Ordenar por:

relevancia fecha

18/11/2015

Bistró informal de orientación astur-mexicana

Noviembre 2015

Hace ocho meses abrió, en plena zona del puerto deportivo de Gijón, este Tomate Bistró, un lugar desenfadado en el que dos ex-Casa Marcial/La Salgar decidieron independizarse y abogar por una carta corta pero bien ejecutada, con producto fresco, recetas tradicionales y toques mexicanos por la procedencia de uno de ellos.

Un aperitivo de un poco de cecina con puré de manzana dio paso a las canónicas las croquetas que, siguiendo la receta de los Manzano, incorporan un punto de nuez moscada y son de menor tamaño; absolutamente cremosas. El "bocadillo" de xarda, porque ya no hay sardina, no es más que unos canutillos de pasta philo que la envuelven junto un poco de lechuga de mar y que se termina con un puré de papaya que le da un toque gracioso y cuyo bocado sobresale por la frescura y lo tierno que está el pez.
Las setas de temporada, rebozuelos y boletus, se presentan salteadas sobre una tortilla crujiente de maíz sobre la que caen unos puntos de puré de frijoles, cebolla encurtida y brotes de cilantro. Estupendos los callos, melosos, a la madrileña, como a mí me gustan pero echando de menos un poquito más de picante en ellos.
Para terminar probamos el cochinillo confitado, tierno y meloso en su interior y crujiente en la superficie, que venía acompañado por un mole de novia (blanco, a partir de piñones y chocolate blanco) que quedaba ligeramente dulzón.
De postre muy rica la torrija de sobao.

Recomendable para una visita informal en un sitio agradable, con buena cocina y con un ticket medio de unos 25€.

Cristina

Que buena pinta!!!!

18 de noviembre de 2015