Ordenar por:

relevancia fecha

13/07/2017

El Lagar de Isilla. La corrección de la mesa castellana.

Cuando hablamos de gastronomía castellana nos vienen a la cabeza asados, judiones, morcilla, vino,… Todos estos manjares podemos encontrarlos en El Lagar de Isilla, como buen asador castellano que es.

Ubicado en la localidad burgalesa de Aranda de Duero de gran tradición vinícola y de asados (acoge la sede del Consorcio turístico Ruta del Vino de Ribera del Duero y del Consejo Regulador de la I.G.P. Lechazo de Castilla y León). Nos encontramos con un clásico y tradicional mesón asador castellano que además de tener un par de comedores donde poder disfrutar de su maravillosa gastronomía, ofrece una interesante barra de pinchos con una extensísima lista de vinos de la zona por copas a precios bastante razonables. Además el trato que se le da al vino es bastante correcto.

En nuestra última visita optamos por comer en la barra degustando una serie de vinos y pinchos, los cuales hoy os traemos. Pero en visitas anteriores nos sentamos a su mesa y pudimos disfrutar del contundente Menú Castellano que ofrecen, compuesto por una Sopa Castellana, Pincho de Chorizo, Pincho de Morcilla, Ensalada de Pimientos Asados con Anchoas y Bonito, Lechazo Asado en Horno de Leña, Ensalada Verde, Tarta de Hojaldre con Crema y Nata, Café y Chupito de Licor. Además del pan (Torta de Aranda) y el vino, propio de su bodega (Bodega Lagar de Isilla). Como podéis ver todo un banquetazo.

Y ahora pasamos a lo que pudimos probar en nuestra última visita…

Sigue leyendo en...

gastrobloggia.com/2017/07/el-lagar-de-isilla-la-correccion-de-la...

24/11/2016

Barra con buenas tapas y mucho vino

Situado en una calle peatonal en pleno centro llama la atención su fachada con madera y muchos vinos y con carteles que le indican como especialista en asados, en concreto, de lechazo. Sólo estuvimos en la barra pero ya eso merece la pena, imagino que el comedor será aún mejor. Hasta la bandera de gente, atención bastante rápida, más de 30 referencias de vinos por copas y pinchos, tapas y raciones muy buenas. Destaco la tosta de bacalao y la de morcilla. Raciones bastante originales como los pimientos rellenos de manitas y carta de postres en la que apetece todo. Queda pendiente su comedor.

01/10/2014

fantástico asador

Quizás el mejor asador de Aranda de Duero. También uno de los más populares. De esos sitios de toda la vida en el que todo funciona bien.

Lo típico es el lechazo y las carnes, pero tienen otras cosas. Manejan muy bien la brasa.

Me encantó el detalle que para los cafés con hielo, ponen los hielos en vez de agua, hechos de café para que al deshacerse no agüen.

Como pero, quizás sea un poco ruidoso, ya que suele haber mesas de grupos grandes.

Carta de vinos de la zona interminable.

Tienen una zona de barra a la entrada con pintxos que entran por los ojos, que va muy bien para cañear informalmente.

24/10/2013

Vinos y pinchos si logras entrar y hacerte un hueco

En plena Ribera esta este mago de la restauración,que con su tesón y su trabajo consigue que funcione todo lo que emprende. También tienen restaurante para los que gusten comer chuletillas a la parilla , o un cuarto asado,muy rico.A mi me gusta comer de pinchos variados,muy ricos y no muy caros y al terminar cruzar la calle peatonal y tomar un pastel de Tudanca y luego un paseo por la orilla el rio Duero para hacer la digestión.

07/07/2013

Fama real

Este restaurante, uno de los mejores calificados de la zona, no defrauda su fama. Una vez que te sientas a comer puedes degustar unos ricos pinchos o tapas, en pleno auge en esta región. El trato es amable y educado que acompaña a la perfección la comida que se sirve. Además tiene un precio razonable que remata el conjunto.
Como curiosidad existe la posibilidad de visitar sus bodegas.
La única "pega" es que al ser un sitio conocido y de calidad es complicado conseguir sitio. No todo puede ser perfecto.

26/01/2012

Lo recomiendo!!!

Veníamos de vuelta de viaje a Madrid y decidimos parar en Aranda de Duero para comer y sin saberlo rematamos la faena en el mejor Restaurante en pleno centro. Mientras esperamos para sentarnos comimos unos pinchos buenísimos acompañados de un buen vino de la tierra. No comimos cordero porque veníamos saturados de haberlo comido el día anterior en Lerma, pero sinceramente si la especialidad es el lechazo, en el resto de platos ponen el mismo esmero. De entrante pedimos unos pimientos rellenos de manitas de cordero y luego un bacalao sobre crema de patatas y boletus que estaba buenísimo, el pescado era tan fresco que se deshacía nada más meter el tenedor y carne roja de buey fileteada que también era mantequilla. El postre no lo pedimos porque el comedor no está bien acondicionado y se acumula mucho humo, pero como sugerencia en la pastelería de enfrente tienen unas bambas de nata que quitan el sentío. Muy buen trato y bonita decoración.

03/12/2012

"¡Estupendítico!" ...sorpresa para nosotros porque pensábamos que un restaurante así, sería el típico de "como lo tienen todo vendido", no hay quien los soporte....¡pues NO!
Es la leche...tanto para tapear como para comer...Tenían un menú especial "setas" que estaba de muerte, un pelín caro, 42€ por cabeza, pero fantástico.
El personal una maravilla.
Ya estoy deseando volver a Aranda...

28/10/2011

Un templo del vino

Sobre una bodega antigua rehabilitada que merece la pena visitar, el cordero parece casi obligatorio aunque tienen otras opciones. Esmerada presentación de los platos y amplia oferta de vinos, como es lógico en esta tierra.

01/02/2011

Lechón de lujo

En pleno centro de Aranda de Duero, a mitad de camino de casi media España, está este restaurante un poco especial... tanto por la calidad de la oferta gastronómica, de toda la vida, de la tierra, ¡todo de primera!, como por el buen servicio y... con un poco de suerte y si te acompañan, por el paseo excepcional que te puedes dar por debajo de Aranda caminando entre las galerías de una bodega del siglo XII. Vale absolutamente la pena darse el homenaje de un lechón para disfrutar de todo esto.

30/05/2010

Vale la pena ir a Aranda

De entrada pedimos un revuelto de perretxikos, ricos, y luego el lechazo de cordero, muy bueno y en su punto.
De postre, tarta de hojaldre con nata y crema: excelente, la recomiendo, un equilibrio del sabores perfecto. Otro postre probado: pimientos rellenos de crema: aceptable.
Para beber, un vino "lagar de Isilla" (de la casa); pese a tener una medalla en la feria de Bruselas, no me convenció, aceptable sin más.
El servicio muy correcto y el local bastante agradable.
100 euros, bien.

25/01/2010

¡¡¡Corderaco!!!

No sabemos si éste es el mejor sitio de los muchos donde se puede comer lechazo en Aranda, pero a nosotros nos gustó (y no somos clientes fáciles...)
De entrada pedimos unos boletus a la plancha, ricos, y luego el cuarto de cordero, que estaba también en su punto. De postre, tarta de hojaldre con nata y crema y una original y divertida tarta de chupa chups con peta-zetas.
Para beber, elegimos de entre una extensísima carta de vinos (sobretodo riberas, no podía ser de otra forma) un Condado de Haza 2005, que acompañó bien.
El servicio muy correcto, el comedor agradable y nada masificado.Todo por poco más de 90 euros. Un acierto.
23/01/2010

14/05/2010

Sólo añadir:
Nosotros comimos a base de raciones en las mesas de la zona del bar , todas riquísimas, aún recuerdo los pimientos de piquillo rellenos de manitas de cordero y boletus...
Allí probe por primera vez el Pago de Carraovejas, al que, logicamente, me enganché, aunque no se si ahora que es tan difícil de encontrar, seguirán teniendolo. De todas formas, la selección de vinos de la zona es muy amplia.
También merece la pena visitar su bodega del sotano