Restaurante El Oso y El Madroño

El Oso y el Madroño es un restaurante con 30 años de experiencia en el sector de la restauración, formado por un equipo humano que destaca por su profesionalidad y por el trato humano que ofrece al cliente. Estamos abiertos todos los días con una amplia carta de platos, elaborados, principalmente, con los productos ...

Ordenar por:

relevancia fecha

24/01/2015

Comimos en la barra. Ibamos a pedir unas chicas y unas croquetas y nos avisaron que era mucho porque las raciones eran grandes. Asi que cambiamos a media y media, y menos mal poque aún así nos costó acabarlo. Rico, bien de precio. En el restaurante la especialidad son los asados

23/08/2010

Cría fama y échate a dormir

El Oso y el Madroño es un restaurante del que me habían hablado hace tiempo y al que tenía muchas ganas de ir. Se come bien y no está mal de precio. Lo que no me habían advertido era de la naturaleza de los trabajadores que atienden cara al público:

El cliente que cruza la puerta ha de dar gracias por el mero hecho de ser atendido. Nadie se libra de recibir el comentario soez de cualquiera de sus camareros. A nosotros nos tocó un tal Teodoro, que abroncaba a los clientes cuando éstos pedían correctamente una cerveza y se mofaba a diestro y siniestro de todo aquel que pasaba por allí. Advertimos comportamientos similares por parte de todos los camareros.

El cliente que cruza la puerta ha de dar gracias por que le den de comer. El cliente comerá lo que le dén y no lo que éste haya pedido. Por ejemplo, si pides una croquetas, te traen calamares y te dicen : 'mire a ver si esto le gusta'. Y cuando el cliente reclama lo que hace ya una hora pidió, te ponen mala cara y recriminan el no comerse los dichosos calamares.

También pudimos comprobar como para estos empleados hay dos tipos de clientes, los que esperan estoicamente durante mas de hora y media para que les den de comer, y los conocidos del camarero de turno a los que cuelan con una increíble desfachatez aún cuando hay familias con niños pequeños esperando para ser atendidos.

Volveré al Oso y el Madroño cuando renueven su plantilla.

27/09/2010

Un buen restaurante en el que se come buena cocina tradicional de calidad y a buen precio. Las raciones son abundantes.
El problema que tiene es que lo conoce tanta gente que esta masificado, y evidentemente como ha dicho antes alguien, el servicio (y el tiempo de espera entre plato y plato) se resiente bastante. Un restaurante muy recomendable para ir,pero evitando sabados y domingos y festivos, si se quiere estar a gusto, de lo contrario se puede convertir en una gymkana.

24/08/2008

Tio.Capa lo descubrió en agosto de 2008

De mis preferidos entre Avila y Salamanca

Esta en Peñaranda de Bracamonte y es un muy buen sitio para tomar cochinillo asado al horno de leña, Tiene cochinillo en el menu del dia pero no es ni parecido al de la carta.