El Mentidero de la Villa

Restaurante y espacio afterwork con cocina mediterránea y los mejores combinados. Un espacio diferente en Chamberí.

Ordenar por:

relevancia fecha

05/11/2017

directo a mis favoritos

Nov 2017

Mismas buenas sensaciones que en la primera visita.

Excelentes los canelones de carabineros. Las vieras, todavía en la carta, siguen siendo un brillante plato. Y el pulpo a la brasa muy rico.

Muy buen café irlandés

Esta vez descubrimos la zona baja donde después de cenar puedes tomar una copa tranquilamente en un ambiente tranquilo y acogedor

Se queda merecidamente en mi lista de favoritos
-----------------------------------------------------------------------
excelentes las croquetas de carabineros
inolvidables las vieiras con pasta a la trufa blanca
buena la tarta de queso y el tiramisú

muy buen ambiente y decoración, servicio atento

entre 40 y 50 euros

13/05/2016

Tengo un excelente recuerdo de este restaurante. Comi en el hace ya unos meses en un evento de la Asociación de Gourmets de Madrid .

Los platos principales fueron excelentes y guardo un grato recuerdo también del postre. Os dejo aquí el menú completo que degustamos:

MENÚ:
Croquetas de Jamón
Croquetas de Carabinero
Crujiente de Chistorra de Navarra

Laminado de pez mantequilla a las trufas
Raviolis de trufa blanca con foie y boletus a la braza
Tartar de atún rojo al estilo Nobu
Laminado de buey wagyu

Bizcocho caliente de chocolate Valrhona con su helado de vainilla de Madagascar

Además de que se come bien, la experiencia gastronómica se amplia gracias a la buena disposición de las mesas, redondas y con el tamaño justo para que puedas atender a todos tus compañeros y con el magnífico servicio.

Para volver en cuanto se pueda.

19/02/2014

Increible materia prima, mejor preparación!

A destacar el increíble mimo con el que tratan y eligen la increíble materia prima con la que trabajan: desde el Wagyu (burgalés creo) hasta el espectacular atún que probamos, pasando por por la increible (y dificil de encontrar en Madrid) Urta.
Tambien estuvieron increibles las croquetas... dice mucho de un sitio que pueda convertir algo tan tradicional y casero en un bocado espectacular.
Bravo.

17/06/2013

RESTAURANTE PARA COMIDAS DE NEGOCIOS: ALTOS PRECIOS Y CALIDAD CORRECTA. UNA MALA PRIMERA EXPERIENCIA Y MEJOR ESTA SEGUNDA VEZ

Tras una primera mala experiencia, me invitaron a comer un mediodía y esta vez me gustó un poco más, aunque aviso que también ha podido influir esta vez el hecho de no haber tenido que pagar yo, jeje.

El laminado de pez mantequilla con trufa (18 €), que no me gustó nada la primera vez, esta vez estaba mucho más bueno. Asimismo, probé un tartar de atún con trufa negra (23,50 €) francamente bueno. De postre, el cremoso de queso y mango (6,50 €), sin más.

Le subo de 2 a 3 estrellas aunque aquí os dejo el comentario sobre mi primera experiencia:

Aprovechando que estaban mis padres en Madrid, el viernes nos fuimos a cenar al Mentidero de la Villa, un sitio que siempre está lleno y del que hablan muy bien.

Como era de esperar, siendo viernes noche, el restaurante estaba hasta arriba, con un ambiente pijo que en pocos sitios de Madrid se puede ver.

Al ser 7 nos metieron en un reservado. Si te meten ahí deben tener en cuenta que al estar aislados, tiene que haber un camarero todo el rato pendiente de nosotros pues desde el reservado nos es imposible llamar al camarero cuando "pasa" como ocurre en una mesa normal. No fue el caso. Estuvimos bastante marginados. Yo entiendo que estuvieran un poco desbordados pero eso se soluciona contratando algún camarero más.

Nos traen las cartas, y 4 de las 7 estaban en inglés. Se lo decimos al camarero que nos atendía y vuelve con 4 cartas en inglés!! Se lo volvemos a decir y otra vez en inglés! A mí me entró la risa y el camarero no sabía donde meterse. Surrealista.

De aperitivo nos traen un hojaldre de chistorra, de lo mejor de la cena…

De primero, unas muy ricas croquetas de jamón y otras de carabinero (ambas 11,50).

2 raciones de también una muy rica ensaladilla rusa con ventresca (12,50) y unas correctas mollejas a la plancha (19,50).

De beber para los entrantes, un CVNE Imperial y un Maleolus (30 y 50).

Para los segundos decimos que nos traigan otro vino pero tardaron tanto en traerlos que nos los fueron a servir cuando ya estábamos acabando los segundos así que les dijimos que ya no queríamos vino. Fallo imperdonable. El vino debe venir inmediatamente por favor y no a los 10 minutos de traer los segundos!

Arroz negro con bogavante (24,50). De lo mejor sin ser gran cosa.

El famoso steak tartar (21,50) viene con una salsa que le quita mucho sabor a la carne, a años luz del de Zalacaín, eso sí es un steak tartar puro.

Laminado de pez mantequilla (18). Una imitación barata al más puro estilo Amparo Armani del usuzukuri de Kabuki.

Buey wagyu con foie (24,50). Frío y chicloso. No me gustó.

Poularda rellena de foie (19,50). Prescindible.

Parrilla de verduras para mi cuñada embarazada, sin más (15).

Lubina (24,50) como pescado del día. Ya es difícil tomar buen pescado en Madrid a precio decente pero por ejemplo la que tomé en diciembre en La Manduca de Azagra le da mil vueltas, por no hablar de la de La Posada del Mar de Santander.

Los postres, a 6,50€, estaban muy buenos como la crema de leche, el flan de queso o la tarta fina de manzana.

Preguntamos al camarero si tenían algún vino de hielo de postre y se quedó como si le preguntara como se llama el meteorito que acaba de pasar al lado de la Tierra. No tenían.

Al final, 392 €, 60 por barba. Creo que no lo vale.

De este estilo, tienes mucho mejor LA MANDUCA DE AZAGRA, ALBORA, PARAGUAS, VIRIDIANA o SACHA, por dar algún ejemplo.

No logro entender el éxito de este sitio.

Por cierto, tiene una agradable zona de gintonics donde también puedes tomar cosas de picoteo como croquetas, sándwich…quizás sea mejor opción que el restaurante.

ALBERTO DE LUNA FANJ...

Hola:

Puede haber sido simplemente una mala experiencia pues a mí siempre me habían hablado bien del Mentidero, pero yo me limito a contar lo que pasó el viernes noche...

Sinceramente, la lentitud del servicio, el que tardaran 15 minutos en traer una botella de vino (lo que implicó no poder tomar los segundos con vino, fallo absolutamente imperdonable,) el hecho de que nunca viniera el maitre a interesarse por nosotros, el hecho de que al estar metidos dentro del reservado estuviéramos muy aislados....sin duda que todo eso ha influido en nuestra percepción de la comida.

Que conste que comimos bien pero no "tan bien" como esperábamos...quizás fuimos con las expectativas demasiado altas, y el mal servicio sin duda que influyó mucho.

También hay que tener en cuenta que platos como el steak tartar son muy subjetivos...a mí es que me gusta más "puro", o del pez mantequilla, que no sé por qué pero me esperaba el sabor del usuzukuri de Kabuki, y no fue así.

Gracias por su interés, sin duda esa es la actitud que hay que tener.

19 de febrero de 2013

merlin

Estimado Alberto,

un comentario, un restaurante de este nivel...si encima que te invitan, sabiendo que vas a mirar con lupa todo y lo hacen mal es de nota.....sigo pensando que han perdido el encanto y la calidez del primero.....y que menos invitaciones y mas mimar a todo cliente que desde que entran por la puerta cobrando lo que cobran es lo mínimo que pueden hacer.....en mi humilde opinión deben pulir mucho mas el servicio....y me reitero en lo escrito en su día es una vergüenza el tema de las terrazas de esta ciudad, aquí un ejemplo.

18 de junio de 2013

ALBERTO DE LUNA FANJ...

Hola Merlin:

No sé si te he entendido mal, pero aclaro que no me invitó a comer el propio Mentidero sino que me invitaron unos clientes porque era una comida de negocios.

Y que deben pulir el servicio, estoy totalmente de acuerdo contigo.

18 de junio de 2013

merlin

Alberto,

correcto interprete mal tus palabras.

un saludo

19 de junio de 2013

merlin

Gonzalo,

te animo a conocerlo puesto que merece la pena y es justo reconocerlo...saques tus conclusiones y si puedes las compartas con nosotros.

El mentidero tiene la fama que tiene por hacer las cosas bien. Con este nuevo restaurante ha buscado dar un salto en su posicionamiento y personalmente ha perdido su esencia...pero no deja de ser una opinión sin desmerecer que es un excelente restaurante, con una excelente cocina y un must si te gustan las cosas bien hechas.

un saludo

19 de junio de 2013

13/03/2013

bastante bien pero..

Fui hace una semana con unas amigas. El restaurante estaba hasta arriba, era viernes. Nos pusieron en un reservado porque eramos 6 personas. El servicio en general de la comida fue bastante rápido pero por ejemplo se nos acabo el vino y por allí no aparecía nadie. Después de los postres tuvimos que ir a buscar a un camarero para pedir unas infusiones. Mas tarde tuvimos que salir de nuevo para pedir una copa pero ya nos dijeron que la barra estaba cerrada a pesar que en el snack club había mucha gente con las copas llenas. Una tercera vez volvimos a buscar al camarero para pedir la cuenta y de nuevo otra vez para que nos cobrara.
En cuanto a la comida bastante bueno todo pero eche de menos que alguien nos preguntara en algún momento que nos había parecido la cena.
Resumiendo, deberían de prestar mas atención al servicio de camareros.

marian

Agradezco que tengáis en cuenta las criticas constructivas. El restaurante es precioso y la comida buena. Animo con el servicio

15 de marzo de 2013

14/06/2013

Correcto. En un espacio bonito, bien decorado, aunque el local anterior en Santo Tomé tenía mucho más encanto. Me ha parecido un buen servicio, atento y profesional. La comida algo menos. Unos aperitivos (croquetita y crujiente de chistorra) que estaban bien, igual que una muy buena mantequilla. Ensaladilla rusa con ventresca bastante buena. Un ceviche de pez mantequilla estropeado con huevas de salmón que anulaban todos los demás sabores. Un steak tartar que no estaba mal y un lamentable bacalao al pil pil que era un trozo del pescado insípido con unas manchas del color del pil pil por encima. De postre un tiramisú que nos gustó. El vino fue un Lu&Be, recomendado y a buen precio.

06/06/2012

Excelente y "Real" sitio

Junio 2012

En breve inauguran una magnífica terraza.
La ribera de los pares de Almagro se está poniendo de lujo. De calle aburrida, en poco tiempo ha pasado a ser una de las de más marchoteo pijoteril.
_______________________________

Diciembre 2011

De tanto pasar por la puerta, y de oír hablar de él, la visita era obligada. Y por empezar por el final, El Mentidero de la Villa me ha encantado.

La decoración es toda una lección a los nuevos restaurantes fashion que se vienen abriendo en Madrid de cómo conseguir un espacio de diseño elegante, acogedor y bonito. Me gusta más la zona de restaurante, menos la &Gin que, por otro lado, es muy cómoda (buenos butacones inspirados en el sillón Chester). Sentados ya a la mesa da gusto ver y tocar un buen mantel, objeto en franca retirada; a la mayoría de la gente nos gusta encontrarlo debajo del plato, en vez de la fría mesa con un sobreplato, un individual o un tu y yo, normalmente con pinta de Ikea, como única salvaguarda. Encima nos intentan convencer de que, como el Danés Noma no pone manteles, pues es lo que toca.

El servicio muy amable y discreto. Durante toda la comida estuvieron muy pendientes y eso, como luego contaré, que ese día había razones para estar distraídos.

Del asunto del comer, todo bastante bien. Éramos dos personas que tomamos de primeros compartidos: Un ceviche de pez mantequilla (14,50€) que, en opinión de la más experta, se acercaba a la perfección y unas croquetas de carabinero de nivel (11,50€).

De segundos, un tartar de atún (22,50€) muy bien preparado, fresco y rico y un lomo de buey a la parrilla (23,00€), exquisita carne de Nebraska, puro sabor y servida en el punto pedido, las patatas fritas correctas.

No tomamos postre, si bien nos pusieron un plato con todo tipo de tentaciones para acompañar al café, y de vino, entre su extensa y variada carta, elegimos un Cosme Palacios crianza, uno de mis vinos preferidos que, afortunadamente tienen en su bodega. Casi todos los vinos están en la banda 20€-50€, pero no son vinos baratos cuadruplicados de precio (fea costumbre de mucho sitio moderno), sino buenos vinos en su precio para el tipo de restaurante. Para otro día dejo el ribereño Conde de San Cristóbal Reserva que es otro de mis preferidos.

El precio final, dos primeros, dos segundos, sin postre, una botella de vino, dos cafés y sin copa, que tomamos posteriormente en la zona &Gin, se pone en 112€ a 56€ por persona, que me parece una muy razonable relación sitio/calidad/precio.

Por cierto, tuve la ocasión de ver con mis propios ojos que el golpe contra la puerta de por la mañana no le había quitado las ganas de comer. Está claro que a Su Majestad le gusta comer bien y sabe elegir los sitios.

No le doy cinco estrellas, pues habrá que ir más veces para afianzar la opinión pero, hoy por hoy, me parece un excelente (y “Real”) restaurante.

02/09/2011

El Mentidero de la Villa que antes estaba en la calle Santo Tomé se ha mudado en septiembre de 2011 al local que ocupaba el antiguo Mandi, mucho más grande, reformado con gusto, en un ambiente moderno, cosmopolita, como de París o Nueva York.

Tienen una zona abajo para espacio de cocktails y bar que es un lugar estupendo para tomar copas después del trabajo. La parte del restaurante, con un amplio ventanal a la calle Almagro, es una zona con mesas amplias, cómodas y bien separadas.

La carta y la comida son magníficas. Una carta de pocos platos, con letra grande, pero que te apetece pedir de todo. Probamos de primero un tartar de atún verdaderamente delicioso y un ceviche de pez mantequilla estupendo. Las alcachofas me gustaron algo menos. De segundo me tomé un solomillo que se deshacía en la boca, en su punto. El steak tartar que probaron en mi mesa estaba también estupendo. Sin duda ha mantenido el alto nivel culinario que tenían en el anterior local.

El servicio impecable. Amable, cortés y atento. Para volver muchas veces. Cenar sale por unos 50-60 euros, que no me parece caro para el nivel del local y la comida.

Servilletas y manteles de tela

26/06/2012

Pues entre tanta estrella que dá el resto de usuarios, a mi me decepcionó totalmente este restaurante, que me parece está totalmente sobrevalorado.

De entrada, nada más llegar estuvimos varios minutos esperando en la entrada, porque el maitre parecía no estar disponible... Una vez sentados (éramos 2), empezamos:

Pedimos de entrantes unas anchoas (muy ricas, pero ni por cantidad ni por calidad justificaban los 18 euros que costaban) y unos rollitos de morcilla bastante mediocres por lo exageradamente dulces que estaban y porque también costaban 18 euros, lo que si con las anchoas es excesivo, con un plato basado en morcilla, pues qué decir...

De plato principal, mi acompañante pidió merluza, que no era ni más ni menos que un rodajón de merluza a la plancha. Buena, pero un tanto decepcionante para un restaurante como El Mentidero... En mi caso pedí, como no, steak tartar. Y esta sí que fué la mayor decepción de la noche. Entiendo que españa no es precisamente el paraíso para los amantes de este plato, pero un revuelto de carne picada, con mostaza sosa NO es un steak tartar. Lo regamos todo con una botella de Arzuaga crianza y un par de cafés. Total unos 160 euros si no recuerdo mal... No me importa pagar estas cantidades y más en un restaurante, pero lo que no soporto es salir con la sensación de que he tirado el dinero. Y esa, es precisamente la sensación que me dá el nuevo Mentidero de la Villa.

14/02/2013

Muy recomendable, aunque siento que se ha perdido el encanto del primer local! se ha vuelto algo frio, la comida sigue siendo excelente....y el servicio mejorable.
Lo peor tener el muerto de la terraza en frente....que o se quita o se abre, pero da sensacion de que algo pasa y eso no es bueno

merlin

Gracias por la respuesta, seguro que se le ha prestado mucha dedicación, no cabe duda y se nota, pero desde mi humilde opinión pierde el encanto del otro local.

Que buena saber que pronto tendremos novedades con respecto a la terraza, es una lastima verla así.

De todas manera seguro que volverá a disfrutar de una buena cena!

19 de febrero de 2013

18/12/2011

Un clásico 100% actualizado

El ambiente es fantástico. Multi-concepto, bar, restaurante, snacks, salones privados. La "mise-en-scene" no podría estar mejor. Decoración muy original con estanterías de libros, iluminación cálida, mantelería de hilo, cubiertos de plata, flores frescas. Buena música, fotografias grandes, y la dosis apropiada de ruido que no molesta. Los elementos clásicos de la alta gastronomía de lujo, en un ambiente contemporáneo, realmente conseguido.
La comida es buena, aunque se nota un pelín de falta de detalle, típico de una empresa que hace su dinero en catering. Pero todo con buen sabor, temperatura y cocción perfecta, y con un ritmo apropiado de servicio. Por cierto, todos los empleados están muy bien seleccionados. Jovenes, poco expertos pero con ganas de aprender, muy atentos y amables. En la carta de vinos predomina la oferta de las 4 bodegas que colaboran con el restaurante. El Amaren 2007 era excelente. Cafe Nespresso, buena selección de tés de calidad, pan muy bueno y mantequilla "demi-sel". Tambien nos ha encantado el público. Y el hecho de que el Chef se acerca a la mesa para preguntar qué tal todo, (en plena faena con el restaurante a tope), ya puso la guinda sobre el pastel.

16/10/2011

Buen producto a precio razonable

Buen restaurante, volveré.

Carta reducida dónde podemos encontrar platos muy tradicionales (huevos rotos o croquetas) y otros un poco más sofisticados (cebiche de pez mantequilla) lo que yo agradezco, ya que no siempre tiene uno ganas de innovación.

El lugar muy agradable, con decoración sobria pero moderna y buena iluminación. El servicio muy amable y atento. La comida muy buena; tomamos salmón de entrante (crudo) que estaba exquisito y de segundo un risoto con butifarra y el tartar de atún. El risoto muy rico aunque yo cambiaría la presentación de la butifarra que en bruto queda poco "fino". El tartar rico aunque me decepciono un poco, demasiado aderezo que acaba ocultando el sabor del atún; es mejor el de Miyama. Los postres muy buenos; tomamos un helado de mango con queso fresco y una copa de tres chocolates.

Una copa de cava, media botella de tinto (Marques de Riscal Reserva), agua, un primero, dos segundos y dos postres, todo por 100 euros.

En definitiva, buena cocina, buen producto, precio asequible, y sin demasiada sofisticación, lo que en ocasiones se agradece.

Recomendable.

14/11/2012

buena combinacion

Local muy chulo y servicio/cocina de nivel. Precios ok para lo que te dan. Buenos reservados abajo. Tartar Solomillo excelente. Croquetas bogavante idem
Tiene aparca

04/03/2013

Comida correcta, servicio correcto, sala correcta

Visitado el 01/03/13

Es decir, un "está OK" de libro.

Extraordinaria la tarta fina de manzana.