27/10/2011

Pablo Jara lo descubrió en junio de 2010

Una gozada en la Plaza del Depósito del Sol

Un interesante y original local en un emblemático lugar, reciéntemente remodelado en Albacete, que ha supuesto una apuesta para una zona sin apenas oferta hostelera y que, poco a poco, va poblándose de buenos sitios.

Un concepto a caballo entre tapería, vinoteca y restaurante, donde además sirven unas de las mejores copas de la ciudad.

Personal muy profesional al que merece la pena hacer caso en sus recomendaciones. El apartado vinos es inmejorable. Un descubrimiento: 'La Casilla. Finca Estrecha'. La carta de cervezas, otro tanto: esa 'Rosita' buena!!!. Las raciones, muy bien elaboradas. Difícil decidirse: cualquiera de sus revueltos (el de manitas y trufa, especial!), el pulpo, el atún rojo macerado... Y para terminar, los postres, escandalosamente buenos. Aconsejo la tabla de helados, y cualquiera de sus especialidades de chocolate.

La terraza, es otro de sus atractivos. En plena plaza del Depósito del Sol, uno de los rincones más agradables de la ciudad. En junio y agosto, por cierto, con actuaciones en vivo...

Los precios de la carta, realmente ajustados. Quizás de lo mejor de Albacete. Desde luego, uno de mis favoritos.