Ordenar por:

relevancia fecha

19/05/2016

Buen menú del día en el centro de Zaragoza

Mesón restaurante en una de las calles comerciales del centro de Zaragoza. Recomendación local para comer de menú un domingo al mediodía, un grupo grande sin previa reserva. Tuvimos suerte de que hubiera libre espacio para 10.
Gran comedor interior separado de la zona de bar, aunque al final se llenó ambas zonas para comer.
En festivo dispone de dos menús (14’60€, 20,95€) que varían en los segundos más completos y de mayor elaboración. También en los postres, con mayor oferta en el menú más caro.
Escogimos la opción más económica, con opciones locales como las migas de Aragón de primero. El resto de primeros de menú del dia de cocina de mercado, de elaboración correcta.
De segundo también una opción de cocina local. Ternasco con guarnición con suplemento de 2’50€, valió la pena pagarlos. El resto de segundos sin suplementos correctos, quizá falló la dorada, demasiado seca.
De postre destacó el pudding casero de café.
Opción de menú para niños que consiste en un plato combinado de chuletas de cordero o pollo, acompañado de tallarines, patatas fritas (congeladas) y una gran croqueta casera de jamón.
El vino de la casa una garnacha cosechera de bodegas Borsao, de DO Campo de Borja.
Servicio rápido y muy profesional.
Sin duda que recomiendo.

25/09/2008

jccimorra lo descubrió en mayo de 2008

Lamentable

Este sí que es un sitio al que no volveré a ir. Fui con unos amigos porque se celebraba un concurso de bocadillos de ternasco, y este era un bar participante. Pedimos un bocadillo para cada uno y unos cuantos litros de sangría, y salimos bastante quemados con la experiencia.

Para empezar, los bocadillos, pequeños y sin sustancia: unos filetes de ternasco finísimos, secos, fríos y con un poco de tomate frito untado en el pan, que por cierto, había más pan que otra cosa en ese bocadillo. Un bocadillo MUY CUTRE siendo que participa en un concurso, es IMPOSIBLE que gane, hay que echarle muy poca imaginación para sacar un bocadillo de ternasco mejor que ese... Acabamos indignados y al pedir la cuenta, la sorpresa final: cada litro de sangría valía 9 eurazos... con lo que nos salió la broma por un ojo de la cara.