Ordenar por:

relevancia fecha

20/09/2012

Muy bueno, pero caro.

El sitio y la atención es muy agradable, la materia prima de mucha calidad, tienen unos tomates espectaculares y todo está muy rico. Pero para 2 personas, con 2 primeros y 2 segundos, sin vino ni postre, me parecen excesivos 113€...

22/03/2011

Espectacular

Tenía ganas de venir a este sitio y ayer se dio la oportunidad.
El sitio de aspecto bien, un poco viejuno de concepto, sin estridencias modernas. Clásico
El servicio atento y peculiar el maitre, pero muy correcto.
Las raciones muy abundantes (ojo!) y muy bueno todo: espectacular el arroz con gurumelos, la tortilla marinera, el bacalao y el atún rojo con frutos secos.
Lo peor es que al ser tan grandes las raciones, no te queda cuerpo para probar más cosas!
Mira, una excusa para repetir.

07/08/2011

Fui hace 2 semanas al Qüenco y volví a quedar encantada -pues hace 4 años ya me sorprendió su arroz con gurumelos-.
Todo seguía igual, eso sí, el bodegón que decoraba la sala había cambiado, pues depende de la temporada; esta vez eran tomates, grandes y de buena presencia. Y es que Pepa Muñoz -propietaria y cocinera del Qüenco-, trae los productos -hortalizas y verduras- de su huerta de Ávila y siempre los muestra en su sala, así que la decoración cambia en función de la temporada.

Como entrantes tomamos ensalada de tomates con ventresca; estaba buena, pero esperábamos unos tomates más sabrosos y con más color. Tal vez, no estaban lo suficientemente maduros. Porque es de los pocos sitios donde los tomates saben a tomates. Y la tortilla marinera con almejas: poco hecha, como a mí me gusta, pero de sabor un poco ligerita.

Como plato fuerte, yo elegí el arroz cremoso con gurumelos y foie: estaba tal y como lo recordaba, impresionante. Sin duda, es uno de los platos más recomendables de la casa, su sabor y textura son increibles. Mis acompañantes optaron por las verduras -Pisto con huevo empanado, bueno, pero no excelente- y huevos con patatas, pimientos del padrón y jamón -muy bueno-. De postre, helado de café con leche: cremoso y artesano.

Sin duda, el Qüenco es un sitio para conocer, pues cuenta con productos de calidad, cocinados con una receta acertada y bien presentados -sin ser mini platos-.

En cuanto al servicio, ha mejorado respecto a mi última visita, pero aún tienen que cuidar un más los detalles, además de que suelen despistarse un poco y olvidarse de algunas cosas que les pides. Eso sí, se está muy bien y a gusto en su sala, pues es espaciosa y las mesas están bastante separadas.

Por lo visto, sus carnes y pescados también tienen lo suyo; de hecho observé que mucha gente pedía pescado y tenía buena pinta.

Nos costó 35 € por persona, pero no tomamos café y sólo pedimos un postre para compratir. El precio medio es de 45-50 €.

Más información en: sinestesiagastronomica.com

09/12/2010

Un must

Hoy ha sido la tercera vez que he estado y sigue maravillándome, por supuesto el arroz meloso con gurumelos y foie caramelizado sigue siendo un auténtico must del restaurante.
Otro entrante que parece sencillo pero que me parece imposible de replicar en casa son las verduras asadas con aceite de trufa.
También hemos tomado la ensalada de tomate con ventresca; buenísima porque este restaurante puede presumir de materiar primas.
Y como novedad, a sugerencia de la casa, la tortilla con almejas por encima, estaba buena pero tampoco me ha encantado.

Como plato principal destacan los pescados; yo he tomado atún de almadraba en su punto perfecto "casi crudo", exquisito

Y ya, como toque sublime al final, para los golosos; el chocolate blanco con frambuesas flotando...mmmmmmmm

Me encanta conocer sitios nuevos, me cuesta repetir un restaurante, pero el Qüenco de Pepa va por libre, iría una vez al mes!!!

22/06/2011

El sitio muy agradable, para una comida reposada y tranquila. De entradas pulpo servid sob puré d patatas qe estaba finísimo, salpicón normalito, per he de decir que a mí no me gusta mucho y arroz meloso de cogumelos. Foie. No me extraña que lo recomiende tod el mundo, sencillamente espectacular. D segundo pedí sesos porqe hacía micho que no los veía en na carta y tenía capricho, muy buenos. Con una botella de vino para tres, varias caña y un postre por nos 50 euros por persona. Excelene el servcio. Por l visto tienen terraza pero nos avisaron que hay que reservar con muchísima antelación

09/02/2012

Excelente restaurante, pedimos para compartir un arroz meloso con Foie , excelente, jamon cortado a cuchillo muy rico y una fuente con huevos rotos bien planteada y muy rica.
De segundo pedi un lomo de bacalao con alioli en su punto , era fresco y excelente la coccion y textura.
De postre helado artesanal, de dulce de leche muy gustoso, denso muy goloso.
Muy recomendable.

17/08/2010

No está mal

Me gustó, estuvimos en la terraza, que al estar apartada es muy agradable. Se come bien y el servicio es muy atento, de esos que te cantan las cartas y te tratan de manera personalizada, pero aún con todo creo que está un poco subidito de precio.
El bacalao no es de los mejores que he comido en la vida, y yo los chipirones encebollados me decepcionaron... no se veía cebolla porque la habían hecho puré, y no es lo mismo...
Eso si, el arroz conb foie espectacular, y la tarta especial que traen directamente de Lisboa, una maravilla.

29/03/2011

Comida española de calidad

Todo un descubrimiento el Quenco este… Todo un recetario de cocina española clásica, con ingredientes de gran calidad y un servicio atentísimo. Si acaso me quedo con los primeros más que con los segundos. Lo mejor es que no sale demasiado caro para el nivel que tiene; podrán ser unos 45€ con vino de la casa (un rioja francamente bueno).

El arroz cremoso es una pasada.

21/06/2010

Un buen restaurante

Mira que hay restaurantes en Madrid, pues este es uno de los que hay que tener apuntado en el movil porque la comida es de verdad espectacular. Siempre hay que reservar, eso te dice el nivel de la comida. Yo recomiendo que os dejéis asesorar por parte del metre, por lo menos la primera vez que se visita porque realmente se nota que saben. Tomé una ensalada de tomate, dios mio!, se me había olvidado lo bien que sabe el tomate de verdad! Además tomé un arroz con foie de agárrate! Siempre dejad un sitio para el postre, para mi obviamente la tarta de chocolate que sorprende por su calidad!

25/05/2010

Así, asá

Quizás haya sido mala suerte, pero no puedo compartir la buena opinión generalizada sobre este restaurante.
Para empezar, está muy mal insonorizado. Cuando no hay demasiada gente se puede escuchar perfectamente la conversación de las mesas cercanas. Cuando se llena ya da igual, el ruido generalizado lo difumina todo.
Las decoración simple y las mesas para cuatro pequeñas.
El servicio atosigante. Si te dan la carta, se supone que es para que tú la leas, no para que te la canten en plan espot publicitario. Y lo peor es que la camarera no te dejaba hacer zapping. La tenías que escuchar sí o sí. El colmo fue cuando nos mandó callar para que la escucháramos. .
Y vayamos a lo del comer que, a fin de cuentas, es lo fundamental. Pues la cosa tuvo sus más y sus menos.
Los más: La ensalada de tomate con ventresca, los revueltos de setas y el rodaballo salvaje.
El tomate muy bueno. Nos dijeron que tienen su propio huerto. La ventresca también rica, pero eso ya es cuestión de seleccionar la lata adecuada.
Los revueltos de setas, tres variedades diferentes. Me gustaron mucho, con el huevo casi sin cuajar, aunque entiendo que a muchas personas no les gusta esto.
El rodaballo salvaje, espectacular. en cantidad, calidad y punto de cocción.
Los menos: el tan afamado arroz con gurumelos y foie. Supongo que tendrían un mal día, porque de lo contrario, no lo entiendo. Una cosa es que le den un toque de Pedro Ximénez y otra es que su sabor anule todo lo demás. Y la fritura, sosa y excesivamente hecha
Resumen: Decepcionante, aunque no descarto volver para darle una segunda oportunidad

05/02/2011

Correcto

Ayer fui a cenar y he de decir que nos encontramos ante un restaurante que hacen facil lo que en principio deberia ser facil, buen servicio, buenas materias primas... buena comida.

Un sitio donde ir y no equivocarse...

24/02/2010

bronto cenáculo

Al entrar en el Quenco y ver la edad media de los clientes, uno de mis amigos dijo "aquí se cena bien". Y es que no es precisamente un restaurante juvenil tipo El Escondite, para ver y ser visto, sino un sitio al que la gente va a comer bien en una callecita escondida de mi barrio. En cuanto a la comida, destaca la calidad de sus productos, como los tomates, casi imposible de encontrar a ese nivel en Madrid, y que sirven con ventresca como entrante, y por supuesto el exquisito arroz con gurumelos y foie, no en una gran cantidad pero sí de un sabor contundente, ideal como plato principal para no compartirlo jamás. Después del mítico arroz con perdiz y setas de Sacha, mi favorito de la zona. En torno a 40-45 euros por persona con el excelente Martínez Lacuesta de la casa y postre. Servicio irregular.

11/05/2011

Comida de mercado muy original y bien hecha

Muy luminoso y de líneas claras, decorado en tonos blancos y grises, sillas de madera de línea rústica y muchos fruteros de decoración, este restaurante es una buena opción para llevar a tus amigas, reservar una de sus mesas redondas y charlar saboreando un espectacular arroz con gurumelos o unas anchoas...

29/10/2011

Exquisito

Sin duda, un restaurante de los que me guardo como favoritos. Especialmente buenas las anchoas, la ensalada, la ensaladilla y el atún rojo (muy poco hecho).
Servicio ágil y amable.
Está en zona tranquila y tiene servicio de aparcacoches.