Eleven Madison Park

Ordenar por:

relevancia fecha

23/09/2014

Una vez en la vida (al menos)

Alguien nos dijo que era uno de los mejores restaurantes del mundo y aprovechamos la visita a NYC para probar. Y no sé si será verdad, pero estos señores saben darte de comer.

14 platos, a cada cual más delicioso y espectacular.
Una experiencia gastronómica de más de dos horas que te hace descubrir la nueva cocina americana de máximo nivel.

31/10/2011

UN GRANDE DE NY

Justo a dos días de cenar en este pedazo de restaurante, se anunció que había pasado de una a tres estrellas michelín, lo cual fue un notición pues tenía dudas por si me había columpiado reservando aquí en vez de en Guilt, que era el otro “gran candidato”.

La sala, amplia, con grandes ventanas que dan directamente al Madison Square Park y el servicio, como a mí me gusta, sin agobios, sin paripé, cercano y midiendo los tiempos a la perfección.

Como hasta ahora sólo había visto en el Thoumieux de París, la carta sólo tiene ingredientes, y a partir de ahí tú eliges y el suizo Daniel Humm prepara el plato en función del producto seleccionado: por ejemplo, pepino-platija-langostino-foie gras; endivias-trufa blanca- lubina-langosta; remolacha-gallina de guinea-cerdo-cordero. Así resultan platos espectaculares donde prima el producto y no la salsa o guarnición como suele ocurrir en otros restaurantes de Manhattan. I

ncreíble la citada gallina de Guinea. Los postres, a la altura: ricotta, pistacho, manzana o chocolate. Probamos todos menos el de pistacho. Incluso te dan a elegir la intensidad del chocolate. De beber, Domaine Fourrier de 2008, excelente. Y lo mejor, el precio: ¡¡140 dólares por barba!!

29/12/2009

Otro de los restaurantes “serios” del viaje, junto a Gilt y Jean-Georges. Fuimos al mediodía, también 2 platos a 28 dólares. Servicio muy bueno, algo mas desenfadado que en J-G y los platos mas contundentes pero muy buenos. Muy recomendable.
El local, para una ocasion especial.
Pedimos “Slow Poached Organic Egg with Farro, Sweet Corn and Chanterelles” y “Ravioli with Ricotta, Baby Zucchini, Eggplant and Mint” de entrante, y “Poached Red Snapper with Fennel, Shellfish and Sauce Bouillabaisse” y “Organic Chicken “Basquaise” with Chorizo, Basil and Taggiasca Olives” de segundo. De postre tartas de chocolate y moras y de beber un Champagne Billecart-Salmon.
Puntuación externa: 27/30 en Zagat, 4/4 estrellas del NY Times.

22/03/2011

Un imprescindible de Nueva York

Visita 15 de diciembre de 2010

En un edificio art decó de Madison Park se encuentra este elegante restaurante con altos ventanales que dejan pasar una luz apacible a la hora de comer.

El servicio es atento y cuida de todos los detalles.

Al frente de la cocina está Daniel Humm, un joven chef, premiado entre otros con una estrella Michelin y según San Pellegrino de encuentra entre los 50 mejores restaurantes del mundo.

Daniel Humm piensa en sus platos como obras de arte y así los materializa. La presentación de los platos es impecable. El producto es fresco y de gran calidad, en su elaboración se potencian los sabores puros y limpios.

En el turno de comidas se puede disfrutar de un menú más asequible que en la cena, proponiendo dos menús a precio fijo, uno de tres platos por cincuenta y seis dólares y otro de cuatro platos por setenta y cuatro dólares. La diferencia de precio con los menús de noche es sustancial (ciento veinticinco el menú de cuatro platos y ciento noventa y cinco el menú degustación).

Nosotros nos decidimos por el menú de tres platos.

Como aperitivos nos pusieron:
Velouté de pollo con un brioche de trufa negra esponjoso, sabrosa crema y muy apetecible un frío día de diciembre.
Huevo Fantasia. Sabayón de esturión ahumado con aceite de cebollino presentado en una cáscara de huevo, con una salsa espumosa ligera; llega templada y es un aperitivo excelente.

De primeros platos pedimos:
Lobster. Langosta de Nueva Escocia con salsa de castañas, estragón y calabaza. Excelente producto, bien elaborado manteniendo su sabor a mar.
Foie Gras con Creme brûlèe y esponjoso brioche. Perfectamente ejecutado, un plato para disfrutar.

De segundos:
Jhn Dory. San Pedro a baja temperatura con cítricos deshidratados, edamame, daikon y aceite de aguacate. Simplemente delicioso.
Pork. Presentado de dos maneras, un trozo de panceta crujiente y un lomo al horno muy jugoso con chucrut de pera y morcilla. Una excelente forma de preparar este animal.

Pre-postre. Sabayón de Kir Royal con sorbete de casis y merengue de limón. Refrescante, para repetir.

Chocolate. Presentación del producto en diferentes texturas: mousse de chocolate deshidratado, en nido de abeja, helado, con leche. Perfecto para los amantes del chocolate.
Coconut. Merengue de leche de coco helado con fruta de la pasión y mango. Gran postre de sabores exóticos y frutales bien contrastados.

Mignardises con un buen café. Tjas de sésamo, Trufas de chocolate blanco y trufa blanca de Alba, Piruletas de sorbete de plátano bañadas en chocolate y cacahuetes.

Hay que hacer un mención especial al impecable servicio de pan casero, donde cabe destacar el de olivas. Se sirve con una cremosa mantequilla de leche cabra y otra de vaca.

Total factura: 173$.
2 menús tres platos: 112$
1 Riesling: 35$.
Cubierto y pan incluido.

sambuquita.blogspot.com/2011/03/eleven-madison-park.html

Tombatossals + seguir 1.442 sitios, 107 seguidores

03/03/2009