El Rincón Del Cojo

Ponte en contacto con nosotros y te ofreceremos una atención a la medida de tus necesidades. Ponemos la máxima dedicación en nuestro trabajo diario.

Ordenar por:

relevancia fecha

29/01/2013

Fernando Pisón Solanas lo descubrió en enero de 2013

Lechazo en Castilla La Mancha

Desplazamiento ex profeso para comer en este local del centro del pueblo Toledano de Manzaneque en el que el bar te recibe con su gente tomando botellines y viendo la TV. Salones repartidos con manteles y servilletas de tela, vaso bajo para el agua y copa de vino serán un lugar sencillo para comer muy bien.
No llegué ni tan si quiera a leer la carta porque mis acompañantes conocían de sobra el menú, les conocían a ellos y la única desconocida era la comida para mí, que pronto haría las delicias.
Menú elegido de memoria por uno de los comensales en el que solamente dió a elegir un plato a cada uno de los otros dos, y digo solamente de todos lo que tomamos.
Todo al centro a compartir:
-Morcilla con pimientos rojos
-Queso curado de La Mancha (exquisito mezclado con pan de pueblo y vino de Cuenca; Calzadilla)
-Cecina de Buey en aceite (elegido por mí) Muy rica para manchar el pan
-Revuelto de gambas con verduritas (suena a wok pero sabe natural 100%)
-Riñones a la brase con parmetier de patatas (sabor a auténtica brasa)
-Conejo flambeado (al ajillo), bien logrado
-Mollejas o lechecillas de cordero; muy finas, suaves.
-Entrecote fileteado con pimientos, patatas y con sal muy bien puesta (un poquito frío)
-1/4 de Cordero Lechal exquisito (IGP de Castilla-León) y menciono ésto porque este restaurante puede presumir de ser el único lejos de Castilla y León en el que puedas comerte un lechazo de IGP como ocurre con solo otros 21 restaurantes en toda España. Destaca en muchos lugares de críticas gastronómicas por este plato especialmente.
-Postre de la casa, (corte de helado sobre especie de bizcocho flotando en un pequeño charco de chocolate, sabroso y artesanal)
-Cafés y licores de mazapán y varios (original pero no me entusiasmó)
Gracias a la compañía que me regalaron un buena conversación, pude compartir sobremesa con Juanjo, dueño y quien está al mando del asado. Nos enseñó su medalla de IGP de Lechazo y aportó sus ideas gastronómicas.
Me lo recomendaron, me llevaron y me invitaron y espero volver pronto pero desde ya lo recomiendo por la calidad, atención y originalidad de poder tomar un producto típico de otra indicación geográfica con la misma seguridad.