La mítica cadena de hamburguesas americana ya cuenta con una sucursal en Madrid y nada menos que en plena Gran Vía. Aquí se viene a por la hamburguesa, y por supuesto por sus patatas fritas en aceite de cacahuete que, según lo que dice todo el mundo, son adictivas.

Ordenar por:

relevancia fecha

08/11/2016

Un poco en tierra de nadie

Fenómeno mediático en el que hemos caído en contra de nuestra costumbre underground. Ya saben ustedes que mientras las tendencias apuntan a un sitio, nosotros vamos al contrario. Incluso nos jode tener algo apuntado en nuestra lista y que de repente ese sitio se haga famoso, es una maldición. No es que queramos ser descubridores, lo que nos gusta es ir tranquilos. Puestos a ser descubridores, hemos descubierto ya tropecientos sitios guindaleros que ahí quedan.

Pero empieza a salir esto en los periódicos, “¡la hamburguesa preferida de Obama!”. Pues para nosotros tiene historia. En el año 2008 estuvimos unos meses en los EEUU. En Brooklyn conocimos a un tipo que nos llevó a una hamburguesería y nos contó que eran las mejores patatas fritas , que todas las patatas estaban compradas en determinada latitud y que eso hacía que madurasen mejor y no se cuantas leches más. Típica historia bizarra que a uno no se le olvida. Ahí quedó eso, ocho años en la recámara (de hecho, es por estas fechas cuando hace justo 8 años de esos días en Brooklyn) y viene todo de repente y nos salta , “abre en España la hamburguesería Five Guys, donde cuidan mucho las patatas y las cogen sólo del hemisferio norte y bla bla bla”. Fue una iluminación. Porque dejenme que les diga que desde hacía ocho años yo soñaba con esas patatas fritas que ahí quedaron .

Claro, esto es un fenómeno curioso, con colas en el día de la inauguración, una especie de Primark de las hamburguesas. Y La Reina y yo somos gente viajada pero en la Gran Vía nos entra el efecto “Martínez Soria” así que intentamos no caminar mucho por ahí. Pero fuimos. Eran las 14h y ya estaba el sitio de gom a gom. Todo muy rojo y blanco, o sea , de mi gusto, con dos empleados en la puerta dando la bienvenida. Una cola importante por la izquierda, a la derecha mesas abarrotadas. Para amenizar la espera puede uno coger cacahuetes, cortesía de la casa.

Suena rock todo el rato, esto nos gusta. Sería inferna otro sitio con mierda de música de ambiente espantosa. Suena rock y eso es bueno. Y la cola no va nada lenta, claro que es la primera cola, la cola de pedir. Llega uno al mostrador y todo es sencillo. Burger, Cheesburger, Bacon Cheeseburger, más grande o más pequeño. Se le pueden incluir una cantidad variada de accesorios, lo que uno quiera (salsa barbacoa, pepinillo, jalapeño, cebolla a la plancha, tomate, lechuga, unos cuantos). Patatas fritas grandes, medianas o pequeñas. Cajún o no cajún. Cuatro sandwiches variados. De beber, refrescos o Brooklyn Lager (PUNTAZO a favor, cerveza de calidad en una cadena). Y batidos super guarripetosos que pueden incluir dentro ¡trozos de bacon! que por supuesto pedimos. El chico que atiende es muy majo y orienta muy bien, sobre esto iremos más adelante.

Te dan el ticket con un número y te llaman. Te llaman de un mostrador con tu pedido o de otro mostrador con tu batido. Es un poco tenso porque el sitio está a reventar. Hacen las hamburguesas a la vista de todo el mundo y un empleado va cantando tiempos, ¡9 minutos! ¡11 minutos! ¡8 minutos! y van todos a tope mientras suena rock. Te llaman y coges tu hamburguesa.

Pillar sitio para sentarse no es fácil. La dinámica es compartir mesas y estar apretaditos, pero acabamos junto a un par de valencianos aparentemente simpáticos y nos ponemos a desestructurar la comida.

Entregan las hamburguesas en unas bolsas de papel y las numeran. En el ticket pone cual es cada una, así que para mí la 1 y para La Reina la 2. Yo opto por la bacon cheeseburguer con lechuga, tomate, cebolla a la plancha, pepinillo y salsa barbacoa. La Reina, lo mismo pero con relish en lugar de barbacoa. Pedimos las patatas pequeñas (a sugerencia del empleado que nos atiende) sin cajún. Los valencianos se dejan el adobo cajún y nos lo echamos entero. Batido de manteca de cacahuete con vainilla y leche malteada, nata y trozos de bacon. Todo 37€.

Al lío: Las patatas brutales y encima además de rellenar el cartoncito te echan unas pocas extra. El batido, una bomba de azucar. Lo de que lleve bacon dentro es como encontrar tropezones salados y luego queda más bacon dentro… pues que deciros, curioso tomar bacon con nata. Bien, a mí me gusta. La hamburguesa, mejor que la del Burger y el McDonalds, peor que la del Goiko o el Mad Burger. Aquí está la movida, el eje de todo. Five Guys son hamburguesas en plan “cadena”, que tienen la diferencia (nada desdeñable) de apostar por producto fresco comprado día a día, nada congelado, de tener carne de más calidad, que se cocina ante ti, con un servicio al que se le proporcionan (según parece) mejores condiciones laborales y que es mucho más atento que en otras cadenas. Pero queda en un precio que hace que uno piense que vale la pena gastar un par de euros más e irse a las hamburgueserías de más calidad, que existen.

No es por lo tanto Five Guys un lugar de peregrinación (más allá de que uno tenga curiosidad por el fenómeno), aunque es un fast food que está un escaloncito por encima de los ya conocidos. Siempre vale la pena comer mejor que peor. Ahora, para que yo vuelva a Five Guys tienen que darse dos opciones: Opción 1, que esté por el centro de Madrid y quiera fast food. Si se da esto, posiblemente sea la mejor alternativa. Opción 2, que la cadena se extienda y me abran uno en nuestro país , La Guindalera. Estando ya en la vecina España, todo puede llegar.

guindillasmutantes.wordpress.com/2016/11/08/five-guys-madrid

Alexo

Casi 40 pavos por unas burgers de franquicia, sin servicio y teniendo que pelearte por una mesa... Vaya!

8 de noviembre de 2016

mmvera

Estoy de acuerdo con Alexo... un poco pasada para la guindalera, prosperidad y el resto de vecindades...

8 de noviembre de 2016

Alvaro Armenteros

por esa cotización, desde luego que más de uno hace upgrade a sitios donde no tienes que bregar por un sitio y hay servicio de mesas

8 de noviembre de 2016

Antonio Álvarez

A ver, hay que entender también todo el rollo mainstream, la novedad y demás. Ya digo que si yo estuviese por Gran Vía y quisiese comida rápida iría aquí antes que otros sitios, porque es comida de más calidad y es rápida. Mejor esto que otros burgers o que un kebab. Ahora, que debería haber costado máximo 10-12 pavos por cabeza, eso también.

9 de noviembre de 2016

araque

Steak n shake de canalejas le caga la cara al sitio este y encima te sirven ellos. Tú solo tienes que pedir. Y más barato.

13 de noviembre de 2016

06/04/2017

Llegó Five Guys a Madrid: ¡Qué tiemblen McDonalds y Burger King!

FIVE GUYS

C/ Gran Vía, 44. Centro. Metro Callao

No te gastarás más de … 20 euros con tu cerveza y postre incluidos.

Plato estrella… ¡Pues las hamburguesas! ¡¡Pero también las patatas!!

Hoy toca acercaros a la famosísima cadena de hamburguesas americana que aterrizó hace unos meses en la capital a lo grande: haciéndole la competencia al todopoderoso Primark (por lo menos en la situación y en las colas).

¿Y por qué tanta expectación? ¿Qué le hace diferente a otros restaurantes de comida rápida especializados en hamburguesas tipo McDonalds o Burger King? ¿Compite con las hamburguesas gourmet de los mejores restaurantes madrileños?

Para empezar, habría que entender de dónde viene tanta expectación. En primer lugar, la fama internacional. No hay nada más que buscar Five Guys en Google para encontrar la historia del ex-líder estadounidense y nobel de la paz (ejem ejem) Barack Obama. Como, en mayo de 2009, llevando ya un año como presidente, tuvo el antojo de tomarse una hamburguesa de la cadena y, tras contestarle que no servían a domicilio, se personó en el local a recogerla con todo el revuelo y fotos que conllevó. Si a esta inesperada campaña de marketing se le une que, pese a su largo recorrido internacional, todavía no había hecho acto de presencia en España y que lo ha hecho con un local en plena Gran Vía, el resultado era previsible: colas a la entrada del local y más expectación. Y que siga girando la rueda…

Pero una vez que se ha creado esa expectación, ¿qué lo hace diferente a los Burger Kings o McDonald´s con los que ya contamos? Juguemos a las 7 diferencias:

1. La exclusividad. Un único local frente a los cientos de restaurantes de las otras cadenas, situado en un sitio clave y con cola en la entrada hace que el hecho de ir se convierta en algo más “especial” y no consista en ir a un simple “burger”.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2017/04/06/five-guys

Liliana

Fui cuando abrieron y la verdad es que no he vuelto a pasarme... Igual me paso antes de que empiece la temporada de BB (bodas y bautizos, estoy en esa edad en la que mis amigas ya están a tope) Las patatas la verdad es que están muy buenas, las probaste las cajún o las normales? Yo soy equipo cajún

6 de abril de 2017

CubaLibre

Sin haberlas probado, por el rango de precio que tienen juegan en una liga entre BK MC y las hamburgueserias que tanto proliferan en Madrid.

6 de abril de 2017

03/12/2016

MUY sobrevalorado

Entre semana, tirando a tarde y el local hasta arriba de gente. Suerte que nada más llegar se levantaba una mesa y allí que nos plantamos, si no me habría dado la vuelta y ya habría ido otro día. Gente hacinada en mesas con poco espacio entre banco y mesa (o que mi tripa es más voluminosa que la media o las 2 cosas) o en taburetes aquí y allí sin un centímetro sin ocupar.

Megacola para pedir y, suerte de nuevo, un par de amigos se ofrecieron a ir ellos a pedir. Tardaron los suyo a pesar de la cantidad de gente que hay al otro lado del mostrador y no les resultó fácil volver a la mesa cargados con la cantidad de gente que había por todas partes.

La hamburguesa no podría estar más seca, ¡imposible! Y como me gustan sencillas y sólo añadí un par de ingredientes, no me pareció distinta a las de McD's o BK salvo por el precio: 9,75 € la broma, pero eso ya lo sabía antes de ir y en otros países vale más o menos lo mismo.

Perrito con bacon y queso, diminuto y sin ningún tipo de gracia por 7 €. Que también lo sabía pero recuerdo cuánto disfruté de los perritos en Five Guys en Arabia Saudí, están increíblemente buenos. Aquí no y mucho menos para pagar 7 € por semejante broma.

Patatas generosas, aquí suelo compartir una ración entre 2 y son más que de sobra. Caras y 'secas' como las hamburguesas también, sería la variedad francesa de turno que tenían ese día.

19 € por persona por semejante calidad y cantidad en un sitio que desde que abrieron sigue teniendo colas constantes de gente y en tan poco espacio donde no comes ni tranquilo... Me alegro de que sean las favoritas de Obama, que mis favoritas en el centro son las de Foodtruck, donde seguiré yendo cada vez que quiera una hamburguesa y ande por la zona.

Miss Migas

¡Larga vida a Foodtruck!

21 de noviembre de 2016

TragaldabasPro

JEJE :P

21 de noviembre de 2016

31/10/2016

Recuerdos estadounidenses

Me niego a entablar debate sobre la cheesebacon doble que me he papeado hoy en el recién inaugurado Five Guys de Gran Vía. No estoy dispuesto a negociar con ningún gourmet de pro sobre el sabor de la carne que se utiliza. Y menos aún si tiene sentido aplastar esa misma pieza de carne picada justo cuando se coloca sobre la plancha. O de la ausencia de sabor a humo en la misma. O si pagar casi 10 euros está fuera de lugar por una hamburguesa así. Las patatas cajún te enganchan como las pipas Tex-Mex. Y el espeso batido de mantequilla de cacahuete con beicon me ha hecho sentirme un tipo con suerte. Una experiencia de la ostia, muy primitiva. Que nadie me la estropee.

Miss Migas

¡He visto videos y fotos con gente en la puerta haciendo cola como cuando abrieron el Primark! No las he probado en EEUU pero por lo que dices...habráque.

31 de octubre de 2016

Codigo Foodie

Esta comida troglodita me ha conquistado

31 de octubre de 2016

SMedusa

Suscribo!! Un punto que la pequeña lo sea por no ser doble ;-)
No vi lo del beicon en los batidos, si no habría caído uno seguro...

4 de noviembre de 2016

Codigo Foodie

¡Para la próxima vez! Me apunto a comer disfrutando, sin más consideraciones.

5 de noviembre de 2016

02/11/2016

La hamburguesa presidencial

Comida diario - noviembre 2016

Visita a FIVE GUYS, primera sucursal en España, en pleno Callao, de esta cadena de hamburgueserías norteamericana, célebre por ser la favorita del Sr. Obama y que lleva a gala utilizar sólo productos frescos, pues en sus locales no hay congeladores.

El local es muy espartano y funcional, mostrador para pedir, mesas de formica blanca, banquetas y sillones tapizados en eskay rojo. La oferta es básicamente hamburguesas, perritos y patatas fritas. No hay menús, se paga todo aparte. Unas 20 personas haciendo hamburguesas y preparando los pedidos, que te tienes que llevar tu mismo a la mesa como en cualquier burguer. Musica a tope y mucho ruido.

Dos tamaños de hamburguesa, que se diferencian en que te ponen una o dos piezas de carne. Nosotros pedimos una bacon cheeseburguer y otra normal acompañadas de una ración de patatas mediana. Las hamburguesas las sirven envueltas en papel de plata y metidas en una bolsita de papel de estraza, una invitación subliminal a que te la tomes en la calle. La verdad es que la carne es jugosa y el conjunto está bastante sabroso. Aprueban con nota.

Las patatas fritas también están bastante ricas, servidas en una ración muy generosa, buena calidad del tubérculo, fritura perfecta y sin rastro de grasa. Muy bien.

De beber, cerveza, milkshakes, refrescos y agua, aquí vino no trabajan.

En cuanto al precio, subidito para ser un burguer, las hamburguesas casi 10 € y la cerveza a 4€.

Nosotros pagamos 14 € por cabeza por una hamburguesa, unas patatas para compartir y una bebida cada uno. Nos pareció caro, porque por ese precio te puedes tomar un menú del día de mesa y mantel en un sitio decente, pero bueno, para gustos colores...

11/11/2016

Ni restaurante ni buena hamburguesa ni nada.

Five Guys es el nuevo local de comida rápida típicamente americana abierto recientemente en Madrid. Mucho marketing pero no deja de ser un Burguer King o un MacDonalds pero más caro.

Admito que, al ser un lugar novedoso, ubicado en plena Gran Vía, hasta un día laborable como el que yo fui, esté hasta los topes de clientes. Eso es normal.

Pero lo que ya no me parece tan bien es que un local con 2 plantas de comedor tenga 1 cerrada por no se que temas de licencias. Si no se tiene licencia para un comedor, no se abre.

Llegamos sobre la 13:30 y vi que había cola para pedir, cola para recoger, cola para sentarse, cola cola cola, pero bueno, no pasa nada. Uno pide y otro busca sitio ¡Qué remedio!
Yo quería una hamburguesa sencilla y una cerveza y mi pareja igual. No nos informan de la carta ni de nada. Pido una hamburguesa con beicon y jalapeños pero me la ponen doble, así, sin más. Pido la otra y lo mismo. Vale, no pasa nada.

Desde que accedo al local, un volúmen de discoteca con música rock nos invade. No se puede hablar excepto a gritos, los pobres muchachos que trabajaban ahí gritan, yo grito y todos gritamos y así no hay manera de entenderse y mucho mejos de comer relajado. Claro que es un fastfood en toda regla, porque estás deseando comer y largarte.

Recojo mi pedido que ponen en una bolsa de papel para llevar, a todo el mundo le sirven igual, pero casi todo el mundo se queda dentro, con lo que la cantidad de mierda que se genera se multiplica. No veo papeleras pero si un ritmo frenético por todos lados. Lo manifesté ayer en mi twitter, Five Guys es una locura.

Pasemos ahora a la parte del producto. La hamburguesa no está mal de sabor, pero está demasiado hecha. El queso sí sabe a cheddar pero el beicon también está demasiado hecho.

Las patatas. Pedimos una ración pequeña estilo cajún (solo hay dos variedades, la otra es sin nada) y son unas patatas fritas con unos polvos que le ponen por encima. Ya está. Nada del otro mundo. La mitad de las patatas en un vaso y la otra mitad, desperdigadas por la bolsa de papel.

Solo tiene 3 cervezas, Corona, Budweiser y otra que no recuerdo el nombre. Ni tiradores ni nada. Botella de 33cl o 35cl a unos precios escandalosos (4 y 5€). Eso sí, la cocacola y demás bebidas azucaradas las puedes rellenar todas las veces que quieras, si consigues llegar a salvo a la zona de bebidas, con un acceso muy estrecho y siempre llena de gente haciendo (sí, lo has adivinado) cola.

Con la matraca de ruido de la música en mi cabeza, las personas pasando a mi alrededor (tuvimos que comer en una minimesa acoplada a una columna) los 30€ gastados en 2 hamburguesas, 2 cervezas y una ración de patatas lo mejor que me podía pasar era largarme de allí con viento fresco y jurar no volver más. Five Guys para Obama.

Ni en Nueva York (tanto que presumen de estilo americano) he comido tan incómodo y mal como en Five Guys y eso que en el Shake Shark del Madison Quare Park me tiré una hora haciendo cola y tuve que comer en un banco del parque.

A la salida ya había cola de gente esperando. Me entraron ganas de decirles que no perdiesen el tiempo, pero da lo mismo. Espero que mejoren porque sino cerrarán.

Alexo

Lo mas curioso es que luego la gente se atreve a llamar paletos a los americanos... Y que somos nosotros? Esto es como si abrieran un 100 montaditos en NYC y se petara las 24 horas porque han visto a Rajoy saliendo de uno.....

12 de noviembre de 2016

Alexo

Comentario sin animo de ofender a nadie, por favor...

12 de noviembre de 2016

araque

En realidad somos aún un poco paletos, pero no es algo malo. Aún así, afortunadamente tenemos mejor materia prima y mejores cocineros que el resto del mundo y eso vale mucho.
Por cierto, el 100M de NY cerró, así que a lo mejor tendrían que haber invitado a Rajoy o a Obama :)

12 de noviembre de 2016

Yanzoo

jajaja @Alexo ese fué el fallo de los 100 montaditos en New York que no usaron como imagen de marca a Rajoy... :-)
Por lo que cuentas @Araque esto casi es para recoger la hamburguesa y tomarla en casa al que le pille cerca..

15 de noviembre de 2016

araque

Te la dan para llevar siempre! Y no, ni siquiera merece la pena aunque vivas en el mismo edificio! XD

15 de noviembre de 2016

07/11/2017

Quizás, la mejor fast food que he probado

La primera vez que intenté comer aquí no pude, fue dos días después de la apertura y la cola era larguísima. Hoy he podido comer, la cola era pequeña y, ante mi sorpresa, va rápido. Pero el local es un caos, llenísimo e imposible comer allí.

Deberían abrir la planta de arriba ya; he acabado comiendo en Callao. La comida, eso sí, espectacular. Pedí la cheeseburger con all the way y jalapeños y estaba buenísima, al igual que las patatas cajún. La cantidad también es muy generosa, no te quedas con hambre. Sin duda, lo mejor que he probado de fast food.

Volveré para probar los batidos.

02/11/2016

Visitado ayer por la noche y 0 colas, cuando nos marchamos se empezaba a formar (eso si, la planta alta la tenían cerrada).

La atención rápida y eficiente, la música altísima y los empleados muy volcados en ayudar y mantener limpio el local.

Las patatas son de otro planeta, coincido adictivas! La hamburguesa buena, generosa. Tendré que volver cuando se pase el hype y ver si se mantiene la calidad.

19/11/2016

Una cadena más

Siguiendo un poco la novedad del momento, allá que nos fuimos. Local y ambiente fríos, hasta el Burguer King resulta más acogedor. Nos toca pedir, un poco a lo loco, porque nadie te guía. -Pues me pone usted: dos hamburguesas con diferentes toppings, según se te ocurren, una de patatas y dos refrescos (que puedes rellenar hasta que te aburras).

La hamburguesa será de carne estupenda, según dicen, pero no encontré gran diferencia al de resto de cadenas de hamburguesas. La patatas me resultaron harinosas y con sabor cercano a la batata, no comprendo la fama alcanzada por las mismas.

En definitiva me pareció la típica cadena de hamburguesas americanas con buen marketing y precios mas elevados que el resto. Por el mismo precio uno puede elegir una buena hamburguesa a lo largo y ancho de la capital.

Esto no es el Shake Shack amigos/as, quien lo haya probado sabrá de lo que le estoy hablando.

19/01/2017

Five Guys. El desembarco del sueño (y el burger) americano en Madrid.

Hemos tardado un par de meses desde su inauguración pero por fin pudimos conocer Five Guys, la cadena norteamericana de hamburguesas tan de moda. Ahora bien, ¿sus hamburguesas merecen la fama que merecen? Sigue leyendo y descubriras lo que esconde Five Guys…

Esta cadena inició su andadura allá por 1986 cuando Jerry Murrell dió a elegir a sus cuatro hijos (el quinto vino más tarde) entre ir a la universidad o montar una empresa familiar para trabajar en ella. Como es obvio se decantaron por lo segundo y al parecer no fue tan mala opción. Hoy en día existen unos 1500 Five Guys abiertos en todo el mundo.

La oferta estrella obviamente es la hamburguesa, pero también tienen un par de alternativas más, hotdog y sandwich vegetariano.

Las hamburguesas (y los hotdogs) puede ir con queso, con bacon, con ambos o con ninguno. Además de todos los toppings que puedes añadirle de manera gratuita. Otra de las opciones posible es elegir entre una pieza de carne o dos.

Sigue leyendo en...

gastrobloggia.com/2017/01/five-guys-el-desembarco-del-sueno-y-el...

29/01/2017

Una exquisitez.

Hamburguesas de excelente calidad y a muy bien de precio.
Ubicado en pleno centro de Madrid.

Alexo

Muy bien de precio una hamburguesa sencilla con queso a 9 euros haciendo una cola de pie y sin servicio de mesas??

1 de febrero de 2017