Ordenar por:

relevancia fecha

25/11/2014

Maravillosa materia prima y cocina clásica. Caro. Detalles que no deben estar con esta RCP

Comida de bizniz 25.11.2014

3++ pero en justicia no puedo darle más.

Local de tamaño medio, con dos salones, ambos hasta la bandera. Ruidoso y un pelín abigarrado, aunque la separación de las mesas es correcta. Sobre todo a la entrada y a la salida hay un poco de sensación de camarote de los hermanos Marx, con un continúo trasiego de camareros y de público entrando y saliendo. Desde luego es un sitio vivo y activo.

A pesar del barullo, no se está mal, aunque me quedo con el ambiente de La Manduca y/o Aldaba, ambos de cocinas y precios parecidos.

Famosetes del mundo económico y/o ex jueces estrella junto con algún semi-royal.

Si hay algo que destaca en este local es la cocina: sencilla y clásica pero con una innegable calidad y una soberbia materia prima. Pescados excelentes y verduras de quitarse el sombrero, todo con una presentación austera, casi monacal, en muchos casos sin acompañamiento (ni falta que le hace).

NUESTRA OPCIÓN:

Ensalada de tomate con ventresca para compartir (entre 4). No se puede uno ir de aquí sin probar esos tomates. Expuestos a la entrada es como cuando entras con tus hijos en un tienda de perritos, todos te llaman y te dicen "cómprame, cómprame...". Perfecta de sabor y de aliño.

Pochas con chipirón en su tinta, fuera de carta. Servida en tapitas individuales para compartir. También soberbia.

Rodaballo. Yo no lo probé pero sólo por la pinta ya me pareció de vuelta al ruedo, al horno y servido solito en un plato blanco impoluto. Por lo qué sé, muy bueno.

Ventresca de bonito. Igual que el anterior, aunque aquí yo le hubiera puesto aunque fuera una patatilla. Buena materia prima aunque en este caso la sencillez me pareció excesiva, con una pieza de pescado sola en medio del plato.

Sesitos rebozados. Correctos, creo que la casquería no es el fuerte del local (aún así notables).

Mollejas. Correctas sin más. Buenas que no sobresalientes.

Con una botella de Glorioso, agua embotellada, dos cafés y un postre 175 eur/4 pax.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN (y en este caso no muy positivos):

- Carta con los precios sin IVA. He decidido que quitaré media estrella por este detalle a todos los sitios en que me lo encuentre. Cada vez me molesta más.

- Servicio: Tejas servidas con los cafés a destiempo, cuando todo el mundo había ya terminado, cuenta reclamada varias veces y en general una sensación de un servicio un poco por debajo de la RCP y la cocina del local.

CONCLUSIÓN: Hemos comido bien por 45 euros/pax pero si voy en plan personal, me hubiera puesto claramente en los 60 eur (hemos tomado una botella de vino entre 4). Me parece un poco subido de precio, aunque la calidad de la cocina es incuestionable.

Por local y por atención me quedo con La Manduca, Aldaba y el otro local del grupo, Pepa, con una cocina clavada y un local más agradable.

Yanzoo

Me interesa!! lo tengo en órbita hace tiempo y he oído de todo bueno y malo....

25 de noviembre de 2014

Gath

Expectante por tus comentarios, al igual que Eum lo tengo in mente desde hace mucho tiempo, pero me ha faltado un empujon, a ver si tu ....

25 de noviembre de 2014

Gath

Buena reseña Spider, pero el empujon me llevara primero a tus dos ultimas recomendaciones, luego ya, si eso.....

25 de noviembre de 2014

spider72

En mi opinión, y con precios similares (es decir caretes) me quedo con esos dos, si encima Albada está en Kviar pues no te digo más (sin Kviar Aldaba se va de precio por encima de estos y entonces no interesa). Pero el servicio en ambos es mejor que en éste y la calidad de cocina y producto es similar.

Por local también ganan, en este caso ya digo que incluso mucho mejor Pepa (el antiguo olivo).

No obstante es un buen sitio, prueba de ello es que lleva muchos años y hoy, martes, estaba al 100%.

25 de noviembre de 2014

Yanzoo

Muy de acuerdo con el tema de no poner el IVA en los precios, un detalle de mal gusto sin duda.

25 de noviembre de 2014

Lady Spider76

...de mal gusto y que no es legal. La legislación española indica que los precios deben ir con el IVA correspondiente.

25 de noviembre de 2014

17/03/2014

Comida honesta y buena, pero carilla

Restaurante en Chamartín de comida honesta y sencilla, a precios más bien altos (50€/pers) que pagas contento dada la calidad de los platos. Merece la pena pedir alguna de sus verduras (en especial, los tomates) y su arroz con setas y foie, pero no así su steak tartar. Su servicio que pasa desapercibido, para bien y para mal. Ambiente algo viejuno y pijo, con famoseo. Más en: lascenasdeingrid.com

Honest restaurant in Chamartín that serves simple food, a rather high prices (50€/pers) which are worth to pay given the quality of the dishes. It is also worth ordering some of their vegetables (especially tomatoes), but not their steak tartar. Their service goes unnoticed (not bad, but not so good). Celebrities. More in: lascenasdeingrid.com

Ehrlich Restaurant in Chamartín, die einfache Speisen an ziemlich hohe Preise (50€/Person) bedienen, aber die wert sind zu zahlen angesichts der Qualität der Gerichte. Es lohnt sich auch einige ihrer Bestellung Gemüse (vor allem Tomaten), nicht aber ihre Tatar. Ihr Dienst ist unbemerkt (nicht schlecht, aber nicht so gut). Prominenten. Mehr in: lascenasdeingrid.com

26/01/2012

EXCELENTES PRIMEROS. FLOJOS PESCADOS. AMBIENTE ALGO CASPOSO

El viernes fuimos a cenar a este sitio del que habíamos oído hablar muy bien.

El restaurante estaba lleno con un ambiente viejuno y un poco pijo casposo...muy elegante iba la gente a cenar esa noche...digo esto xq me sorprendió mucho ese ambiente de gente de Madrid de toda la vida, abuelas todo puestas cenando....curioso.

Me habían hablado del arroz con setas y foie y joder, estaba impresionante. Sinceramente, merece la pena venir al Qüenco de Pepa sólo por probar el arroz. Así que os recomiendo que el día que vayais os pidais el arroz como plato principal para uno ya que está tan bueno que no hay que compartirlo!!! Al probarlo recordé el pésimo de arroz que me vendió Iñaki en el Arce.....Iñaki esto sí es un arroz con setas y no lo tuyo!

Otro primero espectacular fue el pulpo con salsa de patata. Aqui el pulpo es lo de menos xq lo espectacular es la salsa de patatas. Este no es el típico plato de pulpo con trozos de patatas, es algo mucho más fino hecho como si fuera un puré de patatas con pulpo....de quitarse el sombrero.

Otro primero bastante decente son los huevos estrellados, todo un clásico que hay que ser muy cazurro para hacerlos mal. Estaban más que decentes.

Iba la cena de puting mother hasta que llegaron los segundos. Como la maitre nos dijo que ellos están especializados en pescados yo me decanté por el rodaballo salvaje. El rodaballo era de 10 kilos y me trajeron un trozo descomunal...imposible de terminar. Estaba poco hecho (les tenía que haber dicho q me lo hicieran más), le faltaba sal y sobretodo estaba muy muy flojo de sabor. Si uno ha probado el rodaballo de Elkano (Guetaria) mejor que nunca pida rodaballo en otro sitio xq le sabrá a mierda pero yo cometí el error de pedirlo y claro, lo comparas y te da la risa.

Yo me esperaba un rodaballo más fino, más estilo lenguado, crujientito por fuera y con un fuerte sabor a mar pero fue todo lo contrario. Una decepción.

La lubina también estaba muy muy floja.

Esto me confirma que en Madrid si puedes nunca pidas pescado. Tan fresco como lo puedes tomar en el Cantábrico no lo vas a encontrar y encima va a ser 3 veces más caro.

No pedimos postres ya que nos dijeron que no merecían la pena.

El vino tinto de la casa, pese a su fama, estaba bastante flojo ese día.

Todo salió por 50 euros por barba. Simplemente por sus primeros os aseguró que volveré. Así que un consejo: si vais no pidais pescado y centraros en el arroz y en el pulpo y si aún así quereis segundo decantaros por la carne que siempre es algo seguro y más barato que el pescado!!!

Purrusaldo Gutierrez

Es bastante asqueroso utilizar la palabra "mierda" cuando se habla de comida.
Además, yo no estado en este restaurante, y los platos estarán mejor o peor, pero dudo que ninguno merezca ese calificativo, ni siquiera comparándolo con platos de otros restaurantes.
Supongo que tu comentario se debe a un intento de parecer menos pijo de lo que tu foto muestra, pero que por tus comentarios parece que rechazas.

14 de julio de 2010

La Guía de María

Alberto, te aseguro que hay un postre que merece muuuucho la pena; las frambuesas con chocolate blanco!, no te las pierdas la próxima vez.
Y de pescados, está muy bueno el atún vuelta y vuelta, con salsa de soja.
Respecto a lo que comentabas de pedirte el arroz como plato único, yo pensé lo mismo y lo hice la segunda vez que estuve, lo que pasa es que llena demasiado...Las siguientes veces lo hemos vuelto a pedir para compartir, aunuqe si vas más de dos, yo pediría dos arroces...

27 de enero de 2012

ALBERTO DE LUNA FANJ...

No sé si volveré pronto a este sitio ya que me dió un poco de pereza en general y prefiero seguir conociendo nuevos sitios o repitiendo en aquellos que realmente me gustan mucho, pero si vuelvo no dudes que tendré en cuenta el postre y el atún. Gracias!!!

27 de enero de 2012

20/09/2012

Muy bueno, pero caro.

El sitio y la atención es muy agradable, la materia prima de mucha calidad, tienen unos tomates espectaculares y todo está muy rico. Pero para 2 personas, con 2 primeros y 2 segundos, sin vino ni postre, me parecen excesivos 113€...

07/08/2011

Fui hace 2 semanas al Qüenco y volví a quedar encantada -pues hace 4 años ya me sorprendió su arroz con gurumelos-.
Todo seguía igual, eso sí, el bodegón que decoraba la sala había cambiado, pues depende de la temporada; esta vez eran tomates, grandes y de buena presencia. Y es que Pepa Muñoz -propietaria y cocinera del Qüenco-, trae los productos -hortalizas y verduras- de su huerta de Ávila y siempre los muestra en su sala, así que la decoración cambia en función de la temporada.

Como entrantes tomamos ensalada de tomates con ventresca; estaba buena, pero esperábamos unos tomates más sabrosos y con más color. Tal vez, no estaban lo suficientemente maduros. Porque es de los pocos sitios donde los tomates saben a tomates. Y la tortilla marinera con almejas: poco hecha, como a mí me gusta, pero de sabor un poco ligerita.

Como plato fuerte, yo elegí el arroz cremoso con gurumelos y foie: estaba tal y como lo recordaba, impresionante. Sin duda, es uno de los platos más recomendables de la casa, su sabor y textura son increibles. Mis acompañantes optaron por las verduras -Pisto con huevo empanado, bueno, pero no excelente- y huevos con patatas, pimientos del padrón y jamón -muy bueno-. De postre, helado de café con leche: cremoso y artesano.

Sin duda, el Qüenco es un sitio para conocer, pues cuenta con productos de calidad, cocinados con una receta acertada y bien presentados -sin ser mini platos-.

En cuanto al servicio, ha mejorado respecto a mi última visita, pero aún tienen que cuidar un más los detalles, además de que suelen despistarse un poco y olvidarse de algunas cosas que les pides. Eso sí, se está muy bien y a gusto en su sala, pues es espaciosa y las mesas están bastante separadas.

Por lo visto, sus carnes y pescados también tienen lo suyo; de hecho observé que mucha gente pedía pescado y tenía buena pinta.

Nos costó 35 € por persona, pero no tomamos café y sólo pedimos un postre para compratir. El precio medio es de 45-50 €.

Más información en: sinestesiagastronomica.com

22/07/2007

Buen restaurante

Conocía el primer Qüenco (11870.com/pro/17703) y hasta ayer no había ido a éste. El local efectivamente es más amplio, con las mesas más separadas y con un toque más moderno. Cada uno tiene sus encantos, evidentemente. La cocina es tradicional con una carta amplia. Carnes, pescados, arroces, bastantes entrantes y una buena carta de vinos. La selección de copas por si quieres tomarte una después de cenar merece la pena observarse. En general me gustó, aunque no sea capaz de destacar nada en concreto.

26/06/2008

Buen sitio para comer

Restaurante bien puesto para la hora de comer (una comida un poco especial, no en plan menú rápido). El atún rojo estaba bueno aunque los he comido mejores. Los entrantes, lo mejor: arroz cremoso con gurumelos y foie, y pulpo con crema de patata. Los dos estaban deliciosos. Buena carta de vinos.