El Portalón

Ordenar por:

relevancia fecha

02/01/2014

Buen producto en lugar con encanto

Lugar singular en el casco viejo de vitoria situado en un antiguo edificio del s XV, sola la entrada ya merece la pena. Salón agradable con buen servicio y mejor comida. La relación calidad precio es buena aunque no barato. Maravilloso el helado de queso con culis de frambuesa.

19/08/2010

Muy bueno todo

Eran fiestas y tenían menús para la ocasión, muy bueno todo, muchos platos a probar, pero no de grandes cantidades.

Tiene fama de ser el mejor restaurante de Vitoria y se lo han creído... un poco caro, pero todo muy bueno.

Me gusto mucho la decoración, mejor que describirlo subo alguna fotillo.

El servicio muy atento.

OVerGon

pintaza el jamoncito :D:D:D

28 de septiembre de 2010

Josetxu

jeje, cualquiera diría que os alimentáis a base de pan con aceite y sal

28 de septiembre de 2010

peralta

bueno, y si vamos ya por el café?

28 de septiembre de 2010

dagger

cómo te cuidas josetxu!!!

28 de septiembre de 2010

19/07/2012

"El restaurante de los V.I.Ps.".

Eso es lo que nos dijo la guia de la visita a la Catedral de Santa Maria, cercana a este establecimiento..La catedral en cuestión lleva unos cuantos años cerrada y "abierta por obras". Un buen ejemplo de como se puede sacar partido - la entrada no es barata- y recaudar fondos para la recuperación de un edificio. La visita fue muy interesante. Hay otros palacios y edificios que también se pueden visitar siempre que organices bien tu horario.
Vitoria fue una 2da opción sustituyendo a una escapada a Biarritz, desde Bilbao, Y bueno, no nos defraudó la ciudad. El casco antiguo, algunas plazas, y encima habia buen tiempo. En estas fechas, todo el Pais Vasco, se contagia del efecto de las cercanas fiestas de San Fermin en Pamplona.
Pero Vitoria estaba tranquila, paseantes y todo muy relajado. Existe todo un plan verde de recuperación de la ciudad antigua y alta.

Bien, el Portalón es un mágnifico ejemplo de gran taberna, convenientemente restaurada, que dice ser del siglo XV. Bonita y oscura decoración, más castellana que vasca.Y con una más que recomendable cocina. El servicio un poco parco o seco, aunque la camarera de mediana edad fue más amable y sonriente. Tienen clientes fieles y se nota que los cuidan.
Pedimos sopa de cocido, más que normal y sin apenas sustancia, sólo 11 euros, muy lavada. Unas verduras a la brasa, aceitadas en extremo y no al dente, por ya 19 euros. Un rape, 22, euros, que a mí no me supo mucho a mar, y eso que no dudo que fuera salvaje. El solomillo estaba mejor, la especialidad son carnes, y platos vascos. , creo que otros 22 euros. Una tarta de manzana, normal, y una "pantxineta",postre popular, con helado,que estaba mejor.Los postres cada uno sus 7 euros. Agua mineral, pan, y una botella de blanco José Pariente, por un más que aceptable precio de 15 euros. Total con el i.v.a. nos salió el almuerzo a la carta para dos personas, por 119'56 euros. No lejos de El Portalón, anunciaban menús, con pochas incluidas o bacalao, en torno a los 15 euros, me parece, todo el menú.
Correcta comida, no tampoco para echar voladores, rico uno de los postres, y el servicio algo seco, el señor sobre todo, pero correcto. Casi como visitar la casa de Lope de Vega, pero con comedores.. cuidados.

19/11/2011

Un clásico histórico, 100% actualizado


Un restaurante que está 100% al día, en su formato de cocina - tradicional como corresponde a un restaurante histórico pero actualizada en cuanto a técnica, presentación, puntos de cocción, excelencia de materia prima, bodega - una fantástica selección de Riojas, ambiente - un auténtico lujo, una decoración cálida y muy bien cuidada en todos los detalles, la mesa - cristalería de alta calidad, comodidad de las sillas, mantelería, y por último, el servicio - profesional de escuela, empleados motivados, competentes y amables.
Muy gratificante y recomendable.

30/01/2012

Antigua casa de Postas (siglo XV)

Quizás el restaurante más singular de Vitoria-Gasteiz, ubicado en el centro histórico de la ciudad en una antigua casa de Postas del siglo XV. El interior es exquisito también. Prueba de ello realizan cenas teatralizadas que tienen un escenario fantástico para sumergirte en la època.
Los platos de muy buena calidad, de los mejores de la ciudad. Buen servicio. Y claro, esto hay que pagarlo, resultando un poco caro para algunos bolsillos.
Cuentan con varios tipos de menú, incluido del día (35 €).

18/08/2010

Restaurante elegante

En un antiguo caserón del s. XV, en el casco viejo, se distingue por su elegancia y su buena cocina. La bodega es impresionante. Dispone de apartados para comidas de negocios o cenas