Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes cocina mediterránea en Madrid

Embassy - CERRADO

Ordenar por:

relevancia fecha

02/06/2015

Buena cuchara with pititismo all around

--------------------------------------------------------------------------------
Marzo 2014. AlmuerzoCurreleCadaUnoPagaLoSuyo diario. 3+
--------------------------------------------------------------------------------

Años hace de mi última visita restaurantil pero como casi me quedé con hambre de la cena del Sábado en Kena nos hemos ido hoy a hacernos los pititos a Embassy, un lugar de tal rancismo y pititismo que debería estar en las guías de guiris no como pastelería o salón de té, que no son sus fuertes la verdad, sino como museo etnológico de la no tan alta sociedad de nuestro querido barrio salmantino.

Me encanta este sitio. Digo yo que debe ser como el Yue Lai de los ricos, la vuelta a lo puro y auténtico, al origen de lo que era tener dinero en España hace 50 años.

Tienen un menú de 25 euros que debe estar bien. Nosotros no lo cogimos porque queríamos tomar sólo la fabada y al final terminamos pagando más. También hay oferta del tenedor al 20% que no pedimos por la misma razón. Y a mi que me importa, diréis,... Y a mi que me importa que no te importe, digo yo.

La cuchara la trabajan muy bien, eso sí, 18 euracos la fabada. Croquetas y ensaladilla ricas ambas también. Con algo de bebercio y unos cafés 35 lereles each (éramos 3). No es barato, que se llena esto de pobres.

Rancia hasta la juventud. Viejuna elegancia. Una mesa en el córner, véase chaflán, que da a Castellana y Ayala, no tiene precio. Me encanta Embassy.

PS: según para quien, no hay mejor regalo que cualquier chuminada que vendan en tienda. Lo importante no es el contenido, es la bolsa y el envoltorio by Embassy. Más de 80 años a su servicio.

Los Miércoles, cocidaco.

---------------------------------------------------------------------
Former review.

Como salón de té forma parte de la historia de Madrid. Como restaurante, aunque menos glamuroso, está sólo ok.

acme

Plenty de jovenzuelos, con su tweed y su pañuelo en la solapa. Vamos que aquí fijo que se coció el 15M.

22 de marzo de 2014

25/01/2015

Las mejores tartaletas de limón de la capital!

No voy a decir nada nuevo, ya que de hecho yo estaba con antojo de tartaleta de limón y preguntando me recomendaron las de Embassy, así que entiendo que son suficientemente conocidos.

No obstante, están tan buenas que tenía que compartirlo por si alguna despistada como yo aun no las había catado. Espectaculares y a años luz de todas las demás que he probado hasta la fecha.

En Moulin Chocolat o Mamá Framboise, que tienen tartaletas de limón, por citar dos buenos referentes de pastelería de la capital donde no falta talento, las he probado en un par de ocasiones y siempre pienso lo mismo: merengue demasiado dulce, crema demasiado cítrica (supongo que está pensado buscando el contraste, pero en pastelería, como en todo en la vida, lo sutil suele endulzar más...) y una base, que como en muchos cheesecake de medio pelo, es demasiado protagonista en boca y muy poco cuidada.

En Embassy, donde la llevan haciendo desde 1931 (toma ya!), el merengue es sencillamente perfecto, sutilmente endulzado lo que hace que quieras más y más; la crema de limón, exactamente igual, con el punto perfecto de acidez y azucar, sintiendo más el dulzor del limón que su faceta cítrica, y la base... pues al igual que el merengue se deshace en tu boca...

Un vicio... Y en 4 tamaños: mini, mediano, normal y en tarta. Los precios de la tarta no los pregunté, pero las tartaletas están a aprox. 1,40€ la mini, 2,60€ la mediana y unos 4,50 la normal.

Y queréis saber lo mejor de todo? Me atendió una señora mayor de en torno a los 60-65 años tan tan elegante y dulce que de repente vuelves a 1931, te sientes una princesa, y vuelves a casa con un sonrisa. Eso es fidelizar al cliente, y muchos negocios modernos de hoy en día debería tomar nota...

100% recomendable. 100% placer. Un clásico de Madrid.

Quizás lo único que se me ocurre resaltar negativo es que, como me contó la señora que despachaba, tras la reforma de hace 3-4 años, el local, que había permanecido con su encantadora estética original desde 1931, perdió su identidad y ahora parece un Mallorca cualquiera... Una pena, pero siempre tendremos fotos para recordar lo que fue o revisitar una de las pocas series que me hicieron encender el televisor en los últimos años: El tiempo entre costuras, y ver cómo una elegantísima Adriana Ugarte se codea en Embassy con lo más alto de la jet set del momento.

spider72

Yo fui adicto a los brioche de Embassy durante años. Su tartaleta de limón es muy buena, aunque creo que me quedo con la de Fonty o quizá con la de José Luis.

Es verdad que ahora parece un Mallorca, aunque también el público que tienen es el mismo del 1931...que va Sofia Loren y le piden el carnet por si no tiene la edad...

2 de febrero de 2015

Pilar Monfort

Jajajaja, no habia leído tu comentario antes!! :D

Tengo visita hiperpendiente a Fonty desde que me lo recomendasteis! Se me ha caido el plan ya 3 veces... A ver si deja de llover, vuelvo a correr por el retiro y entonces sí que no tendré excusa para no pasarme :)

22 de marzo de 2015

05/03/2015

Tarta de Limón.

Estoy completamente de acuerdo con lo que dicen otros usuarios, la mejor tarta de limon que he probado!

spider72

Jajaja. Sí está en mi top-3 de tartas de limón, junto a la de José Luis y a la de Fonty.

5 de marzo de 2015

Eduardo

José Luis?, quien lo diría....hace muchos años que para mi ya no cuela lo de las tostas y canapes a precio de oro.

5 de marzo de 2015

spider72

No, para los pinchos se ha quedado un poco atrasado, pero su tarta de limón y tarta capuchina eran de lo mejor (hace ya tiempo que no he vuelto, cierto es...)

5 de marzo de 2015

1borja1

A mi la de Fonty me parece muy buena, tendré que ir a probar esta entonces...

5 de marzo de 2015

spider72

Pero es diferente. Fonty y Embassy son tipo tartaleta y José Luis es tipo merengue de limón. De todas formas el problema es que José Luis como local es reguleras mientras que fonty y embassy cada uno en su estilo están muy bien.

5 de marzo de 2015

28/04/2015

Un clásico ....

Un clásico madrileño. Salón de té, tienda y restaurante. Comida muy buena en el restaurante y un catering tb muy correcto.... El comedor en la primera planta es muy luminoso y agradable.... Me gusta para comidas tranquilas de negocios.....

03/04/2015

Buenos batidos, granizados y cócteles y tiene una buena terracita.

Que buena horchata, batidos y granizados.
Hay una buena terracita en pleno Paseo de la Castellana,el interior está climatizado.

13/12/2012

Una maravilla mucho más allá de sus abuelas aristocráticas

Agosto 2012
¡Agradable terraza! Cierra más tarde lo que permite pasar un buen rato cuando el calor baja. Ambiente acorde con el lugar. Dos buenas copas de cava, unos palitos de queso y para casa.

Diciembre 2011
Embassy abrió sus puertas en el año 1931. Se le identifica por ser el Salón de Té de las abuelas de las clases acomodadas de la capital y, siendo en parte cierto, es mucho más que eso. Embassy tiene un excelente obrador que ha mantenido su inalterable calidad a través del tiempo y de varios cambios de dueño, siendo el pulmón del resto de actividades. De él salen una extensa variedad de bollos que, seguramente, sean los mejores de Madrid (cada uno hecho con su masa, no una masa para todos), su emblemática tarta de limón y, para mi perdición, unos sándwiches extrafinos entre los que destacan los de lechuga y los de roast beef. Otro sencillísimo manjar son los palitos de queso que suelo pedir como acompañamiento a lo que tomo en la barra.

Embassy hizo una profunda remodelación en la que ganó luz y espacio. Su elegante decoración es sencilla destacando el contraste de los blancos y el verde del mobiliario. Posee pastelería, un nuevo espacio para bodega y regalos en el semisótano, restaurante en la primera planta, el citado salón de té y una barra con potente coctelería. Aquí tienen manteles y sobremanteles hasta las mesitas altas de la zona de barra.

Su personal tiene una gran experiencia y un saber hacer que se expresa tanto atendiendo a unas abuelas, que no entenderían un mal servicio, como preparando un cóctel perfecto o sirviendo una copa de cava.

La gente que lo puebla es mucho más variada que las centenarias abuelas, por la mañana y a la hora de comer hay básicamente gente de trabajo y por la tarde/noche también jóvenes tomando un gin perfecto. Estamos en Castellana esquina a Ayala y lo normal es que vayan personas que viven en la zona, no nos rasguemos las vestiduras por ello.

Su carta es extensa y abarca desayuno, comida/cena, hora del té y coctelería.

En el desayuno cabe cualquier posibilidad de desayuno español o inglés, por ejemplo el café con leche y huevos benedictine que me acabo de tomar (ver foto). Para comer o cenar su carta es mucho más moderada de precio de lo que se puede esperar y de muy buena calidad. Su hamburguesa tiene fama y es uno de los platos más caros (23€), para los curiosos tienen filete de esturión. De lunes a viernes tienen menú de mediodía, con bebida y postre, por 25€ y los fines de semana a 30€. Comer de carta con vino se pone en 45-50€, no más.

Por la tarde el producto estrella es el servicio de té, absolutamente británico, con el que seguramente ya sólo cenes una manzana en casa; variedad de pastas, bollos y sándwiches presentados como Dios manda, con el correspondiente té o café. El asunto cuesta 20€ por persona.

Y por último hablar de su coctelería, con su extensa variedad de alcoholes se preparan todo tipo de cócteles. De gusto ver como se hace un sencillo Dry Martini o como se compone un gintonic. Para los sibaritas del whisky, siempre tienen abierta una botella de Blue Lavel (36€ la copa).

Pero mi parada más habitual es para tomar una copa de cava de Brut Juve y Camps, servida correctamente (hasta el borde) y acompañada por unas almendras o unos palitos de queso, placer que cuesta 5,10€. Embassy es una maravilla emblemática de Madrid, un local que da la medida a una ciudad cosmopolita en la que afortunadamente hay de todo y para todos, la gracia es sentirse a gusto y disfrutar de cualquier lugar agradable.

laura

Me encanta el sandwich de roast beaf, me sumo a la recomendación.

6 de diciembre de 2012

13/09/2012

Jesús Encinar lo descubrió en diciembre de 2006

Un clásico para merendar por Serrano

Toda una experiencia del Madrid de toda la vida. Merendar en Embassy o acercarse a tomar un café por la mañana es un clásico de las señoras de Serrano. Aún hoy todas las tardes Embassy está lleno con señoras que se juntan para merendar. Embassy es, junto con Mallorca y Viena Capellanes, una de las cafeterías/catering, más clásicos de Madrid.

16/12/2012

Como nadie lo comenta os apunto una opción matinal.
Chocolate a la francesa(sin leche) acompañado por unos picatostes que los hacen en el momento de pedirlos.
Realmente buenos y nada que ver con los chocolates y picatostes industrales de otros sitios.
Prefiero para sentarme la entreplanta(entrando por Ayala). Antiguamente la parte interna era para fumadores, pero ahora ya es todo no fumador.

26/08/2013

Mahou te recomienda: Embassy

No existe en Madrid un salón de té del carisma, la historia y la alcurnia de esta casa que, en 1931, fundara la irlandesa Margarita Kearney Taylor en el Paseo de la Castellana, entonces un bulevar que en el que la pionera vio una versión local de los Champs-Elysèes parisinos. La sucursal de Aravaca no desmerece en producto ni atención al cliente: es, sin duda, el lugar adecuado para saborear el mejor desayuno o merienda, pero también el sitio idóneo para contratar un catering o degustar un buen menú gourmet.

16/02/2009

salón de té

Hoy he estado en embassy.Tanta fama tiene el salón de té que me he decidido a probarlo.
Me siento en una mesita con dos amigos ( tienen zona de no- fumadores).Se acerca el camarero, sin carta ni nada, y nos pregunta que queremos.Queremos tomarnos tres tes, contestamos.El, dice , de acuerdo tres tes. Entonces yo le pregunto, ¿que tes tiene ? porque veia que me plantaba tres tes clásicos normales.Y me suelta, pues tenemos de todos : negro , rojo, blanco, azul...Le pido un té blanco y mis amigos un earl grey.
Cuando vuelve trae dos tes negros y uno verde. Le llamo.Y le digo que no es lo que habiamos pedido.Le digo que el mio es verde y yo habia pedido blanco y que el otro es un te clasico negro. Me dice, que el negro es el earl grey, y yo le digo que no huele a bergamota.Entonces mete la nariz en la tetera y dice que es verdad, pero que el verde es blanco.Yo estoy segura de que es verde pero me lo quedo.Se lleva el negro y nos trae ya un earlgrey
No he probado los sandwiches ni las tartas, pero creo que para tener un salón de té hay que entender de té, y no solo poner una vajilla buena, sobre todo si te van a clavar como te clavan.
Por otro lado el paisanaje del local me parece super entretenido, esos loden y esas mechas rubias...
No creo que vuelva, por lo menos a toarme un té.

28/01/2011

un clasíco, y menudo jamón!

la verdad es que tienen de los mejores jamones que he probado en madrid. una tienda delicatessen de mucha historia que intenta tener lo mejor de cada producto que ofrecen.
eso sí, caro carísimo :-)