Restaurante El Almirez.

Divido en dos estancias, una más clásica y burguesa, acorde con el barrio en el que nos encontramos, y otra decorada a modo de taberna en torno al vino, en El Almirez preparamos sabrosos platos tradicionales con aire casero e inspiración vasco-navarra. Nuestra carta, elaborada con ingredientes de temporada de primer...

Ordenar por:

relevancia fecha

14/09/2015

no cumplió la expectativas

La comida esta bien, las cosas como son, tal vez un poco cara si no vas con descuento, aunque puede ser por la experiencia en general, que al final resta puntos.

No se si será por que era viernes por la tarde, era un mal día, o vete a saber, pero el servicio en general se podría definir como caótico, era correcto con los clientes, pero parecía salido del programa de chicote. Mosqueos entre ellos, descoordinación..., eso de cara al público no queda bien que se diga. Dos ejemplos, nos preguntaron 2 veces que queríamos beber, y por otro lado pedimos 1 pan sin gluten, que se sirvió en los segundos... que no se habían enterado entre ellos, y tarda 20 minutos y... en fin. Éramos unas 5-6 mesas no mucho más.

La comida en sí bien, pero desvirtuado por todo lo demás. Otra cosa que no me gusta, en general, que vengan los precios sin IVA en la carta. Les salva un poco la comida pero vamos 3-.

Pan y aperitivos (chistorra sin gluten), huevos con jamón, rape ondarroa, solomillo, 2 copa de rioja (muy bueno), 1 agua con gas, 1 coca cola, 1 café y un té, 69,37€ con descuento del 30% en primero y segundos.

24/08/2015

Buena calidad y amabilidad.

Agosto en Madrid, y mucho cerrado de vacaciones. El centro y el barrio de Salamanca, también, casi desierto. Domingo de tarde. Nuestra primera visita al El Almirez. Sólo teníamos unas referencias a través de Internet, y algunas críticas negativas hacia el personal ( ¡¡qué injusto es a veces el cliente y qué superexigente y tacaño en halagos¡¡ ).Aunque la decoración es tal vez un poco trasnochada y el restaurante ha tenído supongo mejores épocas, la comida - al menos lo que pedimos- está muy bien, y la camarera una sra ecuatoriana de mediana edad fue todo un encanto de superamabilidad.
No nos ofreció una chistorra como aperitivo, y sí un poco de ensaladilla rusa. Ante nuestra demanda, quitó la sal a la ensalada de tomate jugoso y ventresca de atún y sirvió las lubinas con refrito de ajo y guindilla pero sin sal. La sra era muy empática y dulce y profesional. El gerente o camarero detrás de la barra también.
Pedimos para empezar un salmorejo, más parecía un gazpacho, y una ensalada de tomate y ventresca sin nada de sal por problemas médicos. Todo bien. Para continuar dos lubinas, ricas ricas, a la espalda y también sin sal. Nada que objetar. Agua mineral y no postre. Con un descuento del 30% por el Tenedor, en cada grupo de platos, este almuerzo nos salió por 70, 40 euros. El descuento supuso unos 22 euros.
Tomamos dos cafés a 2,4 y el agua dos botellas, las dos, por 4,80. La sra amable al saber que erámos de Asturias, con un suspiro dijo que no conocia aún "esa tierra de Doña Letizia..." Pues bueno.. en el Norte se come bien y la lubina a la espalda de El Almirez estaba francamente buena, como en casa, y eso que la pedimos sin sal por los problemas cardiovasculares.

07/02/2015

¿Burgues?

Estaba leyendo otros comentarios y no dejaba de leer burgues por aqui, burgues por alla, ni idea que quiere decir la gente con burgues, pero creo que este sitio si alguna vez lo fue, esto fue hace muchos años.

EL Almirez es un restaurante que a nivel estetico le falta una mano de pintura desde hace muchos años, a lo mejor esta es la gracia de sitio, en realidad sin duda lo es.

El sitio no es muy grande pero con mesas amplias, a lo mejor excesivamente, pues éramos seis y a gritos nos hablabamos unos con los otros por eso de la distancia.

Para el centro pedimos unas ortiguillas, aceptablemente ricas, pero contadas con los dedos de una mano, ademas de eso pedimos una alcachofas que sin duda las he tomado mejor.

De plato fuerte yo tome un aceptable entrecote, el resto de la gente pidio un poco de todo.

Creo que todos salimos más contentos de nuestra mutua compañia que de la comida, pero nadie dijo nada negativo sobre ellla. A mi me gusto bastante, sin florituras, pero no comimos mal.

Un poco caro para lo que es, pero estamos en MAdrid donde a nivel precios de los restaurantes todo es posible.

PD: Aunque estoy un poco mayor para estas cosas y este tipo de rock and roll hace tiempo que no las hago, tenian una foto con Marichalar al lado mía, que estuve a esto de llevarme, me contuvo el "para que coño la quieres", la foto le resta un punto al sitio.

14/06/2014

Buenas perspectivas.

Sábado, 14-junio-2014

Después de la experiencia negativa en Pontearas, recalamos en este establecimiento.

Dos cervezas Mahou con un aperitivo, copioso, de ensaladilla rusa, sabrosa, con la temperatura justa, que nos ha sabido a gloria.

Trato excelente, amable.

Volveré a probar su restaurante, del que he leído buenas críticas.

acme

Fui hace años y se comía bien pero recuerdo que no era barato. Otros tiempos

14 de junio de 2014

Gath

He visto que está en kviar, luego,como premio, ..... , este cae.

14 de junio de 2014

tomas gomez hermosil...

Restaurante elegante. Se come de fabula, la tarta de champan espectacular

27 de julio de 2015

Gath

Gracias Tomas por la info, todavia sigo teniendolo en la lista de pendientes, a ver si un dia de estos....

27 de julio de 2015

06/02/2013

Cocina burguesa

Calificación: 7.

Un dos en uno. Por un lado el restaurante, por otro la taberna, con entradas independientes pero conectados por dentro. El primero, muy burgués, la segunda, más informal, con algunas mesas para fumadores. En ambos, la misma carta de cocina casera de inspiración navarra. Se puede empezar entonando el cuerpo con un recio sopicaldo de gallina con picadillo, o con el plato de cuchara del día, que pueden ser unas alubias pintas de León o, en verano, unas buenas pochas, para seguir con las excelentes croquetas de la abuela, de rebozado ligero y masa casi líquida. El capítulo de verduras mantiene el protagonismo y no faltan la menestra de verduras, el cardo, la borraja o las pencas de acelgas rellenas de jamón. Todas realmente buenas. Muy recomendable la ensaladilla, y en verano el salmorejo. En los pescados y carnes, imprescindibles los taquitos de merluza rebozada, bien jugosos, y los bacalaos de la casa, sobre todo el soberbio ajoarriero. En temporada siempre hay buen bonito. De casquería se ofrecen las manitas de cordero en salsa de tomate (11,25), que resultan algo insulsas. En las carnes un lomo de carne roja gallega que se prepara a la parrilla y resulta muy sabroso. Para los que gusten de sabores aún más caseros, las albóndigas de ternera y jamón son casi obligadas, lo mismo que las magras con tomate. En los postres siempre hay algunas tartas y quesos variados de calidad. Los vinos son otro de los puntos fuertes de El Almirez, donde nunca faltan las últimas novedades de cualquier denominación de origen española alternando con los caldos más clásicos.

Crítica publicada también en "Madrid 360" del diario ABC en febrero de 2003

13/05/2013

El Mami y Amigos en el Almirez

Nos reunimos un grupo de amigos alrededor de la mesa en El Almirez y entre ellos se encontraba El Mami.

José Mª González Bonilla, el Mami, es un tocaor, un maestro, en el acompañamiento al cante y al baile flamenco. Como un puñado de ejemplos, ha acompañado el cante de José Mercé, El Chato de la Isla, de Chano Lobato, José de la Tomasa, de Pitingo, de José de Menese o Carmen Meneses, entre otros artistas y al baile, ha acompañado a Farruco, Manolete, Paco Valdepeñas o el Pipa, entre otros. Como apunte, en el Festival de Cante de las Minas ganó el Primer Premio de Granainas acompañando al cante en 1990 y obtuvo un Segundo Premio de Guitarra Flamenca en 1985… casi ná!

En lo gastronómico, fue José, el director de este templo culinario vasco-navarro quien nos preparo los pases del ágape al que acompañamos con unas botellas de Finca Sandoval, que como siempre estuvo a la altura de las circunstancias:

Croquetas de Ternera y Jamón, con una exquisita masa tanto en textura como sabor, acompañadas de rabas y pimientos de Herbón

Salmón ahumado a los 70 grados, sabroso y perfecto el punto del ahumado

Steak Tartar, preparado por él mismo y siguiendo los cánones de la vieja escuela. Excelente tanto la calidad de la carne como la preparación

Y como no teníamos más espacio para los sólidos, aparecieron en la mesa los primeros G&T ‘s preparación especial de la casa, es decir, con una hoja de lima, twist de limón macerado en Campari, lemon grass y kumquat (naranja enana)… adictivo!

Cuando las copas empezaban a bajar, el maestro sacó una de sus guitarras, una joya de coleccionista ya que es la primera guitarra del maestro guitarrero Ramírez, la mismísima Nº1 de su producción y empezó a tomar contacto con ella. La sala se llenó de notas que mas que captar, cautivaban la atención. Nos imaginamos que los antiguos nautas tendrían esa misma sensación cuando escuchaban los cantos de sirenas… pero su final era más dramático que el nuestro (que era plenamente relajante)

Cuando el maestro y su guitarra estaban listos, se arrancó con esa forma que los guitarristas de flamenco tocan, desgarrando las cuerdas. Y la sala se inundó de música como el azahar inunda en primavera el sevillano Jardín de Troya de los Reales Alcázares.

Más tarde algún valiente se atrevió al cante para disfrutar el acompañamiento de un tocaor de tal prestigio, creando una Jam Sessión

Fue una tarde memorable, rodeados de amigos, disfrutando del duende de un maestro y la calidad de la cocina del Almirez. Solo podemos expresar el momento vivido con una exclamación “No va más” (rien ne va plus)

Ratatouille + seguir 300 sitios, 35 seguidores

31/05/2013

Me esperaba más

El sitio es de los burgueses de Madrid, dos comedores, uno al lado del bar y otro arriba, prefiero el del al lado de la barra del bar, más pequeño pero con mejor ambiente.

Media de edad alta, alta.

Para comer estaba bueno el pisto con huevo, caro 17,20€, uno de los platos famosos de la carta, me gustó, no me entusiasmó

Muy buena la ensaladilla, de lo mejor de la carta, 8€

Correctas las albondigas, 17€

correctos sin más los chipirones, 10,25€

Mejor para comer, que como fue mi caso, para cenar.

Para beber cepas viejas, 20,30

Cenar te sale en torno a 40€, correcta relación calidad precio

La impresión es que me esperaba más en general, no puedo decir que nada estuviera mal, pero esperaba un plus superior al que me encontré.

Servicio muy amable

09/04/2013

COCINA TRADICIONAL CON MUY BUEN PRODUCTO EN UN COMEDOR BURGUÉS

EL ALMIREZ es un restaurante que parece de esos de toda la vida aunque realmente “solo” lleva abierto desde 1998. Decoración clásica, burguesa, clientela pija del barrio Salamanca (es un sitio un poco para padres), camareras de toda la vida y cocina tradicional basada en un excelente producto, eso es EL ALMIREZ.

Yo fui a cenar un viernes con la oferta del 30% del Club Kviar, una oferta que desde luego merece la pena aprovechar pues nos ahorramos 75 euros en la cena.

Hay dos comedores, uno nada más entrar y otro arriba, más aislado. Yo he cenado en el comedor de la entrada, en una mesa de la esquina, debajo de la ventana, francamente acogedor.

Entre 6 que éramos, tras una chistorra aperitivo de la casa (esto de los “aperitivos de la casa” es vergonzoso pues en todos los sitios luego te los cobran…y si yo no quiero ni pan ni aperitivo de la casa, ¿también me lo van a cobrar?) tomamos lo siguiente:

6 croquetas de ternera y jamón (14,80). Grandes de tamaño y, sin ser espectaculares, bastante buenas.

Alcachofas (21). Vienen sencillas, a pelo, con un chorrito de aceite. Muy ricas y es que el ALMIREZ destaca por tener muy buenas verduras.

Ensaladilla rusa (8). Deliciosa, digna competidora de las mejores de Madrid (Casa Rafa, Puerta 57….etc).

Ya de segundo, tomamos:

Mollejas de cordero (22,80). Error de plato. La ración es enorme y me tenían que haber avisado. Este es un plato perfecto de entrante para compartir pero no para tomar uno solo. Acabé que me salían mollejas por las orejas. Eso sí, riquísimas.

Bacalao al pilpil (22,80). Era una recomendación fuera de carta y estaba muy bueno, con un pil pil bien gordito.

Capón (21). Estaba bueno pero la ración era demasiado grande.

Callos (19,50). Muy ricos aunque vienen bastante suaves (a mí me gustan más fuertes).

Rape con langostinos (23,80). Buena pieza de pescado sin ser nada del otro mundo (recuerdo por ejemplo que el rape de Sacha me gustó mucho más).

De postre (5 euros cada uno), correcta tarta de queso y tarta de chocolate.

Como colofón a la cena, una copa de ginebra Larrys en vaso XXL.

Todo esto, entre 6, con 2 botellas de Rioja de la casa (16,80 cada una) y una botella de Verdejo Menganito (15) [estos dos vinos son los únicos a los que aplica el descuento], salió a 249 euros, que CON EL DESCUENTO DEL 30% DEL KVIAR, acabó en 191 euros. Es decir, 32 euros por barba. Perfecto.

La verdad es que se cena bien, sin ser una maravilla; el sitio es muy acogedor, el trato es amable y la verdad es que uno cena tan a gusto en EL ALMIREZ por lo que con la oferta del 30% os lo recomiendo totalmente. Ahora bien, si no tenéis acceso a dicha oferta podría entonces parecer un poquito caro. No obstante, si tenéis en cuenta que las raciones son muy grandes y os sabéis administrar, por menos de 40 euros podéis cenar perfectamente.

12/03/2013

Burgués

Típico sitio de la parte alta del barrio de Salamanca. Comida burguesa, clásica, pero muy bien resuelta. Muchas opciones fuera de carta, servicio atento y eficaz. Tiene 2 entardas una la del restaurante estándar, y la de al lado para un picoteo más informal en barra o mesas bajas.
Con el Tenedor como a 45 lauros, sin las promos te vas fácil a casi 60, quizás algo excesivo.

Zona pelín desangelada para las noches de fin de semana.

26/02/2013

Bastante bien

Llegamos pronto, asi que tomamos una caña en la barra. El camarero, encantador, nos puso una ensaladilla rusa de aperitivo muy buena. Ya en le restaurante, el servicio muy profesional y agradable, aunque un pelin lento. Las alcachofas de entrante, fuera de carta, exquisitas. Tomamos todos pescado, y nos gustó mucho. El vino de la casa muy normalito.

De precio, unos 40 euros por cabeza. Recomendable

15/03/2012

buenísima comida de mercado

Es un restaurante muy tradicional del barrio Salamanca. Tiene platos de toda la vida con productos de gran calidad y muy elaborados. El servicio muy atento y amable. En definitiva, un gran restaurante de cocina de mercado.