El Torreón de El Pardo

Ordenar por:

relevancia fecha

25/10/2017

Enorme restaurante para excursión con niños

En la carretera del Cristo del Pardo se encuentra este macrorrestaurante que tiene desde cafetería, salón formal, terraza para raciones, terraza más formal, mini granja con animales, visitas esporádicas de gamos y jabalíes, columpios dentro del recinto, y yo qué sé que más... Es decir, que inicialmente da una pereza igual de enorme el plan. Sin embargo, se trata de una visita maja para niños y he de decir que la comida no está mal y el precio es ajustado. Además, nos trataron incríblemente rápido y bien para el tipo de lugar que se suponía. También es verdad que comimos muy prontito.
Nos sentamos en la terraza más cutrecilla para tomar una ración de gamo, unos calamares a la romana y una ensalada de perdiz. Todo bastante bien salvo la ensalada, que no estaba muy currada, la verdad. Postres tipo arroz con leche, flan y tal. Cafés y tercios. Para 2 adultos y un niño, 65€.

Gaspar Vidal + seguir 12 sitios

03/09/2012

Comida tradicional

Comida tradicional. Buena relación calidad/precio. Merece la pena ir cuando no hay eventos o celebraciones multitudinarias (bodas, comuniones o banquetes en general) o en días festivos señalados. El resto, el servicio es bueno y profesional.

10/08/2010

Terraza de verano

Empiezo diciendo que odio las terrazas en verano, en Madrid hay una opinión muy extendida de ir a cenar a terrazas en verano, un gran error, porque en esta ciudad no refresca. El Pardo es un excepción, estando en Madrid, tienes unos cuantos grados menos que en el centro.
Es un sitio bastante agradable, situado nada más pasar la Iglesia del Cristo del Pardo. La terraza es inmensa y por lo que pude ver, está dividida entre tapas y restaurante en plan formal. Yo fui al restaurante, y destacaría el servicio, super atentos y majísimos. La comida, la definiría como tradicional (tipo carnes y pescados), Puntos positivos, la terraza (que además tiene un sistema de esos de aspersores) y una zona para niños. Tiene el negativo de tener que coger el coche.

31/05/2008

Contundente

En ocasiones, uno echa de menos acabar almorzando (o cenando) en un sitio que no sea chick, retro, ultra, friki, fusion, fashion, jazzy, o funky, y lo que espera es el típico restaurante de toda la vida, con comida sencilla pero contundente, con los productos de la tierra, preparaciones básica no mucho más allá del horno y la sartén, un trato cuidado pero no rococó, y un entorno diría "castizo".

En los entrantes no te puedes perder las croquetas caseras de castañas, jamón de jabugo y boletus, que está deliciosas. Yo que soy más carnívoro, os recomiendo el chuletón de Ávila o el asado de cordero lechal, que les sale muy bien. No me gustó el corzo a la cazadora, pero en general la caza no me apasiona así que no te fies. El tiramisú está bastante logrado, y puedes pedir una degustación (importante) de sus postres.

Las veces que hemos comido, el regadío vino de de dos riberas del duero: un Pesquera y un Protos (no recuerdo las añadas).

Eso sí, el precio es para ocasiones especiales, pero como decía aquel: "Pagar más por algo que no lo vale es tontería. Pagar menos por lo que lo vale, también".

14/08/2007

Gollorias lo descubrió en agosto de 2007

Para cenar en la terraza en verano

Hace varios años que en verano voy a cenar algún día a la terraza de este sitio, y en pocos se está con mejor temperatura, y con ambiente tan tranquilo. Tienen en el exterior varias terrazas bajo techado con toldo, que en verano tienen con el techo plegado. Si hace mucho calor pulverizan con agua desde arriba para mantener el ambiente fresco.

El sitio es amplio, por lo que puedes cenar sin tener la mesa de al lado pegada. El servicio bastante bueno, los camareros muy amables y la comida fenomenal. Recomiendo las croquetas caseras de castañas, jabugo y boletus, y el corzo a la cazadora. Las natillas caseras con bombones de postre también vale la pena probarlas.

Es caro, pero el sitio lo merece.

07/06/2009

Pros:

En las noches insoportablemente calurosas de Madrid, en El Pardo necesitas una chaquetilla.
Si vas con ninños, hay un parque cerrado, donde están seguros y no molestan.
Si vas con mucha gente, no suele haber problemas de sitio.
Camareros muy atentos y servicio rápido.
Postres caseros.

Contras:

No vas a probar nada del otro jueves, la carta es relativamente corta.
Te recomiendan unos tomates rellenos de una pasta de atún que no me hacen ni pizca de gracia.
Precio: 40€/2 personas.

22/12/2008

prefiero el faro

el sitio es similar al faro pero se come peor o quizás no tuve suerte. la sopa castellana era acuosa y las ensaladas sin gracia alguna. El jamón muy bien.
Servicio super atento y terraza agradable.
Si pides sencillo y te das un paseo alrededor está bien.