Ordenar por:

relevancia fecha

21/06/2016

Buen menú a buen precio

Uno de esos lugares que encuentras dándote un buen paseo. Local amplio, con varias salas.

Menú del día. 14 personas. Carta completa, muy bien atendidos, aperitivo de la casa y buena comida. Sin historias.

Por 14.95€ un excelente menú.

14/07/2014

Varias son mis visitas a este restaurante y siempre he salido contento. Tanto en la zona de tapas como en el salón la atención y la comida siempre han estado a la altura.

Sábado de julio 2014 y comida familiar. Ni de coña puedo ni pensar en ir a Montia porque me corren a gorrazos (si es que pueden desenroscársela), así que el plan B que no falla jamás es El Paseo

De aqui nunca me voy sin probar los mejillones tigre (si, ultra típico de la sierra madrileña, pero es que los hacen muy ricos). También probamos degustación de quesos de la zona, morcilla con cabello de angel, unas riquísimas mollejas y pasamos a los principales, en el que si no eres de carnaza puedes tirar al pescado con garantías. Probé una rica merluza de pincho con chipirones y su salsa, además de un buen solomillo, tierno, jugoso y en el punto.

La carta de vinos es extensa y ajustada en precios. Tomamos un Martinet Bru y un Dido, del que nunca me canso

Con cervezas, cafeses, postres como para un ejército y demás, la cosa quedó en 37pp

Si tenéis visita y os dejáis caer por San Lorenzo, es una buena opción porque no falla, comida sencilla y buen producto

----------------------------------------------------
Coincidiendo en los comentarios. También conocí primero el bar de tapas, de toda la vida. Muy buenos los mejillones rellenos.
Las veces que he ido al restaurante he salido encantado. Probé un foie muy bueno. Las carnes, estando en la sierra, no defraudan y la carta de vinos, amplia y variada. Lo bueno es que no se pasan con los precios.

spider72

Ahhhhh Pensé que era Al Paseo en Paseo de la Habana...y no entendía nada...vaaaaaale.

14 de julio de 2014

24/06/2013

Me encantó

El sitio tiene aspecto de bar con salón de comidas, vamos que si no es porque nos llevaron no hubiéramos entrado nunca, y habría sido una lastima, no digo que no sea una carta tradicional, pero desde luego no es el típico sitio de chuletón con patatas fritas, los camareros muy agradables y la cocina esmerada y bien presentada, lo pedimos todo al centro, el Foie muy rico, con virutas de trufa blanca, los tigres, que por lo que se ve son especialidad de la casa, buenísimos, y yo no soy amigo de pedir tigres en ningún sitio, la ropa vieja magnifica y las judías con perdiz correctas, lo mejor, la perdiz, sabrosísima, también tomamos un bacalao con cus cus de verduras, muy buena idea, aunque el bacalao algo pasado de punto. Mención aparte merece la carta de vinos, sorprendentemente bien elegida y a precios ajustados, con un postre a compartir, una botella de mas de leda y una de dido, no llego a 30 € por persona, así que solo puedo decir que estupendo.

Volvimos poco despues a probar el Cochinillo, para variar, tambien esta muy rico.

Mar + seguir 13 sitios

11/09/2013

Mejor imposible, un 10 por ser los mejores!!!

Enhorabuena señores, si señor, aquí tienen mi 10.

Estuvimos tomando un menú, nos atendío una mujer jóven, el trato fue inmejorable, era especialmente agradable y buena consejera.

La comida fué mucho más de lo que puedes esperar en un menú: pastel de espinacas riquísimo, pochas bien calientes, de las que despiertan a un muerto y para finalizar un entrecot de menú más que suficiente.

Volveremos seguro.

08/01/2013

Excelente

Algún comentario anterior ha dado en el clavo. Un exterior y un comedor (el "viejo" que echan mucho para atrás, con reminiscencias de menú a 7 euros, pero no se dejen engañar... Ya sea en el nuevo comedor (mucho más cuidado, muy correcto y agradable) o incluso en el antiguo, el trato, la cocina y el bienestar se dejan sentir desde el primer momento.

Tomamos una tempura muy correcta, un foie bueno, una carne excelente, y algun platillo muy bien ejecutado. En la carta de vinos se puede encontrar alguna alegría, y los postres no desmerecen...

Por la zona, por la honestidad, por el planteamiento... un 10!

18/08/2012

espectacular

Hemos estado hoy comiendo allí, y he de decir que cualquier recomendación se quedabacorta. Y eso que tampoco hemos ido al gran lujo: deliciosos los entrantes (croquetas, huevos rotos y mejillones); qué decir de los platos principales( lomo bajo, tournedo, y cordero) y para rematar unos helados caseros de lo más ricos.

Los que podían han rematado la faena con un gin tonic, y la impresión ha sido la misma...

Trato exquisito por encima de toda la calidad que ofrecen, así que nos lo quedamos apuntado para la siguiente escapada: da gusto que aún existan restaurantes así!!

14/10/2012

Joven emprendedor.

El restaurante lo inauguró el padre. El hijo estudió el oficio en el extranjero y ha revolucionado la casa con una cocina exquisita. Amplisima carta de vinos y licores. Se ven platos con la morcilla, el foie. Buenas carnes, cordero y ternera. Mas escasos en pescado. 40 € por persona con vino y copa.
Trato atento y personalizado, aconsejan bien sobre el vino y el maridaje con la comida, sin agobiarte.

07/05/2011

No te dejes llevar por las apariencias

El Escorial, salvo por el Monasterio y el Valle de los Caídos, curiosamente en obras y cerrado al público desde poco después de acceder ZP al gobierno, y que al margen de ideologías políticas es un monumento que nadie debería perderse (no he oído a nadie cuestionar la belleza de las pirámides ni por su objeto ni por la forma en que fueron construidas), difiere en poco de cualquier otro pueblo de la sierra norte madrileña. Eso gastronómicamente significa preparaciones contundentes (sobre todo asados, carnes a la brasa y guisos), raciones abundantes y cartas de vinos cortas y aburridas. Eso sí, en El Escorial a casi todo se le trata de dar un pretendido toque chic, que general se queda en eso, pretensión.

Uno de los pocos restaurantes que verdaderamente me gustan es El Paseo, una casona de pueblo frente a los Jardines de la Casita del Príncipe, dividida en tres estancias distintas: el típico bar de pueblo donde tomar cañas, raciones y comer de menú del día; un restaurante a la carta con vinoteca y una decoración algo más esmerada; y una sala de juegos a la que nada más comer van mis hijos, y los del resto de comensales, mientras se disfruta de la sobremesa.

La carta es amplia y variada, y a los platos tradicionales que se ofrecen en el bar y que también aquí se pueden pedir (tortilla de patatas, papas revolconas, croquetas, mejillones tigres, callos, …), unen otros más elaborados como la crema de patatas con huevo poché, medallones de foie y aceite de trufa, las carrilleras de ibérico con manzana en texturas, o el turnedó con foie o queso ahumado. También ofrece diversos arroces, y guisos contundentes pero desengrasados y actualizados, como los garbanzos con calamares y bogavante o el potaje de cuaresma con huevo poché. Lo cierto es todo está buenísimo y prácticamente todos los platos de la carta son de mi gusto, así que no tengo ningún plato fijo y suelo pedir en función de las apetencias de mis acompañantes, pero cualquiera de los platos que he comentado puede ser una buena recomendación.

La segúnda sorpresa llega con la carta de vinos, una carta que ya firmaría y quisiera cualquier buen restaurante de Madrid, con vinos de prácticamente todas las denominaciones españolas y una amplia representación de vinos extranjeros, un apartado especial de champagnes, y hasta una sección de vinos dulces por copas, y además todos a un precio ligeramente superior al que podrías encontrar en una tienda, y una sección de recomendados, que cambia perídodicamente, en la que el precio ya es risa. En destilados más de lo mismo, oferta amplia de cualquier destilado, incluidos los destilados no demasiado frecuentes en otros locales de los que intentantan tener al menos una botella representativa.

Por último una excelente rcp, ya que con primero, segundo, vino, café y copa es complicado pasar de los 40-45 €/persona. Una pena que no esté en Madrid para poder ir más amenudo.

Si quieres leer mi opinión más ampliamente, la de mi amigo Mengano, ver las fotos de nuestra comida, o saber que nos parecen otros locales, puedes hacerlo en lascomidasdefulanoymengano.com.

01/03/2011

Exquisiteces a un paseo de la sierra

Es sin duda un gran sitio para conocer en cualquier visita a la sierra: el solomillo, el cochinillo, las chuletas o el cordero, son de gran calidad y con una elaboración perfecta.

Si la comida es espectacular, que lo es, no menos la carta de vinos. Tiene un salón llamado la vinoteca en el que podrás encontrar todo lo que quieras en vinos, cavas y destilados. A nosotros, nos sorprendió encontrar el Kripta de Agustí Torrelló y la gran cantidad de especias que tienen para mezclar con tu Gin Tonic. Definitivamente, tienes que subir con un conductor alternativo.

De los postres, que tienes que pedirles por anticipado, no te puedes perder la tarta de manzana.

El personal es muy amable y cuenta con una zona infantil para que tus hijos pasen el rato de la sobremesa.

06/02/2011

Cocina de raíz serrana actualizada

Muy curioso este lugar. Conserva el bar de toda la vida, de decoración batallera. Pero posee un comedor muy bien montado, com mesas enormes. Parece haber sufrido una evolución positiva, con una cocina de raíces, pero actualizada, renovada de manera muy acertada. La carta de vinos es amplia, con referencias de casi todas las zonas de España, a precios excepcionales, casi de tienda. Se nota que hay alguien amante del vino.

Puedes comer en el comedor o en el bar de manera más informal. Nos costó 35€ por persona. Eramos tres y pedimos: un entrante (morcilla de las navas con salsa de manzana y pimiento), dos tigres y una croqueta y un segundo para cada uno, no recomiendo la carne roja gallega, está rica pero ración pequeña. Recomeidno efusivamente el tournedó, también los chipirones. Pedimos el especial de postres: 4 postres a eleción del chef. Regado con Finca Coronado 2001, por 18€, en tienda vale 14€., que es excepcional.

La próxima vez iré en plan entrantes y raciones, para compartir todo.

Actualizado (06/02/2011)
Esta vez comí de raciones. Patatas revolconas fue la novedad. A destacar los postres: la trata cremosa de quesos y las torrijas. Nos invitaron a una copa de oporto con el postre, un LBV de Noval, riquísimo. 22e por persona.

Es el tipo de sitios que me gusta, cocina de raiz actualizada. Puedes comer en plan informal o de manera ortodoxa, tienes las dos opciones. Cuidan el vino y su precio está muy ajustado. Y no es ningna turistada. Ejemplo de lo que debe ser un restaurante.

05/10/2010

No defrauda

Tras una estética anodina y más bien clásica, su carta tiene un montón de sorpresas preparada. Genial su propuesta de vinos!

11/08/2010

muy recomendable EL Escorial

La verdad que no conozco sitios de San Lorenzo del Escorial así que no sé si decir que es al q se debe de ir porque sólo he estado aquí, pero a mí me pareció como para tener muy en cuenta,
Cenamos este fin de semana en un comedor que tienen abierto al exterior en verano,porque la terraza era un poco cutre,la verdad q no pareciera el mismo sitio.
El servicio suuuuper amable.
Entrantes para dos:
Cecina buenísima y ensalada mixta con de todo buena,
de segundo carnes,mi lomo bjo de buey con boletus muy sabroso
y postre torrijas ummmmm.Todo con media botella de vino y agua treintaipocos euros!muyyy acertada relación calidad precio.
Luego vimos que todos los asiduos pedían tigres de entrante que debe ser típico del restaurante, nosotros probaremos ya la próxima.
Está a 10 minutos andando del monasterio.