Teléfono Reservas: 916250072Du Liban es un concepto nuevo de restauración dónde se funde el ambiente más sofisticado con la más exquisita y auténtica comida libanesa. Su exce...

descripción completa de Du Liban

Ordenar por:

relevancia fecha

06/04/2017

simplemente correcto (sólo con promo)

Tocó visita para comer a este libanés, Kviar mediante.

Local agradable, bien puesto, como todos los que hay en la plaza de la Moraleja. Aquí no hay bares Paco ni se les espera.

Hemos pedido para compartir 6 platos:
- Hoummus Du Liban
- Shawarma de ternera
- Parrilla mixta (carne de cordero,ternera y pollo)
- Moutabbal (puré de berenjena)
- Farrouj meshwi: pollo marinado, con crema de ajo
- Queso Halloumi a la parrilla

Todo estaba correcto pero nada emocionó. Lo que menos me gusto fue el queso. Muy seco y sin un sabor que me sedujera. Lo que más, el pollo marinado.

Buen servicio

Hemos salido a 32 euretes por barba. Con un vino Matsu Picaro de Toro que estaba bien, un postrecillo de una persona, cafés y tés (muy rico el té moruno con hierbabuena).
Un precio tolerable, teniendo en cuenta su ubicación. Sin descuento es caro sin paliativos, a la vista del tamaño de las raciones, que distan de ser abundantes.

Está bien por salir de lo habitual si trabajas por la zona. Por eso, seguramente volveremos en el futuro

Cristina Bertrand Pi...

Reservé con el descuento, gracias! Ya podía abrir un libanés bueno en Madrid, me encanta ese tipo de comida, pero no encontré ninguno para repertir todavía...

hace 6 meses

Berri

@Cristina
Hablan bien y tengo en lista de pendientes Fairuz al final de calle Orense. Mi desconocimiento sobre este tipo de comida, shawarmas aparte. :/

hace 6 meses

Cristina Bertrand Pi...

Ni sabía que existía, apuntado que me queda al lado del master a ver que tal, gracias!

hace 6 meses

nindiola

Y el del Alfonso XIII? creo que es libanés...

hace 6 meses

Sr Rodriguez

Solidere

hace 6 meses

25/04/2016

Decepción.

Me encanta la comida árabe, y llevaba tiempo con ganas de probar Du Liban y la comida libanesa.
Fuimos un grupo de siete personas y solicitamos el menú degustación.
El servicio profesional y amable, y que pese a que el menú degustación no tenía el 30% de descuento con Club Kaviar (lo desconocíamos), nos lo realizaron tras comentarlo con ellos.

Pero cara al menú, la opinión completa de la mesa fue de absoluta decepción. Todo bueno, pero nada mínimamente destacable.
Los primeros bien sin más, y en los segundos, la carne estaba tan dura que costaba pincharla con el tenedor. Tras comentarlo con el camarero, rápidamente ofreció cambiarla.
Y los postres, que tanto esperábamos, ya que normalmente los dulces árabes son exquisitos… nos defraudaron de igual manera… Nos sirvieron unos platitos con backlava y bizcochitos típicos. Los bizcochitos estaban secos e insípidos y los backlava seco y con un ligero toque a rancio.

Por tanto, recalco que el servicio y la amabilidad de su personal es estupenda, pero en mi opinión (y de 6 personas más de la mesa), como restaurante no es nada recomendable.

20/07/2016

Libanes en la Moraleja

Ayyyy esa plaza de la Moraleja y sus restaurantes que dan para opinar mucho...

Libanes bien puesto, comida rica y terraza increible!

Si alguna vez quieren apostar por algo distinto, vengan!

30/08/2015

Rico pero no sorprendente

Este es el típico restaurante al que me lleva mi familia política, más amante del postureo que de el comer bien, y que en general me suele echar un poco atrás.

El sitio esta en la plaza de la Moraleja, donde desde mi punto de vista la calidad no suele ser mala, pero la calidad / precio tremendamente mala (ósea que son un clavo)

Du Liban tiene una decoración cuidada, con una preciosa terraza y un aceptable servicio. La comida es la típica que puede tomar en la mayoría de los países pero un poco más refinado como podrías encontrar en mil y un restaurante de Beirut (lugar muy bueno a nivel restaurantes y bares por cierto). No esta nada malo, al contrario, esta todo muy bueno, pero desde mi punto de vista le faltaban sorpresas, algo en la carta que se saliese de lo más habitual

Caro para lo que es, barato para donde esta.

27/11/2014

Ambientazo en Madrid

No dudo que sea el mejor libanés de Madrid ya que la comida esta riquísima y nada cara para las cantidades que ofrecen, pero lo que más me gusta de este local es el súper ambiente que hay con la "beautiful people" de Madrid. La decoración es espectacular pero lo que más me gusta son los cocktailes y el servicio tan atento difícil de encontrar hoy en día.
Cada vez que voy con clientes árabes se quedan maravillados de la finura de la cocina y de la gran selección de platos que hay, para mí es un ganador en cualquier ocasión, incluso mis hijos pequeños lo adoran. Bravo Du Liban!

17/07/2014

Libanés en La Moraleja

Comí el otro día en este restaurante, que está ubicado al lado de la Plaza de La Moraleja, que se ha convertido ya hace tiempo en una zona gastronómica a tener muy en cuenta por el número y la calidad de los restaurantes que hay allí ubicados. Aunque no me vuelve loco la comida árabe, merece la pena conocer este restaurante libanés, que es amplio y tiene una decoración moderna y bonita. Tiene tambien una terraza espectacular, donde después de comer puedes tomar tranquilamente una copa, y fumar una pipa árabe o narguile, que yo rehusé pues no soy fumador.
La comida me gustó bastante.Tomamos de primero para compartir el humus du Liban con ternera, que puede tomarse también con cordero, y que estaba muy rico, y unas empanadillas fritas rellenas de cordero, también riquísimas. De segundo compartimos unas brochetas de cordero y pollo, también buenas.
No tomamos postre si no un té con hierbabuena y una copa.
Fuimos con la oferta del club Kviar, con lo que nos resultó muy bien de precio.Si no,quizás hubiera sido algo caro.
El servicio fue bastante correcto. Atentos sin ser pesados.
Es un sitio que merece la pena. Volveré.

18/07/2013

EXCELENTE (Y CARO) LIBANÉS CON LA MEJOR TERRAZA DE LA PLAZA DE LA MORALEJA.

DU LIBAN es un restaurante libanés que se encuentra en la animada Plaza de la Moraleja.

De todas las terrazas que hay en esta Plaza, sin duda que la de DU LIBAN es la más bonita pues se encuentra “detrás” de la Plaza, es decir, apartada del resto. Además está puesta muy bonita.

Por ese motivo, quizás con ASPEN, es la terraza de La Moraleja más solicitada ahora en verano, llenándose a diario por lo que aunque vayas entre semana, es obligatorio reservar.

Aparte de la terraza, el restaurante por dentro es chulo, como muy sobrio y elegante.

A la entrada tiene una zona de barra donde tomar cocktails.

Respecto a la comida, nosotros éramos 7 y no sabíamos qué pedir así que nos dejamos aconsejar por el camarero.

Como en la carta hay menús degustación (40€ barba) para 2, 4 o 6 personas, le preguntamos si nos recomendaba pedir un menú para 7 y nos dijo que no, que incluso el menú para 6 iba a ser mucho para nosotros 7. A otra mesa de 4 escuché como otro camarero decía que el Menú Degustación para 4 era mucho.

Todo esto me parece un sin sentido: ¿por qué tienen en carta un Menú para 6 personas que los propios camareros dicen que es mucha cantidad incluso para 7 personas? ¿Por qué no recortan la cantidad de los Menús Degustación de modo que si se dice en la carta que el Menú es para 4 realmente sea para 4 personas sin que revienten a comer?

Me recuerda a un sitio de Marbella, el Cable, donde las raciones son tan grandes que aunque siendo 4 personas pidas un arroz para 2, es tan grande la ración que ni 4 personas pueden con ese supuesto arroz para 2.

No está este país para tirar comida.

Asesorados por el camarero, pedimos un Menú para 4 personas y aparte pedimos los platos extra que el camarero consideró oportuno. Ya os aviso que fue demasiada cantidad y no pudimos con todo. Os voy contando.

Homous lahme (11,50€). Este plato es hummus con cordero. DELICIOSO. Para mí, de lo mejor de la cena y mucho mejor que el plato de hummus solo. De esto pedimos 2 raciones pues la verdad es que cada ración es para 3-4 personas.

Para acompañar este hummus, y la cena en general, sirven un pan de pita muy rico.

Shifa (8,50€). Son mini pizzas de cordero y tomates asados y vienen 4. Muy rico.

Za’atar (7,50€). Esto es un pan libanés horneado con tomillo. Rico pero cansa porque resulta un poco seco.

Kebbeh meklieh (11 €). Son croquetas de carne. Están buenas pero también resultan un poco secas y pastosas por lo que cansan.

Falafel (7,50€). Bolitas crujientes de garbanzos que me parecieron mucho más ricas que las croquetas de carne.

Tabbouleh (10€). Es una ensalada de perejil, tomate, cebolla, aceite y limón. Era como comer perejil a pelo. No nos gustó.

Soujok (10 €). Salchichas caseras de cordero. Me encantaron por su fuerte sabor.

Shawarma djaj (18 €). Son tiras de pollo marinadas. Buenísimas con un pollo tiernísimo. Al estar marinado el pollo, consigue un sabor riquísimo.

Shawarma lahme (18 €). Como el de pollo, pero de ternera y envuelto en pan de pita a modo de kebab, salvando las distancias. También muy rico aunque me quedo con el de pollo.

Riz lebene (4€). Arroz blanco para acompañar. Merece la pena.

Batata meklieh (4 €). Son patatas asadas también para acompañar, muy buenas.

De postre no sé qué nos pusieron exactamente pero eran los postres propios del menú y no nos gustaron nada, habiendo uno, con apariencia de turrón, que nos pareció incomestible.

En resumen, que vayáis 2, 3 o 6, no es nada fácil elegir qué cenar pues corréis el riesgo de quesea mucha cantidad y en consecuencia paguéis más de la cuenta, como nos pasó a nosotros.

De todas formas, como fijos tenéis que pedir, en mi opinión, el hummus de cordero, el shawarma de pollo y las salchichas.

Toda esta comida que como digo fue demasiada y sobró bastante, acompañado de 3 botellas de vino German (18€ cada una), con varias cervezas a 3€, botellas de agua a 4€, un té moruno a 3 € (yo odio el té pero quien lo probó dijo que estaba muy bueno), salimos a 342 €, es decir, 49 eurazos cada uno.

Sí, no hay duda, DU LIBAN es un sitio caro pese a que ciertos platos están muy buenos. No obstante, si uno sabe pedir bien, por 40 € o incluso algo menos, puedes cenar perfectamente.

Por cierto, el servicio a ratos fue extremadamente lento.

04/08/2013

Cocina libanesa sabrosa y elegante

Estuve el otro día en este precioso y elegante restaurante libanés a la hora de la comida, un viernes que estaba muy tranquilo.

Comimos un hummus que según nos dijeron, es uno de los platos estrella (a mí me pareció correcto, sin más); un tobouleh fresco y jugoso quizás con exceso de perejil, a la manera libanesa y no marroquí, que lleva más sémola; sambousek, unas empanadillas rellenas de carne y cordero buenas y perfectas de punto, y el falafel que, en mi opinión, era lo mejor, crujiente por fuera la cobertura de garbanzo, jugosa por dentro la pasta, lo cual no es lo habitual pues el falafel tiende a quedarse seco y duro en muchos restaurantes.

De segundo tomamos la parrilla mixta de carnes con salsa de ajo y pan especialmente preparado de entre las que sobresalía por jugosidad el pollo.

Perfecto remate con el clásico baklava y el curioso kenafe, una tarta de queso parecida a la quesada o al tocino de cielo español, con bastante sabor a cabra, bañada en un almíbar de agua de rosas sumamente delicado. Té moruno a la marroquí delicioso.

Creo que es interesante probar los vinos de allí si bien el tinto que probamos nos pareció algo rústico y mucho mejor el blanco (Blanc de blancs).
En general buen nivel culinario, esmerada atención y un entorno árabe modernizado. excelentes vajilla, cubertería y lencería.

16/09/2014

Mi descubrimiento de la cocina libanesa

Hace escasos días los GastroHunters que habitualmente firmamos estos post quedamos a comer con nuestra amiga Sandra Hernández en el restaurante Du Liban de La Moraleja. He de confesaros que aunque había oido hablar a menudo de Du Liban , de su comedor y sobre todo de su espectacular terraza , nunca me había decidido a visitarlo. No sé porqué me había creado la idea en mi cabeza de que la cocina libanesa era una cocina especiada y aromatizada en exceso pero tengo que confesar mi error y la verdad que debo deciros que desde el oto día los GastroHunters nos hemos hechos fervientes seguidores de esta cocina.

Resto del comentario en GastroHunter de Miss & Chic
missandchicblog.com/du-liban-el-descubrimiento-de-la-cocina-libanesa

dgp + seguir 357 sitios, 23 seguidores

29/01/2013

El mejor libanés de Madrid

Ha abierto hace apenas un mes en la zona de oro de La Moraleja (La Máquina, El Caciquito, Aspen..). Auténtica cocina libanesa con ingredientes importados de primera calidad. Vinos libaneses a la altura del mejor Rioja. La decoración de la sala es muy elegante. Puedes tomarte una copa en la barra de la entrada (recomiendo los cocktails propios a base de ron, como el AvaGardner, también con chocolate blanco). Toda la carta es deliciosa, recomiendo especialmente el hummus de berenjena al carbón. Habilitarán terraza en verano, muy acogedora también en invierno, con chimenea. Brunch y desayunos libaneses.

20/04/2013

Lujo extemporáneo

Nada más entrar en Du Liban, uno entiende que esta apuesta gastronómica es muy seria. Imponente puesta en escena con una decoración como si de un palacio de Oriente Medio se tratara: techos altos, suelo de mármol, múltiples dorados,…Situado en la Plaza de la Moraleja, el planteamiento del espacio encaja con el tipo de cliente de la zona, que probablemente prepondere el continente al contenido.

Escogemos el menú degustación conformado por cinco entrantes fríos, tres calientes, y un plato principal a elegir.

La primera etapa son los entrantes fríos: Hommous, Moutabbal, Tabbouleh, Labrek, y Warak Ebra. Al ser servidos todos a la vez, la verdad es que tienes una ligera confusión y uno no sabe por dónde empezar. Extraña también la presencia del “labrek” un yogur cremoso natural algo ácido servido con menta fresca y aceite de oliva; no encaja en nuestros paladares como aperitivo.

Los warak ebra ó rollitos de parra rellenos de arroz con tomate y perejil resultaron demasiado suaves, llegando a estar algo carentes en sabor. Una sensación similar encontramos con el hommous esperando una mayor potencia sápida. De este quinteto de entrantes destacaríamos el moutabbal que consiste en berenjena asada junto con pasta de sésamo (tahina); ligeros toques ahumados elegantes. Si que debemos resaltar, el pan que se sirve caliente, recién sacado del horno, y que casi se utiliza a modo de cubiertos.

Siguiente acto con tres bocados más: falafel, sambousek, y arayes. El primero probablemente el plato más conocido de la cocina libanesa, en este caso además del garbanzo incorpora habas, y finas hierbas otorgándole un sabor liviano al comienzo, y que finaliza con un sutil toque a ajo que no convence. A resaltar la fritura elegante.

El sambousek es una empanadilla frita relllena de carne de cordero y piñones. Probablemente el plato que más nos gustó de este lago menú, fundamentalmente por ser el más sabroso frente al resto.

Finalmente los arayes ó pan de pita tostado y relleno de carne de cordero; pan fino caliente, mientras que la carne está algo seca, como si hubiera salido del horno bastante antes de conformar el plato.

Para acabar escogemos un shawarma de ternera, y experimentamos una sensación parecida a la del plato anterior; pan exquisito, carne demasiado cocinada. El conjunto se puede salsear, pero desde nuestro entender se pierde el sabor original de la carne para mantener únicamente el de las salsas.

Cantidad de viandas más que abundante para este menú (74€; 2 pax); pero que nos ha dejado un sabor de boca algo agridulce. Esperábamos más en lo culinario de este restaurante que llama la atención por su espacio y entorno, por su cuidado y aparente lujo. Simulado, porque esa opulencia no se encuentra en el aspecto más importante para nosotros que es puramente el gastronómico, platos faltos de una mínima potencia sápida necesaria para dotarles de placer y memoria.

Para ver el post completo y fotos...
complicidadgastronomica.es/2013/04/du-liban-cuando-el-lujo-no-lo...

27/08/2013

Barato no se puede decir que sea, pero el sitio parece sacado del barrio elegante de Beirut,es una pasada, el servicio es más que atento y tienen una terraza que ha debido hacer las delicias de muchos este verano.

Fui cuando acababan de abrir para una comida rápida entre semana con dos amigas y nos dejamos aconsejar por el camarero porque no sabíamos muy bien que pedir. Estoy de acuerdo en que las raciones son más grandes de lo que esperas, pero te suelen aconsejar que pidas menos de lo que en principio pretendes.

De aperitivo te sirven unas aceitunas MARAVILLOSAS y unas crudités con una salsa de yogur fresquitas, para ayudar a que la espera sea más grata, aunque no es que te hagan esperar mucho...

Pedimos un hummus muy muy rico (no es que sea nada dificil hacer hummus y sin embargo mira que es complicado encontrar en Madrid uno que no sepa a garbanzos machacados con un poco de sal...)y un baba ganoush estupendo acompañados de un pan de pita exquisito y recien hecho que también ayuda a que te llenes antes de que empiece a llegar el resto de la comida.

Un tabulé que ni fú ni fa, pero lo mismo es culpa mía porque no le encuentro la gracia a masticar perejil sin ton ni son... unas hojas de parra rellenas de saltársete las lágrimas, una especie de samosas en versión libanesa rellenas de cordero y piñones crujientes y con un toque picante buenísimas, unas salchichas de cordero muy especiadas y con un sabor maravilloso y por último un Shish Touk que es una pechuga de pollo marinada con salsa de ajo que estaba bien hecha pero que a mi no me llamó nada la atención, podíamos habernosla saltado con todo lo que pedimos.

Por último nos invitaron a un té a la menta buenísimo y nos hicieron pecar con unos pastelillos que deberían estar 'prohibidos', maravillosamente crujientes por fuera, empapados en miel y almibar y que al morder se deshacen en la boca...

Habrá que volver con tiempo para disfrutarlo con calma, con el acompañante adecuado y terminando la noche con una copa y/o una shisha en la terraza.

22/11/2012

Descubrimiento libanés

Cenamos en pareja y nos gustó todo, la decoración, el ambiente, el servicio y sobre todo la comida! Pedimos unos cuantos platos para compartir y poder probar un poco de todo, espectacular el Moutabbal acompañado por el pan caliente recién hecho. Y para terminar otra sorpresa agradable con el postre, Othmanlieh(creo). Definitivamente un sitio que merece la pena para darse un homenaje gastronómico libanés, cocina imposible de encontrar en Madrid a este nivel. El vino libanés y el cocktail de aperitivo también nos gustó. Recomendable 100%.