Ordenar por:

relevancia fecha

28/11/2016

Faltó mucha emoción, dos estrellas pero sobre cinco...

Reservamos un par de meses antes y el día que nos tocó fue justamente al día siguiente que ganaron la segunda estrella Michelin, el 24 de noviembre.

De entrada no me gustó que nos sentaran en el bar (obligado) y nos "ofrecieran" un aperitivo, se presta a confusión si es realmente parte del menú o si es una consumición aparte. Era lo último. Después de mucho tiempo (ya habíamos terminado de beber el aperitivo) llegaron unas navajas sobre un lecho humeante (hielo seco), no estaban mal pero tampoco sorprendente (a pesar de su intitulado).
Acto seguido nos invitaron a la cocina en donde nos prepararon un ceviche de carabineros sobre una piedra de sal del himalaya. Aquí, sí que la bebida iba incluida! El ceviche estaba como todo, bueno pero le faltaba potencia, sorpresa, explosión en la boca.
De allí nos enviaron a nuestra mesa y fueron llegando los platos: Secuencia de pandan, corazón de buey y frambuesa, pulpo,raviolis de alubias, kokotxa de salmón, bacalao, solomillo del carnicero y los postres.
De todo eso lo mejor fue el pandan que sí lograba sorprender al paladar, los raviolis de alubias de golosa en infusión también eran muy interesantes, todo los demás muy plano, con productos poco nobles (que no tiene que ser un problema). El "pulpo, llama y tomatillo" parecía un pulpo de cualquier sitio normalizo como hay miles en Madrid.
Mención especial para el postre, "Maiz ajo morado" que era así incomible de lo dulce que era.

En otros sitios, por citar alguno, StreetXo, Nakeima, Punto MX, siempre hemos quedado con ganas de probar otra cosa o repetir algún bocado pero aquí nada.

Al sentarnos en la mesa nos empezaron a traer pan, cosa que no me parece de un sitio de este nivel, el pan puede ser para acompañar algo especifico pero no para tener pan como en una tasca. El Pan era supuestamente hecho con quinoa pero tampoco era nada del otro mundo.

Para dos personas, menu corto con una botella de verdejo y dos copas de tinto 240€, muy caro para lo que es...

No volveré.

Miss Migas

Por los platos veo que sigue con los mismos que en enero del año pasado cuando fui yo.

Eso sí, el pan no me lo quites porfa.

29 de noviembre de 2016

F3d3 4nt0n10

¿Los mismos platos tienen casi dos años!!!?

1 de diciembre de 2016