Entre Cáceres y Badajoz

Con cada consumición te sirven una generosa tapa: desde ensalada campera, paella, mejillones, alitas de pollo... Por si te quedas con hambre, ofrecen una carta de raciones caseras y, cómo no, abundantes: recomiendan las albóndigas caseras, las croquetas y las bravas.

Ordenar por:

relevancia fecha

21/06/2015

Tapas muy ricas con la caña

Tapas muy ricas y grandes con cada caña. En la primera ronda ensalada campera y después paella.

Nos quedamos con ganas de pedir algo más. Se notaba en el ambiente y en la gente que lo que ponen está bueno. Y a buen precio. Volveremos.

Actualizo: ya hemos vuelto y ya hemos pedido algo más. Croquetas y ensalada de ventresca para dos. Y sobra porque las raciones son enormes. Todo muy rico, contundente. Los camareros muy majos y el precio bien, con un par de cañas y un par de vinos pagamos 11 euros por persona.

22/03/2015

Tapas y raciones muy grandes, algunas raciones se pueden pedir mixtas, mitad de jamon mitad de lomo por ejemplo
Con pedir una ración ya te ponen al final un dulce y un mini granizado

28/11/2013

sí que es bestia, sí...

Efectivamente, como he leído en otro comentario "deberían avisar".
Este sitio siempre está lleno. Siempre. Hasta arriba. Y como paso por delante con mucha frecuencia siempre me preguntaba que qué sería lo que daban.

Pues ya lo sé: te pones como un cerdo por poco dinero.

Nada más entrar vimos esas rebanadas de pan casi del tamaño de una barra entera, salir de la cocina con carne, morcilla o salmón, entre otras cosas. Las buscamos en la carta y resultó que era lo que llamaban "canapés". Pues vale, incluso a 5€ la unidad pensaban que estaban bien de precio. Pedimos dos y resulta que uno son dos tostas gigantes de esas. Casi nos da algo. Al final nos dejamos sólo un trozo de una, pero salimos a cuatro patas. Lo más gracioso es que debajo de los canapés meten patatas fritas de bolsa y lacón. No sé, por si te quedas con hambre o algo. Encima, entre que te las ponen te van sacando tapas, que tampoco son anecdóticas. Unas alitas de pollo, unos mejillones... Y cuando terminas, por si acaso, te ponen un sorbete y un bollo.
Al final, hubiéramos comido bien pidiendo un sólo canapé para los dos.

Encima estaban bastante bien. No es un sitio donde vas buscando exquisiteces, pero dentro de lo que son, estaba todo bastante rico.

Y tienen molletes con jamón y tomate muy ricos para desayunar.

je suis béatrice

Lo que te ha pasado es lo mismo que me pasó a mí. Lo de los "canapes" es una burrada. Y se te ha olvidado comentar el postre que te regalan con la cuenta...El sitio hay que conocerlo porque tiene su gracia, pero tienes razón, es una bestialidad.

28 de noviembre de 2013

Nahúm García

Sí he comentado lo del postre! :-) como para no decirlo, es que es como el remate. Qué burrada de sitio, no veas lo que me he reído con tu reseña, es que nos pasó lo mismo.
A quién se le ocurrió llamar "canapé" a eso?

28 de noviembre de 2013

je suis béatrice

Je,je es verdad sorbete y bollo!

28 de noviembre de 2013

Nahúm García

aún no me he recuperado! no sé si voy a poder cenar :D

28 de noviembre de 2013

24/02/2013

Qué bestialidad!!!

A mi este sitio me parece una barbaridad. El sitio esta a tope pero nos hacemos un hueco en la barra. Pedimos dos cañas y nos ponen una tapa de mazorcas de maiz con ensalada (?). Como las bravas son una de las sugerencias del local las pedimos. La ración es como para cuatro personas y somos dos, con una cesta de pan como para una boda. Para acabar las bravas pedimos dos cañas más y nos ponen una tapa con 5 mejillones con la misma salsa que las bravas. Para terminar decidimos pedir alguna cosilla más. Resulta que en la carta dice que tienen canapes, asi es que decidimos pedir UN canape para los dos. Total por cuatro euros aun pensando que en este sitio son unos exagerados no creo que sean muy grandes. ERROR. Nos traen DOS rebanadas inmensas de pan con lacón y roquefor y patatas fritas y chorizo por debajo. Una autentica burrada. Pensando que se habían equivocado confirmo con la camarera que eso es mi canape de lacón y ella me dice que si. Madre mía, esto deberían avisarlo. Nos dejamos casi todo en el plato, una pena. Pedimos la cuenta y aquello parecía una venganza. Cuando nos salía la comida por las orejas van y nos ponen un chupito y un bollo con leche desnatada con la cuenta. Todo por 18 euros (9 xpersona).
Que queréis que os diga yo comiendo asi no disfruto, me da la impresión de que me echan de comer. No se, le voy a poner las tres estrellas de "esta Ok" pero no creo que vuelva. Quizas para grupos y celebraciones merece la pena.

jc cbo

Beatrice lo has descrito muy bien. Siento que tu experiencia no haya sido del todo buena. Es verdad que es otro concepto de sitio, en plan bar de feria o tapeo. A mi es que me encanta ese batiburrillo de vez en cuando aunque para cenar tranquilo desde luego no es.
Yo la verdad es que a la gente de fuera me la llevo y se quedan flipados con el concepto tapa.

25 de febrero de 2013

je suis béatrice

JC, yo creo que lo que nos mató fueron los "canapes". Piensa que los pedimos para acabarnos la media caña que nos quedaba pensando que como mucho iba a ser una tosta de tamaño normal. La verdad es que mi crítica no es negativa porque el sitio me parece perfecto, por ejemplo, para invitar a amigos en un cumpleaños o para ir en grupo. Pero por el error de calculo que tuvimos al pedir me marche con mal sabor de boca. Es una sensación como de que no has comido, sino de que te han cebado. Pero vamos, que el sitio tiene su gracia y lo tendré en cuenta para cuando me toque pagar la cena a mi.;)

25 de febrero de 2013

jc cbo

No, tampoco lo vi negativo, al contrario, creo que lo describiste muy bien jeje :))

1 de marzo de 2013

20/04/2013

MUY BESTIA!!!

Me animé a celbrar allí mi cumpleaños, ya se sabe muchas cañas, gtrandes tapas y precio económico.
reservamos mesa, porque si no en la barra imposible porque eramos 15 personas. La mesa genial, con panecillos, ensaladas de tomate y frutos secos ya preparados coaundo llegamos. Pedimos lo clásico, croquetas de jamón, frituras de pesca, patatas bravas y canapes de lacón y pulpo. menos mal que había leído las otras opiniones y pedimos de cada ración dos y de los canapes también dos que si no no salimos de allí. De postre pedimos dos surtidos de postres y nos sacaron además una botella de cava, un sorbete para cada uno y chupitos a tutiplén. Genial para este tipo de eventos!.

01/11/2012

Tapas inmensas

Si quieres tapas ve ahí.
Típico bar del sur, donde con cada bebida te ponen tu tapa (¡megatapa!). Al más puro estilo linarense. Para el precio que tiene la calidad es muy buena y de cantidad sobrada.
Las raciones de la carta son más que generosas. La atención es muy buena y nos invitaron tanto a postre como a chupitos al final.
Muy recomendable como sitio de tapeo.

19/11/2013

Servicio muy bueno pero demasiada gente a este lado de la barra.
Las raciones son IMPRESIONANTES y el precio ridículo. Por unos cuantos eurillos sales cenado hasta Navidad. Lo peor es que no me pille más cerca de casa

09/10/2012

Estupendo para tapear

Sitio pequeño y un poco ruidoso, pero con unas tapas estupendas y precios mas que razonables, con cada ronda de bebidas te suelen traer una tapa, y sino las tapas que tienen en la carta son bastante generosas, además antes de irte cuando pides la cuenta, te invitan a granizado,chupitos y algo de postre, totalmente recomendable, pero antes de ir os sugiero que reserveis barril si quereis tener sitio

31/01/2012

Sitio tremendo en Manuel Becerra

La verdad es que "Entre Cáceres y Badajoz" ha sido toda una auténtica sorpresa. Después de mucho buscar por las calles de Manuel Becerra, dimos casi sin querer con este sitio del que salimos encantados.
Además de tener unas raciones buenísimas, el trato es excelente y el precio genial. Nosotros pedimos cuatro cañas, media ración de patatas con ali oli (especialidad de la casa), media de revuelto de trigueros con gambas y media de croquetas de jamón (con jamón cortado a mano acompañándolas) y quedamos llenos por sólo 22 euros. Además con cada caña nos servían una pequeña tapa (en una ocasión fueron gambas y en la otra queso en aceite de oliva).
Las medias raciones de este restaurante son como una ración en el centro de Madrid. Son grandes, están bien preparadas y además siempre acompañan con un cesto lleno de colines y rebanadas de pan de hogaza.
La mejor sorpresa viene al final. Cuando vas a pagar te sirven cortesía de la casa un sorbete de limón, un bombón de Magnum helado y te dejan dos botellas de chupitos para que te sirvas lo que quieras.
Muy recomendable, tanto por la comida, como por el precio y el servicio.

24/09/2013

Mahoudrid te recomienda: Entre Cáceres y Badajoz

Tapas, tapas y tapas. Pero bien grandes. La región a la que se vincula su cocina, suponemos que ya la has adivinado. El local no es muy grande y se llena rápido; por algo será. Es decir, por su género -son populares sus albóndigas caseras, los muslitos de pollo, la ensalada de tomate con queso, las patatas bravas...- y también por su buen servicio. Si vas volverás.