El Matador

LLamar para reservar.Restaurante rustico. Iluminado practicamente con velas, calentado con rasas y chimene, crean un ambiente relajado e idilico en la montaña.El vino ti...

20/07/2015

Cueva con encanto

El sitio es muy peculiar y tiene pinta de estar realmente bien en invierno con la chimenea. En verano un poco caluroso.

Buena materia prima, tiré de Setas, Ensalada y Ventresca de Bonito de muy buen tamaño. Impresionante, como siempre, que te pongan una ensalada que sabe a todo lo que lleva: tomate, cebolla lechuga y aliñada con un vinagre excelente.

Me quedé con ganas de probar la carne que tenía una pinta excelente.

06/04/2012

Cueva con velas

LLamar para reservar.
Restaurante rustico. Iluminado practicamente con velas, calentado con rasas y chimene, crean un ambiente relajado e idilico en la montaña.

El vino tinto de la casa es un vino picado, malo y agrio. Por muy natural y rustico que lo vendan. Se van 7 personas, tienes que perdir 7 menus, no importa si se trata de mujeres o niños, 1 menú por persona.El trato y el servicio al cliente fué esta vez medio-malo. El tamaño de los platos se ha reducido en dos años considerablemente.

La comida esta muy bien, recomiendo los entrantes ibericos y por su puesto el chuletón y las carnes a la brasa.

Lo mejor es el sitio, la zona, restaurantes excavados en las cuevas de El Molar. Alguno de ellos tiene un pasadillo que conecta por le interior de la cueva con otro.
También hay bares en la zona para tomar una copa en un lugar rustico.

10/07/2011

roberto gonzalez lo descubrió en julio de 2011

Cueva en el Molar, buenisimo

Apenas a 40km de Madrid, se encuentra El Molar, una pequeña población conocida entre otras cosas por sus cuevas. Creadas como viviendas por los árabes en el siglo VIII, se extienden a lo largo de loma de una colina, llena de cuevas, túneles y pasadizos. A lo largo de los siglos se han ido utilizando para diferentes usos. Ahora, todas se utilizan como restaurantes y bodegas.
Es característico que mantienen un ambiente oscuro e íntimo, todo lleno de velas, por lo que es muy recomendable para parejas y escapadas románticas.
Lo mejor para comer es todo lo que sale de la brasa (churrasco, chuletón de vaca, chuletas de cordero, brochetas, etc..). Para acompañar siempre se puede pedir un plato de ahumados, quesos o la ensalada de la casa de El Molar. Tienen un vino tinto de la casa fuerte, para acompañar a una buena comida copiosa.