El Asador de la Esquina

Ordenar por:

relevancia fecha

23/01/2018

Comer has tartar se

Se juntan frente a un asador un argentino, un español, un indio y un chino.

Y un turco, un libanés, un bielorruso, un lituano, un malayo, un indonesio, un filipino…

O sea, no era un chiste, era babel en la puerta del Bernabeu. Un grupo de lo más nutrido y variopinto.

El menú, cerrado: un pescado para el Indio, que no quería comerse a Nandi, un tartar y un entrecot para el resto de mortales.

Después de dudarlo, me pedí el entrecot, es que no quería otro tartar con sabor a mostaza en mi vida. Llegaron los entrantes, muy ricos (paleta, Txangurro, y unos excelentes chipirones a la plancha). Y luego de bastante charla y vino, llegaron los principales, y mi entrecot riquísimo. Pregunté por las mesas que qué tal, y oh sorpresa! Resulta que era uno de los mejores tartares o comoseescribaelplural jamás probado por los comensales!

Acabé mi riquísimo entrecot y le pregunté al camarero: “ya que pagamos 50 menús y somos 43, por qué no nos saca un tartar y un entrecot adicionales por mesa? “

El camarero por supuesto accedió y, como ya todo el mundo había comido hastartarse (plop!), me quedé con el tartar de mi mesa todito para mí. He de decir que estaba delicioso. Lo habría puesto un pelín más picante, pero sabor de 10 y la mostaza brillaba por su ausencia (expresión nunca mejor empleada)

No fui el único, mi jefe ligó un entrecot entero después de comerse un tartar.

Y sobraba algún entrecot más por ahí. Lo único que me detuvo fue el sentido común: había que viajar al día siguiente y no quería tentar (replop!) al demonio de la indigestión.

El precio es algo elevado (54€+IVA), pero viendo que éramos un grupo tan numeroso, no me extraña. 10 grupos de 5 personas para un restaurante son una bendición. Uno de 50 personas, una pesadilla logística.

No le doy 5 estrellas porque me parece caro para lo que se obtiene, aunque si valoras comer de espaldas al campo del Madrid, a lo mejor obtienes más que yo….

10/01/2016

Está simpático el tema de ver el campo desde los ventanales del restaurante aunque no soy forofo del fútbol. A lo importante: el chuletón está bien bueno la verdad (46e) y tienen un arroz con leche para quitarse el chapeu (amante y perseguidor de arroces con leches soy yo).

14/11/2015

Asador reglamentario

No sé cuál es el reglamento de los asadores vascos o seudovascos en Madrid, pero seguro seguro que este lo cumple de cabo a rabo.

Será que es del grupo maquinista o será que no podia ser de otro modo en el sitio en el que se encuentra, pero, oiga usted, asador reglamentario.

Eso sí, lo de la pantallita mostrando el asador... mmmh....

04/07/2014

Invitado y encantado

Fui por invitación y salí encantado.
Barra: De 12:00 a 16:30 y de 20:00 a 24:00
Comedor: De 13:00 a 16:00 y de 21:00 a 24:00
Domingos no vayáis que os encontraréis la persiana echada ;)

02/06/2013

Trasformado en sidrería

Que cambiazoooo
Hacía mucho tiempo que no íbamos...y
la zona de la entrada es ahora una sidrería...mirad la foto
En la carta han desaparecido casi todas sus carnes, han puesto manteles de cuadros...
Y no se puede ir con prisas...
La carne, excelente, va mejorando a medida que nos van conociendo más.

05/10/2011

Muy mala actitud...

Tengo básicamente el culo pelado de ir a este sitio, a mi personalmente me repatea ir a sitios cuyo mayor activo es estar situado en el templo del futbol (tambien llamado estadio santiago bernabeu) y que al final esta lleno de gente de fuera de Madrid (lo cual tampoco debería importar).

Como digo hemos ido (yo y mi socio, jamas iria con mis amigos), llevando a clientes, en particular uno que ademas de cliente es amigo (de Ferrol él). En esta ocasión era visita obligada porque en su anterior viaje a Madrid me fue imposible llevarle allí (había comido allí el día anterior).

El restaurtante da en todo su fondo a grandes ventanales sobre dentro del estadio y la verdad es que es una vista curiosa y a los de fuera gusta, las veces anteriores que habiamos ido habiamos reservado pero no habiamos dicho nada de ventana, la cual pedimos al llegar (habiendo mesas) y nos dijeron que había que indicarlo al reservar y que por supuesto estaban dadas... lo cierto es que las siguientes veces que volvimos no caímos hasta hace un mes, que cuando personalmente llame para reservar el que me cogió la reserva me dijo que no podía confirmarme la mesa hasta llegar allí porque tenían noseque movida, yo le conteste que si no me la confirmaba no iba, a lo que el tipo me la confirmo. Ayer, paso lo mismo pero en vez de llamar yo, llamo mi socio (acababa de escribir mi novia, la verdad como si lo fuese, le doy menos besos pero paso mas tiempo con él) y le contaron la misma historia, con la que él se conformo (hablamos de reserva a las 12:30 del mediodía). Le contaron mas o menos que esa noche no había mesas pequeñas próximas a la ventana porque había grupos grandes y que verían lo que podían hacer.... bueno, llegamos y si había mesas pequeñas, una incluso desocupada (y lo estuvo toda la noche), y no contentos con ello nos ponen (eramos cuatro) en la puerta de un salón privado donde estaban celebrando una fiesta 25000 gritones y cantarines... osea cena de negocios de putisima madre gracias a estos. Hasta aquí una buena razón para el no pienso volver.

Dejando a un lado que la comida esta muy buena, con muy buenas materias primas, una carta bien seleccionada y nada barata, creo que la diferencia entre un restaurante donde se come bien o mal, son los detalles y en estos, los amigos de la esquina, la cagan

El servicio es superagresivo, deberían de tener tablas como pasa saber que en una cena de trabajo en la que has quedado en el restaurante los comensales, no se sientan, cogen la carta, y piden, sino que se sientan, piden una cerveza, se saludan, charlan y 10 o 15 minutos después abren la carta. Llegue el ultimo, 2 minutos después que el tercero y 5 minutos después que el primero y segundo, me senté pedí una caña, con la caña (bueno, era un doble) me trajeron la carta, a los dos minutos, vino el maitre a ver que queríamos, se el explico que ni habíamos abierto la carta, tres minutos de reloj después se presento a ver que pasaba, le insistí que aun no habíamos abierto la carta y que ya le avisaríamos... con dos cojones a los cinco minutos volvió a aparecer, lo que nos hizo suspender la conversación, abrir la carta pedir en un minuto con el tío fiscalizando y alegría... después como muy agresivos (en general), con detalles tipo llegar a media comida con una botella de agua que la iban a abriendo mientras se acercaba el camarero a la mesa al grito de un poco de agua si que quieren los señores..., no fue la respuesta, se la llevo Y LA COBRO, acojonantisimo... detalles como sablearte por el pan y un plato de aceitunas en una cena de este precio me parece poco elegante

En fin, que es un aceptable restaurante a nivel comida, un precio subido a la parra y un trato al cliente digno de no volver, que no volveremos. Ayer se lo dije a mi cliente, la próxima vez vente con tiempo que te llevo al fútbol pero aquí no vuelvo.

No vuelvo ni invitado.

Globez Lopez

Me sumo al comentario de rafallano y así me ahorro escribir sobre este lugar que también he borrado de mi lista por identica razón. Por encima de lo bien que te den de comer (aquí tampoco es para deslumbrar) debe de estar el trato al cliente y, lamentablemente, son cada día más los lugares que adolecen de un servicio adecuado. Parece como si el "ordeno y mando yo" formara parte de su procedimiento de atención a cliente.

29 de septiembre de 2011

nindiola

Muy de acuerdo, personalmente estoy hasta las criadillas de sitios donde los camareros, porteros e incluso el del ropero o el aparca te hacen un favor por ir a sus locales a dejarte un dineral... como si hubiese poco donde elegir en Madrid...

29 de septiembre de 2011

18/01/2012

No todo es comer en el Bernabeu

Hay que tener precaución con los restaurantes cuyo tirón depende de un factor externo a su cocina, sea éste su ambiente, decoración o ubicación. En el caso del Asador de la esquina, no nos engañemos, su mayor atractivo es poder comer dentro del Bernabeu con una buena vista de su interior, si la mesa la tiene claro.

Ayer me invitó un amigo y, por empezar por el final, no nos gustó. El servicio, eso sí, funcionó bien, tal vez porque nuestro camarero era el de mayor edad y seguro que el de mayor oficio. El ambiente el imaginable: Mucha corbata, mucho devoto y algunos guiris.

Pedimos de primeros un plato (platito) de fabada que el maître nos sugirió para compartir, imagino los comentarios de cualquier asturiano delante de esa especie de muestra/cata de fabada muy regularcilla. Después unos cardos a la navarra con almejas, plato absolutamente desaborío con mucha harina en la salsa.

De segundo un lamentable rape para dos que nunca tuvo que llegar a la mesa, hacía ya tiempo que había abandonado el mar. Simplemente deberíamos haberlo devuelto.

De vino un Campillo crianza subidito de precio (18 más IVA). Su carta es muy previsible y, además, con más margen de precio en los económicos que en los caros, fea costumbre en muchos restaurantes de Madrid, sabedores de que la inmensa mayoría de los clientes piden los más asequibles.

La cuenta de dos primeros, dos segundos, una botella de vino, cafés, sin postre y sin copas, ascendió a 120€ a 60€ por persona.

El Asador de la Esquina se lleva el suspenso pues, por mucho Bernabeu, en un restaurante deben de dar bien de comer y, si no es así, lo demás huelga.

06/12/2011

el atractivo de la vista del estadio

Actualizacion: le bajo de 4**** a 3***:
Llevé de nuevo a unos clientes. La atencion de los camareros no me pareció bien, demasiado confianzas y poca atención real. Otro ejemplo: no comprendo porqué insiste 4 veces en que elija el vino que me recomienda de la casa cuando prefiero un vino bueno e insisto. Las confianzas tienen un límite.
Los primeros platos, para compartir, un tanto escasos.
Por supuesto: nada de rellenar las copas de vino, nos lo montamos por nuestra cuenta.
Resultado: pagar unos 75Euros por persona, y que te traten así, no me vale.
==================
Llevé a unos clientes por eso de que disfrutasen del Bernabeu (pese a mi tendencia poco madridista, por decirlo suavemente) pero reconozco que su carne me encantó. Tiene la cocina a la vista, y puedes ver en vídeo como se hace la carne.

19/08/2010

Cenar carne en terraza con vistas al campo del Bernabeu

Un Asador estupendo de toda la vida con carnes y viandas bien cocinadas con el añadido de cenar con vistas al campo de fútbol.

Es un sitio más amplio, más señorial y también más carillo que el Real Café Bernabeu (11870.com/pro/real-cafe-bernabeu) el otro sitio para comer o cenar en el Estadio. Cenar en el Asador sale por unos 40-50 euros.

Una buena opción para comer carne con gente de fuera o aficionados al fútbol.

Manteles y servilletas de tela.

29/11/2011

Caro, muy caro para lo que ofrece; es evidente que pagas el sitio y que se aprovechan de "los de provincias" que quieren volver diciendo que han cenado en el Bernabeu.

Dicho esto, la calidad y cantidad de los platos de carne es muy buena. destacando el "T-Bone Steak",. ideal para carnívoros. Desgraciadamente, no se puede decir lo mismo de los pescados: ya que aunque la calidad y preparación es buena, no se puede sugerir un rape para dos personas que dificilmente saciaría a una sola; y al precio que lo cobran. Respecto a los entrantes y postres, correctos, igual que la carta de vinos, sin estridencias ni sorpresas.

El servicio, atento y servicial, demasiado en ocasiones; se nota que no tienen la experiencia necesaria.

Como dato curioso, el día que fuimos a cenar (viernes), se armo un pequeño revuelo cuando una persona entro desde la calle, robo un bolso que había en una de las mesas y salió corriendo. Fue el marido de la señora el que le atrapó llegando a la calle, pero el tipo había llegado "hasta el fondo" sin problemas. Creo que en un resturante donde no bajas de 60 €/persona no pueden ocurrir este tipo de hechos

15/02/2010

BUEN RESTAURANTE DENTRO DEL BERNABEU Y SUBIDO DE PRECIO (HAY Q PAGAR A KAKÁ)

Para estar dentro del Bernabeu, lo que de primeras te podría hacer pensar que es un sitio para fanáticos del fútbol o para timar a japoneses frikis que pagarían una pasta por cenar dentro del Bernabeu, hay que decir q el restaurante no es nada de eso.

Es un restaurante muy grande, elegante, sin excentricidades, con un ambiente más que correcto.

Lógicamente lo ideal es conseguir una mesa justo al lado de los ventanales donde ves todo el estadio, pero eso no es sencillo.

La comida es castellana, simple en la preparación, pero con productos de alta calidad.

Deliciosa la ensaladilla rusa.

Correctos los chipirones a la plancha así como los chopitos.

Sosos los huevos estrellados estilo Lucio y bastante peor que los de la casa madre.

Respecto a la carne (chuleta), lo que se supone q es la especialidad de la casa, tuvo sus fallos.

Pedimos que fuera sangrienta como el infierno y no nos hicieron ni puto caso. Encima que pagas una pasta por cenar que menos que te hagan la carne al gusto.

La ración de carne era algo pequeña ya que trajeron 3 chuletas para 6 personas. De esas 3 chuletas, 1 estaba muy dura, otra estaba más rica y la otra estaba más sangrienta, como habíamos pedido, que el resto.

¿X qué no nos trajeron las 3 chuletas como esta tercera?? Ahhhh....se lo dijimos al maitre y ni puto caso.

No probamos los postres.

Servicio, a base de sudamericanos, algo flojo.

Pidiendo 3 botellas de vino y entre 7, salió a 60 euros, cuando en verdad esa cena no debería costar más de 40 €, pero hay q pagar el fichaje de Ronaldo!!!

23/09/2010

Para los aficionados al Real Madrid y/o para los aficionados a la buena carne, realmente me esperaba un restaurante con menos calidad, debo de reconocer que me ha gratamente sorprendido, el restaurante esta bien de diseño, la bodega de cristal magnifica y la vista al Bernabeu es bonita. Para empezar compartimos unos huevos estilo Lucio muy buenos y una Chuleta para 2, nos cobraron 1,100 gramos y realmente pienso que no pesaba mas de 800, pero no pasa nada porque realmente estaba extraordinaria, mucho sabor, punto de cocción perfecto, patatas fritas caseras muy buenas, servicio atento y serio, me recomendaron un San Roman o un Regajal, elegí el Regajal que nunca había probado, es un vino interesante, bien elaborado y distinto, su tª estaba perfecta. Lo flojo son los postres, son buenos pero demasiados tradicionales, flan, torrija, tocinillo...
Todo por un precio de 60 euros/ persona realmente buen precio por la calidad de la carne y el entorno

20/06/2010

Muy bien

Las carnes que nos han servido, que han sido muchas, han estado extraordinarias . El sitio precioso. Unas vistas inmejorables (soy madridista) y un buenvservicio. Eramos 10 personas, pedimos cinco primeros, diez segundos, cuatro botellas de vino, 20 dobles de cerveza, aguas minerales, varios cafe y una sola copa, ningun postre y salimos a 54 euros por persona.

16/01/2011

Para muy fans

Está bien como curiosidad, la visata del campo es bonita. Pero nada más. La carne no es mejor que la de los asadores de la zona y el ritmo de la sala, terrible (quizás tuve mala suerte ese día). Prueba del nueve: unos 50€ por cabeza pagados con la sensación de que están pasadísimos de precio.