El Viejo Almacén de Buenos Aires

Local legendario, fundado hace treinta y cinco años por América Muñiz y Julio Ruda, que mantiene la esencia que lo vio nacer, cargado de tipismo –carteles, láminas, diarios y portadas de revistas relacionadas con el Tango, los tanguistas y los tangueros. Una oferta breve pero interesante con las referencias más ...

Ordenar por:

relevancia fecha

24/09/2016

Bien, pero baja RCP (por caro)

Me sorprende no haber comentado este sitio antes.

A ver, no es que el sitio me disguste, que no, pero creo que la calidad / precio deja un poco que desear.

El sitio es acogedor, con decoración muy sobrecargada que no solo le paga sino que además cuando vas te hace fijarte en las cosas que tiene aquí y allá. Las mesas para mi gusto son pequeñas y muy juntas, pasándolas putas para meterte en ocasiones e incluso habiendo mesas para dos al lado de columnas que parecen pupitres más que mesas.

La comida no esta mal, tienen un montón de carnes y creo que la queja no viene sobre la calidad, pero si sobre el precio. Siendo un restaurante de barrio, donde Cristo perdió las zapatillas los precios son a nivel paseo de la Castellana. Realmente no creo que ni el servicio acelerado ni el local lo justifiquen.

Tienen el detalle de con la cuenta traer una pequeña garrafa de crema de orujo. No tiene ese detalle todo el mundo.

Y dicho esto decir que voy bastante porque queda cerca de mi casa y cuando viene mi padre a visitarme, un día al mes en el último par de años, quiere ir aquí. Ojo no es que me disguste, pero si pagase yo, me imagino que me iria a un sitio con mejor RCP.

01/03/2016

Sergiete lo descubrió en agosto de 2013

COMO EN LOS VIEJOS TIEMPOS (O CASI)

Cena Viernes Febrero 2016

Este sitio merece que escriba una crítica con motivo de mi última visita, aunque sea después de más de 30 años de la primera, cuando me llevaron mis padres al antiguo local.

Se trata de un pintoresco argentino fundado en 1977, de típica comida argentina y decoración sobrecargadísima llena de cuadros, fotos, periódicos, carteles antiguos de Argentina. El local con esta decoración es muy chulo y añade puntos a la experiencia, es un poco como viajar a Argentina en el pasado. Tampoco hay que olvidar que las mesas en que se come son todas antiguas mesas de máquina de coser, de hierro, con su pedal. Además, los fines de semana hay actuaciones, cantan y se baila tango.
El restaurante no está a pie de calle. Hay que subir por una acera en rampa hasta un edificio situado en lo alto.

Lo curioso (para mí) de este sitio es que a mi hermano y a mí, con 4-6 años, se nos quedó grabado una cosa a fuego de este sitio. El olor de la salsas de la carne, el chimichurri digamos, que ponías en los agujeros de las tablas cuadradas de madera, desgastadísimas, que siguen sirviendo de platos (no sé si es legal y del todo higiénico, pero me encanta). Resulta que muchísimos años después (unos 25), recordando aquel olor que nos venía a la cabeza alguna vez, por casualidad vi que seguía existiendo el restaurante en su nueva localización, así que me decidí a volver, y desde entonces voy de vez en cuando.

El edificio antiguo fue expropiado y abrieron el nuevo en 2006.

Cuando llegas a la mesa siempre hay un abundante plato a modo de aperitivo con paté, queso azul, encurtidos (pepinillos, cebollitas y aceitunas) y picos de pan. No recuerdo de otras veces y no me fije la última vez si va incluido en el servicio o si lo cobran aparte cuando lo tocas. Nosotros le atizamos.

Tienen menú degustación (29€ por cabeza) con todo menos bebida, y parrillada especial de la casa que son buena opción. Muy completos, muy abundantes y a buen precio.

Para los que nos gusta probar de todo, y lo típico de cada sitio, merece la pena probar los CHINCHUELINES(tripa de cordero muy asada) y MOLLEJA de ternera.
Otras recomendaciones puede ser la PROVOLETA de entrante, las EMPANADAS (empanadillas), la MORCILLA y cualquier CORTE de carne.
La guarnición de la carne hay que pedirla aparte.

La última visita una provoleta, parrillada con patatas fritas de guarnición, con cervezas, con tarta de queso y dulce de leche, y no pudiendo acabar todo, unos 34€ por cabeza.

La atención es muy correcta y son rápidos y eficientes.

ME GUSTA:
- La decoración.
- El ambiente festivo cuando hay música, baile, algún cumpleaños, e incluso sacan a la gente a bailar.

NO ME GUSTA:
- La localización. Difícil de encontrar, apartado, y en una zona en la que "no hay nada".
- Que ya no sirven aquellas salsas que se me quedaron grabadas. O no son las mismas. O mi recuerdo me engaña.

29/04/2016

Incurre en todos los tipismos de este tipo de locales. Decoración sobrecargada. La carne está buena, pero vamos, que si voy, vale, pero si no, tampoco pasa nada.

22/03/2015

Bien, pero...

La comida rica. No para tirar cohetes, pero rica. La decoración del local excelente, reúne todo el tipismo de un local argentino tal y como quieres encontrarlo, les felicito. La atención muy buena también y curioso que todos los camareros tengan su acento argentino, eso da más tipismo aún. Lo que más me decepcionó fue la actuación en vivo: tangos cantados con desgana, haciendo cantar a los comensales pero sin animarles (con lo cual parecíamos todos un coro de iglesia) y sin recoger las peticiones de oyentes. Bastante antipáticos, la verdad. Nosotros no tuvimos actuación de baile, así que ahí no puedo juzgar. Por cierto, los vinos carísimos para la calidad que tienen.

22/04/2014

Pasión por la CARNE!!!

COMIDA
Restaurante argentino autentico, donde la base de la carta es comida típica con empanadas, chorizo, morcilla y unas muy buenas ensaladas pero realmente en lo que esta pensando uno cuando se sienta en na mesa en es LA CARNE. Y no solo argentina, uruguaya, gallega....porque esta claro que al dueño le apasiona la CARNE.
BEBIDA
A parte de una carta de vinos mas que decente para acompañar la carne, tiene unos clásicos cockteles exquisitos que ofrecen para antes o después de la comida.
SERVICIO
El segundo gran pilar de este restaurante, se nota que el personal lleva tiempo alli y a parte de aconsejarte te hacen sentirte a gusto incluso cuando el restaurante esta lleno , que es lo mas habitual.
AMBIENTE
Y el tercer pilar seria esa sensación de estar en una tasca argentina, y tiene mas merito teniendo en cuenta que nunca he estado en ninguna, pero piensas, así debería de ser.
CALIDAD-CANTIDAD-PRECIO
Aquí se paga por lo que se come, con unos precios mas que ajustados para comer algunas de las mejores carnes rojas del mundo. Por 30-35€ con vino postre y sin privarse de nada.
RESUMEN
Imprescindible! da igual lo escondido que se encuentre, es un restaurante con mas de 50 años de trayectoria llenando siempre, creo que eso lo dice todo.

11/03/2014

Carne no argentina, hecha para turistas y locales

Alguna vez fui con gusto. Las últimas veces no tenían carne argentina (pese a que en la carta la ofrecen), y además el camarero me contestó con cierto tonito repelente "no trabajamos carne argentina". La carne te la sirven cruda pese a pedirla bien hecha, y si la pedís mejor hecha, te la queman. Se han adaptado totalmente al gusto español de poco y nada hecha, lo que no me parece mal ya que trabajan en España, pero en ese caso deberían cambiarle el nombre al lugar porque vas pensando en comer carne hecha al gusto argentino, y nanay. Y no es precisamente barato. Decepcionante. El show de tango bueno.

21/01/2013

El mejor argentino en Madrid. Carne a la brasa superior

Toda una experiencia argentina en Madrid. Un menu de 25 euros por persona -mínimo 2- te permite hacer un recorrido por lo mejor de la comida argentina: entranes de empanadas, morcilla y chorizo, y en carnes lomo alto y vacia. 2 buenos trozos. De postre un flan de dulce de leche y un crepe de dulce de leche. Para terminar café con un chupito de licor de dulce de leche. En fin, una comida muy dulce e importante. No puedes ir sin hambre. Por buscarle un pero, el local -precioso y lleno de encanto por dentro- tiene un acceso nada fácil. Repetir sin duda

Sergiete

Efectivamente la localización tiene tela, pero es un buen sitio.

5 de septiembre de 2016

Yanzoo

Es un sitio curioso si...

5 de septiembre de 2016

26/05/2014

Confirmad la reserva por telefono porque te la cancelan

Cena de aniversario con mi mujer. Llegamos al restaurante y nos dicen que nos la habían cancelado esa mañana y no nos queda mas remedio que quedarnos en la terraza sin disfrutar del tango. Sobre la comida: empanadas muy buenas; pero la provoleta era insípida y el chorizo criollo malo. La carne decente.

27/08/2012

YA NO ES LO QUE FUE

Esta es la ultima ubicacion de este restaurante con casi 40 años de trayectoria,que comenzo en los arrabales de La Ventilla,luego en la Calle VIllamil hasta el 2007,hasta que hubieron de trasladarse a esta escondida ubicacion en las inmediaciones de Herrera Oria,en la calle Ramon Gomez de la Serna.
El lugar esta decorado como en la casa madre,pero esta vez carece de algo muy importante.....EL FUEGO Y LA BRASA...ya que asan la carne en parrilla de gas...y obviamente,no es lo mismo ni por asomo.
los precios de la carta son tirando a altos,a no ser que vayas con alguna promo del TENEDOR.ES,es carillo.
Los entrantes son los clasicos,empanada,provoleta,achuras,chorizo y morcilla etc.....buenos pero escasos y caros.
Algunas ensaladas tradicionales de Argentina y las carnes.......caras para lo que son,cortes exoticos de wagyu,de vaca gallega y carne argentina..pero les falta el sabor de la brasa.
Que lastima,pero bueno...los años pesan y da pereza....se entiende.
Precio medio entre 40 y 50 euros por barba,con vino.
El servicio fue excelente y amable en todo momento.
OJO que esta un poquito escondido.
Es bastante intimo y la decoracion es muy autentica...recomendable por conocer el ambiente porteño.

12/03/2013

Un pedazo de Buenos Aires en Madrid con tango en vivo

Un sitio realmente curioso, en un callejón perdido del barrio de Peñagrande.
Cierto que la apariencia por fuera no resulta en absoluto apetecible, pero esa sensación cambia radicalmente al entrar.

El local está sobrecargado de decoración porteña, con fotos, cuadros, recortes de periódicos y un montón de cosas más que evocan el espíritu argentino.

Durante la cena hay actuaciones de canto y baile de tango en vivo, es realmente entretenido.

En carta, variedad de entrantes típicos (chorizo, morcilla, provoleta, empanadillas varias, etc…) y multitud de cortes de carnes, en tipo argentina, gallega y wagyu. Postres golosísimos.

Servicio simpático y eficiente, no se puede pedir más.

Es un sitio ideal para hacer un plan diferente. Precio razonable, sin ser barato, unos 40€ por cabeza.

24/12/2013

Puntuación 6

Fiesta de Navidad de Empresa, muy divertida con baile y canciones argentinas (Tango). Mucha comida que no pararon de servir y lugar pintoresco que recomiendo ir, al menos una vez. No me gustó el baño que era pequeño y a la salida y entrada del restaurante olía a cloaca.

03/07/2013

Argentino,para comer carne

Restaurante argentino que esta en un sitio un tanto escondido. Decoración original un poco recargada. Buena carne en diferentes cortes, tanto argentina como gallega. Tiene oferta por El Tenedor, con lo que la relación calidad-precio es muy buena.Los fines de semana por la noche hay tangos en vivo, aunque yo no los he visto pues solo he ido en días laborables. Volveré.

03/07/2012

Buenos Aires en Madrid

Estuve el Sabado comiendo aquí, y no tengo palabras para describir lo contentos que salimos. Cuando uno va a comer a un restaurante, lo que quiere es que le atiendan bien, rápido, y por supuesto que la comida este buena. Pues este lugar reúne de sobra estas características.

La carne, buenísima. Te explican a la perfección todos los cortes que tienen. El precio además es de los mas asequibles en lo que a Argentinos se refiere, y comes bastante mejor.

Os lo recomiendo 100%.

Un saludo,
Rafa.

08/12/2012

carne+actuacion de tango=argentino que llora

Restaurante precioso. Buena comida, con carnes excelentes. El servicio se ve desbordado en hora punta, pero no hay que esperar mucho. Las cenas los fines de semana se ameniza con tango en directo. Abstenerse los argentinos nostalgicos....a mi novia la invite a cenar por su cumple y estuvo toda la cena llorando y suspirando....jajajajaja.