El único tres estrellas Michelin de Madrid, bajo la firma del mediático Dabiz Muñoz, Diverxo es una experiencia sensorial para todo el que lo visita. Sólo hay tres menús degustación y no podemos contar más, aquí se viene a ser sorprendidos.

Ordenar por:

relevancia fecha

21/09/2017

experiencia unica donde se come de locos

Sept 2017
3ª visita a DiverXo, un sitio que tienes que probar al menos una vez en la vida. Creo que hay dos opciones de salir de ahí te podrá gustar muchísimo/alucinar o parecerte demasiado teatrero, parecerte ‘gracioso’ como experiencia para una vez y ya… Lo que nunca te dejara es indiferente, no comerás POCO como muchos haters dicen de los estrella Michelin o restaurantes de menú degustación y si tienes un ápice de gusto en el paladar no podrás negar las locuras de sabores, mezclas y originalidad de cosas que jamás probarías y que tienen un resultado excelente. También cosas más comunes versionadas están en otro nivel. Todo lo demás es accesorio, forma parte de la personalidad de un Xef venido a más en el aspecto famoseo y de postureo canalla que creo no le ha hecho ningún favor, pero asi es él y su obra para ser juzgada o disfrutada.

Highlights de la noche:
-No me gusta cuando tienes que esperar a toda la mesa para entrar y sentarte. Tampoco que te hagan esperar con una cortinilla como si eso fuera una cabina de hospital.
-Me encanta la interacción con todo el personal del restaurante, gente encantadora dispuesta a agradar y muy profesionales en la materia.
-Han añadido un mini-tour a la ‘sala de máquinas’ de la locomotora DiverXo, entre otras cosas te muestra la cantidad de gente trabajando para tus 3/4 horas de experiencia y en parte justifica la factura final.
-Siempre te sorprenden con sabores, presentación, platos reinventados. Da igual las veces que hayas ido.
-Jamás te quedaras con hambre.
-Dabiz Muñoz no sale a saludar como se acostumbra a hacer en restaurantes de este estilo, según dicen porque está siempre trabajando. No sería de más verle para saber que eso es así. Yo le vi de refilón en mi última visita.
-La decoración, atuendo de camareros, etc. no es la más bonita, pero ahí está para no dejarte indiferente.
-Imposible contaros todos lo platos, habría que ir con grabadora y aun así nos dejaríamos ingredientes que componen un menú de 10 platos salados y 5 dulces. Algunos platos en varios fascículos que hacen que al final hay tomado casi 20 cosas distintas.
-Al final se toman tantos ingredientes (+de 300), que seguramente al estómago le pase factura al día siguiente. Ojo sobretodo esa gente que acostumbra a cenar muy ligero, aconsejable un omeprazol antes y almax al final de la cena. Y si se puede mejor ir a comer. Entre semana también se hace bola salir de cenar sobre la 1am.
-En esta última visita me quedo con un plato mexicano con tacos, mole con rabo de toro, gulacoche, etc y la versión de ‘whooper’ de Diverxo.
- También anecdótico es como han cambiado al 90% del equipo de sala 2 años después de mi última visita. Maître, sumiller, etc. Según nos contaron por la altísima exigencia a la que están sometidos, es difícil aguantar ese ritmo, sin fallar en un solo servicio.
Sin duda es el mejor restaurante estrellado en el que he estado, pronto sabremos si el Celler de Can Roca le supera.
----
Feb 2016
2º visita a DiverXo, esta vez al 3 estrellas Michelin del NH, la primera vez fue en C/Pensamiento, cuando Dabiz era conocido solo para los ‘frikis’ de la gastronomía. La 1º vez que cené en DiverXo me quedé fascinado y seguramente fue la mejor experiencia gastronómica que he tenido jamás. El problema con esta perfección de cena es que uno ya va aprendido, con las expectativas muy altas y con la difícil tarea de verse superado por el nuevo ‘Xow’ de Dabiz en el tri-estrellado. Para un novato en estrellas Michelin, incluso si vienes de otros estrellas Michelin tipo La terraza del Casino (el mayor fake que he visto en mi vida) DiverXo te va a emocionar, puesto que mezcla no solo una experiencia a nivel comida, sino de espectáculo y ocio. Para empezar habrás tenido que pasar por el filtro de pagar por reservar… Para muchos esto es una cosa de locos, sin embargo si reservas una entrada de cine por 10€, o un vuelo por anticipado con 6 meses o apoquinas 115€ por el concierto de Adele en el Palau, no debería sorprenderte ver a uno de los top chef mundial con todo su equipo hacerte disfrutar de una comida/cena de más de 2horas. Además tiene la ventaja que no te cobraran por gastos de gestión como ticketmaster, solo la voluntad si la actuación te ha parecido de buen gusto, que para eso esto es España y no EEUU donde la propina es mandatory.
Hablemos ahora del local, hortera a mas no poder, con esas locuras y cerdos voladores que le hicieron soñar al chef en su día y que hoy puede plasmar gracias al bien hacer en su comida. A mi sinceramente me parece feísimo el restaurante. Además tiene el inconveniente de la poca flexibilidad en las mesas, puesto que hay X mesas, de X comensales inamovibles. Lo que si hay es una puesta en escena cuanto menos curiosa.
El servicio, uno llega a un restaurante de 200€ el cubierto medio y se espera el mítico maître mayor, echado en carnes, con cara de pocos amigos y algo déspota que lleva al resto frito. En DiverXo es servicio es sobre todo joven, algo hípster, con smoking y Nikes… y el maître lleva las uñas pintadas de negro. No te suelen tratar de usted y hay un dialogo mayor al habitual sobre platos, como se toman, etc. La interacción es máxima. A mí eso me gusta, aunque entiendo que haya mucha gente que solo vaya a comer y no quiera saber nada del resto. A parte de esto, nos pudieron atender como 10 camareros, 3 o 4 más habituales, pendientes de todo, muchos platos se rematan en la mesa o ellos o tú, todos encantadores y es una pena pero Dabiz, que aseguran que siempre esta, no sale a hablar con sus clientes, sinceramente me gustaría verle, como al director de una orquesta cuando termina la Opera.
En cuanto a la comida, hay 3 menús a elegir, nosotros optamos por el medio “Lujuria Golosa” de 185€ sin bebida (menú corto 165€ y largo, aka ‘Gloton’ 210€ creo recordar). EL lujuria consta de 8 platos con algunos servidos en varias fases que podrían contabilizarse como casi otro plato distinto, al final estas comiendo unos 12 platos de 3 o 4 bocados, es abundante. En DiverXo no cabe la posibilidad de pedir maridaje con cada menú, siempre te podrán recomendar vinos de su carta que vayan bien con cada parte del menú, aun así me pareció una carta de vinos cara y escasa en algunas D.O. con más vino extranjero que nacional. Por ejemplo un blanco de Madrid por 39€ (de lo mas barato de la carta) cuando en Lavinia lo venden por 12€, o un Priorat también por 39€ (el mas barato de los tintos) que en tienda sale por 25€, aquí podrían mejorar bastante.
No voy a entrar en detalle de cada plato o lienzo que sirven, en las fotos podéis ver como son, a modo de resumen decir que se empieza con un desayuno de dos bandejas en la mesa tapada envuelta entre cortinas con música de fondo, bajo la luz de un candelabro(me imagino que esto solo lo harán cuando vas a comer, en la cena será otro xow). Una vez abren las cortinas y vuelves a ver la luz natural eliges el menú, y la comida llega a buen ritmo, con el timing perfecto entre plato y plato con su correspondiente explicación de que es cada cosa, infinitos sabores, ingredientes, presentaciones para disfrutar de muchos manjares increíbles. Totalmente recomendable.
Aun así, y siendo repetidor en DiverXO, la primera versión me gustó más, había menos de show y más de comida súper original y muy muy rica. Esta vez me sorprendió menos en comida y algo más en ‘paripé’ cosa que parece le está influyendo más a juzgar por sus frases y actuaciones en el documental que hizo en el que te vende todo el rato su locura, show, espectáculo, etc. que tiene en mente. Creo que la cocina debería ser lo principal y el resto decorar sin tapar a veces la esencia de su cocina que es fusión y atrevimiento a raudales, con toques picantes, y una herencia asiática muy saludable. Siguen heredando el error de no servir pan, y de querer sustituir este manjar típico español por una espátula de goma, ridículo.
La cuenta con un par de copas (Hibiki un whisky japonés que merece la pena probar) y cafés y 4 botellas (2 de blanco y 2 de tinto) salió a 250€ persona. Obviamente es un sitio carísimo, de una vez como sumo cada 2 años, yo de momento después de mi segunda visita quiero ver algo nuevo o nuevas críticas sobre su evolución. También creo que para un novato ir a DiverXo le encantará… Pero creo que se puede salir igual de contento o más en, por ejemplo, Dstage (Diego Guerrero).

spider72

Totalmente de acuerdo en muchísimas cosas de las que dices, especialmente la última comparación.

24 de febrero de 2016

Javier B.

A mi los estrellados me causan una dicotomía sobre su coste que me cuesta resolver. No obstante, creo que la experiencia con sumiller y maridaje debe estar incluída en el precio. En este sentido y si solo pudiese ir una vez, iría a Quique Dacosta.

24 de febrero de 2016

10/10/2016

Comer en Diverxo, las preguntas que nadie te contestó

NOTA. Es un sitio tan diferente que creo merece la pena cambiar un poco el formato para no hacer la crónica eterna. El que quiera mas detalles de los platos, en el video de youtube de loscomensales o en el mismo blog podra encontrar esa información

VISITADO: Julio de 2016
COCINA: De autor; alta gastronomía
PRECIO: €€€€€ (más de 50€ por persona sin bebidas)
NOMBRES PROPIOS: David Muñoz, chef y alma mater del proyecto
WEB: Página web visual y efectista pero con una información muy limitada.
TELÉFONO: 915 70 07 66
DIRECCIÓN: NH Eurobuilding, Calle de Padre Damián, 23
LOCALIDAD: Madrid
ZONA: Bernabeu
WIFI: Si (hay que pedir el password)
DISTINCIONES: De lo bueno lo mejor; Guía Michelín; Guía Repsol; Pintoresco; Recomendado

Es la primera vez que visitaba un restaurante galardonado con las famosas tres estrellas michelín y debo decir que la experiencia fue diferente a lo vivido anteriormente. Si quieres saber si mereció la pena sigue leyendo....

La experiencia Diverso comienza el día anterior cuando recibes la llamada de una señora que verifica que te acuerdas de la cita, te pregunta si tienes algún tipo de alergia tú o alguno de los comensales y te recuerda la hora a la que debes llegar: 14:10.

Sorprendido por esa precisión le pregunto si hay algún problema si nos adelantamos un poco o nos retrasamos un poco, ya que vamos desde Alicante a lo que ella responde que no, pero que no quieren hacernos esperar y que por tanto nos aconseja puntualidad.

Llegamos al día siguiente absolutamente puntuales, nos reciben y al entrar en el restaurante todo está lleno de cortinas negras; nos hacen ir andando entre ellas (creo que dándonos más vueltas de las necesarias :-) ) hasta que abren unas donde aparece una mesa redonda y cuatro sillones de cuero claro muy muy cómodos. La verdad es que estaba todo bastante oscuro por lo que pronto aparece una señorita que nos enciende el candelabro que preside la mesa y da un peco de fulgor a la estancia. Con las cortinas cerradas van apareciendo camareros por la distintas aperturas dando, si no susto, si sorpresa, pues ni los ves ni los oyes llegar. Con el paso del tiempo se irán encendiendo unas luces de debajo de la mesa y posteriormente otras que están sobre la mesa.

Una vez elegido el menú (número de platos) y los vinos, te traen los primeros bocados y poco después las cortinas se abren dejándote ver el resto del local...en teoría ves todo, pero todos los comensales están encerrados tras sus cortinas y estas se irán abriendo a lo largo de la comida y al final si podrás ver al resto de los comensales y como el lector puede imaginar el local es muy espacioso.

Pasamos a reseñar los platos que tomamos y señalaré los que más me gustaron con (*), pues entrar en el comentario de cada uno de ellos haría una crónica más larga que el Quijote

Eramos 4 personas para una comida.

Precio:
─ La nota de esta comida fue de 216€ por persona todo incluido.
─ La nota de esta comida fue de 185€ por persona sin incluir las bebidas (vino, agua, cafés, cervezas, refrescos, copas…).

Preguntas

¿Merece la pena pagar esa pasta por comer?
La verdad es que es la primera vez que pago una cantidad semejante y debo decir que me escuece. ¿Merece la pena pagar un dineral por un concierto, un partido de fútbol?. Creo que si la actividad te gusta lo suficiente la respuesta es SI, sin duda. En mi caso si mereció la pena, me pareció una experiencia bastante única y como es algo que no repetiré con frecuencia, sin duda SI.

A mi no me importa gastarme esa cantidad, pero soy un poco rarito comiendo, ¿como lo ves?
Bueno en un lugar así se intentan adaptar a tus gustos pero si eres de los que siempre pide chuletón, patatas, y los spaguettis de tu madre, no vayas, busca un asador cerca de casa y date por contento, tú no saldrás satisfecho y amargaras la comida al que vaya contigo.

¿Sales con hambre?
A no ser que seas un cachalote que seas capaz de comerte solo un cocido para cuatro, no saldrás con hambre; la variedad de platos, sabores, texturas y demás te dejará saciado pero tampoco saldrás como una boa después de haberse comido un buey. Si eres de poco comer probablemente no cenes, pero en caso contrario la noche reclamará su cuota.

¿Y los vinos?
Una de las leyendas urbanas es que los precios de los vinos on baratos e incluso yo personalmente oí en un programa de televisión que los vinos erana baratos pues David no basa su modelo de negocio en las bebidas, si no en su cocina. Como he dicho al principio, leyenda urbana, los vinos empiezan a un precio de 35€ (son buenos vinos eso sí) y el margen de las bebidas en general es elevado, por ejemplo 1 litro de Solan de Cabras 5,50€ que no por ser habitual en este tipo de locales, es menos llamativo.

¿Realmente se nota una gran diferencia en la comida entre un tres estrellas y otro por ejemplo de dos o de una?
Pues si he de ser sincero no mucha, no he estado en ninguno de dos y he estado en varios de una estrella. No hay gran diferencia en el nivel de la comida, la verdad es que en Diverxo los sabores son más atrevidos, las presentaciones como siguiendo un guión más depurado, pero los platos como tal un poco por encima de lo que he probado pero ligeramente.

¿Que es lo que más te ha gustado de lo que has comido?
Creo que de salado lo mejor, quizás por la sorpresa, fueron los dos primeros lienzos: “Viva México cabrones! y ventresca de atún rojo “Hagashi””
Pero los postres, que no soy mucho de postres, me entusiasmaron, creo que son los mejores postres que he comido.

¿Vistes a David Muñoz?
No, no le vimos y eso que preguntamos si saldría. El camarero nos dijo que no, que no le gusta salir y que no entiende que deba salir al igual que si compras un disco de una persona no tienes por que conocer personalmente al cantante. Yo no estoy de acuerdo con ese razonamiento porque para mi es más como ir a un concierto que comprar un disco, y si el solista no aparece ….

¿Que opinión te merece el personaje?
Para mi es alguien a admirar, sin ninguna duda, por la siguientes razones
Es un gran cocinero, de eso no cabe ninguna duda y ser uno de la élite en un mundo tan competitivo y complejo tiene mucho mérito.
Para llevar un restaurante no solo hace falta ser buen cocinero además hay que gestionar un equipo y en diverxo, todo parece un caos pero todo funciona.
Para hacer lo que ha hecho él, hay que ser un gran empresario, hay ejemplos de cocineros sobresalientes que han cerrado sus restaurantes…
Por último ha sabido venderlo, porque si no lo vendes nada de lo anterior vale y el lo ha hecho
Es cierto que no me gustan los personajes tan mediáticos, pero es mi gusto personal, goza de mi admiración y no es el único.

Miss Migas

Me han encantado las preguntas y las respuestas, un formato estupendo y diferente para conocer un restaurante. Enhorabuena y gracias.

10 de octubre de 2016

Yanzoo

Muy buena crónica. Yo soy de las que sigue pensando si merece la pena o no...

11 de octubre de 2016

Sergiete

Buena crónica. Yo creo que en un restaurante se paga sobretodo porque te den de comer, el resto es accesorio y tampoco creo que podamos exigir que el chef tenga que salir, otra cosa es que lo accesorio como la decoración, que salga el chef, etc. le pueda hacer ganar puntos según con quién...

11 de octubre de 2016

Fernando Medina

Que salga el chef lo veo un detalle, no una obligación... A mi me merecio la pena, al final con el paso del tiempo te acuerdas menos de la factura que de la experiencia

11 de octubre de 2016

Jardinero Madrid

pase por aqui y me encanto su comida lo recomiendo

hace 12 meses

06/04/2017

Tres estrellas michelinnnnnnn!!!!!!!!

Fui a este restaurante en sus inicios, en la antigua ubicación...
El menú me lo dieron en una hoja de papel cuadriculado, escrito a mano...
Que tiempos...

Merece la pena una y otra vez!

Gath

Sí señor, es un grande que esta aportando nuevos aires a la cocina. Muy merecido, junto con otros que también hubieran merecido un mejor trato en esta edición.

20 de noviembre de 2013

22/07/2016

DiverXo: el primer ochomil de Morrete Fino (Parte 1)

Cuando arrancamos la aventura de este blog, nuestros primeros pensamientos se centraban en tascas, pequeños rincones a descubrir y bares con encanto.

Poco a poco nuestro paladar fue formándose y paso de tener una FP a empezar a Doctorarse en la Universidad de los Sabores.

¡Todo nos sabía a poco! ¿Menú con maridaje de Triciclo? ¡Poco! ¿Restaurantes con una estrella Michelín? ¡Nah! Hasta que un día se nos calentó la cabeza y reservamos una cena en DiverXO dispuestos a gastarnos la friolera de 250€.

Dicho en frío parece un mundo pero, ¡Oh, sorpresa! Tienes que esperar 6/7 meses de lista de espera, por lo que nos dio tiempo a bajar al chino a por una hucha e ir metiendo 20 eurillos mensuales para suavizar el palo. Del chino a DiverXO, la evolución natural.

Así que una fría noche de invierno nos presentamos allí 9 elipeños de raza pura, con pedigrí y todas las vacunas en regla, dispuestos a acercar DiverXO al lumpen.

Nos enfundamos las camisetas de Morrete y nos metimos en harina.

En esta crónica no vamos a especificar mucho los detalles del sitio para guardar la sorpresa por si tenéis la oportunidad de ir. La sala es más informal de lo que te esperas en un 3 estrellas pero eso le quita hierro a la cena y te permite disfrutar en un ambiente más familiar. Comentaremos los platos que tomamos aquel día ya que seguramente cuando vayáis no repitáis ni uno.

Así que agarraos a los asientos que despegamos este viaje sideral por la gastronomía del controvertido David Muñoz (aka Dabiz), que te guste o no, no podrás negar que para el tema del guiso tiene mano.

El menú que elegimos fue el más fuerte de los tres: 220 euros aproximadamente con diez “lienzos” o pases, que como ya veréis la mayoría se componía de diversos platos. Tú eliges el menú y la cuadrilla de cocineros te pone lo que buenamente quiere y en el orden que se les antoja: lo que viene siendo un menú degustación a ciegas vamos. Así que abstenerse tisquismiquis, alérgicos y seguidores de paleodietas, crudiveganismos y demás moderneces.

LIENZO 1: “DESAYUNANDO EL LUJO DE LA CAPITAL… MAGDALENA AL VAPOR REMOJADA EN LECHE DE BÚFALA VERSIÓN “CAPRESE” CON MÁIZ TOSTADO Y TRUFA BLANCA.FLAN INVERTIDO DE MANDARINAS. CROISSANT Y GALLETAS BLANCAS.SÉSAMO NEGRO.”

El primer lienzo intentaba trasladarnos a un pretendidamente aristocrático desayuno en el Madrid de los 80 (en el de La Elipa no desayunaban por vía oral…): dos platos que desguatamos con chotis de fondo. Destacar la vajilla de época.

Sorprendente este comienzo con tono dulce del que destacaríamos de entre todo el croissant con un helado de mantequilla apabullante. Las fotos hablan por sí solas, TODO estaba cojonudo, así que nos ahorraremos adjetivos grandilocuentes.

Un comienzo muy prometedor.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2016/07/22/diverxo-el-primer-ochomil-de-morrete-fin...

05/05/2017

Fantasía 100 por 100 / Sorpresas y Diversión

LA PREVIA

Bueno, pues después de haber estado varias veces en lista de espera, y sin demasiadas esperanzas de consumar la visita a DiverXO esta temporada, ayer nos llamaron por sorpresa para suplir una baja para el sábado. Aceptamos, claro que sí, y allá que nos dirigimos a culminar este fantástico año gastronómico. Mañana es el día D.

Y qué queréis que os diga, estamos revueltos los mayores y los pequeños como si nos fuésemos de viaje, leyendo y releyendo experiencias de estos últimos meses de otros onceochosetenteros, revisando algún capítulo del Xef y deseando que empiece el espectáculo. No hemos hablado de otra cosa desde que confirmamos la reserva con el pago del adelanto. Estamos emocionados.

Mañana, más.

LA POST VERY POST (mucho después de ese mañana que se anunciaba y que no fue)

Bueno, muchos meses después vuelvo a esta reseña tras haber dado muchas vueltas y haber pensado mucho en 11870. Yo os seguía, bribones, desde mucho antes de atreverme a escribir sobre nuestras experiencias (familiares) gastronómicas-festivaleras. He seguido haciéndolo sin escribir ni una línea, puesto que no era esa nuestra intención.

Nuestra intención era otra completamente diferente. Una tarde de verano fuimos a comprar carbón y algunos enseres a LA CARBONERÍA (otro imprescindible de los amantes de la bbq casera en la calle Embajadores 156) cuando terminamos en un bar recomendado por el 11870. Nuestra biblia. Las sagradas escrituras del comercio y el bebercio que nunca nos habían fallado. Y es lo que tiene la fe, que cuando se rompe, parece que te han dado un puñetazo en el estómago. Así nos sentimos. Aquel lugar era EL horror. Sucio. Mal atendido. Unas tapas que eran gratis o muy baratas pero absolutamente incomibles. Que aquel lugar tuviese la misma pegatina en la puerta que otros que tanto nos gustaban nos pareció injusto. Decidimos escribir una (mala, malísima) crítica. Claro que para tener algo más de credibilidad antes tendriamos que escribir de los sitios que sí nos gustaban y así todo el mundo sabría que nuestra mala opinión sobre el infecto local estaba más que justificada. El problema es que las opiniones se alargaron y no volvimos por la zona y no hicimos el chek-in de nuevo para poder ponerlos a caldo.

Total, que por hablar mal de otro estabamos pensando qué decir de DIVERXO más o menos un año después... Me pareció un poco absurdo y desde entonces no volvimos a escribir nada. Ahí se quedaron estas líneas, en el previo.

Entretanto hemos vuelto a los sitios que nos gustan, hemos encontrado sitios nuevos, buenos y no tanto, y hemos disfrutado mucho siempre acordándonos de hacer chek-in y de 11870. Y hemos decidido volver.

¿En cuanto a DIVERXO que es de lo que se trata aquí?

Nos encantó, como no. Nos gusta el mundo XO desde el primer STREETXO que es donde nos acercamos por primera vez. DIVERXO fue fantástico para los cuatro, niños incluidos, aunque lo cierto es que los adultos disfrutamos también como niños. Poco podemos añadir a todos los que por aquí han comentado las excelencias de la cocina de Dabiz: divertida, sorprendente, atrevida (¿Fallida en algún momento muy determinado? Seguramente sí, pero eso tiene el riesgo, que a veces vas por el carril correcto y otras pisas la raya. Mientras no derrapes y te salgas... ) Y hablando de pisar, ahora que hemos pisado también STREETXO en Londres (del que hablaremos enseguida) todavía nos gusta más y el recuerdo de esa comida sigue siendo muy grato incluso casi un año después. Estamos deseando volver esta nueva temporada y si alguien me pregunta y puede permitírselo no dudo en recomendárselo.

DIVERXO sí. DIVERXÏ.

30/05/2016

DiverXO, la cocina personal, valiente, vanguardista y única de Dabiz.

Mayo 2016

Casi de casualidad, puestos en la lista de espera sonó el teléfono tres horas antes y por supuesto que aceptamos.

Continuará
--------------
Diciembre 2014:

Nada de lo que hay ya escrito por todas partes define qué es el mundo fantástico de Dabiz Muñoz – sí, con be y con zeta, no se piensen que necesito ahora cuadernillos Rubio – pero si lo que esperan de esta líneas es encontrar esa descripción perfecta olvídense, ya pueden dejar de leer, porque la cuestión no somos los que escribimos, es la magia del que crea.

Diverxo es belleza, caos, orden, un circo en constante actuación, Vida elevada a la máxima potencia, diversión, libertad suprema, sabor-sabor-sabor, intriga, nervio, vanguardia a tope, mariposas en el estómago, una parte del país de Alicia, otra del mundo de Peter Pan, seriedad desenfadada, un lienzo dispuesto a no parar de viajar. Diverxo es pasión, disfrute, goce y – sobretodo – el billete de entrada al paraíso de la catarsis sensorial.

¿Están preparados?

Habiendo conocido su anterior ubicación en la calle Pensamiento, la mudanza a los bajos del Eurobuilding en la calle Padre Damián está claro que no ha hecho más que expandir las alas de los cerdos voladores que ya son....

TERMINA DE LEER: missmigas.com/2014/12/diverxo.html

------------------------

Junio 2014: fin de un ciclo, principio de una nueva era.

Escribía hace no más de seis meses acerca de mi primera experiencia en uno de los restaurantes que más sonaban en el momento (y suenan ahora) en España y en el mundo. Lo cierto es que me cuesta encontrar las palabras correctas para expresar las sensaciones de una vivencia como la que ayer tuve la fortuna de repetir. ¡Fíjense! Yo quedándome sin palabras, si en mi casa me dicen que no me callo ni debajo del agua.

[...]

DiverXO va mucho más allá. La casa de Dabiz Muñoz, sí, el de la cresta, rompe todas las reglas habidas y por haber y crea unas propias, o quizá más bien se mueve en una anarquía ordenada en la que todo es factible. Es ahí, quizás, donde reside el genio. Pensaba yo sobre todos los logros atribuidos a Ferrán Adriá, sin duda alguna totalmente merecidos, pero caigo en la cuenta de que muchos de ellos son simplemente tecnicismos que se aplican a distintos platos más o menos reconocidos o reconocibles. No me interpreten mal, que la crítica es fácil cuando parece que estoy menospreciando la labor del catalán y sobretodo porque mi visita a El Bulli fue cuando tenía seis años, pero nada más distinto de la realidad: él cambió la forma de hacer las cosas, fue el único que se alejó del camino establecido para crear uno nuevo, uno en el que nada tenía por qué ser como se suponía que debía ser. Y, de pronto, aquel chaval que junto con su mujer, Ángela, había abierto un diminuto restaurante en el que incluso dormían porque ese era uno de los precios que pagar por su sueño, vuelve a romper todos los parámetros que hasta el momento conocíamos. ¿Cuál es la diferencia? Que su cocina es única, imposible de copiar, con una cabeza privilegiada y un registro tan amplio que genera combinaciones jamás imaginadas. Ingredientes traídos de todas partes del mundo, sapidez elevada a la enésima potencia, juegos con ácidos, picantes, amargos, platos que evolucionan sin parar, lienzos que se pintan poco a poco, conceptos que rompen cualquier barrera en una comida que resulta, además, de lo más divertida gracias a un servicio que se sale también de lo estandarizado en esos restaurantes estrellados en los que parece que al personal y a los comensales se les ha incrustado un palo por algún agujero y están más tiesos que la mojama.

En cuanto a lo que comimos, doce lienzos fueron, pero con un más uno al principio, uno que....

Para leer todo: cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20140625/diverxo-fin-de-...

-------------------------
Diciembre 2014: entrada en el mundo XO. Ya no hay vuelta atrás.

[...]
Y así empieza esta sacudida a todas las vivencias culinarias que hayas podido tener en tu vida, borrón y cuenta nueva y después, la nada. Porque no lo encontrarás igual, porque te refugiarás en su hermano pequeño StreetXo buscando salir de tu cotidianeidad, porque querrás saber más y no sólo de sus cómos si no también de sus por qués. Es la muerte de los sabores amables y los ingredientes de supermercado, de las combinaciones clásicas, de los ritmos de antaño, de cualquier referente. Es el momento de los desórdenes ordenados, de las explosiones de sabor, de las mezclas imposibles, de las irreverencias más astutas, de las mariposas negras.
Chocan los platos que se presentan como lienzos, dispuestos a recibir pintura en dibujos que se van construyendo. Paso a paso. Todo a su tiempo. Y como no hay pan, sí espátulas para no dejar ni una gota de gloria. En cuanto a lo que comí, ¡quién soy yo para deciros! Y qué puedo decir que ya no haya dicho. Yo he quedado atrapada en este pequeño gran universo y, ahora, que los cerdos vuelen. Y quien no lo valore, que los deje volar.
Fueron 13 los lienzos de la cena, 12 con nombre y el cuarto misterioso, teníamos libertad para llamarlo como nos apeteciera. Pero....

Si queréis leer todo, aquí: missmigas.com/2014/01/diverxo-y-despues-la-nada.html

acme

Yo de regalo de cumple tuve DiverXo y de post-regalo unas espátulas de Le Creuset que guardo como buen recuerdo pero que pierden gran parte de su razón de ser puerta afuera del local del panqui.

Bueno Ean, ¿Para cuándo estimas que te entrará la inspiración y nos podrás contar tu DiverXo?. En los corrillos del congreso ya se habla de tu 3+

13 de abril de 2014

Miss Migas

Antes de llegar a Diverxo pensé que echaría de menos el pan y, una vez conocí las espátulas, todo cambió. Ahora podremos rebanar los calamares de mi madre con ellas, digo yo.

Ean. Ataca!

14 de abril de 2014

spider72

Envidia, la verdad

Y mucha

16 de diciembre de 2014

Miss Migas

Con razón. Con DiverXo sí que es envidia. ¡Qué disfrute! Oooohhh babeo sólo de recordar...

16 de diciembre de 2014

Nacho DLV

Hoy comeré lo mínimo porque no voy a cenar. Toca SHOW.

18 de diciembre de 2014

26/09/2016

Deleite, sorpresa y risas

Seamos sinceros, reservar en DiverXO es un verdadero coñazo, meses y meses de espera para…para…mmmm, para simplemente ser un lugar cuya visita recordarás toda la vida.

A mí me da igual si cae bien o mal su chef, si su nombre se escribe con B o con V. Simplemente es un lugar mágico que año tras año se supera, con lo complicado que es eso teniendo 3 estrellas Michelin. Es pura magia.

A DiverXO he ido 3 veces, una en su antiguo local donde ya sobresalía su talento, otra en mayo del año pasado (ya en su nuevo enclave) y por último en este mes de Julio. Cada vez ha sido mejor, eso es MUY complicado, por eso dan ganas de ir cada año a volver a dejarse sorprender.

Si quieres seguir la crónica completa, análisis de los platos, fotos y demás menesteres puedes leerla en lamandarinavaliente.wordpress.com/2016/08/18/first-blog-post

28/08/2016

Solo apto para abiertos a todo

He de reconocer que es un sitio totalmente diferente a todo lo que he estado, ya no solo por sus famosas estrellas michelin sino por la comida fusion, desde luego tienes que ir con la mente abierta dispuesto a probar cosas nuevas y a disfrutar de la mezcla de sabores si no mejor no gastarse el dinero porque desde luego que no es barato el menú más barato son como 100 euros sin incluir bebida, pero para mi merece la pena. Desde los entrantes unas habitas llenas de sabor, los huevos dentro del hojaldre, las alubias en sopa de coco, la carne que se parte con el tenedor, los pulpitos con un sabor a la brasa espectacular....en fin a mi me encantó totalmente distinto a todos los restaurantes que he estado. Lo unico que no me gustó he de reconocer fue el postre...no estaba preparada para un postre salado, la otra pega el sistema de reservas que es un coñazo, por lo demás chapó! Volvería mil veces

23/06/2016

Intentar explicar lo que es DiverXO,

5+
La verdad es que explicar lo que es DiverXo es una tarea complicada, de hecho la mayor de sus virtudes es esa, la de haber conseguido crear algo totalmente diferente a cualquier otra cosa, algo único e irrepetible.

2 visitas preceden a este texto, la primera en su anterior local hace 5 o 6 años, cuando tenía una estrella Michelin y sin la fama de la que ahora goza. Sin duda esa cena quedará grabada para siempre en mi memoria, cuando casi nadie hacía esa fusión de nuestra cocina con la cocina asiática o latinoamericana. Platos en ese momento totalmente rompedores que quizás ahora no lo serían tanto. Me acuerdo de un tigre decostruido, un Dim Sum de papada y huevo de codorniz o un bao con trompetas de muerte increíbles..

Mi segunda visita ha sido hace unos meses y la evolución sufrida es tan impactante que como decía me resulta imposible describir cada uno de los autodenominados lienzos, por cantidad de pasos, ingredientes, sabores y texturas que tiene cada uno. Lo que es totalmente cierto es que sigue siendo algo absolutamente único y que solo encontrarás aquí.

El nuevo local, podemos decir, que tiene una decoración algo extraña, incluso poco acogedora. Al igual que sus camareros, maitre y sommelier, que van vestidos de teletubbies. Esto hace que en cuanto a sala y servicio sea incomparable a otros grandes de nuestra cocina como Celler o Azurmendi. Quizás, este sea el punto más negativo de DiverXo.

SI QUIERES VER LAS FOTOS Y SEGUIR LEYENDO ENTRA EN:
cookinganddisfruting.es/2016/06/intentar-explicar-lo-que-es-dive...

27/01/2017

Impresionantes platillos

Lo que se puede destacar, además del sabor por supuesto, es que sus creaciones parecen toda una obra de arte.

03/01/2017

Excelente para todos los sentídos!!!

Simplemente sorprende en todos los sentidos.
Una verdadera maravilla!!!

30/04/2017

Fantastico

Espectacular restaurante para comer si te lo puedes permitir

27/05/2016

Xo must go on

Cena mayo 2016

Cuando uno ha pasado de los 50, ya es como esas vaquillas resabiadas que van de pueblo en pueblo, que no arrancan a correr si no saben que van a pillar al mozo.

Pues asi estaba yo 10 minutos antes de entrar a este sitio: "Que hago yo en el chiringuito de este divo que le encanta salir en la tele y se cree el rey del mambo. Y voy a pagar 200 pavos por ver su chou!!!".

Pues si, es cierto: es un chou. Un show que podia haber montado en un circo o en un teatro o en un museo, pero que como se la da bien cocinar y no hacer mortales, lo ha hecho en un restaurante. Y como el tio es un superdotado, megacurrante y un perfeccionista, ha hecho el cuadruple salto mortal con siete tirabuzones acabando zambullendose en un vaso de agua. Sin matarse. Y te lo quiere enseñar. Y tu te quedas con la boca abierta diciendo una de las dos "Vaya engaña bobos" o "Es el pu... amo". Lo odias o lo amas. Y tengo que reconocer que a mi me embauco y se lo compré

Entrar en Divero es recibir un bombardeo continuo de nuevas sensaciones: 20 cocineros en una cocina de 20 metros cuadrado, recetas escritas en las paredes, ojos mirandote en unas cortinas, camareros con zapatillas de colores, asientos supercomodos, mariposas y libros en el WC, perfecta armonia de tiempos entre platos, cerdos volando, te quito el mantel en medio de la cena, explotar los cinco sentidos, no solo el gusto, .... ¿Son las 2 de la mañana ya?. En mi vida una cena de mas de 3 horas me parecio tan corta.

Al dia siguiente sigues impactado, con una cara de tonto que no te lames, intentando no olvidar lo importante. Y es que no has comido nunca nada igual tan armonioso, distinto, impactante y completo en tu vida. Comentar los platos es una tonteria, pues mañana no seran los mismos (ademas que te ponen lo que les sale de los co...), pero todos (o casi todos) son como una sinfonia perfecta entre acido, salado, picante, amargo y dulce. Un curre de la leche.

....en medio de la cena le preguntamos al maitre: ¿Cual es el mejor adjetivo que te han dicho de como estaba la cena?", y el responde "No decia nada: lloraba". Yo no lo hice, pero me lo creo

En enero 2017, fecha mas cercana disponible, vuelvo

PD: Si pusieran musica de The Clash y enfriaran mas la cerveza sería el cielo