El Apartamento nace del sueño de cinco amigos:Crear un espacio en el que unir amigos con una excelente cocina tradicional de mercado y un toque de innovación, una excelente bo...

Ordenar por:

relevancia fecha

09/02/2014

EL BARRIO DE LAS LETRAS Y SUS RESTAURANTES

El apartamento es uno de los sitios que pegó con fuerza desde que abriera en el 2013, generando mucha opinión, sin duda por contar con los elementos favoritos del momento: una decoración combinando lo retro con lo chic, una carta del gusto de la mayoría y acorde con las tendencias gastronómicas, y, sobre todo, mucha ilusión, puesta por cinco amigos que también ahora son socios.

Más info y fotos, aquí:

madridmuychic.com/el-apartamento-el-barrio-de-las-letras-y-sus-r...

Gath

Es un sitio muy agradable, pero como todos, ha tenido altibajos. Hemos tenido comidas más que interesantes, y otras más normalitas, ahí, por cierto, coincidimos con Acme, sin que nos conociéramos. Coincidencias que tiene la vida.

9 de febrero de 2014

Madrid Muy Chic

Sí... Tiene muchas posibilidades y mucho trabajo por delante, como todos, claro...!

9 de febrero de 2014

acme

No jodas, yo pensé que había sido en La huerta de Tudela. Yo del Apartamento tengo un muy mal recuerdo. ¿No seríais la familia grandota que nos dió la comida?

9 de febrero de 2014

Gath

No, nosotros estábamos en la primera mesa a la entrada, a la izquierda junto al ventanal, viendo en la lejanía el mogollón de gente que había al fondo. Posteriormente descubrí, al leer tu comentario, que erais vecinos del bullicio.

9 de febrero de 2014

acme

Me alegro doblemente.

9 de febrero de 2014

20/10/2013

Notable descubrimiento

Avalados por las buenas críticas que atesora este restaurante, hemos decidido hacerle una primera visita para comprobar "en directo" sus bondades.

La primera impresión es francamente positiva. Muy buena atención, un local muy luminoso y agradable, una cocina más que notable, una carta de vinos, algo escueta pero con precios contenidos. Un lugar muy recomendable.

Comenzamos con:

Surtido de croquetas: De jamón, boletus y piquillo con bacalao. Todas ellas buenas, crujientes y con buen sabor, si bien, destacan las de boletus (sabor intenso) y las jamón (con abundancia de producto)

Pisto con huevo y crujiente de jamón: Buen plato, sabor no muy intenso, aspecto de cocina casera, un conjunto muy suave y muy agradable al paladar.

Continuamos con:

Lubina sobre puré ligero de coliflor y ajetes asados: Pescado en su punto y el puré ligero y suave, con una textura muy agradable.

Carrillera glaseada en su jugo con puré de patata: La carrillera muy tierna, melosa y junto a su jugo, un sabor extraordinario. El puré de patata ligero y muy suave. Para repetir y para recomendar.

Como postres:

Torrija de Brioche caramelizada con helado de nata: Un postre agradable, con el dulzor justo, ni escaso ni excesivo

Tarta de zanahoria, queso y chocolate blanco: Muy rica, no tiene nada que envidiar a la Carrot cake americana.

En general, es un lugar más que interesante, céntrico, con una cocina muy bien hecha y que dará mucho que hablar, si sigue en esta línea.

Gente muy amable, que hace que te encuentres en el apartamento como en el salón de tu casa.

Gath

Con independencia de la futura nueva carta de vinos, volveremos sin ninguna duda, vuestro restaurante lo merece.

21 de octubre de 2013

Cibeles82

Leyendo la crítica dan ganas de ir, además parece muy acogedor.

27 de octubre de 2013

27/09/2013

El apartamento, nuestro segundo hogar

El 7 de junio de 2013 abrió sus puertas uno de los restaurantes con más proyección de Madrid. Nace de la ilusión de cinco amigos con ganas de ofrecer una excelente comida tradicional con un toque de innovación en un ambiente único.

La decoración nos gustó mucho. Esta decorado como si de la casa de nuestra abuela se tratara. Teléfonos Bakelite, alacenas de madera y platos de cerámica decoran el comedor dando un toque vintage. En el sótano disponen de una espléndida bodega donde se pueden realizar cenas intimas o de grupo.

La carta es bastante extensa sin llegar a ser agobiante. En numerosos platos tienen la opción de pedir medias raciones, lo que nos permitió probar un mayor número de platos.

Para seguir leyendo: masquegueno.com/?p=553

Mer

Fuimos a cenar un sábado noche y estaba súper animado, quizá demasiado pero bueno. Estuvimos en la mesa 4 y estaba muy pegada a la de al lado, tanto que casi manteníamos una única conversación.La comida está muy bien presentada, original aunque no todo tiene la misma calidad. Los chupa chups de pollo son originales pero estaban un poco secos y la salsa de pepitoria era poquita para mojarlos. El foie era impresionante, delicioso toda una sorpresa la verdad.Los segundos, el steak tártar estaba muy bueno, bien cortado súper aderezado y rico. El atún laminado sin embargo nos decepciono. Fue recomendación de la casa y estaba seco, una pena.El postre sin embargo muy lindo, torrija de brioche con helado de nata. Dulce y suave pero calentada en microondas, casi mejor que la sirvan a temperatura ambiente.Aún así nos gustó mucho y probablemente volveremos aunque sea por el foie y a probar más cositas...
ver comentario completo

8 de abril de 2014

21/01/2014

Bueno y Bonito

Barato no mucho, precio moderado, en la media de este tipo de restaurantes de Madrid, que sinceramente, empiezan a parecer clónicos (Bar Tomate, Dray Martina, Pipa&Co y un larguísimo etcétera).

El local es muy chulo, la planta superior muy luminosa decorada a modo de apartamento con mucho espacio entre mesa, y la planta inferior abovedada. Atención, es un restaurante "family friendly", al menos al medio día los fines de semana está petado de familias <completas>, es decir, niños a go-go, que hay que tenerlo en cuenta para el plan que se busque.

Se pueden pedir medias raciones de casi todo, así que si vas en grupete puedes probar la mitad de la carta. En general está todo muy bueno (salvo los huevos rotos con jamón un desastre, patatas fritas del congelador), pero, como también suele ser costumbre en estos clones, la calidad va en detrimento de la cantidad, así que hay que pedir con ganas si se va con hambre.

Los postres muy, muy buenos todos, la tarta de queso, la de zanahoria, etc... recomendables 100%.

Fernando García

Hola, gracias por responder! me alegro por lo de las patatas, la verdad era lo único que desentonaba, y pedimos como 6-8 platos ;)
Lo de los niños no lo comentaba por lo molesto, todo lo contrario, al ser la sala amplia no es un problema, más bien porque puede ser útil a padres como yo, que muchas veces queremos salir con el enano a algún sitio que no sea el Vips y es bueno conocer alternativas como esta.

22 de enero de 2014

Mónica Gutiérrez-Aller + seguir 72 sitios, 30 seguidores

24/09/2013

Con ilusión

En esta zona de Madrid últimamente proliferan nuevos restaurantes con atractivas propuestas, cartas con precios ajustados y original decoración; hoy os cuento mi experiencia en “El Apartamento”, en la calle Ventura de la Vega, y en cuya página web sus propietarios nos cuentan que este proyecto nació como la ilusión de un grupo de amigos por la gastronomía y por comer juntos y disfrutar.
La decoración es particular, me recuerda a la decoración de un país nórdico de los años 60/70, ambiente acogedor y con la suerte de que nos sentaran en la cotizada mesa al lado de la ventana.

La carta realmente sugerente, ofrece casi todos los platos en medias raciones, un acierto para poder disfrutar de más sabores. En nuestro caso éramos tres personas y como entrantes compartimos chupa chups de pollo de corral con pepitoria de anacardos (10.-€), un plato original y divertido para compartir, y brazo de pulpo con patatas panadera y pimentón (12,50.-€), pulpo en su punto de cocción, ni blando ni duro, en su punto. Las raciones son muy generosas, quizá con media nos hubiera bastado. Y como platos principales tomamos steak tartar, preparado al punto picante solicitado en cocina, muy bien hecho y sabroso, y me quedé con las ganas de tomar las sardinas a la plancha sobre laminado de tomate y vinagreta de cítricos, pues ese día se habían agotado, así que opté por presa ibérica con parmentier de parmesano y albahaca (15.-€), presentado sobre una teja negra contrastaba con la salsa y hacía más que apetecible la carne, por otro lado en su punto.
Compartimos un postre tarta fina de manzana caliente y helado de vainilla (5.-€), deliciosa, ningún pero.

Y probamos un vino realmente sugerente, tanto la relación calidad precio como en el sabor, un vino de Extremadura, crianza, “Habla del silencio…”, con sabor a grosellas, a cerezas, afrutado, delicioso…y con un precio más que sugerente, es un acierto que los restaurantes ofrezcan vinos novedosos y no se limiten a los típicos riojas y riberas.

Solamente pondría un “pero” que seguro los propietarios entenderán y subsanarán: hacía mucho calor en el interior, tenían la puerta abierta y estaba mal acondicionado, y el servicio, muy amable y atento, pero demasiado leeeento entre plato y plato. Estos detalles los digo con cariño, porque se nota que le ponen ganas al proyecto y seguro que se irán subsanando defectos.
Muy recomendable.

15/03/2014

Un buen lugar donde dosificar lo que comes y lo que pagas

El local es muy agradable, aunque intuyo que a algún forofo de la revista de interiorismo “AD” le provocaría un infarto esa decoración -posiblemente ideada por los voluntariosos dueños- a base de cuadritos y objetos encontrados en el Rastro. Pero resulta acogedor, aunque las paredes blancas y verdes lo dotan de un cierto aire de frialdad, algo que se agradecerá en verano, pero que no ayuda en invierno.
El servicio fue rápido. Con nosotros interaccionaron, al menos, tres personas distintas: uno de ellos fue simplemente correcto, pero frío; los otros dos fueron cálidos y agradables. La carta presenta una feliz novedad en Madrid, aunque habitual en otros lugares (por ejemplo en Portugal): la posibilidad de, para ciertos platos, pedir medias raciones.
En nuestro caso pedimos esas medias raciones para todos los platos y acertamos, pues demostraron ser cantidades más que suficientes para una comida: croquetas de boletus y huevos rotos con trufa negra de entrada; y de principal carrillera de ternera glaseada en su jugo y presa ibérica con parmentier de parmesano y albahaca. Todo exquisito, todo en su punto, todo bien presentado; y, para mi buen entender, en cantidades justas a pesar de ser medias raciones. La carta de vinos está bien elaborada y es de esas que se van uniendo a la tendencia de ofrecer algo más que los sempiternos riojas o riberas. En nuestro caso, por probar algo distinto, pedimos un tinto de Extremadura (de curioso nombre “Habla el silencio”) que resultó ser excelente para su precio. No tomamos postre y la cuenta solamente subió a 50 €. Así pues, una buena relación calidad/precio. Aunque, seguramente, si hubiésemos pedido raciones enteras el resultado habría sido cantidades excesivas (para nosotros) y peor relación calidad/precio.
Una crítica constructiva: no le encontramos ninguna gracia (más bien, ciertas incomodidades), al hecho de que los segundos nos los sirvieran sobre unas láminas de pizarra, en lugar de sobre platos. Es original, pero resulta poco práctico.
Como resumen: cocina cuidada, lista de vinos interesante y si se piden medias raciones (que por sí mismas pueden ser raciones completas de otros restaurantes), relación calidad/precio muy buena. Un lugar recomendable al que regresaremos.

18/12/2013

Comida tradicional renovada

El Apartamento tiene ganas de reunión. Este cuidadísimo restaurante del Barrio de las Letras tiene vocación de juntar amigos o familia alrededor de la mesa y llenarla de viandas de las de siempre, de las que invitan a disfrutar y charlar. El Apartamento ofrece cocina tradicional española con un punto renovado, con atención especial a la calidad de la materia prima y una carta de vinos seleccionada con mimo. Buen vino, buenas raciones y un ambiente acogedor son las bazas para lograr que se te pase el tiempo volando en sus estancia
Sigue leyendo en megustamibarrio.es/2013/11/13/el-apartamento-restaurante-de-coci...

11/12/2013

Enorme

Volver a un sitio después de haber tenido un percance dice mucho del lugar. Eso me pasó a mí en El Apartamento. Fui recomendado y la experiencia fue maravillosa. La segunda vez, justo por mi cumpleaños, invité a mis padres, que son muy sibaritas comiendo... pero nos tocó un mal día porque tenían un evento en el local y fue realmente incómodo. Apenas nos oíamos por el ruído y fue una experiencia desagradable. A pesar de ello, uno de los socios se disculpó como es debido, al día siguiente me envió un email y demostraron que no eran las típicas disculpas que a veces se dan. Por eso volví y por eso lo he recomendado varias veces. Sin que ellos lo sepan, varios de mis amigos han ido ya y han quedado encantados.

Yo he vuelto y pienso hacerlo de nuevo. Solo espero que el nivel no baje, cosa fácil a veces en esta clase de locales.

Sobre el sitio, en mi opinión merece más la pena el piso superior que el de abajo, está más cuidado y se respira otro ambiente. El servicio es muy bueno... pero lo mejor de todo es la materia prima y cómo la trabajan. Impresionante y a un precio correcto que hace que percibas que realmente pagas lo que comes. Enhorabuena. Quizás vuelva este sábado.

28/06/2013

vaya prisas :(

El sitio es muy mono, la comida no está mal y el precio es moderado, pero ayer a nosotras nos perdieron con el servicio. Y no precisamente porque fuera malo, si no porque estaban demasiado encima hasta llegar a agobiar.
Por partes, ayer jueves mientras jugaba España contra Italia, a las 9 eramos la única mesa que estaba cenando. Nosotras no teníamos ninguna prisa pero parece ser que ellos si porque tres veces vinieron a tomarnos la comanda y les dijimos que todavía no la teníamos, tres de los cuatro platos que pedimos para compartir nos los quitaron de la mesa al estilo de bar de pueblo (" a ver quien se acaba esta raba?") y lo peor es que cuando se acabó el vino, antes de preguntar nos llevan la copa y al acabar el último plato retiran los platos y cubiertos por completo, sin darnos ni siquiera la oportunidad. Os juro que en ese momento me dieron ganas de pedir otra botella de vino y media ración más para que tuvieran que montar de nuevo la mesa. De hecho, perfectamente nos podíamos haber pedido algo más porque la verdad es que nos quedamos un poco escasas. Total que a las diez y cuartos nos habían largado, era necesario?
La comida bien: media de croquetas, rabas (poco fritas para mi gusto), foie hecho en casa y tartat de atún. Con botella de Mauro y un postre a compatir, aprox 100 euros tres personas.

zama

Me gusta que los propietarios se tomen las críticas/comentarios con deportividad. Puede que sea una experiencia aislada y así lo espero. Me da pena que mi comentario se haya centrado en esto cuando otras cosas deberían ser las protagonistas.

28 de junio de 2013

ro s.a.

Sí, fue una pena porque nos atendieron con la mejor intención y esfuerzo pero...no con el mejor resultado.
Por lo demás, el sitio estupendo, la carta perfecta y los vinos, vinazos.
Habrá que resarcirse otro día :)

28 de junio de 2013

megustamibarrio

uff, pues echando la cuenta me resulta algo caro... Será por el vino... Me echa para atrás totalmente tu comentario.

1 de julio de 2013

17/06/2013

Un proyecto que tiene como premisa fundamental la calidad de la materia prima, con una carta de vinos muy extensa, un local muy original con varios ambientes, y con los precios bastante ajustados.

Si a todo esto le añadimos que la atención es muy buena, que el timing entre plato y plato muy correcto, que puedes pedir media ración en muchos de los platos de su carta, y que cuidan hasta la banda sonora que ambienta el local, tenemos un lugar más que recomendable.

Aquí puedes ver el post en nuestro blog:

conelmorrofino.wordpress.com/2013/06/17/el-apartamento

03/11/2013

Noviembre 2013. Almuerzo Sábado

Igual no soy objetivo porque escribo esto con el estómago algo revuelto. El Apartamento me ha gustado entre poco y muy poco.

Quizás haya sido porque nos pusieron en el fondo de la sala, una zona con poca luz y con una mesa familiar de cumpleaños que nos dio la comida. O quizás porque la espera entre primeros y segundos fue de unos incomprensibles 35-40 minutos. Yo creo que ya estaba haciendo la digestión del primero cuando llegaron los segundos. O quizás porque la cocina nos dijo más bien poco.

Tomamos:

- Trío de croquetas: Mal. Las de boletus insípidas, las de jamón tenían cierto sabor a rancio y las de bacalao con pimientos de piquillo, siendo las mejores, estaban bien sin más.

- Bombones de ternera con foie (fuera de carta): Estaban buenos, lo mejor de la comida.

- Tacos de atún con salmorejo. Insulso. Quizás el plato es complicado porque el salmorejo va obviamente frío y el taco de atún debería ir más templado. En fin, un fiasco.

- Salmonetes con risotto y ¿crujiente? de jamón. El salmonete no estaba malo del todo de sabor pero demasiado blandurrio. El risotto malo, malísimo. El arroz demasiado pasado y lo de las lascas de jamón ¿a la plancha?, yo no lo entendí.

Con dos cañas, una botella de agua y dos cafés (invitación de la casa por la espera), oferta del tenedor al 40% se quedó en 45€. Preguntamos si se podía pagar con tickets (en ánimo de aliviar el dolor) y nos dijeron que en Sábado no. Curioso, debe ser nadie trabaja los Sábados.

El servicio amable

En finx, para olvidar.

18/07/2013

No me convence

Supongo que son los comienzos, llevan poco tiempo y les falta rodaje.

El local está decorado al detalle pero me resulta impersonal (uno más para la serie: color verde agua en las paredes, mucho IKEA, pizarras, etc). Como es grande también es muy ruidoso, claro que hay pocos sitios en Madrid que se libren de este problema. La atención es muy amable pero el servicio muy lento (un día entre semana a mediodía tardamos dos horas en comer).

La comida está bien, pero no enamora y me parece carísima para lo que es. Fuimos seis, compartimos 3 entrantes y 2 postres y pedimos un segundo cada uno. Con una copa de vino (¡una!) nos salió a 30€ por persona. Es completamente desorbitado.

Veo buenas intenciones pero muchos puntos que mejorar.... quizá una segunda oportunidad, dentro de un buen tiempo.

21/06/2013

Excelente comida en Las Letras

en una calle llena de restaurantes de todo tipo y calado aparece El Apartamento en un local que llama la atención: exterior verde y negro y desde una ventana a la calle se ve una sala moderna decorada con gusto.

Una vez dentro la barra gana protagonismo siendo pequeña y una vez sentados comienza el festival:

_ Croquetas: cremosísimas, ligeras, en ese punto perfecto que las mantiene firmas y crujientes por fuera sin exceso de rebozado.
_ Anchoas: por ese precio va a ser difícil comerse unas mejores.
_ Ensaladilla: correcta de sabor se viene arriba con el ideón de añadirle pulo, para repetir.
_ Salmorejo: increíble, buenísimo, algo escaso de jamón pero un 10.
_ Tartar de atún: muy rico y ración abundante a pesar de pedir media.
_ Steak tartar: tremendo, se nota el cuchillo y la carne de calidad, una pena que no puedas personalizar el aliño, sólo puedes elegir punto de picante.
_ Carrillera: mira que está visto este plato pero al menos yo no la había probado tan mantecosa, pura untuosidad y una salsa para echarle media hogaza de pan en barcos.
_ Torrija de brioche: no quedaba hueco para el postre pero pudo la gula y al preguntar por la torrija nos la prometieron ligera y memorable, asi fue, sin caldo ni exceso de huevo, esponjosa y seca, riquísima.

La carta de vinos llena de referencias originales a precios contenidos que abren el espíritu investigador más allá de referencias más consolidadas que tienen que no están mal de precio.

La sorpresa mayor vino con la cuenta: 30 € por barba, es cierto que pedimos muchas medias raciones pero es muy difícil comer esta calidad por ese precio en Madrid.
Volveremos!!!

05/02/2014

Buena comida!

Comimos quiza de más, la comida muy buena, el local bonito y agradable, pero estuvieron muy lentos, nos pidieron perdon porque parece ser que le fallo alguien en cocina, que se le va ha hacer, aun con todo, me resulto un poco caro, yo destacaria sobre todo las rabas fritas con alioli suave casero, buenisimassssss!!!