Que mejor descripción que todos los comentarios que andan dando vuelta por aquí !! Hemos aprendido tanto de los buenas criticas como de las malas, haciendo oído a cada una de ellas y tratando de mejorar cada aspecto del camoati ! Los baños, la ensalada de chipirones y hasta la calidad de las carnes que a veces ocil...

Ordenar por:

relevancia fecha

16/10/2016

Un clásico.

Act 15-Oct-16

Para mi El Caoati es un clásico. Por distintas razones tengo magnificos recuerdos de cosas vividas en este restaurante.

Como digo en mi anterior comentario, ya no voy la cantidad de veces que iba pues vivo incluso más lejos que antes.

La verdad es que el restaurante ha ido a peor.

A saber:

Ahora tienen dos turnos. Uno a las nueve (desde mi punto de vista, un poco temprano para cenar) y otro a las once (que en la realidad te lleva a sentarte a eso de las once y media – un bastante tarde). Ojo entiendo que un restaurante es un negocio jodido y que doblando turnos doblan facturación que seguramente bien les viene. Aun así creo que gestionan mal las esperas de los de las once. En nuestro caso 15 minutos, tampoco es tanto, pero éramos solo dos. Soy de la idea que si funcionas con reservas y no esta tu mesa cuando llegas puntual, la casa debería tener un detalle con el cliente que espera, ¿qué menos que una caña, un vino o un vermut por cuenta de la casa? Pues no. La espera va a cuenta del cliente (primer mal detalle)

A nosotros nos pusieron en una mesa minúscula, una especie de mesita redonda en la que suele ir una lámpara (más o menos de un tamaño similar a este i51.twenga.com/hogar/lampara-de-mesa/beliani-lampara-de-mesa-tp_7143...), era tan minúscula que era la única sin manteles individuales pues no cabían. En la mesa solo se podían poner dos platos y las copas. Literalmente sin sitio para otras cosas (pan, por ejemplo). Hombre, bien que tengas esa mesa para emergencias, pero no para unos que reservan tres días antes. Sinceramente tan incomoda que no recomiendo ir pareja.

Mi steak tartar, sin estar malo, no era ni una sombra de lo que fue. Bastante decepcionante.

Mantienen una buena carta de vinos a precios comedidos y con la posibilidad de llevar tu propio vino a 8,50 el descorche, algo que me parece un puntazo, aún así. Como digo, tienen variedad en vinos y por 16 euros te tomas un aceptable caldo.

El servicio sin ser malo también ha bajado. Lejos queda la chica que tenían al principio. Creo que cada vez me jode más que un restaurante no tenga camareros profesionales y tengan gente que usa el servir como algo provisional. El chico que nos atendió tremendamente autista, cuando pedimos la comanda ni nos habló.

Se acercó con la libreta, nos hizo un gesto con la cabeza, le dijimos que queríamos, lo anotó, se dio la vuelta y se fue. Desde luego que con eso llegó, pero coño, un bienvenidos, un perfecto, un muy bien o un gracias. Ojo no es el caso de que encima te pone mala cara como si te hiciese un favor, que no, pero coño un poco de empatía.

Por ultimo, jode, y jode bastante, que a las mesas de alrededor les ofrezcan un chupito y a la tuya no. Ojo no se si YA no se lo ofrecen a nadie pero los de al lado eran una excepción, pero eso no es nada elegante.

A pesar de cómo decía, han subido precios, pero sigue siendo asequible.

En fin, pierde muy merecidamente una estrella y no la segunda por un tema completamente subjetivo por mi parte.

Se cae de mi top11

------

Act. Oct 15

He debido de volver al Camoati, una 20 veces desde que escribí sobre él por primera vez, muchas menos desde que me fui a vivir al lado de la casa del abuelito de Heidi, pero bueno, hacemos lo que podemos.

Con el Camoati me pasa un poco como aquello que pasaba con Lola Flores "no canta ni baila, pero no se la pierdan", me explico. Si analizas punto por punto el restaurante no es sobresaliente en nada, pero en conjunto, al menos para mi, es imprescindible.

La comida sigue siendo buena, el servicio bueno y el ambiente acogedor, un poco canalla que es en el fondo como me gustan a mi las cosas.

Los precios han subido, de carallo diría yo, pero aún así sigue siendo asequible en comparación con el desmadre que encontramos en carta si y en carta tambien en el Foro. Incluso yo diría que la carta ha menguado año tras año.

Ayer celebré que hace cinco años llevé allí a cenar por primera vez a la que hoy comparte lecho conmigo y fue incluso más maravilloso que aquella noche del 2010.

Pasados los años sigo recomendandolo y se mantiene en mi top11.

Seguiremos informando.

-------------
Acabe en el Casmoati a desgana y casi obligado pero la experiencia fue impresionante.

Restaurante argentino, atendido por argentinos.

Gran servicio, gran comida, bajos precios, muy recogido, incluso ideal para un encuentro romántico.

Buenas carnes y al menos impresionante pasta (lo que yo comí)

Volvere, no se cuando pero volveré.

-------

Actualizacion Jul 12

Aunque ando algo vaguete últimamente para eso de cruzar Madrid, he de decir que sigue siendo un sitio maravilloso, con gente maravillosa con un ambiente muy cálido y con una comida que sin ninguna floritura te deja encantado.

Como se ve, me gusta todo, ayer por ejemplo nos invitaron a la segunda (también es cierto que voy un bastante)

acme

pequeños sitios para las grandes ocasiones

16 de octubre de 2015

Miss Migas

qué penica....

16 de octubre de 2016

Alexo

Has ido el 15 dic 2016.....?

16 de octubre de 2016

Sergiete

Es que si ya empiezas con la espera, y después te cascan la mesita camilla, ya es un mal comienzo... Cancelé una reserva en este sitio hace tiempo, y aun lo tengo pendiente...

16 de octubre de 2016

nindiola

Alexo, la dislexia...

Seguiete, tuvo mejores tiempos. Ojo entiendo que maximicen la empresa pues supongo que entre semana sobre todo al mediodía no tengan ni a Rita, pero en los detalles esta la diferencia y pequeñas cosas hacen que les perdones todo.

16 de octubre de 2016

Alexo

Yo estuve como hace un año y me gustó el ambiente. La cocina me pareció normalilla.

16 de octubre de 2016

Helen Holms

Como te entiendo Nindiola ... Ya fastidia que se caiga un top 10 ... Hay que cuidar los detalles porque al final la oferta es muy amplia, tienes razón!!!

16 de octubre de 2016

10/01/2017

Rico y bien de precio

Recomiendo el vitelo tonato, la milanesa y los ravioli. Está todo muy rico, la verdad. Lo único malo que se le puede poner al sitio es que tiene turnos.

07/05/2016

Que bien comimos!!!

Nueva opinion: copas y postres
Estabamos por la latina un grupo de amigos, a donde vamos para tomar unas copas y tomar tarta que no sea el Delic? (imposible asomarse) al Camoati! y que acierto, mesa tranquila, buena musica, copas y postres que.. bueno, mejor id! tengo claro que si me mudara a la latina sería cerca del camoati

Y que agustito estuvimos!!
Siguiendo la recomendación de Rafallano, que de esto y de otras muchas cosas sabe mucho, mi chico y yo nos fuimos un sábado a comer al camoaiti, llegamos prontito, a las 14:00 y se fue llenando después, aunque tampoco demasiado, lo cual se agradeció.
Me gustó mucho la decoración, muy acogedora, charlamos un rato con el dueño que es un chico joven, muy simpático y que nos atendió fenomenal. Me gustán los sitios donde el trato es familiar y cercano pero sin ser pesados. La comida estupendaaaaa!!!, compartimos provolone con chorizo y cebolla caramelizada (un contundente comienzo), mi chico la entraña (buenísima) y yo unos ravioli con salsa de queso que estaban bien, no se le podia pedir mucho más al plato. De postre nos lanzamos al dulce de leche, mi chico en forma de ENORME crepe y yo en una milhoja que no pude terminar y eso es increible.. La cuenta más que correcta. 3 tintos de verano, 2 copas de vino, una botella de agua, entrante, dos principales y dos postres 65 €, Para volver muchas veces, recomendado para ir amigos, tienen dos mesas para 6 / 8 personas alargadas muy chulas.

21/07/2014

Un argentino muy apañado

Cena de sábado en CAMOATI, un romántico restaurante escondido en una callejuela del Madrid de los Austrias, pegada a la Plaza de la Paja. Es el típico sitio al que se va gracias al boca-oreja pues, a pesar de estar cerca de la zona de marcha de La Latina, la calle no puede estar más “matada”. Además, tampoco tiene pinta de restaurante, pues la entrada parece más la de un Café o un Bar de copas.

Tiene una decoración “vintage” muy auténtica, es decir, muebles y objetos antiguos de verdad, y no comprados “ad-hoc” por el decorador de turno. El sitio no es muy grande pero es resultón, aunque se ve todo un poco viejo y ya le va haciendo falta una reformilla. Una barra a la entrada y dos pequeños comedores, uno a continuación del otro, con unas 12 mesas en total (cada una con su velita).

Carta de especialidades argentinas con toques italianos, que curiosamente te traen escrita en una enorme pizarra que queda apoyada en una silla mientras el comensal decide. Tienen pasta, empanadas, ensaladas, cortes de carne argentinos (vacío, entraña), etc.

Dos personas, pedimos, todo a compartir:

- 2 empanadas argentinas (3,20€ unidad). Aunque más bien son empanadillas, pues no son muy grandes. Vienen calentadas en el horno y acompañadas de salsa chimichurri. Perfectas para empezar, la carne picada muy tierna y bien especiada. Estaban muy buenas, y es que no puedes cenar en un argentino y no probar sus empanadas.


- Provolone con chorizo (9,50€). Servido en una cazuelita de barro, queso provolone sobre una base de cebolla confitada, con unas rodajitas de chorizo ibérico por encima y al horno. Oye, pues la mezcla funciona, estaba riquísimo.


- Salmón teriyaki (13,50€). Un buen lomo de salmón, marcado en la plancha, acompañado por verduritas al Wok. El salmón muy sabroso, con una carne firme y en su punto (dorado por fuera y casi crudo por dentro). Muy buena materia prima, un plato redondo.

Como broche dulce pedimos un coulant de chocolate caliente con helado de vainilla, como el que ponen últimamente en muchos sitios, normalito. Carta de vinos corta pero interesante, con alguna propuesta argentina. Nosotros pedimos un blanco verdejo Emina (15,00 €), servido a buena temperatura.

No hay manteles, servilletas de tela a cuadros tipo pic-nic. Platos y cubiertos “de la señorita pepis” (con florecitas violetas y muy pequeñitos), copas mejorables. Servicio simpático y voluntarioso. Local lleno, con abundancia de “guiris” (seguro que este sitio sale en la “Lonely Planet” o similar). Invitación a chupito de “limonchello” de parte de la casa, buen detalle. Pagamos por todo 50,90€, que consideramos una buena relación calidad-precio. Volveremos a probar las carnes argentinas, que vimos pasar hacia otras mesas, y tienen pintaza.

08/09/2014

Buen ambiente, comida normalita

Otro de los sitios a los que le tenía ganas y otra pequeña decepción. En este caso más por la comida que por el servicio y el ambiente, que me parecieron bastante buenos.

Eramos cuatro personas y pedimos:

-La burratina de miel y tomates secos. No era como otras, el sabor más tosco. Un 6.
-Las verduras con queso de cabra. Muy normalitas, nada especial. Un 5.

De segundo yo pedí la entraña, que estaba bien, buena carne, sin ser nada del otro mundo. Y la crema de patata y la ensalada que la acompañaban tampoco. Un 7.

Entre mis acompañantes hubo otra entraña, la milanesa y un plato de cerdo cuyo nombre no recuerdo. Todos satisfechos sin tirar cohetes.

De postre la crepe de dulce de leche para compatir. Rico y contundente. Un 7.

Con 4 cañas, dos botellas grandes de agua, tres cafés y el pan (que te traen aunque no lo pidas y te vuelven a traer aunque quede del anterior, lo cual me parecería genial si no lo cobraran) salimos a 28 euros cada uno. Al resto les pareció caro. A mi caro no, en Madrid a pagar esto ya estoy acostumbrada. Lo que me pareció es que nada estaba tan rico como para merecer la pena.

04/11/2013

Mola

Noviembre 2013. Cena Viernes.

Camoati mola. Poca luz, velitas, decoración vintage total y ambiente súper cálido y acogedor. Camoati es canalla y hasta tiene un toque clandestino. Mola mogollón.

Mesas desnudas, al menos con servilletas de tela, sillas y sillones estilo mi abuela. Un arco separa la zona de barra del restaurante en sí aunque puedes cenar en ambos. Mucho ruido.

El servicio es amable, atento y efectivo (he de reconocer que íbamos con ciertos prejuicios al respecto).

Carta en grandes pizarras sobre la pared. Tienen también una móvil que te ponen en una silla para tu comodidad. Varios platos fuera de carta.

Tomamos:

- Tartar de salmón: No estaba malo con el siempre socorrido toque de mango pero creo que no es el fuerte del local. Quizás el provolone o el vitelo hubiesen sido una mejor opción.

- Empanadas argentinas. Ricas, con la masa muy tostada y relleno generoso de carne. Se acompañan de chimichurri

- Entraña con papas a la crema y ensalada: Ración de buen tamaño. Las papas ricas y la carne de calidad y buen corte. Un poco menos hecha del punto pedido.

- Lomo bajo (fuera de carta): Muy, muy rico. Ración grande y carne muy sabrosa, también menos hecha de lo pedido.

Con dos cañas, dos copas de un tinto argentino que no estaba mal, una botella de agua y dos (excelentes) cafés, 68€ total para dos, pagados sin ningún dolor de corazón. Gran rcp

Ambiente medio clandestino, destilando autenticidad, famosetes varios mezclados con músicos alternativos, gente "rara" de todo trapo. Nos los pasamos bien. La comida está a la altura pero no es lo que llama más la atención de este sitio.

A nuestra derecha una colección completa de camisas "Ralfloren" , a la izquierda Wyoming, detrás Alejandra Jimenez & company, en la barra unos melenudos que metían miedo,....

Para volver.

PS: Pan de barra artesano o "gallego" como dicen en Madrid, regulín regulero y limoncellos obsequio de la casa.

acme

joer para el editor de texto del onceocho. ¿no os pasa que el texto de repenete se descuajeringa todo, se salta los puntos aparte y se mezcla todo después de guardar?.

Entre lo mal que escribo y el rollo éste no hago más que editar y editar,...

4 de noviembre de 2013

EandradA

Sí, últimamente pasa eso, es verdad.

4 de noviembre de 2013

acme

Volviendo al temita del editor de textos del onceocho he visto que donde pasa de los puntos y aparte es en el inicio - últimas novedades. En la página de cada uno aparecen bien.
Ejem,....¿Alguien del onceocho por ahí? ¿Algún desarrollador preocupado por la calidad de su entregable?. Eoooooooo

25 de noviembre de 2013

acme

[voz tejano = on ] "Están trabajando en ello,...." [voz tejano = off]

27 de noviembre de 2013

Rosalía Martínez (Pi...

<3

27 de noviembre de 2013

acme

Jodó, ya lo han arreglado. Así da gusto y no han dicho nada de análisis de impacto, de priorización de proyectos, pruebas de certificación, ventana de mantenimiento,.....

Gracias colegui!!!

27 de noviembre de 2013

nanoc

epa! no tenía este restaurante... sigue existiendo? Con ese nombre tenía que ser Argentino por necesidad. Como pique lo que pican los camoatís, entonces tiene que ser memorable.

1 de febrero de 2016

07/02/2014

Romanticismo ‘indie’ a la argentina en La Latina

¿Buscas un sitio íntimo -pero no ñoño- para sorprender a ese mozo (o moza) que tanto te gusta este fin de semana? ¿Un sitio que, además de romántico, respire desenfado e informalidad? (no queremos espantarlo a la primera de cambio) Tenemos una propuesta perfecta para vosotros: se trata del Camoatí, un rincón clandestino y maravilloso oculto entre las calles del barrio de La Latina que últimamente arrasa entre artistas y actores. Un restaurante argentino de aire bohemio y vintage imbuido de esa gracia y esa seducción gamberra que caracterizan a los argentinos. Un local, en definitiva, en el que dejar ir tu alma ‘indie’ y disfrutar sin demasiadas formalidades.

La cocina del Camoatí es de inspiración argentina -con los inevitables toques italianos-. Su propuesta se plasma en una informal pizarra de la que os recomendamos muy especialmente el provolone (lo ofrecen en varias preparaciones diferentes, nosotros nos quedamos con la más ligera, con tomate seco), el vitello tonnato (roast beef con mayonesa suave y atún), las empanadas, las pastas y las imprescindibles carnes argentinas.

También cuentan con una estupenda carta de vinos: para acompañar la cena os recomendamos optar por algún vinito argentino. Dejaos guiar y disfrutad de un Malbec de Mendoza, por ejemplo.

Precio medio por persona: entre 25 y 30 euros (con vino).

¿Quieres saber más? Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/wordpress/camoati-romanticismo-indie-la-argentin...

Buen provecho e Eat & Love!

22/10/2012

muy buen sitio

Si quieres comer sentado en mesa con muy buena relación calidad/precio en La Latina considera el Camoati como una opción.

Por fin pude ir, y salí muy contento.

Es un restaurante argentino alejado del rollo "asador/parrilla" (aunque tienen vacío y entraña). Muchos platos de pasta muy ricos, carnes (esa milanesa napolitana), ensaladas, pescados (teriyaki de salmón, tataki de atún...).

Es raro encontrar algo en la carta que no apetezca. Buenos vinos, atención perfecta y un espacio agradable y acogedor hacen que sea un sitio ideal para ir con amigos a comer/cenar muy bien.

También sirven unos postres y cafés muy bien hechos, con lo que las mesitas de la entrada no son un mal plan para una tarde café/té y tertulia.

En La Latina, hay también otro sitio argentino no muy conocido que recomiendo también: La Nieta Carmela (11870.com/pro/la-nieta-carmela)

05/06/2014

CAMOATI

Un lugar pequeño y con encanto para disfrutar de una cerveza o de un vinito argentino con amigos. Una calidad- precio optima. Comida argentino-italiana

Os dejo mi post por si quereis leer mas y mirar fotos de este sitio:

diariodeunamembrilla.wordpress.com/2014/06/04/camoati

25/03/2014

No entiendo que un restaurante puede tener un baño tan asqueroso :-( (y eso ya a las 21h)
(alguien una vez me dijo, hay que ver los servicios para saber como trata el tema de la higiene)

El trato era correcto, la decoración es muy bonita, pero la comida en mi opinión era normalito.
Leyendo los comentarios esperaba a lo mejor demasiado. O hemos elegido mal (el provolone y la empanada argentina bien, pero la milanesa de ternera muy sosa)

18/12/2013

Con amigos, con familia, con pareja...

Un sitio pequeño y acogedor, llevado por argentinos super atentos y simpáticos.
Los provolones están muy ricos y las empanadillas argentinas también.
La carne y el pescado que hemos probado allí siempre nos ha gustado mucho.

Solemos ir varias veces y siempre mantienen su calidad.

Muy recomendable

09/08/2012

De este sitio me gusta todo, la decoración con un encanto decadente, la atmosfera romántica, l@s camareros encantadores, la comida muy rica y los precios más que comedidos. He debido de pasar 200 veces por delante y hasta que no acabé aquí en una primera cita, hace casi dos años, nunca había entrado. Tanto me gustó que decidí quedarme con el restaurante como favorito y con el que me lo descubrió, para siempre ;-)
La última vez que estuvimos nos sirvieron una ensalada con chipirones a la plancha buenísima, con una vinagreta de tinta muy muy rica, un steak tartare riquísimo y un entrecôte con una pinta fantástica. De postre hasta me sacaron una tarta de manzana para que soplase por mi cumpleaños, como para no quedarme con los dos... Volveremos segurísimo.