La decoración del local es un guiño a Italia, sólo hay que ver la Lambretta original de 1950 que recibe al comensal en la entrada. El chef, propietario y sumiller del restaurante, Gonzalo Vernacci, propone una carta con recetas oriundas del país en forma de bota: pastas frescas, secas, gratinados, pizzas, antipasti...

Ordenar por:

relevancia fecha

26/11/2016

Cocina italiana de nivel en un local mejorado

Cena viernes - noviembre 2016

Don Lisander lleva ya bastantes años siendo una referencia de la cocina italiana de calidad en la Capital. Especialmente buenas son sus pizzas, pues en ningún otro sitio que conozca las hacen tan sabrosas y tan finas. No obtante tenía un punto débil: el local. Feo, pequeño y angosto, con apenas una docena de mesas, tan deseadas, que hacía casi imposible reservar, a no ser que se hiciera con muchos días de antelación.

Pues bien, este inconveniente ha quedado solventado porque hace unos días se han trasladado a un local mucho más grande y con terraza. Situado en el 92 de Infanta Mercedes, donde estuvo muchos años la arrocería El Garbi, rodeado de marisquerías y asadores de prestigio como el Donostiarra, Txistu o Portobello.

Barra a la entrada con unas pocas mesas altas enfrente y dos plantas donde se sitúan sendos comedores. Cava de vinos acristalada a la entrada y decoración sobria en tonos claros, aspecto moderno y acogedor.

Tres días llevan abiertos y estaban completos, menudo éxito, así que nos tuvimos que conformar con cenar en una mesa alta enfrente de la barra, donde por cierto, estuvimos muy a gusto.

Cuatro personas, tras un aperitivo de un vasito de una reconfortante crema de verduras, pedimos tres pizzas, una de salchichas, otra de speck con gorgonzola y una de huevos de perdiz con patatas. Las tres a cual mejor, la masa tal y como la recordábamos, finita y crujiente, se comen hasta los bordes. El único inconveniente que tienen estas pizzas es que cuando las pruebas, el resto te parecen de una insultante mediocridad.

También pedimos unos spaguetti al "agli olio" con trufa blanca, cuidadosamente laminada por encima en el momento de servirlos. Una locura el sabor de la trufa combinada con la pasta. Para comerse un camión.

Terminamos con unos cannolis sicilianos, que preparan y rellenan de crema en la propia mesa. Un espectáculo.

De la completa carta de vinos, elegimos un Burdeos Chateu du Mont, servido perfecto de temperatura y en copas adecuadas, con cuerpo pero fácil de beber, que cumplió muy bien su función.

Nos atendió, muy amablemente, el propio Gonzalo Vernacci, el propietario como siempre al pie del cañón. De precio muy bien, por 30 euros por cabeza es difícil comer mejor. Sigue siendo nuestro italiano de referencia. Para volver muchas veces.

22/05/2017

¿Un italiano más? Puede, pero merece la pena conocerlo

Me encanta la comida italiana. Tal vez por eso me resulta difícil que un restaurante italiano me sorprenda... Don Lisander no me sorprendió, pero reconozco que está bien. Buen producto y muy buen servicio.
Pedimos, para dos personas:
-Pizza gamberetti e rucola. Estaba rica, aunque las he probado mucho mejores. Tiene su gracia lo de que sea ovalada.
-Tagliatele Pradera. Con trufa negra, foie y aceite de trufa. Nos los recomendó la camarera y la verdad es que estaban muy buenos.
De postre:
-Helado de yogur y arándanos. Muy rico.
-Canoli. Me encantan, y estos estaban a la altura de los que comí en Sicilia. Muy, muy ricos. Sólo por ellos habría merecido la pena la comida.
En total, con una copa de vino y una botella de agua, pagamos 50 euros. Razonable.

13/01/2016

TRATTORIA DE DOMINGO LLUVIOSO EN “FAMILIA”

Me apetecía probar esta trattoria con solera en un domingo especial acompañado de nuestras dos sobrinas de 5 años, un gran reto para una pareja que pasa de largo los cuarenta, sin prole que nos cuide cuando seamos mayores y con nula experiencia en esto de la responsabilidad de hacerse cargo de dos micos.

Superamos con dignidad la prueba de fuego, pero creo que hasta la fecha ha sido la comida en la que menos hemos disfrutado en lo culinario, la experiencia emocional caaaasi lo ha compensado…

Domingo 10 de enero, acaban nuestras vacaciones navideñas y como colofón se me ocurre la feliz idea de regalarnos y regalarles una sesión de teatro y una comida infantil.a nuestras sobrinas benjaminas (con la que nos queda de 15 ya hubiera sido demasiado) ¿Y dónde podemos triunfar con dos niñas de 5 años sin demasiados remilgos en el comer, pero… de 5 años, al fin y al cabo? Italiano o hamburguesas. Por descontado descarto comida fast food, que aún con niñas y con todos mis respetos, tenemos una reputación y unos principios que mantener. Y aunque también teníamos la opción de New York Burguer o similar, me apetecía más probar en un italiano en el que pudiéramos elegir pastas o pizza e ir sobre seguro. Así es que como había leído por estos lares hablar bien de Don Lisander para comidas en familia, allá que fuimos, traslado en metro en un día de lo más desapacible, incluido.

Había visto alguna foto de la sala, clásica trattoria con buena solera a sus espaldas, pero aún así me sorprendió, algo lúgubre y descuidada, mantelería ajada y mucha sobriedad, desde luego el día oscuro y gris no acompañaba y ser los primeros con toda la sala vacía, tampoco. En cualquier caso yo creo que un lavadito de cara no le vendría nada mal.

Sin embargo, ser tempraneros, 14,00 horas, por eso de que íbamos con niñas y que sus horarios son más europeos que el de los españoles adultos, fue todo un acierto, porque tenían preparada una mesa como para 25-30 personas a la que empezarían a servir cuando ya casi habíamos terminado.

Carta amplia con una oferta variada de ensaladas, antipasti, pasta fresca, pasta fresca rellena, pizzas, rissoto y carnes.

Las niñas ya tenían claro que tomarían pizza, así es que la elección era sencilla, que una de ellas no nos ha salido demasiado innovadora, como su padre; así es que la Bismark con tomate, mozzarella, jamón york y huevo (10,40€), con una masa finita y crujiente y tan grande como para que los tíos pudiésemos probarla. Menos mal que su forma ovalada y el huevo muy poco hecho no supuso ningún inconveniente, con los sobrinos nunca se sabe; incluso fue genial porque acabaron mojando la pizza en el huevo a modo de “toma pan y moja”.

La elección de nuestros platos era secundaria, este día vivíamos y sufríamos por y para las peques, así es que sin demasiado entusiasmo optamos por un tartar de solomillo en focaccia de antipasti (15,40€) y un plato de pasta cada uno, tagliatelle tartufo para mi (17,40€) y para mi pareja linguine funghi e tartufo con crema de champiñón y trufa y nata y parmesano (14,90€).

El antipasti fue toda una sorpresa, 6 mini focaccias con una buena cantidad de tartar extraordinario, un gran acierto con una RCP estupenda.

La pasta fresca de muy buena calidad, mi pareja se mostró muy satisfecho, mis tagliatelle tartufo un poco secos, un plato demasiado primario en el que para mi gusto faltaba un poco más de mantequilla o similar que lo hiciera más jugoso. También me pareció caro para una trufa con poco sabor.

Tomamos copa de vino tinto Enate somontano (3,20€/copa).

De postre una bolita de helado de vainilla para las niñas muy bueno, de vainilla de verdad, servido en un vasito con publicidad del proveedor de elaboración artesanal y para mi otra bolita de helado de yogur (2,70€/ud)

Con una botella de agua Acqua Panna (3,60€), 3 copas de vino y un expresso (1,60€), cuenta final 85€. Para lo bebido y comido me resultó caro, es cierto que si vas a pizzas sin entrantes el precio puede ser más liviano, pero aún así no me parecen precios demasiado ajustados, si bien la calidad es muy buena. En rigor 3+ start.

Como no está muy lejos de la zona comercial de Nuevos Ministerios, seguro que cae otro día para disfrutar de verdad, que nosotros a estos trajines no estamos acostumbrados.

13/08/2015

PIzzas finas laureadas

Don Lisander es, sin duda alguna, uno de los italianos referentes en la capital, sobretodo por lo bien que siempre habla todo el mundo de él. El local, a espaldas de la Castellana en pleno Infanta Mercedes es de lo más clásico del mundo, con mesas pequeñitas y unas cuantas en la terraza, agradable para las noches muy sofocantes de verano.

El amable servicio te guiará rápidamente hacia sus laureadas pizzas, ovaladas y de masa alucinantemente fina y crujiente, cuya mezcla de toppings es de lo más variada, habiendo siempre algunas opciones fuera de carta; entre las especiales podemos encontrar la Sardagnola (salchicha, pecorino sarro, hinojo selvático y aceite de mirto), de huevos de codorniz con patatas, camembert y trufa, o la de langostinos y rúcula.

Como buena trattoria hay también una amplia selección de pastas frescas desde las más clásicas hasta los raviolis con ragú de jabalí o los de calabaza con higos y amaretto que llegan servidas a la mesa en su punto de cocción exacto.

Dulces italianos entre los que sobresale el tiramisú y el cannolo que se complementan con una oferta de ensaladas y antipasti a la que se suman su selección de "huevos".

15/07/2015

Julio 2015. Almuerzo Sábado


[Disclaimer: no soy yo mucho de italianos]

Local clasicote, algo pequeño o más bien apretado y con esta canícula que estamos sufriendo fresco, lo que se dice fresco, no es. Escuché que si ponen el aire a tope los de la 11 se congelan. Pues ya sé la mesa que pediré si me paso otra vez con las mismas condiciones metereológicas....

Correctamente atendido, con sus famosas pizzas de masa fino-crujiente-ovalada y sus pastas. Buena selección de entrantes también. Vamos, lo que cabría esperar.


Tomamos un sabroso vitelo tonato, muy bien resuelto aunque yo, si tengo que elegir, me quedo con el de Cocin-ita, en Mercado de la Paz. Las pizza rica, pedimos la fresca por aquello de la "caló" pero no soy yo tan fan de su, en mi opinión, excesiva finura.

Correcto el tiramisú de postre.

Con un, rico también, salmorejo de aperitivo, dos dobles de cerveza, agua y dos cafés fueron 50 larries total para dos.

Me pareció algo caro para lo disfrutado pero igual la percepción está alterada por mi relación con esta cocina en general.


Eso sí, un local muy de barrio y de clientes de toda la vida. Eso mola.

29/04/2015

Italiano con encanto

Cena Abril 2015

Estuve leyendo buenas críticas de este restaurante y decidí ir con mi novia. Nada mas entrar me recordo mucho a la película "El Padrino" la escena que Mike va a cenar con el capitán de policía y Sollozo, solo faltaba una cisterna de las antiguas y una pistola dentro.

El local no es muy grande, pero es acogedor decorado con cuadros haciendo referencia a Italia. Las camareras agradables y simpáticas, nos trajeron de aperitivo dos salmorejos bastante buenos.

Para cenar pedimos para compartir, Pizza Rústica creo que se llamaba, con panceta y huevo. Muy buena, masa superfina y crujiente, es mas grande que la tabla donde la sirven y te la cortan en la mesa. Y después espaguetis con albóndigas, la ración es un poco pequeña, pero si pides un entrante o un postre te quedas bien (nosotros ya habíamos merendado algo). La pasta muy buena al dente y casera y las albóndigas también ricas. Precio por dos platos, botella de agua, copa de vino y los famosos cubiertos, sobre 32€. Bastante bien, repetiré en otra ocasión.

No tenían trufa porqué se ha acabado la temporada y no pudimos probar los platos que la llevaban, está bien que lo digan y no te traten de dar gato por libre. Ojo con el aceite picante porque pica de verdad y perdón por la calidad de las fotos (la pizza tenia 12 trozos).

19/10/2015

Local rancio, comida rica

Para ser un italiano si no vas a pizza se te sube un poquito el precio, pero está muy rico, en especial los platos con trufa.

spider72

A mi no me parece un local rancio, clasicorro a tope eso sí...estoy de acuerdo en que es un poquito más caro que lo habitual, pero esos espaguettis con albóndigas...mamma mía.

20 de octubre de 2015

02/10/2014

Very good delicious Pizza

Cena Octubre 2014.

El local por fuera es feísimo, por dentro es sobrio pero mejora mucho. La decoración es más bien seria, sin adornos.
No es romántico, pero tampoco está mal para ir de parejita (había varias). En la mesa no hay velita, pero si un floripondio o plantajo que no recuerdo en la comida, así que debieron de quitarlo.

Nos ofrecieron fuera de carta hongos (entiendo que boletus) tanto en revuelto con yema de huevo, en una pizza y no sé si alguna preparación más. Me quedé con ganas de probarlos.

- Aperitivo de salmorejo con aceite de albahaca (por la pati). Bastante rico.

- Melanzane a la parmigliana (8,9€). Esto era obligado porque me gusta hacerla y comparo la de los distintos sitios. Como muy casera, bien hecha, muy bien las berenjenas, muy bien la salsa de tomate, y "ligera". Muy buena para quien quiera que sea más ligera y vegetariana. La mayoría de la gente echará de menos mucho más queso y parmesano. En mi caso no sé si valorar el mérito de lo rica que estaba a pesar de tener poco queso, o penalizar por la falta de este caro ingrediente.
Nos ofrecieron una focaccia para compañar la melanzane, que puede ser una buena opción, pero con la pizza y poca hambre nos pareció mucho pan.

- Pizza Tartufo (18,90€). Espectacular. Es la más cara, pero el resto anda sobre los 11€-14€. No he probado otras, pero diría que me flipó primero por la masa, el tomate,... y después por los ingredientes.

- Pannacotta de chocolate (4,90€). Perfecta, excepto porque era de chocolate, me gusta la blanca.

Copa de Rivera, no recuerdo el nombre. (3,20€). No fue caro teniendo en cuenta lo bueno que estaba.

1 Copa de ribera, 1 coca cola (2,30€), 2 tintos de verano (3,30€ cada uno).

TOTAL = 23,40€ por cabeza

Me gusta:
- Pusieron aperitivo rico gratis.
- Las pizzas. La masa fina, rica, crujiente, en su punto, con buena salsa de tomate. La pizza perfecta. Es alargada, pero el tamaño en redondo sería el de un plato normal más o menos.
- Te cortan la pista en la mesa al momento de servirla.
- Una melanzane tan rica a pesar de tener poco queso.
- Que haya producto fuera de carta.
- El servicio fue bueno y rápido.

NS/NC:
- La relación calidad precio no es ni buena ni mala. Tiene buena calidad, pero se refleja en el precio.

No me gusta:
- Mientras esperaba me preguntaron si quería tomar algo. Pedí una copa de ribera y no me pusieron ni unas patatas para mojarlo.
- Cobran el cubierto sin poner ni siquiera pan. No es mucho 1€
- Algunas mesas un poquito juntas.
- La melanzane tiene poco parmesano.

Aviso: Ya no está puesta, pero en el ticket pone que la terraza tiene un +12%.

Volvería muchas veces por las pizzas y la calidad de la cocina.

spider72

Buf pues la terraza de Don Lisander tiene que ser la re-pera, vamos...

A mí me gustó mucho, aunque en nuestro caso el servicio fue un pelín lento y descoordinado. ¿Por qué dices que te cobran el cubierto y no te ponen ni pan?, te pusieron el salmorejo, que entiendo es parte del cubierto, no?

2 de octubre de 2014

Sergiete

El salmorejo yo entiendo que es cortesía de la casa. Tendría gracia que me pusieran algo que no he pedido y me lo cobraran. Aunque está claro que mejor 1€ de cubierto con un salmorejo de cortesía que no 1€ sólo por los metales. Puedo entender que lo hagan también para disuadir al que, en vez de llevarse la pizza a casa, ya aproveche y se la tome allí, pero no me gusta mucho eso de cobrar el cubierto.
Con la melanzane me ofrecieron una focaccia para acompañar (que imagino habrían cobrado aparte), pero habiendo pedido pizza, y teniendo poca hambre, me pareció mucho pan.

Con el servicio tuve suerte. Me atendieron hasta tres camareros distintos, y todo bien y rápido.

2 de octubre de 2014

Sergiete

Por cierto spider, dime el próximo sitio que toca, que no hago más que seguir tus pasos... :D

2 de octubre de 2014

Lady Spider76

Sergiete, hay sitios peores. Una vez me pasó algo completamente demencial. Era mi cumple y me llevé de cañas y raciones a la gente de la ofis. Pues en barra, cañas y croquetas nos cobraron el cubierto. 9 cubiertos a 2,5 euros cada uno....con un par.

Aún hoy en día nos acordamos de esta historia. 2,5 euros por cabeza por una cesta de pan y cubiertos (metal). Toma ya!

2 de octubre de 2014

spider72

@sergiete...sábado 14:00 Hattori...si te animas, ya sabes, de momento somos 4 adultos y niños variados 1180eros

2 de octubre de 2014

Sergiete

Lady Spider, se dice el pecado pero no el pecador ¿no? jejeje

Me apuntaré Hattori, o esperaré a vuestras críticas, porque el sábado toca evento lúdico festivo en la sierra. Pero muchas gracias por la invitación!

2 de octubre de 2014

Sr Rodriguez

A mi eso de cobrar el cubierto me lo hicieron con un menú del día y por supuesto no volví. Quiero pensar que fue un error pero no dejé oportunidad de comprobarlo

2 de octubre de 2014

spider72

Ya pero 2,5 eur en una barra...y eso que éramos 10 personas pidiendo raciones y cervezas...es el acabose...

2 de octubre de 2014

Sergiete

Creo que falta información. ¿Desde ese día son los cubiertos de batalla en vuestra casa?

2 de octubre de 2014

Lady Spider76

No fue La Nueva, fue "Pata Negra" en Arapiles....La Nueva es genial.

3 de octubre de 2014

Lady Spider76

Y Sergiete, no me los llevé de milagro. Aún me acuerdo y me mosqueo. En total para unas cañas se nos fueron como 25 pavos en pan........de locos

3 de octubre de 2014

spider72

Vale, my mistake, borro el comentario.

3 de octubre de 2014

08/05/2015

Comida muy bien. Pizza fina y crujiente y pasta al dente con salsa al punto. La única pega es el precio de las bebidas (3,85€ una botella de agua) + 1€ que te clavan por cubierto, sin pan, porque según ellos es el servicio de manteleria...Si fuera un restaurante de lujo se podría "llegar a entender", pero que te endiñen 1€ por persona por el simple hecho de cobrarte el servicio de mantel y cubierto siendo una trattoria casera me parece fuera de lugar. Si hubiera pedido pan igual eso asciende a 3€/persona??? Nunca lo sabré.

Comelomano

Y no será mejor incrementar los precios un 2%, que no lo va a notar nadie, y no quedan mal?. Que te cobren por la limpieza del mantel es...cutre,cutre. Por que no cobran por la limpieza de la cocina,el agua del lavavajillas,...

8 de mayo de 2015

23/09/2014

buen italiano

Buenas pizzas en un entorno sencillo y de barrio. Me gustó la atención de la sala, bien llevado todo. Las pizzas son famosas y con razón. No son redondas, sino alargadas. Muy finas, y con opciones para todos los gustos.

Me quedó probar la pasta y algunos platos más fuera de carta que, viendo a otras mesas, tenían muy buena pinta. Los postres también muy buenos, especialmente el cannolo.

Repetiré. Mejor reservar ya que es bastante popular.

29/09/2014

Una oferta que no podrás rechazar. Honestas pastas y pizzas en un ambiente familiar. Sony Corleone cenaría aquí.

Cena de viernes. 2 adultos + 2 niños.

Pizzería de las de toda la vida, me recordó a las que me llevaban mis padres allá por los ochenta cuando ésa era la única oferta (y de lujo) que había en la ciudad cuando querías comer fuera de las típicas cafeterías/bares, y cuyo postre estrella era la Cassatta, una especie de tarta helada con fruta escarchada.

Local pequeño y abigarrado, aunque no se está nada mal. Clásico a tope. Si te imaginas un pizzería, ésta es así. Fotos de italianos ilustres...Andrea Bochelli y por supuesto Don Vito, nobleza obliga. Lleno hasta la bandera.

Lo que ves es lo que hay: carta sencilla con pizzas y pastas.

Nuestra opción:

Espaguettis con albóndigas. La mejor pasta que he probado en años (punto al dente de libro). Únicamente un pelín escasa de cantidad. Un diez.

Pizza Bismark y Pizza Don Lisander: aquí las pizzas son alargadas, pero qué más da: perfecta la masa y el punto de la pizza.

Ensalada de burrata: un corazón de tomate relleno de burrata. Riquísimo.

Postre: Canollo!!! me faltó el palco en la ópera. Me sentí Sony Corleone por un rato.

No llegó a 90 euros cuatro personas.

No tienen la quinta estrella porque el servicio fue un poco lento.

Volveremos.

spider72

118...¿cómo voy yo a descubrir don lisander?????

Si he ido por esta página!!!

29 de septiembre de 2014

Gath

Interesante sitio, tiene muy buenas criticas "profesionales", le tengo en mi lista de futuribles y ahora, con tu opinion, un poco mas.

29 de septiembre de 2014

spider72

Es un buen sitio, JL, casero y honesto.

29 de septiembre de 2014

Avelio

Para mí hacen la mejor pizza de la capital. No me extraña que estén siempre hasta arriba de gente. Tienen una sucursal en Bretón de los Herreros 13, con idéntica carta y con las pizzas igual de buenas que en la casa madre.

29 de septiembre de 2014

spider72

@Avelio, a mi las pizzas me gustaron, pero lo que me alucinó fue el punto PERFECTO de la pasta. Dura y al dente. Con las albóndigas me sentí como La Dama y el Vagabundo.

29 de septiembre de 2014