Este espacio abre sus puertas en la Plaza de la Cebada en 1995 y rápidamente se convierte en un punto de encuentro del Madrid más bohemio y vanguardista. Situado en un palacete de tres plantas de finales del siglo XIX, ofrece distintos espacios; en la tercera planta se encuentra su irreemplazable azotea.

Ordenar por:

relevancia fecha

06/10/2014

Nueva decoración, brunch y talleres

El mítico local de La Latina, tras 19 años, implementa novedades en su decoración, gestión, concepto y oferta gastronómica, sin dejar de lado los grandes clásicos.

Entre ellos, encontramos las jugosas mini hamburguesas, los crujientes de pollo con salsa de mostaza y miel o la ya citada parrilla de deliciosas carnes uruguayas.

Mientras que, entre las novedades, destacamos el brunch (sábados de 11:30 a 16 horas, 21 euros). Consta de café o té y zumo natural recién exprimido y dos platos a elegir entre cuatro (parfait de yogurt de cabra con galleta de jengibre y muesli orgánico o pinchos de frutas variadas; guacamole, hummus y morcilla de berenjena casera, selección de pan y crudités o huevos benedictinos con salsa holandesa casera y beicon sobre pan de bagel). Lo mejor es ir en pareja o con más comensales y pedir tanto los huevos como la selección de salsas, porque las dos propuestas merecen mucho la pena y se complementan muy bien para que no te quedes con hambre.

Con respecto al cambio de gestión, será Sara Aznar, hija de los antiguos propietarios, quien se encargue de dar un nuevo giro al establecimiento. De momento, Sara ha adelantado que van a acoger talleres y que quieren ser referentes como espacio de co-working. Sigue leyendo en el blog 'La Madrid Morena':

lamadridmorena.com/2014/10/02/el-viajero-plaza-de-la-cebada-11-brunc...

08/07/2014

Un clásico de la Plaza de la cebada

Un clásico de la plaza de la Cebada, un edificio de tres plantas (incluida una estupenda terraza para las noches de verano) donde tomar una copa o cenar algo.

Buen ambiente, abierto todo el día

02/06/2013

vistas

Años y años hacía que no visitaba tan famoso lugar y la verdad que todo sigue igual. Ni bien ni mal. Igual

Nunca he comido allí y creo que con los años, jamás lo haré. Seguramente tampoco iré de copas a la primera planta un sábado noche pero la terraza tiene para mi un encanto especial. Lo suficiente como para pagar su alto precio por una copa mala de coj***es. Igual tuvimos suerte con la ubicación (sol y sombra), igual la temperatura primaveral, los camareros tuvieron un buen día.....lo único que sé es que estuvimos muy bien y la terraza y el ambiente me encantaron.

Aún asi no obvio la copa cara y regular y por eso se queda con tres estrellas. Bueno, por eso y porque un tío me selló la mano cual res si quería volver a subir a la terraza después de ir al baño. Al estilo de macro discoteca.

10/06/2014

Tiene una buena terracita.

En plena Plaza de la Cebada,del Barrio de La Latina,hay tapitas de jamón,hay helados y una buena terracita en la que estás super a gusto.

17/08/2011

Premio al peor servicio de Madrid

No hay vistas ni tu tía que justifique un servicio tan, tan, tan malo. Parece que lo hacen a posta para reírse de la gente. Costaría poco organizar mínimamente el local para atender algo mejor al cliente... les da igual. Supongo que estará siempre tan lleno de gente y turistas que no les importa lo más mínimo que todo el mundo se quede descontento. Es quizá el peor sitio en el que te puedan ¿atender? en Madrid.

¿Las vistas son bonitas? Sí, preciosas, pero francamente... no vale la pena el agobio, el calor, la espera y la mala calidad de la comida y la bebida.

Hay muchas terrazas mejores en Madrid, por ejemplo:
11870.com/jesusencinar/tag/terraza/geo/es/madrid

28/06/2012

Mítica terraza en La Latina

El Viajero, especialmente sus terrazas, es uno de esos locales míticos de Madrid. A pie de calle o sobre la azotea, se convierte en un imprescindible en los días soleados de invierno. A sabiendas de cuál es su punto fuerte, cuando el clima acompaña, la planta intermedia se transforma también en un espacio abierto; cambiamos la posición del sofá, abrimos los balcones, y voilá! ¡a disfrutar del sol madrileño!
Es cierto que las copas son un poco caras (8 euros aprox.), pero en el precio van incluidas las vistas a los tejados de la plaza de la Cebada y la fototerapia; merece la pena. La decoración, singular y acogedora, una especie de vintage castizo y colorista acorde con el público, de lo más variopinto. No hemos probado las comidas, pero lo anotamos en la agenda.
+ sitios en madridcoolblog.com

17/05/2013

Caro y malo, así lo resumo.
El trato al cliente es de lo peor que he visto en mi vida. Una vergüenza. Una camarera impertinente que te dice que no le hagas perder el tiempo a la hora de pagar, unas cervezas a precio de barril de crudo. Horrible. Si no pusimos reclamación fue por no dejar datos personales a esos zarrapastrosos.

No entrar sin un collar antipulgas...

28/06/2012

buena terraza

Como digo en el titulo del comentario, es una muy buena terraza en una muy buena situación, pero como todo en el centro de Madrid, es un poco caro.

Este lugar tiene como dos ambientes, el de la terraza de arriba que no siempre esta abierta y que no siempre hay sitio...y la parte de abajo en el que no tienes casi sitio para tomarte una cerveza.

En verano tienen terraza a pie de calle, tb...

03/03/2012

Cañas en azotea en La Latina

Estuvimos un sábado de marzo al solecito de la azotea tomando un par de cañas.
Después de leer las críticas, esperábamos que nos pegasen el palazo por las dos cervezas pero no fue para tanto: 7 € por 2 tubos. No sé si algo tendrá que ver con que estaba medio vacía.
La carta de comida es escasa, pobre y cara.
Nos sorprendieron desagradablemente los camareros.

Ratatouille + seguir 300 sitios, 34 seguidores

28/05/2010

lamentable servicio

A parte de lo caro que es, lo peor es lo guays que son los dueños, encargados o quien esté allí
Rollo super pijo-hippy, y dejo entrar en la terraza a quien me sale a mi de las narices, cobro lo que me da la gana, a la hora que quiero, y cambio al horario nocturno (cañas más caras) también cuando quiero.
Si les pides explicaciones, tan solo que estás en el viajero, que eso hay que pagarlo, y que tienen mucha gente para cambiar por una reclamación
pues que lo disfruten¡¡¡¡, no vuelvo por allí ni loco.
Con ese trato al cliente, veremos como acaban

07/05/2009

genial terraza

Pocos planes se me ocurren mejores que tomarte unas cañas tomando el sol y con buenas vistas. Y es por esta razón que estoy dispuesto a pagar algo más por las cañas en El Viajero.

El problema es que suele haber que esperar para sentarte, pero te puedes pedir algo en la barra y disfrutar de las vistas mientras esperas.
En verano también la abren por la noche y también está muy agradable para tomarte una copa.