Una propuesta gastronómica para todos los momentos: a nuestro restaurante, renovado (y con la calidad de siempre) se une un nuevo gastrobar. Abierto desde la mañana hasta la noche: perfecto para disfrutar desde el café de la mañana hasta el gin tonic de la noche, con una carta en la que no faltan raciones, tapas...

Ordenar por:

relevancia fecha

22/01/2017

Otra dimension. Gran Nivel

Gracias a Gastrofestival 2017, me decidi a romper la barrera "del miedo" (considerando miedo a restaurantes de cocina creativa, que desde lejos "huelen" a caros, y no acierto ni abrir la puerta adecuadamente).

Nos sorprendió muchísimo el buen servicio que tienen; el local y por supuesto su carta.
En nuestro menú, entraban grandes platos de su carta:

- Migas Extremeñas con Huevo.
- Ensalada de Pintada con Albahaca.
- Lomo de corzo.
- Merluza al curry rojo.

Postre:
- copa de Cheescake, ESPECTACULAR.
- Cilindros de Piña con Coco

Añadir, como no podía ser de otra forma, la GRAN bodega que tienen:
Nosotros, en esta ocasión, elegimos un Cepa Gavilan.

RECOMENDABLE: Si. Sin duda.
¿VOLVERÉ?: Me encataria probar su steak tartar, que en diferentes mesas vimos como lo preparaba.

20/11/2017

El peor restaurante que conozco

El peor restaurante del mundo.
Nunca había estado en un "restaurante" (da vergüenza hasta denominarlo así). la comida pésima, mal servida, llegaban los platos fríos porque el servicio ¿? es inexistente. Tuvimos que pedir cuatro o cinco veces la segunda botella de vino, esperar mas de media hora entre platos, la mayonesa para el pescado llego a los postres....
Muy muy muy muy muy muy muy malo.

Prwll

Yo habre ido unas 10 veces a este sitio y nunca he tenido ningun problema con el servicio. Yo les daria otra oportunidad

29 de noviembre de 2017

12/05/2016

Cena en el GASTROBAR. Acierto 5 de 5.

Cena improvisada de Martes.

Condiciones de la quedada sitio bueno, bonito y barato, que últimamente se ajusta bastante a las propuestas casual de Clubkviar (yo no sé qué hacía antes de conocer este sitio) y la carta que más nos convenció fue la del Gastrobar de El 38 de Larumbe, la versión low cost de dicho restaurante que da opción a tomar algo de manera más informal.

El restaurante se encuentra en el lateral del Paseo de la Castellana muy cerca del puente de Juan Bravo, y justo al lado también de otro restaurante, Tatel.

Aparcacoches no tiene, pero el parking de Serrano, que es el más cercano, está bonificado la primera hora para los clientes, y si no, a dar vueltas con el coche que, en nuestro caso y al ser entre semana no hubo problema alguno.

La carta no es muy extensa y los precios, salvo en 3 preparaciones, no superan los 10 euros (contando que con Clubkviar dismuyen un 30%)

Cocina de calidad y bien preparada por este precio… ¿dónde tengo que firmar?

A compartir entre 2 pedimos:

- Churros de pollo con salsa de mostaza y miel: Tiras de pollo en un fino rebozado nada grasiento, muy jugosos y acompañados de unos puntitos de salsa de mostaza con miel.

- Ensaladilla rusa: Recomendada por la casa y un acierto: cremosa y muy sabrosa con espuma de mahonesa

- Chipirones encebollados dos veces: opinion completa en lesamp.tumblr.com/post/144249884210/gastrobar-el-38-de-larumbe

22/03/2015

Cocina de mucho nivel.

21-3-2015. Mediodia.

Otra visita a este local, donde la atencion al cliente es signo distintivo de la casa, ademas de una muy buena cocina.

Es un lugar, donde el trato en sala, por amabilidad y profesionalidad te hace sentir muy a gusto.

Local que poco a poco se ha llenado hasta no dejar ninguna mesa libre. ¿Estamos saliendo de la crisis?

Clasico entretenimiento consistente en unas tiras de maiz con curry rojo, adictivas, empiezas y no terminas hasta que le ves el fondo al recipiente.

Un aperitivo consistente en una notable crema de verduras y unos sabrosos conos de piquillo y anchoa.

Las archifamosas milhojas de foie y papaya caramelizadas, plato muy conocido pero que sigue estando muy muy bueno.

Unas alcachofas simplemente a la plancha, frescas, jugosas, recomendables, ahora que estan de temporada.

Un rape, perfecto de punto, con una salsa de marisco, un tanto escasa de sabor y acompañado de una tierra de setas, mas que notable.

Un bacalao ajoarriero con bogavante, potente de sabor, que hasta me ha gustado a mi.

Una tarta de lima, flojita con un sorbete de mojito mas que correcto.

Unos conos de chocolate donde destacaba el sorbete de mandarina, que suponia un contraste muy agradable.

Un Marques de Irun 2014, nuestros cafes con hielo y unos petit fours que no pueden faltar, ponen fin a esta nueva agradable experiencia.

Todo ello, con la ayuda de kviar permite pasar de 138 a 105€ , lo cual ayuda a volver.

------------------------------
13-09-2014. Mediodía.

Nueva visita a este conocido local.

Poco que añadir a lo indicado en la reseña de la anterior visita.

Sala elegante con un impecable servicio de sala, profesional, muy pendiente de las mesas, sin ser cargantes en ningún momento.

A diferencia de la anterior visita, había buena entrada pero no estaba llena la sala.

El aperitivo de entrada ha consistido en una Crema de ajo blanco, tibia, suavecita, con muy buen sabor, acompañada de una aceituna rellena de Martini, un excelente contraste en boca.

Hemos optado por platos no repetidos respecto a anterior visita.

- Salmón Ahumado “dos veces” con Puré de Cítricos y Piñones. Se presenta dentro de una campana llena de humo, en este caso de lavanda. Interesante el punto que le aporta la lavanda. Por otra parte es curioso, como se está poniendo de moda, el presentar platos dentro de una campana llena de humo, al principio era novedoso, ahora se corre el riesgo de presentar cualquier plato con su campana de humo, venga o no venga al caso.

- Huevo Escondido ”Tubal” con Pimiento del Piquillo. Parece como un huevo escalfado, rodeado de una fina película de puré de patata, frito, sobre unos pimientos de piquillo. Al cortar el huevo, sale la yema líquida, poco hecha, produciendo un contraste de sabores entre la yema, la patata y el pimiento, muy rico.

- Lomo de Merluza, crema de Ajo Asado y Chjps de Alcachofas. Una muy buena calidad de la merluza, un conjunto suave y muy agradable.

- Canelón de Rabo de Toro envuelto en Batata y Aroma de Jengibre. Plato sabroso y contundente. Se acompaña de unas patatas Soufle.

- Obleas de manzana con helado de canela. Se presenta dentro de una campaña de caramelo. Adjunto fotos con y sin la campaña. El postre está bien, pero, a mi juicio, el tamaño de la campana, implica un exceso de dulce que no es necesario.

Con un Albariño You & Me, al que tenía ganas de probar, vino con buena puntuación en la Guia Peñin, y nuestros cafés con hielo, junto con unos petit four consistentes en Espuma de yogurt con trocitos de piña y unas bolitas de coco, ponemos fin a esta visita.

Como resumen, es un local con una cocina y un servicio de sala, muy buenos, es un lugar recomendable, máxime mientras siga en kviar, que hará la visita y el disfrute, un 30% superior.


-----------------------------

31-5-2014. Mediodia

Primera visita con su nueva denominacion y su nuevo equipo de cocina.

En lineas generales, la impresion es altamente positiva, un alto nivel de cocina, una sala muy profesional y un publico, que al menos hoy, ha llenado al completo la sala. Buen sintoma.

Mesas amplias, buena separacion entre ellas, local muy comodo y agradable.

Equipo de sala muy profesional, muy atento a las mesas sin ser en ningun momento cargantes.

Carta de vinos, amplia, con buena representacion de las principales DO, asi como vinos extranjeros, nivel de precios un pelin altos, pero no tanto como hemos visto en otros muchos lugares.

Como previo, comenzamos con un aperitivo, formado, de una parte, de unos snaks de arroz al curry (no aporto foto), y de otra, una crema de patata, muy sabrosa y con una temperatura ideal y unos conos rellenos de crema de marisco con huevas de salmon, bien de sabor pero mas prescindible, solo aporta originalidad en su presentacion.

Como entrantes:

- Milhojas de foie y papaya caramelizada. Este es un plato mitico de este establecimiento, lleva mucho tiempo con el, y sigue teniendo una generalizada aceptacion. Es un entrante rotundo, sabroso, de muy alta escuela. Ha sido y sigue siendo, un plato muy recomendable.

- Tataki de Atun rojo, mahonesa de soja y crema de wasabi, No esta mal, el punto de atun es correcto, pero siendo un plato presentado en muchos restaurantes, no presenta aspectos mejorables ni diferenciadores respecto a los demas.

Como principales:

- Lingotes de pez mantequilla, pure de calabaza y crema de jerez y soja. Si se alaba la calidad del pez mantequilla en algunos restaurantes japoneses, invito a probar la calidad de este pez en ese establecimiento, no tiene nada que envidiar a aquellos. Suave, delicado, y ademas trozos generosos, es decir, aqui comes pez, en los otros, solo lo saboreas.

- Solomillo de buey con mostaza de hierbas al oloroso. Solomillo pedido con punto mas, exacto de punto, carne de mucha calidad, la crema al oloroso muy sabrosa. Se acompaña, como todas las carnes, de una patatas souffle, que sin ser las mejores que hemos tomado, estan mas que bien,

Como postres:

- Cheese cake con frutos rojos. Es su version, no es una tarta clasica de queso, es mas bien una crema, con muy buen sabor por cierto, tanto individual como en su mezcla con los frutos rojos.

- Torrija de mango. Se presenta con una campana de caramelo. Como presentacion es espectacular. Buen sabor. Adjunto fotos con y sin la campana.

Con un Neno Godello, cafes con hielo y unos petit fours de trufas de chocolate y coco, ponemos fin a esta visita, que no sera la unica.

A todo esto, hay que decir que esta en Kviar y que con la oferta es mucho mas apetecible.

18/05/2015

Gran servicio

Hemos estado en la zona informal, el bar o bistro, como no hicimos reserva acabamos sentados en una mesa alta, quizás eso fue lo peor de la cena. Destacaría el servicio, súper atentos y siempre dispuestos a hacer la comida agradable.
De los platos, destacaría el tartar de salmón, con lima y pez mantequilla, es excepcional (para repetir), el arroz de sémola con cocochas de bacalao es una combinación muy interesante y llena de contrastes, por último, lo chipirones, buenos, pero después de probar tantos y tan buenos en Asturias no dejan un recuerdo tan elevado como el resto de los platos. De los postres, el cheescake merece la pena, es una suerte de crema de queso con galleta y frutos rojos en el fondo.
Con una botella de Luis Cañas salimos a 35€ por barba, muy recomendable, quizás mejor las mesas bajas. Otro día probaremos el restaurante.
--------------------------
He estado en varias ocasiones en el restaurante, siempre aprovechando ofertas del Club Kviar. Sigo pensando lo mismo, el servicio y el trato es excepcional. A la comida, le falta algo para ser redonda. Destacaría el steak tartar, que es un espectáculo y en general los platos de pescado, abundantes y bien presentados. Los postres, son sencillos, pero bien resueltos. Al terminar, se echa en falta algo de brillantez, pero es un sitio perfecto para llevar clientes y en relación calidad precio, con la oferta y pidiendo un vino dentro de la misma, sales a unos 50€ por persona. Sin oferta, yo no iría, no es tan espectacular...

07/02/2015

buena comida, moderadamente moderna, buena técnica

Buena comida, moderadamente moderna, técnica impecable, producto muy bueno en general, precio subidito.

Reconozco mi ignorancia: me sonaba más el nombre de Pedro Larumbe que el del 38 de Larumbe. Habíamos parado un día por allí en el bar a tomar unos vinos y tapas, y nos sorprendió para bien (ensaladilla, sardina ahumada), así que decidimos venir un día al restaurante, en serio, con postre incluido.
Resumen:
Aperitivos: muy bien (crema de verduras, etc).
Decidimos las recomendaciones fuera de carta:
Boletus confitados con huevo y trufa: muy buenos (o excelentes).
Cardos a la trufa: excelentes.
Pez San Pedro con espuma y berberechos: lo menos convincente: sabor un tanto plano, casi a congelado de mes. La piel también me supo a congelador, uy!. Los berberechos también podrían haber sido mejores (unos buenos berberechos te hacen llorar!), no sé si fue el producto o la cocción.
Solomillo de "buey" con mostaza de hierbas: espléndido, exacto de punto, carne de calidad, la crema muy sabrosa. Lo mejor de la comida.
Postres: buenos, la milhoja muy buena, la de mango bien.
El precio, excesivamente subido (please note that ladrillo's age is over!).
Otros detalles que me gustaron: el espacio entre mesas, el equipo de sala (atento sin resultar excesivo) ... y el café, sí, muy bueno.

15/12/2014

Restaurante de gran nivel y corte internacional.

En pleno centro de Madrid, con una ubicación inmejorable en el Paseo de la Castellana se encuentra el restaurante gastronómico del conocido Pedro Larumbe. Uno de estos restaurantes de corte internacional, chaquetas, alguna corbata y servicio atento que sirve el agua siempre que es necesario. No hay nada que lo haga único, especial o arraigado a dónde esta, tampoco es su intención. Un restaurante como muchos otros que podríamos encontrar en todas las grandes capitales europeas, pero que como tal, Madrid también tiene que tener los suyos. Restaurantes de alto nivel, con comida excelente, trato exquisito y un ambiente que acompaña la velada, pero sin nada que lo diferencie, un restaurante global. Ejecutivos, veladas especiales de parejas acarameladas o reuniones de cierta importancia, compensa y mucho con la promoción del Club Kviar. Imprescindibles los raviolis de pato y foie.

Web: traslamesa.com
@traslamesa

12/04/2014

Con pretensiones

A veces me resulta difícil hablar de un sitio y este es el ejemplo. ¿qué tal el servicio? bien, muy bien. ¿Qué tal la comida? luces y sombras. Este sitio es un claro ejemplo que, sin ser una maravilla, con un precio más ajustado la sensación sería más positiva

Hemos ido con una oferta del kviar. Lo primero, medias raciones fuera de oferta. Queriamos pedir dos medios entrantes y así se lo comento al maitre, que dos medias raciones hacen una (por no mencionar que es más importe que una). Pues no, no vale. Veeenga, normas son normas

El local está bien, un poco pseudo moderno y pre fabricado pero bien. Una lástima que estuviera tan tan vacío, y eso hace que el servicio vaya a toda leche.

De aperitivo, un rico ajoblanco con huevas de trucha, wakame y algo que no recuerdo. Muy bueno. Buen comienzo

De primero, tartar de pescados con ají amarillo, jengibre y polvo de maiz. Muy bueno, fresco y dejando un pelin de picante.

Segundo, salmonete con curry rojo. Buena pieza pero lastimosamente pasado de punto y sin sabor ¿de dónde ha salido ese pez?

El otro principal, tataki de pez mantequilla con wakame y teriyaki también pasado de punto más siendo tataki

Ni postre ni cafés ni nada, que además hemos tenido que salir pitando (family matters) han hecho con descuento 78 euretes ( albariño San Mauro, muy rico ,incluido).

La cuestión es que hubiéramos salido sin descuento en la psicológica cifra de 50pp y eso son palabras mayores, más que ha sido sin café, ni postre y demás . En Madrid hay cantidad de sitios que por esa cantidad o menos se come infinitamente mejor, en mejor local y ambiente.
Salimos menos cabreados que con el pluf del Loft39 pero ha sido todo un poco en la misma línea, aunque aqui el servicio ha estado infinitamente mejor y la comida ha estado también algo mejor

acme

¿El Larumbe de siempre sigue abierto, no?

13 de abril de 2014

Sr Rodriguez

Creo que si, pero no sé si lo tiene para eventos y grupos

13 de abril de 2014

27/01/2014

Todo un equipo dispuesto a mimarte

Es lo que más destacaría, junto a su carta, elaborada con buenas materias primas y toques innovadores, sin perder de vista los puros sabores de la huerta. Para los 'adictos' al 'Steak tartar': se prepara en sala, se sirve con patatas soufflé, y tal y como ocurre con todos los platos, se puede pedir media ración. Una novedad del nuevo local que nos gusta mucho es que el vino se puede pedir por copas en absolutamente todas las botellas con un precio inferior a 30 euros.

El precio medio es de 45 euros, si decidís comer en el restaurante y de 15 euros, si optáis por tapear algo en el bistrot. Sigue leyendo en el blog de La Madrid Morena: lamadridmorena.com/2014/01/24/el-38-de-larumbe-nuevo-bistrot-restaur...

31/10/2013

Tataki sí o sí

Pedro Larumbe vuelve a reinventarse. Desde su rincón del Paseo de la Castellana, ya sea en el antiguo edificio de ABC o en su vecino junto al museo de Escultura al Aire Libre no hay menú que no esté para relamerse del gusto. Ahora ha inaugurado 'El 38 de Larumbre′ en el local donde hasta hace unos meses tenía un restaurante gourmet y lo ha dividido en dos: un restaurante de cocina de mercado y un nuevo gastrobar para tapas y raciones.

Me ha encantado el Tataki de pez mantequilla, que es un plato delicioso; y de entrada pedí ensalada de tomate, cebolla y lechuga y me sorprendió que usan tomatas de Calahorra, por lo que su sabor es increíble y como son tan grandes, parece que comes un filete. El Steak Tartar lo preparan junto a la mesa y todo se puede pedir en media ración.

El servicio es extremadamente amable y los camareros realmente se desviven para que no falte de nada y que estés muy a gusto. Un pero, que el baño sea de uso para una persona nada más, por lo que toca esperar si lo usa alguien. El resto, chapeau.

03/01/2014

PERFECTO (CASI), PERO...

He conocido el <38 de Castellana>, que Pedro Larumbe ha rescatado de la hecatomba de Ariza y su cachorro Intereconomía. Una gran comida. Puding de centollo, espléndido de tacto y sabor, sin excesos. Un bacalao ajoarriero con un pisto excelente. Cocochas al pil-pil, que no es tal, pero sí una salsa buenísima. Un servicio impecable, con cada cual haciendo lo que debe hacer, sin hacerse notar, que es lo bueno. ¿El precio? Caro, desde luego, pero que no sorprende a quien va a un sitio como éste. Pero lo que sí sorprende, de manera desagradable, es la miseria de en un menú que sube de 110 euros para dos personas, ¡te cobren 3,00 más 10% de IVA, por un chupito de orujo blanco, eso sí, muy bueno! Si alguno tiene la paciencia de seguirme en estas páginas (y ya he visto a varios esforzados, que me honran), sabrá que conocía un restaurante bueno que cobraba el chupito: Arzábal. Bueno: PUES NO HAY UNO SIN DOS. ¡Que les aproveche el mal gusto! Por lo menos, se come bien; en Larumbe, muy bien, lo repito. A cada cual lo suyo.

31/10/2013

Pagas lo que vale

Restaurante en la castellana con muy buen servicio y muy buen ambiente. El restaurante por dentro es muy bonito y cómodo. Los camareros se desviven por atenderte bien y todo es muy rápido y formal. La cómida espectacular, como siempre en todos los restaurantes de Larumbe. Todo muy bueno y a un precio nada abusivo. Puedes pedir medias raciones de todos los platos para asi poder probar más platos. quizás los postres sean un pelin caros. Una comida para dos, con un entrante cada uno y un plato principal cada uno con bebida y postre te sale a unos 120 euros. Un poco caro quizá para el día a día, pero sin lugar a duda, lo que pagas merece la pena por lo bueno que está todo. Muy recomendable para ocasiones especiales.

moviedo

CASI PERFECTO, PERO...

3 de enero de 2014

26/08/2014

Soberbio

Por 40€ (sin vino) cenas de maravilla, un menú impecable y cocina de gran nivel y calidad. No hay un pero que ponerle...
La terraza deliciosa.