Ordenar por:

relevancia fecha

22/07/2016

Gracias Pepa

Ser fan de Pepa es muy facil por su simpatia y su profesionalidad, pero si ademas de esto te encuentras con las mejores verduras en Madrid, pues claro, como no serlo...

Calidad excelente en todos los platos.

Especial atencion a los tomates, la ensalada de pimientos con ventresca de atun de almadraba, las setas, y sobre todo...

El arroz cremoso de con gurumelos y foie...no tengo palabras para describirlo, platazo.

Muy buena relacion calidad precio.

13/09/2012

Un magnífico restaurante de esos que destacan sobre todo y ante todo por la calidad de lo que ponen en el plato. Materiales de primera servidos sin trampas ni disfraz. La sala es amplia y cómoda, silenciosa, con una luz natural de lo más agradable, un sitio que esos que nada más sentarte ya te sientes cómodo. La carta es estupenda, de esas que te pedirías todos los platos y te apetece probar de todo. Recuerdo que la ensalada de tomate me dejó impresionado. Una simple ensalada de tomate. Me pilla un poco lejos de mis caladeros habituales pero sin duda por esta zona de Madrid es de lo mejorcito que conozco. Para volver más veces.

Manteles y servilletas de tela.

27/07/2013

Todo buenísimo

Probamos la ensalada de tomate con ventresca, las anchoas en pan de cristal, los chocos y el arroz meloso con foie, y estaba todo riquísimo.
Deseando volver a seguir probando cosas.

11/09/2011

Cocina de mercado de alto nivel

Recientemente he vuelto a este ya clásico de Chamartín. Hacía años que no iba y el retorno no ha podido ser más gratificante.

El Qüenco de Pepa es un sitio donde se come muy muy bien. Donde los tomates saben a tomate, y todo lo que pasa por delante de los ojos de uno tiene una pinta impresionante.

La misma Pepa enuncia los platos mesa por mesa y aconseja sobre platos fuera de carta. Incide en que los pescados son todos salvajes y las verduras de su propio huerto de Ávila.

Cualquier cosa que se pida es acierto seguro. Mención especial entre los entrantes para el risotto de foie, la tortilla con almejas, la ensaladilla con gambas y aguacate y las verduras a la parrilla. De platos principales destacar los pescados al mejor nivel. Postres muy ricos.

Servicio amable y profesional. Tuvieron el detalle de invitar a la segunda ronda de copas (algo que en Madrid ya se ve en pocos sitios).

Precio tremendamente razonable: con 2 variedades de vino, refrescos, cervezas, agua y 2 combinados salimos a 55€ por comensal. Muy razonable. Un sitio para volver.

09/12/2010

Un must

Hoy ha sido la tercera vez que he estado y sigue maravillándome, por supuesto el arroz meloso con gurumelos y foie caramelizado sigue siendo un auténtico must del restaurante.
Otro entrante que parece sencillo pero que me parece imposible de replicar en casa son las verduras asadas con aceite de trufa.
También hemos tomado la ensalada de tomate con ventresca; buenísima porque este restaurante puede presumir de materiar primas.
Y como novedad, a sugerencia de la casa, la tortilla con almejas por encima, estaba buena pero tampoco me ha encantado.

Como plato principal destacan los pescados; yo he tomado atún de almadraba en su punto perfecto "casi crudo", exquisito

Y ya, como toque sublime al final, para los golosos; el chocolate blanco con frambuesas flotando...mmmmmmmm

Me encanta conocer sitios nuevos, me cuesta repetir un restaurante, pero el Qüenco de Pepa va por libre, iría una vez al mes!!!

21/06/2010

Un buen restaurante

Mira que hay restaurantes en Madrid, pues este es uno de los que hay que tener apuntado en el movil porque la comida es de verdad espectacular. Siempre hay que reservar, eso te dice el nivel de la comida. Yo recomiendo que os dejéis asesorar por parte del metre, por lo menos la primera vez que se visita porque realmente se nota que saben. Tomé una ensalada de tomate, dios mio!, se me había olvidado lo bien que sabe el tomate de verdad! Además tomé un arroz con foie de agárrate! Siempre dejad un sitio para el postre, para mi obviamente la tarta de chocolate que sorprende por su calidad!

21/11/2010

Uno de mis favoritos. No hay que perderse el arroz con gurumelos.
Nadie dijo que comer bien fuese barato pero, el precio no es exagerado.