Casa Lucio está por detrás de este restaurante de cocina castiza donde los huevos y las tortillas son lo primordial. Verduras de temporada, pescados y carnes tratados de manera tradicional y una selección de vinos completamente clásica lo convierten en un restaurante de solera donde todo el mundo sabe a lo que va.

Ordenar por:

relevancia fecha

21/03/2015

Tomates ++ ....... servicio y mesas --

Comida de trabajo y toca llevar a los invitados a un restaurante tipico.....evitamos la zona turistica de la cava baja y la mejor opcion que se nos ocurre es el Lando (relacionado con Lucio).
Los tomates espectaculares....te esperan desde que llegas y son siempre una delicia.... La comida siempre muy buena, en especial los pescados mas que las carnes a excepcion de las chuletitas de cordero.
El local es tipico madrileño pero sin tanta afluencia de turismo por su ubicacion, auqnue las mesas estan demasiadas juntas y el servicio es demasiado informal que se vuelve incomodo.

23/04/2014

cruz lo descubrió en marzo de 2007

cocina tradicional

hoy cuando el comer supone muchas veces un autentico acto de fe, comer en el lando es todo un lujo y no precisamente por el precio que en contra de lo que se dice no es caro, a saber: la calidad es excepcional, la materia prima de lo mejor; el trato, profesional, cercano, en pocos sitios te atienden camareros profesionales que sepan hacer bien su trabajo; el ambiente inmejorable y angel hace que todos se sientan como en casa; las raciones son mas que generosas. En ningun restaurante he probado unos callos como aqui, hasta el tomate y el pan pringao estan a la altura del plato estrella, los huevos rotos, que son identicos a los de lucio (excepto en el tamaño, los que sirven en el lando son xl, de recogida manual y los de lucio son l), la receta es la misma, la de la madre de lucio y suegra de angel y el huevo es el mismo, el de avicola redondo, con cualquier plato de los que angel te ofrezca puedes tener la sensación de estar probando algo nuevo y distinto puesto que todo sabe buenísimo.
la ultima vez que cene aqui pagamos unos 75€ por pareja, increible si tenemos en cuenta que tambien nos tomamos la primera copa.
y ademas tambien tiene sevicio de aparcacoches.

29/05/2014

tradicional madrileño perfecto para amigos de fuera

El landó para mi es un clásico al que siempre vuelvo muy contento. Me encanta que tengan ya bandejas de tomate al llegar, los huevos con patatas, y cocinas muy buenos. Curiosamente salmón también es excelente, eligen productos buenos. El servicio muy Professional y simpático a la vez. Perfecto para cenas con amigos extranjeros.

22/06/2013

Lo que se dice de toda la vida

Restaurante clásico en la más amplia acepción de la palabra: techos de artesonado, manteles de hilo, fotos de famosos en las paredes, camareros de blanco...

Cocina sencilla y con buena materia prima. Excelentes los huevos rotos y el tomate en láminas; bueno el jamón y ricas las chuletillas de cordero. El tartar, por encima de la media. Probamos de postre unas cerezas excelentes.

Muy buen servicio.

45 euros por cabeza.

03/02/2013

Una vez en la vida para decir que has estado.

Y al fina toco ir a por lo huevos rotos "al Lando"........llevaba mi santa años dandome la matraca con que si los huevos de Lucio...de su hijo...de su cuñado.....bueno pues ale vamos a por los huevos dichosos.

La entrada del Lando parece mas la de un lugar de chicas de alterne que la de un restaurante, sin ventanas y con unas escaleras hacia un sotano

Al entrar te reciben cientos de fotografias colgadas en las paredes con todos los guiris que han pasado antes por el Hormiguero, asi que ya piensas, OJO que me van a dar un estocazo de aupa (menos mal que ya ibamos preparados y en modo "solo huevos por favor").

Los camareros deben de llevar alli mil años y se les ve muy "sueltecitos" algo asi como si fuesen parte del espectaculo. Te recibe una mesa con una racion de jamon , pan con tomate y ensalada de tomate, OJO que no te la regalan.....uf primera prueba superada (recordemos modo "solo huevos por favor"), los señores no querran jamon? no gracias, unas cervezas y unos boquerones......ahh y unos huevos rotos !!! Pero vino tomaran los señores....no no cervecita.

Al final de la comida sale Angel (parece que lo sacan de un baul o algo de eso) y hace una ronda de visitas por la sala, muy cachondo eso si.

Con la cuenta el camarero "simpaticon" nos dice:

-Menuda borrachera tendreis hoy ehh?? (por aquello de ser los unicos que no comimos con vino de todo el local), a lo cual me dieron ganas de contestarle que mi carcinoma hepatico me lo impedia (pero por tener la fiesta tranquila preferi cagarme mentalmente en sus familiares mas cercanos)

Total: huevos rotos, boquerones,chamiñones con jamon,pan con tomate y dos trozos de morcilla 57€

Por cierto los huevos.......normalitos, pero mi santa encantada.

26/03/2014

Mejorable

Sitio de toda la vida... Buena comida y servicio correcto. Ahora bien, siendo del mismo grupo, siempre iré a Casa Lucio antes que a El Landó.

14/02/2013

Otro ejemplo que las cosas caseras, consitentes y de calidad no entienden de modas!

Un plato de jamon, unos torreznitos fritos, un tomate que sabe.....unos huevos estrellados.....y con un contino de vino de la casa que mas se puede pedir!

terminar con una merlucita...o con unas chuletitas de cordero!

Y por supuesto el servicio de Angel y su equipo que te hacen sentir como en casa.....y si encima te miran cientos de famosos....se te pasa el tiempo disfrutando!

10/11/2011

Ideal para incautos

Restaurante con una decoración pasada de moda y decadente que debe de vivir de sus glorias pasadas.

La atención dejó algo que desear pues tardaron entre 10 y 15 minutos hasta que nos ofrecieron algo de aperitivo, a pesar de que estaba medio vacío.

Los manteles tenían algún que otro agujero, no muchos, pero inaceptable para el caché que tiene este restaurante.

La mesa está provista con buenas ensaladas de tomate y raciones de pan con tomate. Cuando han llegado todos los comensales y, sin haberlo pedido, te sirven raciones de jamón serrano. No sé si hay la opción de rehusarlo, pero como llegas con hambre, no hay quien se resista. Luego se nota y mucho en la factura porque estamos hablando de entre un 10 y 15% de la misma. Esto está en línea con algún otro comentario que he leído en estas páginas. Parece como si estuvieran al acecho de cualquier resquicio para aprovecharse del cliente incauto.

Los platos en general buenos, aunque la elaboración es de las más simples de la cocina española. No os recomiendo el entrecot, los he comido bastante mejores en otros sitios de menos campanillas. El precio de los huevos rotos es una pasada (9 euros), al fin y al cabo estamos hablando de unos huevos. Y ya no digamos de los callos (14 euros).

Atención al vino, el que te ofrecen de la casa es un Contino reserva de 25 euros!!!

El apartado de los postres merece especial atención, la oferta es tan corta que parece que estamos hablando de un chiringuito de playa, helado, flan, piña y poco más.

No creo que vuelva a picar.

04/09/2011

Castizo de buen producto y bien atendido...

Reconozco que más o menos una vez al mes me entra el antojo de meter algo telúrico entre pecho y espalda. Como decía el personaje de una famosa serie de TV: "tengo que darle algo de trabajo a la pastilla del colesterol..." Pues bien, si tú también padeces de estos ataques repentinos El Landó puede incorporarse a tu lista, seguro que no defrauda.

Es un sitio bullicioso, frecuentado por el famoseo y que lleva el hermano de Lucio el de la Cava Baja. La verdad es que suele ser difícil reservar mesa y es necesario llamar con cierta antelación. La principal diferencia con Casa Lucio es que El Landó es menos de guía turística....

Todas las veces que he ido he comido fenomenal. Este fin de semana fuimos cuatro personas y no fue una excepción. Cenamos lo siguiente:

- Jamón ibérico, pan con tomate y una rodajas de tomate bien preparadas. Este es el punto en el que soy crítico con el restaurante. La verdad es que estos tres aperitivos están muy ricos pero no puede ser que cuando llegas a la mesa ya estén allí y te sientas en cierta medida obligado a tomarlos o a tener que pasar el mal rato de decir al camarero que los retire porque no te apetece tomarlos. Sólo por aclarar algunas opiniones que he leido en esta página, estos platos no son aperitivo de la casa, sino que te los cobran: jamón (21 euros) y el tomate no me acuerdo pero unos 7 euros.

- Los callos. Si vas al Landó, tienes que probar este plato. Están de impresión, con un poquito de morcillita y picantitos...

- Los huevos rotos. Es cierto que los restaurantes de Lucio cogieron fama por los huevos pero la verdad es que ahora se toman buenos en casi cualquier parte. Me parece buen plato para compartir porque están ricos y siempre da pena ir al landó y no tomar los huevos pero no los pidáis de plato principal que hay otras cosas que merecen la pena....

- Berberechos al ajillo. Nos comentó el camarero que estaban muy frescos y nos animamos a pedirlos pero para mi gusto estaban demasiado salados. Eso sí, otras veces he tomado unas coquinas de impresión...

- Entrecot troceado para dos. Muy buena carne, con los tres colores de preparación.

De postre, yo tomé las natillas, que estaban ricas, y dos comensales tomaron fruta y un café....

Nos tomamos el vino de la casa: Contino Reserva de 2006 (Vinazo, vinazo...Aunque para ser el de la casa cotiza un poco alto -26 leuros- y podrían tener también el crianza como vino de la casa para bolsillos menos pudientes). También tomamos botella de agua y tres o cuatro cañas.

Todo nos salió a 44 euros por cabeza (Gran calidad-precio)...

Sin duda, una de las cosas que más me gusta del Landó es el trato. Al final te invitan a los chupitos dejando la botella en la mesa. Si pides un Gin&Tonic también te dejan refrescos, cubo de hielo y botella....No racanean en absoluto. Quizás esta sea la razón por la que se tenga que pagar el peaje de los entrantes obligatorios (quién sabe?)....

Lo dicho, si quieres tirar de castizo date una vuelta por El Landó.

18/04/2011

RESTAURANTE PRIMO-HERMANO DE CASA LUCIO. FAMOSEO BARATO, TRATO EXCELENTE,BUENA COMIDA Y BUEN PRECIO!

Hay quien puede ver Casa Lucio o Landó como una horterada, como un sitio donde como van famosos te va a costar cenar un ojo de la cara y donde uno va salir sintiéndose estafado, hay también quien puede decir que considerar a estos dos restaurantes como unos de los favoritos de Madrid es no tener ni p.idea gastronómicamente hablando.

Pues bien, en este fin de semana donde he ido el viernes a cenar a Landó y el sábado a cenar a Santceloni (el más caro restaurante de Madrid y para muchos el mejor), puedo decir que me quedo con Landó sin dudar.

El restaurante está como en una especie de cueva donde hay 2 pequeños reservados. A mi me encanta como está decorado xq lo hace auténtico, madera, botellas de vino, fotos, camareros de chaqueta blanca...no sé, es como si volvieras a los años 60 y eso me gusta. Me cansa tanta decoración moderna como puede ser Atrio, al que fui justo la semana anterior (vaya racha de restaurantes que llevo, y en 2 semanas Calima y luego Pierre Gagnaire en París, digo esto no para fardar si no para poder hablar con experiencia y poder comparar desde un megarestaurante de 3 estrellas michelín a un Landó).

A nosotros nos metieron en un cuarto que compartíamos con otra mesa donde cenaba Borja Thyssen, Blanca, Alejandra Prats, su hermano, y otros famosetes baratos. La verdad es q es divertido ir a una cena y coincidir con esta gente y escuchar las paridas de las que hablan, pobre gente...

El trato de este sitio es excelente y se cogen muchas confianzas. Hay a quien esto le puede molestar xq ya sabemos que de estirados y de sosos el mundo está lleno y q en un restaurante los camareros les tuteen y se permitan coñas pues no les hace gracia ya que consideran que el camarero solo se debe limitar a servir. Pues a mi me encantan estos camareros cachondos, xq en Landó mezclan la educación con la simpatía. Que se permitan confianzas no significa que sirvan mal o sean maleducados, y yo prefiero este tipo de servicio al formalismo del Santceloni donde llega a ser hasta incómodo.

Ya en la mesa de aperitivo ponen un gran plato de tomate partido en láminas finíiisimas que está delicioso, un poco de pan con tomate, y jamoncito. Esto, de invitación de la casa. Un gran de detalle.

La carta de vinos es muy justa, unos tintos y unos blancos y es aqui donde fallan un poco xq tienen muy pocos blancos. Como ya he comentado en otras críticas a mi me parece una mamonez total las cartas de vino más gordas que el Quijote (parece que para tener más fama y ganar más estrellas michelín necesitas tener 10.000 referencias de vinos, con vinos de 500 euros q sólo tomarán los horteras nuevos ricos o los megaentendidos en vino, y a lo mejor ni eso). Sin embargo en Landó peca de corta la lista de vinos blancos con un marques de riscal y poca cosa más. No hay albariños por ejemplo y es que no sé q pasa que cada vez veo menos albariños en las cartas de restaurantes cuando a mi me aprece el vino blanco más rico.

El simpático camarero nos sugerió qué pedir y aunque no le hicimos mucho caso, es imprescindible pedir una ración de huevos estrellados (están mejor los de Casa Lucio, al menos estaban más jugososos, con más yema que en Landó) y una ración de callos, posiblemente de los mejores de Madrid. Recomiendo mezclar los huevos con patatas con los callos y comer todo mezclado. Delicioso.

De carne el steak tartar estaba buenísimo, muy especiado, pero a mi me encantó la verdad. El lenguado también estaba riquísimo, y los salmonetes bastante flojillos.

De postre, las natillas están buenas y el arroz con leche normalillo (años luz del de casa Gerardo en Asturias).

Un detalle que me parece que describe este sitio, es que pedí un Gintonic de London nº 1, y el camarero me dejó la botella en la mesa para q me fuera sirviendo más si quería. Te hacen sentir como en casa.

Bueno, pues para 6 personas, comiendo hasta reventar, bebiendo 4 o 5 botellas de vino, 2 gin tonic, postre, cafés, un trato que te hace sentir como en casa, compartir cuarto con Borja Thyssen y poder escuchar las tonterías de las que hablan estos famosos que no han hecho nada en su vida más que ser hijos de o casarse con, qué precio le echáis? Pues 45 por barba. Me parece el precio justo y necesario.

Me encanta y me lo pasé genial en esta cena, y por ello van 5 estrellas.

Carlosc

No entiendo que digas que el tomate y el jamón son invitación de la casa cuando te lo cobran a 7 y 21 euros respectivamente (a menos que a tí te invitasen a cuenta de la buena crítica ;-).... No me extraña que la cuenta te saliese tan barata, pero esto puede llevar a error a otras personas.
Saludos,

24 de abril de 2013

03/02/2011

El servicio, siempre el servicio...

La cocina bien, sin pretensiones de creatividad. Para lo que es, muy cara, tirando a disparatado. El local es agradable.

Lo peor es el servicio. A la española. Fuimos con invitados franceses (parisinos) hará cosa de un año, y ellos (todos) acabaron sintiéndose muy incómodos. Me explico. El camarero se permitió tutearnos desde el principio, como si nos conociera de toda la vida. Es más, tomada confianza, se atrevió a "regañar" a uno de los comensales porque no se había acabado todo su plato. Nuestros invitados nos preguntaron al acabar si esto era normal en Madrid. Les tuve que contestar que sí.

La restauración en Madrid es impropia de una gran ciudad, por los precios, por la decoración de los locales, pero sobre todo por el pésimo servicio que hay que soportar en todas partes: antipatía, compadreo, falta de educación, profesionalidad y de saber estar.

Por supuesto, no volveremos.

28/05/2011

Por mi experiencia no lo recomiendo, puede que tuviese mala suerte pero desde luego no pienso repetir.

No sentarón en la peor mesa de local, una mesa que no debería de existir (puro afán de hacer caja) en medio de la escalera de acceso al salon principal y justo pegado a los servicios, una localización nefasta. Para colmo al lado de una mesa de 4 macarras dandose la comilona y pegando voces.

El servicio nada cordial sin ser mal educado, con muchas prisas y malas formas. Parece que nos estaban sirviendo el rancho.

El jamón una ración escasa y la calidad no estaba acorde al precio, los huevos rotos a pasar de que son de Lucio, no me parecieron tan buenos como en Casa Lucio o el Viejo Madrid. El resto de entrantes bien. En los segundos, nos decantamos por pescado, pedí una merluza rebozada que yo pensé que por 28€ tendría que ser de excelente calidad, pero nada de eso, era pasable por los pelos.

El precio 177€: Dos personas 1 botella de Vino de 22€ y sin copas ni postre.

En definitiva no lo romiendo, aunque no dudo que haya gente que tenga una buena opión de este sitio, quiza fue mala suerte!

18/11/2010

Lleva a tus amigos americanos...

...Verán en las fotos de la entrada la cantidad de compatriotas famosos que han pasado por allí, y con eso ya tienes medio camino recorrido.

Un sitio típico de turisteo, no tan extremo como Casa Botín o Casa Lucio (del que proviene), no tan caro (cuidado, sin ser barato) y, eso sí, de una solvencia absoluta. De aquí nunca vas a salir con sensación de haber sido engañado.

Y si, también aquí ponen los famosos huevos rotos como los de Lucio