Para los que fuimos niños en los años 80 un Tigreton y una Pantera Rosa eran esas meriendas que nos tenían reservadas para cuando habíamos sido muy buenos. Evboca ha conseguido devolvernos a la infancia Una vez superada la regresión pides unos chipirones en su tinta y te los sirven sobre una cama de migas del pastor...

Ordenar por:

relevancia fecha

18/03/2016

Original y bastante "apañao" a buen precio

Ya había visitado Evboca en alguna ocasión anterior, un restaurante de pinchos que sale de los típicos, con un precio medio de 15-20€.

Hemos vuelto debido a que ha cambiado su carta practicamente por completo, pero no por ello su rango de precios. Pocos de estos nuevos platos llevan pan, está enfocado a comer más bien de tapas, de raciones pequeñas.

En la nueva carta han conservado el Tigretostón (mejor pincho nacional 2010; pan negro relleno de crema de morcilla, cebolla confitada y crema de queso) y algún plato más aunque con variaciones. Además se curran diariamente unos platos fuera de carta, de agradecer si sueles ir a menudo.

Hay que reconocer que la carta es original, quizá algunos platos son mejorables, pero la presentación trabajada (la vajilla es diferente según el plato, un detalle que por este precio medio es de tener en cuenta) y un servicio más que amable bien se merecen una visita si se está por la zona y la correspondiente recomendación.

Esta vez decidimos probar:

-Gazpacho nipo-manchego: Unas gyozas de conejo al romero, con un caldito ligero y muy sabroso acompañado de setas.

- Sugerencia del día: Magret de pollo a la naranja, Pollo bien jugoso, con salsa de naranja, escabeche suave de cítricos y cous cous. Riquísimo.

- Una hora menos: Papas hervidas con sus respectivos mojos verde y rojo y ajo-jengibre. Más vistoso que otra cosa, pero correcto; la patata bien cocida y los mojos caseros, que siempre es de agradecer.

- Bocata de calamares 2015: Calamarcitos crujientes con brotes y salsa afrutada (mango quizá) dentro de un pan pintado con tinta de calamar. Salvo por el pan, que nos habría gustado más tostado, muy bueno.

Y de postres:
- Roger Rabbit: Su versión de la típica tarta de zanahoria. Helado de nuez, bizcochitos ligeros de zanahoria con nueces y espuma de zanahoria. Mucho ruido pero pocas nueces.

- Mil y una noches: ver opinion completa en lesamp.tumblr.com/post/124565913770/evboca

11/10/2015

Mis pinchos preferidos de Madrid

Actualización octubre de 2015:

Hacía tiempo que no íbamos (no por nada) y nos ha gustado mucho, como siempre, todo buenísimo y muy bien de precio. (Cuando pueda amplío comentario).

Actualización 6 de julio de 2014

Pues tras varias visitas, sin duda este sitio me gusta mucho. En primer lugar por lo más importante para mí, lo que se come, y en segundo porque me siento muy cómoda. El ambiente es muy agradable y hay una camarera que es majísima pero sin ser pesada. En tercer lugar, porque estoy a un paseo de casa.

Hoy hemos tomado algunos pinchos nuevos. Han renovado la carta y eso me gusta. La camarera nos ha recomendado un gazpacho de manzana verde y melón que estaba muy rico, muy refrescante. También nos ha recomendado un par de pinchos, y hemos pedido uno de ellos, el Odissey. Delicioso.

Todo muy rico, con buena calidad y muy bien hecho.

---------------------------------------------------------------------------------------

La verdad es que había pasado bastantes veces por ahí pero no me había dado por mirar de qué iba ese sitio (mal). Tomamos los famosos Tigretostón (3,90 euros cada uno) y sí, están ricos, y curiosa la presentación. Pero además tomamos más platos (otro pincho, el Avarca, que es una ensaimada rellena de sobrasada, si mal no recuerdo, 3,90 euros también), y dos raciones, una de papas bravas (6 euros) y otra de ignacios (8 euros), y todo estaba muy bueno.

Además nos animamos con un par de postres, el piña colada y el Drácula (4,20 euros cada uno) y, no es por nada, pero me quedo con el Drácula, está muy original y, sobre todo, muy rico. Todo esto, con una caña y una botella de agua salió a 37,90 euros, así que se puede venir aquí a comer o cenar sin tener que dejarte mucha pasta.

Estuvimos en la barra, las camareras muy simpáticas, y el sitio es el típico de pintxos, excepto por una mesa que tienen en la segunda planta al fondo.

09/06/2015

De capa caída

Los fines de semana mucha gente y poco sitio pero las tapas sorprenden , quizá menos de lo esperado. Muchas veces prima más el asombro que el sabor, pero merece la pena pasarse y probar algunas de sus tapas. Es como lo que decían de Lola Flores, que ni canta ni baila pero no se la pierdan. Pues eso

******************************************
Segunda visita: Dos años después la calidad de la cocina ha bajado de tal manera que no quedan ganas de repetir, me pareció una tomadura de pelo. O se ponen las pilas o esto no tiene futuro. Si quieres una buenas croquetas de rabo de toro ni se te ocurra, vete al Bacira. De la atención al cliente ni hablamos.

je suis béatrice

Ya, lo que pasa es que cada vez te apetece menos ver a Lola Flores si ya la has visto un par de veces. Si renovasen los pinchos de vez en cuando apetecería más pasarse ...

6 de junio de 2015

je suis béatrice

No había visto la crítica de la segunda visita...Uff pues si no innovan y bajan la calidad, no se yo...

6 de junio de 2015

Mir Mor

Raro es que yo ponga dos estrellas

9 de junio de 2015

21/12/2014

No es para tanto. Pinchos originales mal ejecutados.

El éxito de Evboca se entiende solo por la originalidad de las tapas.
La gente va, se encuentra con juegos de palabras en la carta y presentaciones originales, y se van encantados.
A mi no me ha gustado, porque detrás de esto lo que he visto son tapas mal elaboradas con fallos evitables que mejorarían el resultado. No me puedo creer que el cocinero que ha creado esas tapas, si ha ganado premios nacionales, piense que no se pueden mejorar.

La cocina se basa en recetas sencillas pero efectivas. Esa sencillez es la clave para un sitio de tapas pero por eso mismo deberían no tener fallos y sin embargo, hacer bien las elaboraciones es el plus que le falta a Evboca para equipararse, por ejemplo, La Gabinoteca, un sitio similar en cuanto a estilo pero donde bordan la comida, que al final es lo mas importante.

Por lo menos nos atendieron muy bien, de ahí la tercera estrella.

Probamos el TIGRETOSTÓN, que fue mejor pincho nacional 2010 y es un rulo de pan negro relleno de crema de morcilla, cebolla confitada y mousse de queso. Me pareció original y estaba bueno, pero grasiento para mi gusto, algo que ocurrió en los demás pinchos. En culquier caso fue lo mejor de la cena.

La LÁMPARA DE ALADINO es un cuscus con (poco) pato y aroma de te. Mucho paripé con el hielo seco pero poca historia. No merece la pena.

SPRING BULL (Rollito de rabo de toro con verduras y salsa de granada dulcipicante). Hay que reconocer que la presentación es buenísima y además el rollito está muy conseguido ya que está igual de grasiento que el de un chino de barrio (bueno, en realidad no se si está hecho aposta o se les fue la mano). En definitiva, tampoco me disgustó pero faltaba rabo de toro y sobraba grasa.

Un plato totalmente prescindible es VERANO AZUL, que consta de un puré de patata con huevo poche y chanquetes.
El puré de patata es malo y con el huevo no mejora. La fritura de los chanquetes es muy mala y el conjunto solo sabe a la fritura.
Plato demasiado pesado para lo regular que es.

El HARLEM es un bocadillo de roastbeef, cheedar, rúcula y cebolla caramelizada con pan de gofre que está muy bien, sin embargo, las TORTILLITAS DE CAMARONES Y CAZÓN EN ADOBO son de juzgado de guardia. Realmente son las peores tortillitas que he probado hasta la fecha y el cazón mas de lo mismo. Creo que es producto precocinado congelado, y vale que los precios sean económicos pero si es a costa de un mal producto no se puede decir que tenga buena rcp, por muy barato que salga.

Las quesadillas EVITA PERÓN de entraña, provolone y chimichurri de avellanas son otro plato prescindible, ya que las tortillas son de supermercado y estaban duras por arriba y reblandecidas por el aceite abajo, y el conjunto con escasa carne (dos tiras pequeñas) y muy grasiento (provolone + aceite).

El postre fue una cookie con chocolate blanco y helado de leche merengada llamado TRIKI. Está bien, sabe a galletas danesas, aunque la presentación es muy hortera y sin contar el helado los acompañamientos no aportan nada.

El precio final fueron con dos copas de vino 25€ por persona.

spider72

Nos pareció lo mismo...

22 de diciembre de 2014

14/09/2014

Les bajo una estrella para que no se duerman en los laureles .

Septiembre 2014
Picoteo de domingo:
Mismos pinchos en la carta, mismo cartel del pincho ganador hace ya cuatro años, ninguna nueva invención, todo igual. Se agradecería que fueran variando la carta o por lo menos que de vez en cuando se encontrase algo nuevo. Por lo demás, los pinchos buenos, aunque servidos todos de golpe a los 5 minutos de pedirlos. Se agradece la terraza y que abran los domingos.
____________________________________
____________________
-Septiembre 2013
Ayer tomamos unos vinos en la terracita del Evboca. Después de mi primer intento fallido en Agosto, ayer me volví a dar el paseíto hasta allí para probarlo. La terraza es agradable y el servicio rápido y correcto. Últimamente no estoy en buena racha con los sitios porque ayer el Evboca no tenía su pincho estrella , el "Tigretostón" así que me quedé sin probarlo. Tampoco tenían el gazpacho. Los dos estaban anunciados en dos carteles en los ventanales del local. Superada esta primera decepción pedimos:
-La ensalatica.
-Los ignacios con guacamole
-Las Bravas
A mí me gustó todo, muy original presentado. Además estuvimos a gusto en la terraza,
Con 1 vino, 1 cerveza, y los 3 pinchos salió todo en total por 35 euros.
Volveré a probar el tigretostón.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Ayer nos dimos el paseíto hasta allí para encontrarnos el cartel de "cerrado por vacaciones" . GRRRRRRRRRRRRRRRRRRR....
Acabamos en el Tampu.

Rosalía Martínez (Pi...

hombre...tendrán que irse de vacas también,no? XD

16 de agosto de 2013

je suis béatrice

Yo estoy con David en esto. Las terraza de enfrente del Evboca estaba abierta y a tope. No entiendo que todo el mundo se tenga que ir de vacaciones al mismo tiempo en una ciudad como Madrid, cuando además con la crisis la gente no se va, que ayer las fiestas de la Paloma estaban a reventar.

16 de agosto de 2013

Rosalía Martínez (Pi...

bueno, los sitios grandes supongo que pueden asumir el concepto de "a turnos", pero hay pequeños bares donde creo que esto no es posible. Yo estoy aquí a saco y he comido varias veces por el centro y los bares están vacíos no, lo siguiente. La Paloma, claro, siempre es una excepción que aglutina a los que no tienen vacas o ya las disfrutaron, gente de las afueras y similares, ero es una excepción de tres días. Esta es mi humilde opi :-)

16 de agosto de 2013

31/07/2015

Presentaciones originales

Por prospe es un sitio de los que no hay.
Las presentaciones son muy curradas.
Ensaladilla rusa/Ajedrez, otro como si llegara recien entregado del chino,...
La comida aceptable.

22/09/2014

Pinchos correctos sin más

En busca de un local abierto el domingo noche, nos decidimos a ir a Evboca. No diría que fue un error, pero sí prescindible.

Local oscurete y vacío un domingo por la tarde-noche, dentro del mismo estábamos sólo nosotros, lo que le quita, ya de entrada, cierta gracia. Creo que por esta razón nos tomamos un vino rapidillo y cambiamos de estación.

Servicio amable cargado de buen rollismo, como si nos conocieran de toda la vida.

Disponen de pinchos, pinchos XL y ensaladas que recuerde ahora.

Tomamos sólo dos pinchos, Tigretostón y Cuscús con pato al té moruno.

El Tigretostón está sencillamente de la muerte mortal y viene presentado como si fuera un pastelito de toda la vida. el sabor muy bueno y realmente original.

El cuscús muy rico, pero se habían quedado sin hielo seco, así es que la espectacularidad del plato quedó un poco mermada.

Los pinchos no son nada caros y el precio está adecuado a su tamaño.

No sé si volveré....

spider72

A ver...voy a romper una lanza en favor de Evboca. El sitio es bonito, pero era domingo e incomprensiblemente no había aire acondicionado. A mí los pinchos me parecieron muy apetecibles todos (en la carta), pero ya digo el día...no era el más adecuado.

La situación del local tampoco acompaña mucho, en especial con los cines cerrados y llenos de grafitties...

Yo creo que sí volveré.

22 de septiembre de 2014

22/12/2014

Actualización

Después de algunas visitas desgaciadamente hay que bajarles una estralla, han perdido calidad en general en todos los platos, una pena; y que sea barato no compensa el viaje facilmente.

Garito en alza en el barrio. Ya según entrás ves que es un tanto particular por que lo primero que tiene es la cocina abierta, amplia, donde están trabajando los cocineros (evidentemente siempre gusta que te dejen verles trajinar, una garantía).
Bajas tres escalones y estás en la zona de barra; la carta son todo pinchos que cambian por temporada, todos ellos ingeniosos, con criterio y calidad. Esto va en gustos, pero destaco el wrap de ciervo, cus cus, nachos, tomate con jamón y hamburguesa.
Tiene una amplia selección de birras; yo siempre le doy a la Inedit y Cibeles (pero también te puede molar una Brabante o la clásica Mahou).
También tiene muchas ginebras y tónica para los adeptos.
Precio: 15 por barba aprox, y sin quedarte con hambre en absoluto.
Son amables y cada vez tienen más público, yo soy uno de sus fieles.

01/06/2014

Original

Pinchos y raciones muy originales a buen precio. No te puedes esperar que a ese precio te ofrezcan una cocina tan original.

Estaba lleno y fue un poco lento. Pero no teníamos prisa y además tuvieron alguna atención por la espera, así que ningún problema. El camarero, a pesar de estar hasta arriba, muy majo y atento.

Cenamos de pie en el único hueco que quedaba en la barra y no conseguimos taburete. Yo no lo eché de menos pero normalmente sí prefiero cenar sentado aunque sea en una barra.

El local es de lo más sencillo, casi sin mesas, casi todo es la barra y barras o repisas en los laterales para sentarse en taburete (si queda).

La cerveza Brabante siempre un acierto, me encanta.

Avarca (La ensaimada de sobrasada 3,90€). Me encantó. El contraste dulce salado mmmhh. Me daban ganas de pedir un bocadillo grande de eso.

Bocadillo de calamares (3,90€). Muy rico, muy original, buenísimo. Pero claro, hace poco me comí el de Nakeima que es aún mejor.

Tigretostón (3,90€). Está de muerte de bueno y es espectacularmente original. Muy bien conseguido, el primer mordisco me pareció casi un tigretón de verdad. La única pega es que aunque no es muy grande es bastante contundente y llena bastante. Quizá mejor compartirlo a "bocaos".

Evita Perón (La quesadilla de entraña 9€). Riquísima, de las mejores quesadillas que he probado.

Eso sí, sale a buen precio, pero hay cosas originales que en boca decepcionan:
Hannibal Lecter (Tartar de lomo bajo 12€). Es más barato que la mayoría de tartar que te ponen por ahí pero no vale nada. Creo que se puede hacer algo, a este precio, mucho mejor.

Tarta de Manzana Frita (4,60€). Es sólo original cuando lo cortas, pero de sabor no es nada especial.

Me gustaría volver para seguir probando el resto de platos. :)

15/03/2013

Pinchos innovadores - Me encantó!

Ayer visité este sitio con dos amigos.

Al entrar se ve la cocina, abierta y amplia, que siempre me parece un detalle.

Sólo hay una mesa elevada al fondo para sentarse, no hay que olvidar que es fundamentalmente un sitio de pinchos, pero la mayoría de los taburetes tienen respaldo y no es una minucia esto que digo del respaldo. Las barras son amplias, de madera, la decoración es sobria pero cuidada. Buena iluminación. Se hace agradable estar.

Al grano, dadas mis expectativas, yo quería probarlo todo. Y el ya famosísimo pincho ganador el Tigretostón, un rulo de morcilla que no defraudó en absoluto.
Estupendísimo bocatín de calamares con pan negro ajito...delicioso!
El rollito de rabo de toro...Los ravioli de foie Paris Hilton divertidos y sabrosos, pero me parecieron caros. La lampara de Aladino..(cus-cus de pato). Mini - hamburguesa , menospreciado clásico, la mejor que he probado en este formato tan denostado. Todos con una cuidadísima y sorprendente presentación.

Estupenda selección de vinos y de copas premium.
Precios contenidos.
Bebimos nuestras cuatro copas de vino y probamos muchos pinchos.
20€ persona.

Toda una experiencia.

Voy a volver pronto seguro.

Muy Merino

Gran sitio y mejor compañía, avisa si vuelves que no me lo quiero perder !!!

19 de marzo de 2013

10/12/2013

Estupendo para un plan de tapas con los amigos

Bar de tapas informal, que sirve una comida original y de excelente calidad a unos precios insuperables, quedándote siempre con ganas de probar algo -que el estómago no da pá más-. El servicio es muy amable, pero un poco pobre (sólo dos camareros). Me parece un sitio inmejorable para ir a tomar un plan de tapas relajado con los amigos. Para ver más: lascenasdeingrid.com/2013/12/10/evboca-2

Informal tapas bar, that serves original and excellent quality food with unbeatable prices. It always lets you wishing having tried something -it’s a pity that our stomachs fill-. Service is very friendly but a bit poor (only two waiters). I think it is an excellent place to go for a casual tapas lunch/dinner with friends. If you want to see more: lascenasdeingrid.com/2013/12/10/evboca-2

Informellen Tapas-Bar, die ursprüngliche und ausgezeichnete Qualität Essen serviert mit unschlagbaren Preisen. Es ist schade, dass unsere Mägen füllen, als man will immer alles versuchen. Der Service ist sehr freundlich, aber ein bisschen knapp (nur zwei Kellnern). Ich denke, es ist ein ausgezeichneter Ort, um für einen lässigen Tapas-Mittagessen / Abendessen mit Freunden zu haben. Um mehr zu sehen: lascenasdeingrid.com/2013/12/10/evboca-2

22/03/2014

Sorprendente, seguro que si tuvieran otra localización se pondría hasta la bandera

Hemos ido dos veces. La primera nos encantó, pinchos originales y muy ricos. Volvimos otro día y nos gustó mucho menos, quisimos pedir otras cosas y quizás no acertamos. Además el camarero muy borde, íbamos con cochecito y parecía que molestábamos.
Sin embargo quiero volver para quitarme el mal sabor de boca de la última vez.