Ordenar por:

relevancia fecha

14/10/2017

El paraiso micológico

Comida sábado - octubre 2017

Cada vez mejor. Subimos a 5 estrellas, por majez, por cocina y por relación calidad-precio.

Hoy, puestos en manos de Eduardo, tomamos champiñón laminado en carpaccio con una cítrica mahonesa de lima, rebozuelos en ensalada templada con verduras, nueces y uvas, y unos níscalos salteados con butifarra. Todo un espectáculo, platos dignos de un estrella Michelín. Para beber un estupendo tinto de Cádiz, Vara y Pulgar.

La cuenta... no llegó a 25 euros por cabeza. Impresionante rcp.

¿Aún no se han enterado de que estamos en temporada de setas? Vayan ya!

-----------------

Comida domingo - mayo 2017

Visita a EL BROTE, el restaurante micológico, recién reabierto en La Latina, muy cerquita de la Plaza Cascorro. El local es pequeño (unas 8 mesas), de estilo "hipster", paredes en ladrillo visto y mobiliario reciclado. Como andan en pleno rodaje, de momento no reservan, aunque se les puede llamar poco antes de ir, y si hay hueco te guardan la mesa.

Aquí se viene a comer setas, las que haya de temporada, servidas en platillos pequeños, casi tapas, en recetas elaboradas y estudiadas para realzar el sabor del hongo de que se trate. La carta es breve, explicada con pasión por Eduardo, el dueño e ideólogo del negocio. Entre dos personas casi te puedes comer todos los platos.

Nosotros tomamos cinco cosas para dos personas, suficiente si no vas con un hambre feroz. Empezamos con un tomate raf aliñado, fresco y pleno de sabor, unas ricas flores de calabacín rellenas en tempura. Continuamos con unas manitas deshuesadas rellenas de boletus, una delicia, unas colmenillas con ceviche corvina, otro gran plato y por último, unos perrechicos con velo de panceta y yema de huevo que estaban brutales. Pudimos comprobar que en esta casa se cocina rico y se trata el producto de maravilla.

Para beber, de una cortísima carta de vinos, escogimos un Navaherreros tinto, garnacha de Madrid, servido a su temperatura y en copas correctas, que acompañó la comida de un modo sobresaliente. Con la cuenta, a modo de "petit fours" te traen un platito con unas cuantas fresas (ojo no fresón) y cerezas, buen detalle.

La clientela es "buenrollista", típica de la zona, aunque no nos hizo gracia que dejen entrar perros. Que conste que nos gustan los animales, pero pensamos que los perros deben estar en los parques, no en los bares. Servicio muy agradable aunque con parones entre plato y plato que atribuimos al rodaje.

En cuanto a la cuenta, salimos a unos 25 € por cabeza, un regalo. Tenéis que venir antes de que se corra la voz y se ponga imposible.

16/06/2017

El templo micológico de la capital

El brote es sin duda el gran templo micológico de la capital. Pequeño y discreto local que tiene cabida para veinte personas y un puñado de mesas. En el que Eduardo Antón, su propietario, gran apasionado y un enorme conocedor de las setas, te ofrece una carta basada en la temporalidad de las setas y es por ello que en el brote no tienen un menú al uso.

Es el restaurante de Madrid que más y mejor oferta tiene de este magnífico productos que es la seta, aquí las preparan con huevo, a la plancha, escabechadas, en ensalada, con otras verduras, en arroz, etc.

Antes de empezar a probar el menú degustación elaborado alrededor de las setas tomamos un Tomate Raf aliñado con sal de Ibiza y virgen extra de Arbequina. Un entrante ligero y fresco para abrir boca poco a poco.

El primer asalto fue una Flor de calabacín en Tempura, rellena de Rebozuelo, albaricoque, frutos secos y queso crema, magnifico contraste entre la parte dulce y el rebozuelo.

El segundo asalto fue un Carpaccio de Champiñón con aliño de mostaza-limón, queso Parmesano, avellanas y orégano, plato muy fresco en el paladar y con un aliño que nos encantó.

El tercer asalto fue Rebozuelo/Chantarella con Picantón en escabeche y sus verduras, para nosotros fue el mejor plato de la comida, muy buena combinación de seta con un perfecto escabeche.

En el cuarto asalto nos topamos con la Trompeta negra con tirabeques, salmón, mayonesa y encurtidos caseros, fue el plato más flojillo de la comida. No supimos encontrar la mezcla de sabores entre la trompeta negra, los tirabeques y el salmón, que nos fascinara como en el plato anterior. El plato estaba bueno, pero no nos deslumbró

En el quinto asalto comimos unos Perretxicos salteados con habitas, salsa de yema y velo de tocino salado ibérico, saborazo total de todos los ingredientes y en el conjunto muy bueno.

Y como sexto y último asalto a este menú micológico probamos unos Boletus salteados con salsa de levadura, pueden ser de los mejores Boletus que hayamos comido en los últimos años, con una salsa suave que maridaba a la perfección con los Boletus.

Como resumen de la comida es que hay que venir a comer este productazo que son las setas y si te quieres gozar la experiencia lo mejor es ponerte en manos de Eduardo y seguir sus consejos. Un detalle, a la hora de acudir al restaurante, hay que tener en cuenta que no hacen reservas, así que toca pasarse un rato antes el mismo día a pedir mesa.

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:
zampurreando.com/2017/06/16/el-brote

Miss Migas

¡Pregunta! Hay carta? Ticket medio?

hace 4 meses

zampurreando

Se basa en setas de temporada por lo que varia segun mercado. El ticket medio esta en 35 €

hace 4 meses

24/09/2017

A rolex o a setas?

Cena septiembre 2017

Es un 5 estrellas, pero las tengo muy cotizadas. Asi que un 4,9.

El Brote siempre me gustó. Desde su local extrañisimo de la calle Chile o el restaurante serio de cerca de Lopez de Hoyos, a veces mas o a veces menos, pero siempre me gusto, pues es de los sitios donde se pone pasión y ganas.

Y este Brote version 3.0 sea quizas donde mas hayan acertado, para bien suyo y el de sus comensales. Me explico. En el ulimo local lo plantearon en plan cena amplia de degustacion, pero al final les salian platos de pesacado o carne con un poco de guarnicion de setas y con un ticket medio bastante altito que te hacia pensartelo antes de volver,. Sin embargo, aqui le han dado la vuelta y ahora son 6 o 7 platos nada mas, pero son platos de setas con algo (y no al reves) y se viene a picar algo, no a cenar con gin tonics de postre, con lo que en una hora lo has/te han ventilado. Asi, para el cliente, aunque lo veas lleno, la rotacion es muy alta y la posibilidad de conseguir mesa es facil (cañita por la zona y en 20 minutos ya tiens mesa). Te evitas reservas, ocupacion 100% y triple turno y tickets mas moderados. Todos contentos.

El local es sencillo, todo diafano, vigas de madera,... lo que se dice acogedor.

El servicio, pues eso: Eduardo, el chef mas campechano y sonriente del mundo de la restauracion. Siempre te quedan las ganas de decirle: "Sientate y cuentame mas cosas de las setas".

Y la comida, pues hemos venido a setas, no a rolex, y por tanto nos pedimos cuatro platillos para 2. Seguro que mañana cambiaran, asi que no se puede recomendar ninguno: todos estan muy ricos. pero hoy el boletus a la plancha estaba para ponerle un piso.

Con un vino y una caña por cabeza, cena justita pero suficiente, a 21 € por barba. RCP de escandalo.

En noviembre no falleis: es la temporada alta de setas (Eduardo dixit)

22/05/2017

Brillante e informal -para repetir

Restaurante informal basado en platos de setas. Excelente calidad y brillante ejecución.
Probamos unas 5 o 6 raciones, todas nos gustaron, mucho. Me rqueda en el recuerdo la flor de calabacín relleno, o la manitas de cerdo rellenas.
Vinos pocos pero interesantes, como el Sílice, un Mencia que nos gustó.
El precio, incluyendo varios vinos, etc, a menos de 30 Euro por persona.
Conclusión: ya era hora de que fuésemos!.

30/10/2015

De Brotre brutal a brotíiiisimo

Octubre 2015. Cena Sábado. 5--

Nueva visita, primera del año y primera con el formato menú degustación. En lo culinario, uno de los mejores brotes de mi trayectoria. Una cocina cada vez más compleja, técnica, siempre girando alrededor de la seta pero en la que los acompañamientos piden cada vez más protagonismo y ojo como.

Platos redondos como el níscalo con berenjena ahumada [tela] o la tajada de manitas con langostino (vaya, esto empieza a sonar mucho), que venía con senderuela. Y D. Boletus Edulis para servir a dios y a "usté"

...y el mismo Eduardo de siempre.


Ahora bien:

- Menú largo: 5 platos + postre : 42€
- Menú corto: 3 platos + postre: 35€


Sobre el papel la elección es clara, a pesar de ser cena, aunque hasta para mi, que soy incondicional, 5 platos de setas es mucha tela setera para una cena.

Con un par de cañas, botella de Algueria [ buena carta a precios contenidos, como últimamente] y dos cafés, más agua de parte del hostelero, casi 105 larries total para dos.

En Brote se sigue comiendo de la leche pero ahora ya se paga de ídem.

Leyendo abajo... en 2012 pagamos 50€ (2pax). Para recordar eso me apunté yo al 1180

-----------
Enero 2015. Cena Viernes.

Tercera (y no última) visita del año. Todo en orden.

La carta va evolucionando mes a mes para adaptarse a lo mejor que va ofreciendo el campo y el monte, principio básico e inquebrantable del Brote.

Ayer seguían sublimes las angulas, que llegaron con unas alcachofitas premium, queso y un sabrosas rebanaditas de pan. También aguanta la trompeta, como siempre muy maridable con la carne (vacío de ternera esta vez).

Temporada de trufa y bestial el plato de oreja con, aunque hubiese preferido una ídem algo más desgrasada. Por último, aunque fue el primero, pamplinas con tomate, todo un clásico.

De postre, uno de los grandes éxitos, la mousse de boletus, suavizada esta vez con crema de chocolate que en mi opinión le queda de la leche porque la mousse salada era sabrosa pero quizás demasiado contundente.

Para finales de Febrero llega el gurumelo, bastión de la casa, quedan ustedes avisados.

Y ojo que a 30 de Junio parece que se acaba el Brote actual. Nuevas ideas lejos de la capital. ¿En la Sierra, lejos del mundanal ruido, algo más íntimo,...?. Quién sabe, pero seguro que a su manera como han hecho siempre y precisamente por lo que tanto me gusta.

Con cañas dobles, agua, una copa de malekerida y cafés, tarifa estándar: 66€ total para dos.

-----------------

Noviembre 2014. Cena Jueves. 5-


Nueva visita y hemos salido con reserva para Enero. Poco más hay que decir... ¿no?.

No obstante veo que se están desmelenando. La nueva cocina parece que les abre horizontes inexplorados. A priori estupendo pero puede llegar algún plato a la mesa no totalmente madurado . Ayer, el boletus estaba de lágrima como siempre, esta vez acompañado de ciervo. Brutal también el níscalo con butifarra. Sin embargo la sopita de senderuela no nos dijo mucho y el rebozuelo estando de notable, tampoco ha sido su mejor plato.

2 cañas, 4 copas de Eidos Ermos 2011, ribeiro tinto a tener en cuenta, mousse de boletus y dos cafés,... 67€ total para dos.


Paz y sosiego. El tiempo se para. Eduardo habla de setas.

--------------------

Octubre 2014. Cena Sábado. 5 imprescindibles estrellas.


Sólo que Eduardo se siente a tu mesa a contarte lo que hay y ver la pasión que le pone a todo y descubrir por qué se está pensando volver a cerrar los fines de semana y ya te das cuenta de que esto seguirá siempre mereciendo la pena.

Cambio de local al que ocupaba antes Hoboken, que decorado en plan neoyorquino y con cocina vista ha pasado casi sin cambio a ser el súmmum de la seta.

Sitio pintón en el que nuevamente han conseguido, quitando mesas y con lo juegos de luz que sea todo lo íntimo que siempre han pretendido. Ubicación acorde a lo que se busca: Medio apartado, casi clandestino, poca publicidad y fácil aparcamiento encima. Aquí no se viene de postureo.

Al Brote hay que ir sin prisas y a comer lo que te diga Eduardo o al menos ése es mi consejo. El equipo es ahora más grande aunque la esencia se mantiene. Pablo Roncal en cocina al que veo crecer año tras año y otro chico que hace de jefe de sala y que cierra el círculo para una velada perfecta.

Probamos 5 de las 7 propuestas de la noche.Todo un aquelarre setero donde sin perder protagonismo, la seta dejó espacio a otros ingredientes nobles como el Lomo bajo, la lubina o el langostino. Y esos tomates...

Todo exquisito. Si me tuviese que llevar uno a una isla desierta me quedaría con las trompetas negras con lomo (en cualquier otro sitio sería viceversa). Para acma en cambio serían las angulas de monte con langostinos y judías. ¿Y esos boletus de calidad infinita?. ¿Y los níscalos?. ¡Pero si la lubina con setas de cardo estaba también de lágrima!.

Atención de nuevo a los vinos. Carta renovada con muchísima personalidad que ha preparado un cliente (la buena gente tiene buenos amigos). Vinos muy curiosos y siempre maridables con el core business, la seta. Arriesgué con un canario, 7 Fuentes de variedad listán negro que resultó ser una agradable sorpresa. Y precios contenidos... sobre todo en botella.


Id. Mejor si cabe entre semana, quizás en poco tiempo la única opción posible. Yo salí con reserva para Noviembre, no os digo más.


¿Lentos?. Tonterías. Sois vosotros, que corréis hasta en Domingo para coger el metro.


---------------
Octubre 2013. Cena sábado.

No me voy a explayar mucho. En resumen, el que no haya ido a este sitio, único, está haciendo el canelo y mucho.


Eduardo es un tipo entrañable y todo el equipo ayuda a hacer de la visita toda una experiencia.


Hoy hemos tomado unos boletus con los que he entendido que todos los que había tomado antes eran realmente otra cosa y unas increíbles trompetas de la muerte. Acompañadas de tirabeques y de un pequeño tartar estaban sencillamente espectaculares. Tampoco es que sea yo el colmo de la vivencia gastrónomica pero está entre los bocados más memorables que he podido probar en mi triste vida.

Los rebozuelos con un excelente crujiente de arroz negro y las setas de cardo con su butifarrita y col de Bruselas estaban también a gran nivel pero eclipsadas por los dos primeros.

De postre nos invitaron a unas fresas silvestres, de esas raras fresas que saben a fresa y pedimos también una ricas trufas de chocolate.


Con copas y recopas del Ribera de la casa, cañas y cafés no llegó a los 60€.

No cambiéis nunca my friends.

--------------------------------------------------------------------------------------

Noviembre 2012. Almuerzo Sábado

Y nos lo queríamos perder. Esto es un imprescindible.

Llamamos para reservar en fin de semana y nos dieron para dos semanas, concretamente sábado, y a mediodía y en barra, toma ya. A mi me gusta comer en la barra y en este sitio como ya han recomendado otros más ilustres, la parte de abajo está bastante desangelada, con lo que si no toca mesa arriba, mejor la barra, sin duda.

No hay carta. Llega Eduardo, muy majo el tío, con una libretita con varios platos apuntados, algunos remarcados con un redondel. Empieza el recital, todo tiene buena pinta así que, siguiendo los mismos consejos, lo dejamos a su elección. Tomamos:

- Aperitivo: carpaccio de champiñón (no podía ser de otra forma) con lascas de queso y aceite. Rico y buen comienzo.

- 1/2 Níscalos con butifarra y berenjena. Aunque la combinación con la butifarra estaba sabrosa, fue lo que menos nos gustó. Quizás porque el níscalo, aunque bueno, tiene un sabor bastante trillado.

- Flor de calabacín rellena (una por barba). El relleno creo varía, por supuesto con setas, a veces le ponen foie, a veces cacao. Va en tempura y está realmente buena.

- 1 Risotto de Boletus. Espectacular. Aunque yo soy de risottos y fácil de contentar con estos platos, éste estaba sublime.

- 1/2 de angula de monte. Nunca había probado esta seta y la verdad que me sorprendió su sabor. De lo mejor de la comida

- De postre tomamos mousse de boletus y surtido de trufas. Ambos aceptables pero que tampoco aportan nada más al festín. sin embargo, me gustó 'el concepto'. Pequeños bocados a buenos precios (entorno a dos euros).


Me quedaron ganas de probar el cordero del que habló el Sr. Fanjul y unas manitas que pasaron por delante y que llevaban vieiras y no sé que seta. Eso y bastantes cosas más. Todo lo que vi era apetecible.

Con 2 copas de ribera crianza de la casa, dos dobles de cerveza, agua y dos cafés el precio total para dos fue, atención, 50€. Insuperable.

Aparte del propio Eduardo, todo el staff es amable, cordial, con un trato informal acorde con el lugar.

Parece que pronto cambiarán de local. No sé vosotros pero yo pienso repetir.

Eduardo, ¿Qué ponen en el Brote cuándo no hay setas, aparte de esos tomates, claro.?.

Yanzoo

Ufff pues como cierre los findes me quedo sin probarlo :-(

19 de octubre de 2014

Sr Rodriguez

Salivando después de leer. La carta ¿son raciones? ¿medias? ¿pinchos?

19 de octubre de 2014

acme

La carta no existe. Eduardo viene con un a hojita que te lee con lo que hay para hoy. Él mismo recomienda las cantidades y te aconseja medias raciones que da perfectamente para dos. Si te fijas en la cuenta realmente calcula por persona y con la idea de que pruebes 4 o 5 setas.

19 de octubre de 2014

acme

eum pues corre que estaba la cosa ya complicada para Viernes y Sábados próximos.

19 de octubre de 2014

Sr Rodriguez

Muchas gracias por la info !! ya estoy reservando....

19 de octubre de 2014

Lizzard

Vaya golazo de sitio copón!

20 de octubre de 2014

Concha Navarro

Alguien sabe si han cambiado de teléfono, llevo mucho tiempo llamando y no contestan al fijo ni al movil. Gracias

14 de noviembre de 2014

acme

Concha,
Yo llamé al número que aparece en la ficha del onceocho

14 de noviembre de 2014

Concha Navarro

Gracias, al final lo conseguí. Parece que tienen horarios para tomar reservas.

15 de noviembre de 2014

Sr Rodriguez

Buena reseña y me tranquiliza que todo esté en orden.

¿se traslada otra vez, menos de un año después de abrir en la nueva ubicación?

10 de enero de 2015

acme

Vuelve el 18/9

8 de septiembre de 2015

Sr Rodriguez

La pregunta es si con menú o no....

8 de septiembre de 2015

acme

próximamente....pero yo en septiembre no voy que eso de que las setas las hay todo el año es una leyenda urbana

8 de septiembre de 2015

Sr Rodriguez

A ver si puedo enterarme antes. Yo en septiembre estoy a rolex

8 de septiembre de 2015

Cristina

En septiembre como el año sea bueno desde mediado puedes empezar con boletus edulis y desde principio con las amanitas cesáreas, eso dice mi camello...

8 de septiembre de 2015

acme

ya estamos... malditos freakis

9 de septiembre de 2015

Sr Rodriguez

Manejan dos menús:
Corto de 3 platos + postre. 30€
Largo 5 platos + postre/s (uno o dos, no estoy seguro). 39€

28 de septiembre de 2015

acme

Joer como se está poniendo el patio. ¿Has ido ya?.

28 de septiembre de 2015

Sr Rodriguez

Aún no, primero quería confirmar la oferta ofrecida.
Y si, los precios en general anticipan que hemos salido de la crisis

28 de septiembre de 2015

acme

Gracias. Yo espero ir hacia finales de Octubre, a que me sableen.

28 de septiembre de 2015

Sr Rodriguez

Leo en la competencia tripadvisorera que el menú largo de 5 platos +postre cotiza a 42€

La verdad es que me hacía gracia lo de pedir a compartir cuantos más platos/elaboraciones/variedades, mejor

¿finales de octubre? estás tardando !

23 de octubre de 2015

acme

Bueno, quien dice finales de Octubre dice este finde

23 de octubre de 2015

acme

No obstante y en muestra de mi aprecio, te adelanto en primicia que parece que los Domingos preparan aperitivo setero en un bar de embajadores, sito al principio de la calle.

Noticia sin confirmación personal, sólo telefónica.

23 de octubre de 2015

Sr Rodriguez

Gracias por el aprecio y la info !
Yo me apretaba unas setas tan ricamente hoy, pero este finde tengo apretón presupuestario

Jodó con el finde....Brote, Amparito....:) No paras !

23 de octubre de 2015

acme

me sobrevaloras. De Amparito na, de na, más que las ganas

23 de octubre de 2015

acme

Y al Brote voy con la esperanza de no quitarle más de una estrella que pagar 100 napos ya me parce que hacer perder la esencia

23 de octubre de 2015

Sr Rodriguez

Si vas al largo no hay quien te los quite.

Ojo que yo voy al desempate. A uno que tu defiendes y otros detestan...ahí lo dejo

23 de octubre de 2015

Cristina

Espero impaciente que relatéis, para programar o no futura visita..

23 de octubre de 2015

Ramon Garcia

Pendiente nivel urgente

25 de octubre de 2015

acme

Ramón, Tenías que haber ido antes!.

25 de octubre de 2015

Miss Migas

Oiga. Que cierran?

26 de octubre de 2015

10/05/2015

No sólo setas

Cena 20 marzo 2015

No somos mucho de salir a cenar, pero queríamos probar el brote y no había más opción.
A pesar de haber pasado ya casi 2 meses desde nuestra visita, el recuerdo sigue siendo estupendo.

Si te gusta la comida ligera con fuerte presencia de vegetales y por supuesto aprecias las setas. ¡no te lo puedes perder!

La experiencia completa con la descripción de lo que nosotros cenamos la puedes "cotillear" aquí :-) yanzoo.es/el-brote-restaurante

Carlos Griffo

No solo setas?

10 de mayo de 2015

Yanzoo

Quería indicar que no sólo hacen riquísimas las setas, si no que el tratamiento que le dan por ejemplo a las verduras hacen que estén deliciosas o la carne y pescado que acompañan a las setas también son de 10.

11 de mayo de 2015

20/10/2014

Quien fuera David el gnomo...

Que gusto da ver como la gente disfruta con su trabajo y te hace disfrutar a ti también.

El local está situado en una calle en la que no hay ningún local más, una zona un poco desangelada pero que permite aparcar en la misma puerta, cosa que con lo que llovía el viernes cuando llegamos nos salvó de tener que comprarnos una barca hinchable.

El local no está mal, la mesas están separadas unas de otras y es cómodo, tiene unas cristaleras en las que sí te asomas ves la cocina.

Mi sensación es que vas a comer a casa de Eduardo, se come lo que ese día haya en su casa, bueno en nuestro caso así lo hicimos, había cinco tipos de setas así que pedimos media ración de cada plato, para probar el máximo posible.

La carta de vinos es curiosa, nos comentaron que se la había hecho un cliente y amigo que es somellier, referencias poco conocidas, nosotros tampoco es que sepamos mucho de vino pero sólo reconocimos Lovamor un vino blanco muy curioso que habíamos probado este verano. Decidimos probar un cava por aquello de variar un poco y nos gustó mucho como fue con la cena.

Todo lleva su ritmo ya que Eduardo es quien suele tomar nota y se para mesa por mesa comentando los platos y explicándolos como sólo los podría explicar alguien a quien le gusta mucho su trabajo. A nosotros nos tomó nota otro camarero, me pareció que debía ser otro de los socios, porque le debió de dar cosa vernos esperando tanto tiempo, no obstante nosotros pusimos la oreja cuando Eduardo explicó los platos en la mesa de al lado.

Respecto a los platos os remito a las fotos ya que según el día y las setas que tengan las hacen de una forma u otra, los platos para mi gusto fueron de menos a más, terminamos con los boletus, que son más conocidos y menos sorprendentes, pero estaban espectaculares de punto.

De postre nos invitaron a un poquito de Mousse de boletus que nos encantó, una sensación dulce-salada espectacular.

Disfrutamos mucho de la cena, aunque quizás sea mejor ir a comer que a cenar, por aquello de que digerir tanta seta por la noche puede ser complejo.

Tengo pendiente repetir en diciembre con mi familia, que les va a encantar.

Rosalía Martínez (Pi...

tú vienes un montón a madriles,no?

23 de septiembre de 2014

Cristina

Normalmente una vez al mes mínimo, es lo que tiene tener al compañero de "zampa" viviendo allí.

23 de septiembre de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

pues un día vente a saludarnos por la ofi, nos encantará ponerte cara!! somos muy majos :P

23 de septiembre de 2014

spider72

ya empieza el cartel sevillano

23 de septiembre de 2014

06/10/2014

Brotes verdes. Imprescindible para setaslover. Aún en rodaje, ya lo amamos.

4 con perspectiva +

El brote vuelve a "brotar" después de unos meses cerrado, esta vez en una calle un poco rara, paralela a Pradillo en una zonilla medio industrial que hay entre ésta y López de Hoyos. Hay que ir "apostas" porque no hay nada más en la zona, pero eso sí, se aparca de coña.

Eduardo, el brotes Master, sigue como siempre, le vimos sonriente e igual de apasionado que de costumbre, aunque también agotado de narices...normal.

Local no demasiado grande, apenas unas 8-10 mesas pero las que vi bastante cómodas, incluso un par de grandes mesas redondas ideales para grupos de 5-6 personas, como en la que estuvimos nosotros. Genial que hayan suprimido las sillas de plástico del anterior local, que eran muy incómodas.

Servicio correcto pesar de estar en rodaje.

Mención aparte simplemente la experiencia de la comanda con Eduardo, que te explica cada plato con una pasión contagiosa: te detalla cada sabor, cada matiz, realmente sientes que disfruta con cada plato que prepara.

Nos advirtieron que aún no controlan bien las nuevas instalaciones, así que la oferta se limitaba a platos "crudos" o a platos en revuelto, de momento nada de horno, nada de cámara de vacío, nada de cocina a baja temperatura.

No tiene mucho sentido detallar los platos, ya que éstos cambian según la oferta "setística" que haya en cada momento, en nuestro caso probamos todos los que había, que el viernes eran cinco, de un nivel enorme, destaco:

ENSALADA DE AMANITA. Crudo, fresco, en su punto. Estéticamente explosivo, nunca ví setas de ese tamaño y ese color...

REVUELTO DE SENDERUELAS. Nada que objetar. Un plato de nuevo redondo.

TROMPETAS DE LA MUERTE CON STEAK TARTAR. Aquí toqué el cielo. A mí cenar sólo a base de setas se me hace muy cuesta arriba, que soy muy comilón, pero combinadas con el tartar me pareció simplemente insuperable. Picante. Poderoso. Un diez. Lo mejor de la cena.

Los postres normales, ni destacan ni desmerecen. Lógicamente no se disfrutan tanto como lo anterior, ni falta que les hace.

Con dos botellas de vino Garnacha a 22 eur salimos a 116 eur 4pax.

No es caro ni mucho menos, aunque también es verdad que yo personalmente como un poco más, el problema de las setas es que no llenan y te puedes comer un container.

Para volver una y otra vez, aunque dejaremos un poco de tiempo a que la cosa se asiente.

EandradA

Ya empieza a haber setitas, ¿no?

22 de septiembre de 2014

spider72

Pues Eandrada mi ignorancia en esto como en casi todo es inabarcable. Yo creo que sí, pero que aún es pronto porque el rollo seta comienza en otoño y con la lluvia.

22 de septiembre de 2014

juanma & carol

Efectivamente, ¡ya era hora! (que haya setas y que reabra el brote). ¿Abren el 2 y tenéis mesa el 3? ¡Impacientes!

22 de septiembre de 2014

Olio

Gracias por la info, no llegue a ir a este sitio cuando estaba en la calle chile. Ahora no se me pasará. Por cierto mientras llueva y no hiele hay setas. En el pirineo, llevan cogiendo setas todo el verano.

22 de septiembre de 2014

spider72

Veis? No tengo ni idea.

Juanma&carol, es que tenemos un amigo que sueña con el brote y con las setas...y ya ha reservado..fue el que nos llevo al otro local...

22 de septiembre de 2014

Yanzoo

Yo también me quedé con ganas de ir al local anterior..leeré vuestros comentarios con atención!

22 de septiembre de 2014

Sr Rodriguez

Ya nos contarás, Spider. Me interesa si tiene tema barra para picoteo, a ver si nos dejamos caer para la siguiente semana sin depender de reserva

27 de septiembre de 2014

spider72

No sé si habrá barra...que los del brote son muy particulares....

27 de septiembre de 2014

spider72

Confirmo que no hay
barra ni nada parecido.

6 de octubre de 2014

Sr Rodriguez

Gracias por la info !

6 de octubre de 2014

Cristina

Os quedasteis con hambre? Los platos tienen pintaza. ¿Hay medias raciones? Vamos sólo dos y lo quiero probar todo!!!! que gumias soy...

6 de octubre de 2014

Lady Spider76

Yo diría que para medias no da la cosa...

6 de octubre de 2014

spider72

Cristina. Sí sois dos y quereis probar todo yo creo que pide una de tartar y de amanita y rl resto mira a ver medias. Pero ojo si sois comilones, adelante con todo!!

6 de octubre de 2014

14/10/2015

Imprescindible si te gustan las setas

Gente encantadora, amante y conocedora de las setas. Toda u aa lección. Son como artesanos tratando las setas. Deseando volver. Riquísimo. Planazo ir después del auditorio, está al lado. Llamad para reservar y decirles si tenéis alguna alergia.

11/02/2015

¡QUÉ BUENO!

Es nuestra segunda vez (5 febrero 2015) en el nuevo local y nos ha gustado tanto o más que las veces anteriores (bastantes en la calle Chile). Ahora han decidido tener un menú fijo que debe cambiar casi todos los días. Hoy eran un aperitivo, tres platos y un postre.
Como aperitivo unas estupendas pamplinas con los maravillosos tomatitos de siempre y algo de “lengua de vaca" en escabeche. Grandísimo entrante con el que me bebí una copa de blanco Pardas Rupestris (Penedés).
El primer plato (trufa negra) estaba dividido en tres sesiones:
Un cuenquito con remolacha y huevo de codorniz trufado.
Crema de hortalizas asadas (apio bola, calabacín, nabo, cebolla pochada crujiente) con crème fraîche y rodajas de trufa negra.
Tartar de carne con cremita de trufa y más rodajas de trufa negra.

De segundo, rebozuelo con ñoquis de calabaza, habitas y caldo de queso.

El tercero, angulas de monte con verdinas y un pequeño trozo de pargo, sobre caldo de cangrejo.

Los tres platos nos parecieron sensacionales; todo alrededor de las setas pero introduciendo productos muy diferentes y siempre perfectamente conjuntados, sin mezclar sabores, con puntos perfectos.... ¡qué maravilla!

Como postre elegimos un helado cremoso de trufa y un bomboncito de chocolate con lámina de trufa y sal.

El menú tiene precio fijo (30€), y con una botella de Algueira Mencía (Ribeira Sacra), la copa de blanco y dos cafés hemos pagado 80,90€. Es cierto que en nuestra visita anterior en este local, el dos de octubre de 2014 (día que inauguraron), nos costó 58,90€ con el mismo vino. Entonces, como en la calle Chile, Eduardo te iba proponiendo diversos platos de setas y sus acompañamientos, dirigiéndote entre cinco o seis alternativas hasta elegir tu comida. Resultaba muy bien y hasta era algo divertido pero, también, engorroso para la cocina. La idea actual de menú fijo es más cómoda para ellos e igual de buena para los clientes. A pesar de que cueste algo más no nos parece nada caro; antes era extraordinariamente barato.

El local, sin ser una maravilla, es mucho mejor que antes y es una pena que en junio lo vayan a abandonar para dedicarse a otras cosas en algún punto de la sierra norte. Ya veremos, pero parece seguro que no será un restaurante tradicional.
Eduardo y Álvaro son unos excelentes anfitriones, apasionados del producto, y Pablo, en la cocina, un genio, imaginativo, un fuera de serie. Seguro que en Madrid no hay un sitio igual de bueno para los seteros.
Las dos camareras, agradables, simpáticas y correctas.
Imprescindible ponerle ya las cuatro estrellas.

Aquí queda nuestra reseña anterior.

Excelente para los seteros pero también otras cosas muy buenas.

Me gusta mucho la cocina; solo falla algo el local, sobre todo la parte de abajo. Pero pienso volver con frecuencia.
Sigo yendo y todo está buenísimo. La forma de cocinar y acompañar las diferentes setas es excepcional. Sigue siendo su fallo principal el local, que piensan cambiar en cuanto tengan tiempo. También algo que en época de setas no hay otros platos.
Con un nuevo local y una cocina mayor será inmejorable y le pondré su cuarta estrella.

nindiola

Una duda existencial, que falló?, no entiendo 3 estrellas (que entiendo que lo dejan como un restaurante mas, ni bien ni mal) en relación con como los pones en el texto...

16 de diciembre de 2013

acme

Joer, uno se despista y le vuelven a cambiar el paso. Yo he ido hace bien poco, en enero, y mantenían el esquema tradicional pero sí que aprecié que con menos oferta. Quizás porque ahora hay ya menos variedad setera se han pasado al menú que hombre, sin llegar a molestar, me hace poca gracia.

11 de febrero de 2015

Sr Rodriguez

Y tanto. Nosotros estuvimos el 29-1 todavía sin menú. Apetecible de todos modos

11 de febrero de 2015

07/01/2015

¿este restaurante es casi vegetariano?

Calidad indiscutible, si bien echamos en falta algo más de variedad en la carta. No en las setas y sí en las composiciones de los platos. Debe ser que al variar cada día, tuvimos mala suerte.
Y, aunque he leído que solía ser un restaurante barato, nosotros con casi 40 euros por persona salimos con hambre.

Nos presentaron la carta escrita a mano en una especie de post-it sin precios.

Probamos creo que toda la carta de ese día. De lo que me acuerdo, tomamos pamplinas, tartar de corvina con hoja de ostra, trufa, rebozuelos, trompetas de la muerte, mouse de boletus, cookie

Servicio malo. Lento, no sabe servir/recoger y no conoce los platos.

Eduardo se nota que disfruta con las setas y lo transmite.

Cuando nos íbamos nos preguntaron qué tal habíamos cenado y cuando les dimos nuestra opinión de la cena -nos había parecido una cena en la que faltaba potencia- , nos contestaron que igual nos habíamos equivocado de sitio porque El Brote es un restaurante "casi vegetariano".
Si es así, está claro que nos equivocamos al reservar. Después de leer las críticas donde se hablaba de platos de setas con ciervo, butifarra, merluza,... echamos en falta algún plato de este tipo, alguna composición que nos sorprendiera.

acme

Jodó pues yo vuelvo en breve. Nunca he ido tan avanzado el año setero y me dejas preocupado

7 de enero de 2015

Sr Rodriguez

Pues atento estaré a tus comentarios, Acme. Vamos también en breve

7 de enero de 2015

spider72

A ver...yo que no soy un seta-lover absoluto aunque me gustan también salí con hambre, lo admito...y el sitio raro es (como era el anterior) y Eduardo pues sigue siendo maravilloso...pero es cierto que salvo que seas un absoluto devoto de las setas...te falta algo...aunque hombre chicos 2 estrellas es un poco too much

7 de enero de 2015

harpik

Spider, la decisión entre dos y tres creo que tiene que ver con las expectativas, que después de leer las críticas eran muy altas, y a la respuesta de Eduardo cuando le comentamos nuestra impresión de la cena.

9 de enero de 2015

spider72

No si lo entiendo...si esto es así, a cada uno nos va como nos va. A mí me gustó pero salí con hambre, ojo.

Pero es cierto que es un sitio que o te apasiona o te deja frío.

9 de enero de 2015

11/01/2015

Setas y más setas

Acudimos al nuevo local en Madrid, donde al parecer estarán solamente hasta el 30 de junio de 2015. En ese momento parece que se irán a la sierra a un lugar todavía por decidir.
El nuevo local es más bonito que el antiguo (han hecho uso de la decoración del restaurante Hoboken, ubicado anteriormente ahí).
La fórmula sigue siendo la misma: se acerca el dueño, se sienta a tu lado y saca una hoja donde están escritos los platos del día, sin precios.
En esta ocasión, solamente había 5 platos disponibles, 2 de ellos muy parecidos, y uno de ellos sin setas, así que la elección fue casi obligada.
Nos gustaron mucho el plato de rebozuelos y el de angula de monte, pero el tartar de corvina con trufa nos pareció muy insípido, además de ser más una tapa que un plato. De postre probamos un mousse de boletus que quizá fue lo más original de la noche.

Hay que mencionar que cuando uno se acerca a probar este restaurante, tiene que saber a lo que viene. Nosotros lo sabíamos, pero esta vez no nos hemos sentido tan cómodos. Hemos echado de menos una carta y, sobre todo, más oferta de platos.

Salimos con una sensación agridulce. No sabemos si volveremos a este local. Lo que es seguro es que por el nuevo de la sierra no nos verán el pelo.

A nuestra visita al local antiguo le dimos 4 estrellas, pero se lo bajamos a 3.

Esto es lo que escribimos en aquella ocasión:

Lo nombran como uno de los mejores lugares de Madrid donde comer setas, y como somos grandes aficionados a las mismas, fuimos a conocer este sitio.
- La comida:
Todos los platos llevan algún tipo de seta. No hay carta, el maitre se sentó en nuestra mesa y nos comentó las setas que tenían ese día y las distintas maneras de elaborarlas. El comensal no sabe en ningún momento cuánto va a pagar, porque no hay precios por ningún lado. Probamos seis platos diferentes y nos gustaron mucho los raviolis de senderuelas, la flor de calabacín, el huevo con trufa negra y la carrillera de rebozuelos. Esperábamos mas de las alcachofas rellenas de boletus. De postre pedimos un original helado de tomillo y unas trufas variadas muy ricas. Carta de vinos un poco escasa.
- El servicio:
Muy amable y atento, aconsejan bastante bien sobre las cantidades.
- El local:
Parece más un sitio de picoteo que un restaurante, comentaron que están pensando en cambiar de sitio.
- Conclusión:
Con vino pagamos 45 euros por persona, precio razonable para la calidad. Un buen sitio para comer setas, pero hemos disfrutado más en otros, aunque también a mayor precio.

acme

Vaya, vaya. En el nuevo hablan hasta de salidas al campo con Eduardo, 3 mesas por servicio,... Yo me apunto fijo.

11 de enero de 2015