrecen dos menús (sin decirte lo que vas a comer), uno corto de 4 platos + 1 postre (viaje a la luna, 28 €) y otro largo de 5 + 2 postres (al centro de la tierra, 38 €). Te traen una caja con una historia para que uno de los comensales lo lea al resto, cosa que es un problema si no puedes hablar en alto porque haces ruido (un poco más adelante lo entenderéis).

Después de elegir el menú de la luna, nos ofrecen la opción de poner trufa, +5 €/persona. Nos animamos.

Carta de vinos con precios un poco altos.

La experiencia empezó a torcerse en este momento. El maitre se acercó a decirnos que habláramos más bajo, que de todas las mesas sólo nos oía a nosotros. Éramos una mesa de 5, y desde luego estábamos hablando en un tono normal. El resto de mesas eran de dos personas, que obviamente se oyen menos. El problema, mala acústica del sitio y mesas muy pegadas. En este punto teníamos que habernos levantado e irnos, habría sido mejor, pero no lo hicimos...

Empieza la cena:

- De aperitivo, una caja de cartón con unas croquetas (no están mal), y una tarro con tomates confitados y un poco de queso para hacerse una tosta.

- Menestra con trufa. Muy ricas las alcachofas y habitas. Eso sí, la trufa por la que nos cobraron 5 € estaba insípida, vamos, una tomadura de pelo.

- Huevo a baja temperatura con puré ahumado y trufa. Estaba bastante rico. La trufa, la misma de antes, que casi daba igual ponerla que no. Eso si, en este plato era cortesía de la casa, los 5 € eran sólo por el plato anterior...

- Merluza con sala verde y arroz. Muy rico y con buen punto del pescado.

- Solomillo al carbón con esferas de queso y salsa de espinacas. El solomillo no era nada especial y las esferas de queso llegaron desechas a la mesa. El plato más flojo.

- De postre, coulant de chocolate con helado de baileys. El coulant estaba bueno pero como el de cualquier otro sitio. El helado si que estaba muy bueno.

En resumen, los platos no están mal pero nada memorables. Eso si, la experiencia en general bastante mala, para no volver.

spider72

Al menos alguien coincide con nosotros, lou co. Para nosotros de las grandes decepciones del 2014. Para no volver.

15 de marzo de 2015

spider72

Eso y la luz de quirófano.

Mi madre aún recuerda al g del maitre, en efecto.

15 de marzo de 2015

Lou co

El tema de la luz ya lo han arreglado, pero con el resto todavía les queda trabajo...

15 de marzo de 2015

spider72

Con nosotros que no cuenten. No es una cuestión de la cocina, fueron muy muy maleducados

15 de marzo de 2015

Lou co

Completamente de acuerdo contigo, para no volver.

15 de marzo de 2015