El Rincón de la Abuela

Tras veintiséis años en la profesión, habiendo trabajado en varios sectores de la hostelería y diplomado en 1991 como Técnico Especialista en Restauración de la mano de D.Emil...

descripción completa de El Rincón de la Abuela

Más info

Visita nuestra web para saber más

ver sitio web

Ordenar por:

relevancia fecha

27/10/2015

darse un homenaje en la sierra madrileña

dice la leyenda que este restaurante lo montó un camarero que trabajó en otro local legendario de la sierra madrileña, Sala (11870.com/pro/restaurante-sala) y algo de cierto debe haber porque el plato principal son las famosas gambas a la plancha, que a diferencia del otro sitio, en El Rincón de la Abuela son más baratas (70€ el kilo frente a 85€ en Sala y personalmente me gustan más en este local de Collado Mediano). Por otra parte, en Sala tienen una carta más variada y original, aunque en El Rincón de la Abuela la carne está muy rica y en general se cena bastante bien. Carta de vinos normalita pero si cenas en la terraza lo pasas genial.

01/06/2012

Todo buenísimo y en especial las gambas a la plancha

Las gambas a la plancha son la especialidad de la casa. Producto superfresco, de calidad y elaborado perfectamente, no pueden faltar en el menú.

Pero no solo están buenas las gambas, probad también los boquerones en vinagre, la ventresca con pimientos y salmorejo, las croquetas de jamón y de marisco, los chipirones a la plancha y las mollejas al ajillo, buenísimas.

Y de plato principal los tacos de merluza a la gallega, exquisitos, el besugo o el lenguado a la espalda, el rodaballo a la plancha y para los carnívoros, el chuletón, el solomillo y las chuletillas de cordero, la segunda especialidad de la casa y que estaban buenísimas.

A destacar la bodega, muy surtida y a precios razonables. Y los postres bien, muy buenos la leche frita y el pastel ruso y las milhojas de crema.

Tenemos que volver en verano y disfrutar de su magnífica terraza.

Hemos vuelto en verano y hemos cenado en la terraza, estupendamente gracias al magnífico servicio, a la temperatura en la sierra y a la comida, sensacional.

06/06/2010

Más de lo mismo, desde que Jose, abrío el tarro de las esencias con la casona de Cercedilla, y descubrio a todos el poder de la gamba a la plancha, todo el mundo que pasa por la escuela de Sala, abre un restaurante, ésto podría ser bueno, de hecho lo és, si no fuera por la masificación de clones que tenemos en la sierra, son todos iguales, con la misma comida, con la misma horterez y con el halo de comida de lujo de andar por casa que arrastramos como si salieramos de una epoca de hambre. Por cierto, el local no está mal, un antiguo caserón serrano, en el que Maxi, se ha gastado un riñón

16/08/2009

Un clásico ahora más grande

Antes era un restaurante pequeñito en el jardín de una casa particular, basicamente. Ahora están en la casa de al lado, una casa antigua de piedra con un jardín e-n-o-r-m-e dividido en zona de mesitas para tomar raciones, zona para comer más formal (con su mantel, sus cubiertos y esas cosas) y una barra cuadrada de madera para tomar copillas.

La cocina es muy buena pero no se sale de lo común (croquetas, calamares, ensalada de pimientos, etc) hasta que llegas al postre. La carta de postres es casi más grande que la de raciones, la gran especialidad y originalidad de la casa es el HELADO DE VIOLETAS, buenísimo.

A resaltar: el trato perfecto, es decir, agradables sin ser pesados.

30/01/2012

Mesas demasiado juntas en los salones. Decoracion pobre.
Buen servicio, Buena calidad.