Duck & Sushi, del grupo TAO, es nuestra nueva apuesta por un concepto divertido, disfrutando de la comida de siempre, pero desde nuevas perspectivas.

Ordenar por:

relevancia fecha

16/01/2017

Bonito, bueno y barato!

El ambiente que más me gusta es el de la entrada, con techos altos, paredes bonitas, sombrillas pintadas en el techo, y mucha luz. Luego, a medida que te adentras, el local se va haciendo más oscuro, aunque al fondo tiene unos ventanales que aportan luz y vistas a un agradable patio interno. En general el local es espectacular: vistoso y de buen gusto.

Probamos, entre 6: unas setas shitake con foie y puré de patatas (muy ricas, pero dónde está el paaaaan? o sea, no es que fuera un plato asiático para empezar..), unos rollitos de pato que me encantaron, phad thai buenísimo (habría estado bien que picara algo más), japotacos que huelen mejor de lo que saben (no saben mal pero, por el olor, esperaba más ‘kick’ (decir ‘punch’ ya está ‘out’)). También comimos ceviche de vieira (lo único flojo), rolls de vieira y spicy tuna (buenísimos) y el pato, que venía en una fuente separado por cortes, con lechuga y cebollino y las tortillitas para armarte tu rollito. También nos trajeron un chop suey de pato que no pedimos, no sé si es que al pedir el pato te lo traen como si fuera cocido (con su primero y segundo) o fue invitación de la casa o qué.

En general, todo rico o muy rico, buen tamaño de las raciones, una sorpresa el roll (no soy amigo de pedir sushi a menos que sea un sitio de mucho nivel), una delicia el pato en sus tres variedades (aunque creo que al chop suey el único que le metió mano fui yo, pero es que ya estábamos a reventar).

No tengo ni idea de cómo manejaron el tamaño de las raciones pero salió, con 3 botellas de vino incluidas, a 30€ por persona. Un regalo. Y luego nos invitaron chupitos.

4 estrellas por el lugar, la comida y la excelente relación calidad precio. 很漂亮很好不太贵!

07/10/2016

ASIÁTICO. NO TAN BUENO COMO BONITO.

Cena Miércoles Octubre 2016

3 estrellas, cortas.

Uno más a la lista de sitios bonitos, mucho, en los que la comida, resultona, queda en un discreto (muy discreto) segundo plano.

El local, al ladito de "La Máquina", es de techos muy altos, con lámparas grandes, muy iluminado, las paredes decoradas con grandes tejas blancas... muy chulo y tan de tendencia como comerse un bao (que los sirven también).
La disposición de las mesas un poco rara, sobretodo las pequeñas del centro parecen un poco desangeladas pero, lo cierto, es que dan mucho espacio, bastante más del habitual en sitios "cuquis" de esta calaña.

Me vienen a la cabeza sitios como Perra Chica ó Habanera, con puestas en escena muy logradas y carta original que finalmente se queda en platos aceptáblemente buenos a un precio contenido. Digamos que los platos tienen una relación calidad precio mala para servirlos en un antro chino, pero buena en un local molón como este.

Por aquello del nombre me hubiera gustado probar el PATO CRISPY pero, dadas las cantidades, incluso de la media ración, y que eramos 2, escogimos otras cosas para probar algo más variado.

TOSTADAS DE ARROZ JAPONÉS CRUJIENTE CON ATÚN LIGÉRAMENTE PICANTE. Con el nombre grandes espectativas pensando en algo del estilo de Hattori Hanzo, con el resultado decepción total ya desde el primer vistazo.
4 piezas. La tostada muy pequeña pero muy gorda, una especie de arroz rebozado, el color del atún apenas se distinguía del color de la tostada, con eso lo digo todo, el sabor del atún corrientucho, el picante casi inexistente, y para culminar cada pieza ensartada diagonalmente en un palito de manera que si la coges por el palito tu tostada se da la vuelta y el atún queda boca abajo, y probáblemente se caiga.
Yo cambiaría el plato pero, si lo dejara en mi carta, eliminaría la palabra "tostada" del nombre.

CATERPILLAR ROLL. Con aguacate, anguila y langostino tempurizado. Un roll del montón, bien, bueno, como en cualquier japo-asiático decente.

CHOPSUEY DE PATO. En la carta indica "crujientes tiras de pato salteadas con verduras variadas". Otra confusión. No niego que posiblemente la elaboración parta de un crujiente pato laqueado o como fuere... pero el resultado son tiras de pato más bien blanditas, nada crujientes, con sus verduras. Es un plato que está bien también, rico... repito... como en cualquier japo-asiático decente. Quitaría el "crujiente" de la carta.

APPLE GYOZAS. Otra cosa que suena mucho mejor de lo que resulta ser. Gyoza durota, relleno de manzana plano, helado de vainilla del barato y, como no, alguien ha pensado que era buena idea meter los clásicos chorretones de spray de nata. Un postre sin sentido y decepcionante.

ATENCIÓN. Normal.

PRECIO. con un par de Shingas por cabeza la cosa quedó en 26€ por cabeza. Un precio correcto si tomamos en consideración el local, sino diría que caro.

ME GUSTA:
- El local.

NO ME GUSTA:
- Algunos detalles de algunos platos lamentables, como las tostadas o el postre.
- Las expectativas defraudadas por una cocina que no está ni mucho menos al nivel de la puesta en escena.