Un Bar y Restaurante con platos internacionales y decoración sacada de otro siglo. La casa de un Perro noble inglés y su obsesión por galletas.

Ordenar por:

relevancia fecha

26/01/2017

Sitio cool, comida normal

Un sitio muy bonito en el que se come normal, sin nada a destacar, pero tampoco grandes fracasos. No es caro. La gestión de las mesas y las reservas, mejorable: nos hiceron esperar bastante a que se liberara la mesa que teníamos reservada, menos mal que uno de los comensales llegó tarde y nos dio igual. Mientras, tuvimos que tomarnos algo en barra y estaba saturada y desatendida.

En mi visita no hubo perros, aunque se que los admiten

08/12/2016

Gran desayuno

No conozco su carta de comidas, tan solo sus desayunos en los que recomiendo si duda sus tartas, especialmente la de queso.No es especialmente barato pero el local (precioso) y la atención te hacen sentir bien, algo que no puede decirse de todos los sitios. Volveré a probar su comida, confío en que no desmerezca sus tartas.

27/04/2016

Bueno y bonito

Tenia ganas y al pasar entramos a desayunar,más bien redesayunar,porque aquí una no sale de casa sin hacer un buen desayuno.Y la verdad es que ha sido una buena idea,el café bueno,el sitio mono y la atención también bien,porque últimamente el café sabe a posos y la atención regulera.Así,que volveremos a probar el brunch.

spider72

A veces es un poco agobiante porque dejan entrar perros (cosa que no parece mal si se comportan) pero alguna vez en el brunch me he encontrado como con 4 ó 5. Más que clientes.

Buenos huevos (a la benedictine)

27 de abril de 2016

11/01/2016

Desayuno

Fuimos un domingo sobre las 12 y al entrar enseguida nos avisaron que no tenían pan ni bollería porque el panadero no les había servido. Esto nos descolocó un poco pero decidimos quedarnos a pesar de todo. Queríamos huevos benedictine y nos dijeron que nos lo podían poner sin pan, así que pedimos eso y unas flautas de pollo hechas con galleta.

Los huevos benedictine de los mejores que hemos comido, como no tenían pan lo pusieron con una galleta debajo y la verdad es que daba el pego. Los sirven con jamón serrano (muy bueno también) y salsa holandesa (admitirían un poco más de salsa) pero si quieres patatas u otra guarnición hay que pedirla aparte.
Las flautas de pollo también estaban muy buenas, nada grasientas y muy suaves.
El café correcto.

Le ponemos tres estrellas por lo del pan, repetiremos otro día a ver qué tal.

---------------------------------------------------------------------

2ª visita:

Repetimos desayuno: huevos benedictine, zumo de naranja y café con leche. El café lo recordaba mejor, los huevos muy buenos.

12/02/2016

SITIO MONO PARA PLAN DE CHICAS

PUNT: 7 LUNAS

LEE MÁS:

dimeunrestaurante.com/restaurantes/el-perro-y-la-galleta

Rosalía Martínez (Pi...

fanjuuuuuuuuuul, pooooooorfa, no digas lo de las chicas, que la mayoría (de verdad) no nos fijamos tanto en la decoración. D verdaaaaad

12 de febrero de 2016

24/12/2015

Encantador rincón junto al Retiro

Ya conocía La Galleta, el hermano de este restaurante, que ya lleva un tiempo abierto en Malasaña, y me encanta, y debo decir que éste no se queda atrás. Da la sensación de ser algo más espacioso que el otro local, aunque la distancia mínima entre mesas sigue siendo uno de sus pocos puntos en contra. La atmósfera del local y su exquisita decoración es uno de sus fuertes, así como una más que aceptable carta de comida y de vinos. Entre lo que pedimos, muy recomendables los raviolis y las flautas de pollo para compartir, y sobre todo, los postres, donde creo que reside una de las fortalezas de ambos restaurantes. Personalmente recomiendo la tarta de mamá con galleta y chocolate, espectacular. El precio medio de una cena es de 30€ por cabeza, por lo que no es un sitio para ir todos los días pero sí una buena opción si buscas un local agradable y acogedor para una comida o cena algo especial.

OJO: La dirección correcta del local es c/Claudio Coello 1 <M> Retiro.

09/12/2015

Mejor de lo esperado. A pesar de ser muy bonito se come bien. Las raciones son para Perro-Elefante

Desayuno de domingo.

Segunda visita a este perro, esta vez para probar sus desayunos/brunches. Muy correctos y ajustados de precio: zumo + café + huevos benedictine con jamón o con salmón + bollería, 12 euros. Si tenemos en cuenta que en la misma manzana te cobran 2,10 eur por un café en Mallorca (esto es alucinante) y casi 3 euros por lo mismo en Capuccino...pues no está mal.

Ojo aviso a navegantes: este local permite la entrada de perros por lo que es posible llegar y que haya no uno, si no unos cuantos...a mi sin llegar a molestarme hay cosas que me parecen de traca de la tía paca, como lo de desayunar con el perro sentado sobre tus rodillas y darle trocitos de tostada. Pero "oyes" que cada uno es cada uno.

**********************************************

3+

Segundo local de los dueños del bar galleta, en este caso añadiendo un perro al asunto, motivo de decoración recurrente por todo el local en forma de figuritas y cuadros. Muy bien iluminado y muy pituco todo. A pesar de ser bonito, no se come mal, con un servicio por encima de lo esperable. Lo pongo un escalón por encima de Marietas, Juanitas Cruces etc...

No tiene una cocina sorprendente (digamos que es una especie de hipster-tardío con su tabla y todo) pero uno está muy a gusto en el local.

BERENJENAS REBOZADAS.- Correcto como entrante a compartir, tampoco me dijo demasiado. Se supone que van con galleta, pero yo no se la encontré. 9*.50 eur

TIMBAL DE CHIPIRONES.- Mejor de lo previsto, aunque no es el plato más adecuado a pedir en un local como éste. 14.50 eur.

TACOS TEX-MEZ DE BACALAO. Curiosa mezcla que funciona. Ricos y sabrosos y bacalao perfecto de punto. 14.50 eur

TARTA DE MAMÁ. Como no, de chocolate y galleta. La típica que todos hemos probado y que tanto echamos de menos. Muy rica. Imperdonable. 6 eur.

Total con dos copas de vino tinto perfectas de temperatura y un café 64 EUROS.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN.

Las raciones son grandes. Mejor dicho, grandes no, enormes. Con 3 platos comimos 2 hambrones y no pudimos con ellos.

Vi una barra al lado de la cocina que parece interesante como opción informal.

CONCLUSIÓN. Sin ser un local destacable, me parece perfecto para una cena informal con amigos o similar.

Eduardo

No está en Claudio Coello, casi esquina con Alcalá?, la dirección de 11870 está mal.

21 de octubre de 2015

26/08/2015

Nueva apuesta de los dueños de "La galleta"

Carlos Moreno Fontaneda, nieto del fundador de María Fontaneda, que ya tenía 11870.com/pro/restaurante-bar-galleta en Malasaña, ha abierto este nuevo restaurante, con platos en común en la carta pero con una decoración distinta, inspirada en sus propias pasiones "los perros y las galletas".

La carta tiene los típicos platos: risotto, berenjenas, burrata y a mi que me encanta el pez mantequilla tienen el tiradito de pez mantequilla y aji amarillo (que lleva rodajas de pez bastante grandes comparado con lo que ponen normalmente) Así que pocos platos sorpresa pero los clásicos están bien hechos.

Sales por unos 35 € persona

09/09/2015

Galleteando

Me encantan las galletas, así que un restaurante donde el concepto gira en torno a estas, y no solo en los postres, lo tenía todo para que me ganara. Me encantó la decoración y el público que había a esa hora (laborable para almorzar) era de lo más chic, entre ejecutivos suecos, amigas fashion, señoras de compras... todo un tutti frutti de estilos, como la propia decoración. El detalle de tener la barra montada al final, casi escondida, con posibilidad de sentarte en ella si vas solo, me encantó, así como los baños, con una decoración entre moderna y vintage muy chula.
La comida estaba muy rica, en raciones perfectas de tamaño y calidad. El servicio me gustó, sobre todo porque aconsejaban de un modo que casi no parecían trabajadores de la casa, ya que llegó a decirnos que 'ese entrante no es muy interesante, yo os recomiendo mejor..." y nos recomendó otra cosa más barata jejejeje Comimos hamburguesa y probamos varios postres. Para repetir.

29/09/2015

Bonito envoltorio, el regalo de siempre

Este es un local que su principal argumento se ve desde la calle. Una ambientación agradable que invita al menos a probar, que apetece visitar. Algo que también tenía su hermano galletero, pero que aquí esta mucho mas logrado.

Si eres amante de los canes, pues mas gracia te hace… luz tenue pero suficiente, motivos caninos, decoración con libros y mucha tulipa. Doble turno, o 9h o 11h

También tiene dos barras, la clásica en el salón y otra en el interior alrededor de la cocina, que me resultó bastante curiosa, supongo que para picar algo con vistas.

El espacio está aprovechado a tope, el concepto de mesas del vips se ha quedado corto, porque creo que las mesas están mucho mas juntas, es complicado salir sin restregarte con tu compañero de mesa.

Y en cuanto a la comida, nosotros nos decantamos por:

Berenjenas rebozadas (9€), bien de sabor y rico el rebozado con un punto dulce. Aunque las berenjenas no estaban muy tersas.

Merluza a la plancha con falso risotto (16€), buena y casi jugosa, pero nada destacable, el falso risotto está ya muy asentado.

Steak tartar (16€), no suelo pedirlo salvo recomendación, pero me animó la novedad de venir con sorbete de mostaza y parmesano. La sorpresa fue que se convirtieron en dos bolas de helado cremoso del mismo sabor, que no conseguí identificar, pero que fijo eran de galleta… Esta mezcla no me casó nada. El steak estaba algo subido de pimienta y apostaría que no cortado a cuchillo, pero no lo aseguraría porque no era clamoroso.

Cerramos con una crema brulé que no aportó nada.

De beber un Ribera que no recuerdo el nombre, pero si recuerdo que costó 16€ y que por copa salía a 3,75€…

Comida aceptable en un entorno agradable. Tres estrellas rasas.

21/10/2015

Genial

Si ya me gusto el Bar Galleta esté aun más. El local no puede ser más bonito con esos grandes ventanales mirando al retiro, los camareros aunque algo jovenes e inexpertos son muy amables. La comida es cierto que tiene muchos platos típicos como el tartar de atún o el risotto, pero están muy conseguidos y como original siempre tienen los platos de galleta como las flautas o las berenjenas. Nosotros fuimos un grupo de amigos y todo estuvo muy rico, sobretodo los postres. Volveremos.

03/09/2015

Precioso local ambientado con perros

Nuevo local con el apellido Fontaneda detrás, y con un guiño muy especial a las galletas -cómo no-, aunque también ahora a los perros, que están presentes en toda la decoración. El resultado resulta exquisito, además de original.

Must go incuestionable a cualquier hora del día, ya que abren en multihorario.

Más info y fotos:
madridmuychic.com/el-perro-y-la-galleta-y-el-vino-otazu