Ordenar por:

relevancia fecha

09/01/2016

Es difícil no levantarse ante ese pote asturiano y cantar el Asturias Patria Querida ... Lugar inmejorable y la comida tradicional asturiana a la máxima potencia.

14/11/2014

Tradición a la quinta potencia en un marco incomparable. Qué arroz!!

acme

Miss en Cantabria/Asturies no se apea de las 5 estrellas. Le tira tierra. Eso sí, por lo menos en la tierra que le tira se come bien #isaid

13 de noviembre de 2014

Miss Migas

La tierra me tira. Culpable. Pero sólo en los sitios donde me dan bien de comer. Me cuesta mucho hablar mal de lugares que no me han gustado a no ser que sean decepciones estrepitosas como Casa Marcelo, así que hay muchos que los prefiero no comentar. Al final, no soy quién para juzgar pero sí para recomendar sitios en los que he salido con una sonrisa de oreja a oreja. En mi tierra (Madrid), mi segunda tierra (Cántabros) o en mi tierra de acogida (Asturias) pero también en la tuya, acme, que Melide es mucho Melide :-)

14 de noviembre de 2014

22/11/2013

Aunque estamos centrados en Madrid, de vez en cuando nos gusta haceros alguna recomendación de sitios fuera de la ciudad que nos han parecido dignos de nuestros "morros finos".

El Molín de Mingo, en Asturias, es uno de ellos. Un lugar de muy complicado acceso, pero que merece mucho la pena, tanto por el marco que lo rodea, como por las sensaciones que nos transmite su cocina.

Platos "sencillos" pero exquisitos: crema de queso, croquetas caseras, ensalada de pimientos, arroz meloso, etc... y como no, el plato estrella, una buena Fabada Asturiana.

Un lugar donde respirar y saborear auténtica tradición gastronómica.

Aquí puedes ver el post en nuestro blog:

conelmorrofino.wordpress.com/2013/11/18/viaje-a-asturias-el-molin-de...

29/03/2013

Recomendable y sorprendente

Llevaba tiempo con ganas de ir al Molin de Mingo y ha sido toda una sopresa.

En primer lugar la ubicación, no es fácil llegar ya que una vez terminado el pueblo de Peruyes queda un buen trecho en coche por "caleyas" que parece que llegan al fin del mundo y tras unos 3 km sin absolutamente nada mas que naturaleza aparece el restaurante.

Estaba lleno, el servicio fue bastante bueno pero lo mejor el arroz con pitu de caleya. La fama la tienen por ese plato y lo merece. Recomendables los tortos y muy rica la tarta de queso.
30€ por cabeza, cuatro personas.

Volveremos seguro

01/09/2011

Servicio justito y un poco caro

Pues a mi me decepcionó un poco. Puede que fuese porque fui por la noche y parecía que estaba recorriendo una carretera de "la dimensión desconocida". A parte, había poca gente y el camarero que nos atendió fue un poco seco y no nos hizo ninguna sugerencia o recomendación.

El pitu con arroz estaba bastante rico, pero lo malo es que hay que pedir minimo para dos personas, lo que no entinedo si ya lo tienen preparado.

Los tortos exquisitos, aunque es mucho para dos personas; despues de pedirlos el camarero nos dijo que se podian pedir de forma individual.

Los postres muy justitos y no te invitan ni al café ni a un chupito de cortesía despues de dejarte casi 100 € dos personas.

Personalmente me parecio mejor relación calidad precio el Molin de la Pedrera, en Cangas de Onís.

30/05/2011

Mi predilecto

Excelentes losTortos de Maíz, típicos de la zona oriental de Asturias que se solían tomar con picadillo o chorizo y huevos fritos (exquisito), aunque en el occidente era más común tomarlos solo acompañados de un vaso de leche. En el Molín de Mingo se pueden degustar los tortos clásicos con picadillo y huevos o una entrada variada de tortos con diferentes complementos (morcilla, queso, bacalao...).

Pero el plato estrella de este recóndito y conocido restaurante es el Arroz con Pitu de Caleya...

Y como aperitivo suelen hacer una crema de queso "Gamoneu" deliciosa, hay que tener cuidado porque es algo casi "viciosa" .

Para ver más :
abuenbocado.com/2010/01/el-molin-de-mingo.html

Olalla Salazar

Es volver al Molín y ratificarme. Lo mejor que hay en Asturias. El arroz con pitu de caleya no lo hay igual y hace la combinación perfectasi lo junatmos con el entorno

19 de febrero de 2013

25/08/2011

visckys lo descubrió en agosto de 2007

Ya sabía yo que este sitio nos iba a gustar...
Primer punto positivo: su ubicación‚ perdido en medio del monte asturiano‚ con los pollos corriendo por el campo antes de ir a la cazuela.

Fuimos un grupo de 8 personas‚ así que pudimos probar "casi" todos los platos de su no muy amplia pero rotunda carta cantada.

De aperitivo nos trajeron dos fuentecillas con una crema de gamoneu‚ para ir abriendo boca‚ que literalmente hicimos desaparecer en un santiamen de lo buena que estaba.

Compartimos los entrantes (croquetas de jamón -muy buenas, besamel cremosa y con sabor- y dos platos de tortos variados (con queso‚ con morcilla‚ chorizo‚ cebolla confitada...) y después pedimos mitad fabada (servidas por separado las fabes del compango) y mitad el plato estrella‚ el arroz con pitu de calella‚ de 10‚ de verdad‚ un plato de arroz tipo caldoso con un pollo que por el color y el sabor de su carne‚ dificilmente podrías asegurar que se trata de ese animal (lo que hace ser de ciudad y estar acostumbrada a tomar carnes cebadas a base de piensos y no se sabe que más porquerías). El arroz lo acompañan de una ensalada mixta.

También pedimos un plato de cabrito guisado‚ casi a la misma altura de los otros platos.
Rematamos la copiosa comida (las raciones son bastante generosas) con unos frixuelos rellenos de crema de queso y toffee‚ que ya podeis imaginar como estaban.
Cafe de puchero y vinos de la casa más que aceptables: unos 30 y pico euros por cabeza.
No está mal‚ verdad?
Imprescindible reservar‚ sobre todo por no darte el paseo y no encontrar mesa‚ como les paso a unos cuantos que llegaron por allí.
Después de la comida‚ más que recomendable darse un paseo por los alrededores, por muchas razones...

13/11/2009

Difícil no "fartucase"

Este restaurante está como quien dice en medio del monte, aunque el camino está señalizado y es difícil perderse. El último tramo es una pista sin asfaltar.

El restaurante está muy bien arreglado por dentro. La comida es típica asturiana, con una carta bastante escueta y todo a base de platos potentes (olvidaos de ensaladas y cositas así). Se puede optar por platos de cuchara (fabada, pote asturiano), entrantes (tortos de maíz, croquetas) y diversas carnes (pitu, cabrito y ternera). Hay postres interesantes, como los frixuelos rellenos y la tarta de la abuela. De todo yo destacaría los tortos de maíz (los preparan fritos y con diversos acompañamientos: picadillo, morcilla, bacalao,...) y el pitu con arroz, sobre todo porque no es fácil encontrarlos en otros restaurantes. Las raciones son abundantes, así que lo normal es que si vas pilles la gran fartura y salgas a gatas. El precio está bien teniendo en cuenta la cantidad y calidad de la comida.

Si vas de fin de semana mejor reserva primero, no vaya a ser que des el viaje en balde.

30/09/2009

Restaurante típico asturiano

Restaurante situado en un antiguo molino pero restaurado,muy acogedor ,en especial la galeria con vistas a las montañas.Tienen una carta muy corta y solo carne,el plato estrella es el arroz con" pitu de caleya",es el que está criado en libertad,además de unos tortos de maiz con varios acompañamientos,queso de cabrales,morcilla,pisto.....estan buenisimo,cabrito asado,fabada y potr asturiano.Recomendación reservar,está siempre lleno.Desde el pueblo de Peruyes ,hay como 3 Kms y es una pista forestal,pero despacio se va bien.

09/10/2007

Para no perderselo

Estuve allí este verano‚ recomendado por unos amigos. No pudimos comer ya que no hicimos reserva previa. El sitio está en un marco rural que merece la pena recorrerlo. He comprobado que hay gente aqui que ya lo conoce y eso me hace insistir en volver cuando regrese a Asturias en mi próximo viaje (que suele ser una vez al mes). Ya os contaré‚ pero tiene fama.....por algo será