Restaurante Floren Domezáin

El restaurante de Floren Domezáin se sustenta en las verduras que el propio dueño cultiva en sus huertos de Tudela. El ambiente que se respira aquí es de relax y cariño, con un único huerto vertical de lechugas que rezuman frescor. No te puedes perder sus tomates, son estelares.

Ordenar por:

relevancia fecha

25/03/2018

Pudo ser y no fue

Una experiencia regular, sinceramente.

Las verduras sí están a la altura de las expectativas. Las alcachofas en flor, de las mejores que he probado, al nivel de las de El Pimiento Verde. El cataclismo fue el chuletón, y no porque la materia fuera mala, que seguro que no, pero venía totalmente fuera de punto. Siempre insisto en que venga poco hecha, y esta estaba bastante dura, como marcada hace un rato y mantenida en horno o recalentada, algo así. Una pena, porque estaba dura y como asada.

El ambiente es bullicioso, quizás coincidió que fuimos un viernes y en la barra (la visitamos un buen rato porque llegamos una hora antes de la reserva) había un grupo amplio bastante "alegre", tenía pinta de que llevaban toda la tarde de copitas y las voces eran altas.

El servicio que nos tocó estuvo amable, pero la sensación de que reinaba el caos era continua. Cervezas que había que pedir más de una vez, mucho movimiento de gente, algún despiste con los platos pedidos, no es un sitio cómodo ni tranquilo cuando está lleno. En cambio, el timing de salida de los platos fue impecable. La mala suerte es que en la sobremesa hicimos ademán de pedir una ronda de combinados de la que desistimos por su tardanza.

Un detalle que no me gustó fue que (sería este día en concreto) el baño estaba bastante sucio, con mucho papel higiénico tirado por el suelo. En sitios de esta categoría, con horario amplio, qué menos que pegarle un repaso a los baños cada 2 horas, lo hacen los vips y el hard rock café, no creo que pida la luna.

La cuenta no es barata, 50€ por comensal, pero si la carne hubiera venido en su punto me hubiera parecido en precio.

No sé, por el momento no creo que vuelva. No me compensa tanto caos y bullicio por cenar un viernes. Me llevo la sensación de una oportunidad perdida. Personalmente, en este tipo de restaurante me quedo antes con García de la Navarra, que nunca me ha fallado.

30/06/2017

Verduritas y algo más

El sitio es muy chulo y el ambiente muy agradable. Comimos en la terraza, un poco acaloradas pero a gusto. Pedimos:

-Croquetas de verdura. Media ración, suficiente para catarlas. Buenas. Un 6.
-Alcachofas fritas con foie. Muy ricas. Un 8.
-Buey de mar. Rico aunque nada sorprendente. Un 6.
-Caprichos de cigala. Seguramente lo mejor de todo. Un 8 y medio.

Y de postre un brownie normalito.

Y una botella de un godello Viña Somoza de 2014.

Con el dueño rondando por allí y muy atento, nos tomamos un gin tonic muy bueno y nos invitó a otro.

En total 126 euros por dos personas. Lo lógico y normal por el rollo del sitio, así que sin queja. Igual me esperaba que le sacaran más jugo a las verduras, pero bueno...

Puntazo la lechuga que te regalan al irte, me gustó la coherencia del detalle.

05/04/2018

buenisimas verduras, carta muy amplia y con gran calidad en todo lo que he probado

basico el tomate con su vinagre ("el secreto de floren"), cualqueir verdura es de una calidad brutal. La carta es tan amplia que es dificil elegir, pero es increible como en una cocina tan pequeña y un restaurante tan concurrido pueden cocinar asi de bien.

Raquel Perez

Me gustó pero me pareció carete. Sales pagando prácticamente igual que en la Manduca y para eso prefiero la Manduca, donde por cierto además de la comida también tienen mejor sala.

12 de abril de 2018

02/10/2018

Comida bien, servicio intentando agradar pero lentitud exasperante . Una pena

10/11/2015

Pues a mi me gustó

Cena noviembre 2015

Invitación pendiente de unos amigos que les toco la loteria de Navidad el año pasado (es cierto, existe la gente que le toca la loteria. Hasta me he hecho una camiseta diciendo"Yo conozco a gente que le ha tocado el gordo").

Local muy mono: terracita, barra con mesas altas, lechugas por las paredes, cuadros modernos por aqui y por alla en esa mezcla rustico-pijo-viejuna que tanto se lleva ahora. Como peros: luz demasiado tenue y temperatura descontrolada (ahora mucho frio, ahora mucho calor).

El servicio, simplemente correcto. Buenos detalles generales, pero que se vienen abajo cuando nos ponen el vino del tiempo, es decir, caldo-caldo. El resto, nos sentimos ligeramente desasistidos pero sin llegar al abandono.

Respecto a la comida, es verdad que los segundos, que en esta caso solo fue un chuleton a compartir, no van al estrellato (hay unos cuantos mejores, incluso en Madrid) pero son mas que aceptables.

Pero lo que si que nadie puede negar es que las verduras y hortalizas son de matricula de honor. Salvo las poquisimas veces que puedo comer las verduras que me traen de la ribera de la rioja baja, no he probado cosa mas rica. Desde el aperitivo, unos simples pepinillos encurtidos que estaban crujientes, hasta el tomate, la lechuga, todo de todo.... Tengo que volver a probar esa borraja y esa menestra pero ya

Vino: El 6 cepas a 22 €. Bueno si hubiera estado a temperatura correcta

No pague, pero no son precios de Usera (14 € el tomate; 54 €/kg de chuleton)

Lo dicho: si eres un verdulero y con buena cartera, este es tu sitio

14/06/2015

No lo tengo claro, hay que volver (Valoracion provisional)

14-6-2015. Mediodia

Interesante propuesta la de este nuevo local, apenas abierto hace un par de meses, que centra su oferta, principalmente, en las verduras, sin excluir propuestas de pescado y carne.

Quizas sea la vocacion "verdulera" la que provoca un desigual resultado si quieres probar un poco de todo. En nuestra experiencia de hoy, ha habido altibajos; bien, con matices, los entrantes dedicados integramente a verduras, regular, los principales, dedicados a pescado, y muy bien el capitulo de postres. Por ello, la valoracion final es provisional, es necesario repetir la experiencia, es necesario probar otros platos, otros sabores, hay que encontrar el equilibrio en la comanda.

Ni mucho menos llena la sala, y a pesar de ello, sensacion de carreras, de agobio, de urgencias.

Carta de vinos justita, un tanto predecible, con la "oferta" de un Pago de Carraovejas que encuentras en cada mesa. Nos decantamos por un Cune, uva verdejo.

Como aperitivo, nada mas sentarnos en la mesa, unos chupitos de gazpacho, muy suavecito y con un ligero toque dulzon, muy agradable.

Como entrantes, en version medias raciones y racion entera:

- Alcachofas en flor (media racion = 2 piezas). Buen producto y buen tratamiento.

- Tomate de Tudela (media racion = medio tomate). Si eres tomatero, debes pedir racion entera. Tomate de verdad, con sabor a tomate. Rico, rico.

- Menestra de verduras. (Racion entera). Verduras de calidad, pero no pasan a mi top, sabor muy plano, destacable el color azul marino de las alcachofas y el trazo azul que dejaba en el plato la alcachofa. Bonito contraste de color con el monótono verde.

- Cebolletas estofadas con reduccion de vino. (media ración = 2 piezas). Platazo, otro para pedir racion completa, media para dos es claramnte insuficiente.

Como principales

- Bacalao a la bras con patatas panaderas y pimientos de cristal. Este ultimo elemento, segun me cuentan, hace bueno el plato. Bacalao bien tratado pero excesivamente insulso.

- Buey de mar, relleno y gratinado al horno. A pesar de tratarse de una receta que, segun el chef solo conocen dos personas, personalmente prefiero otra forma de elaboracion, prefiero sentir en boca trozos del bicho (no de cascaras), prefiero un gratinado mas tipo costra, esta propuesta, es casi un pure, que no esta malo, que no tiene mal sabor, pero no es mi estilo.

Con los postres, nos recuperamos con creces.

- Sorbetes de tomillo y mojito. Cada uno en su estilo, muy buenos, sabores intensos, rotundos, colosal el de tomillo, pareces tomar un tomillo en estado casi liquido.

Con cafes con hielo y una lechuga obsequio de la casa, - me recuerda cuando antaño saliamos del Txistu o del Donostiarra con la plantita que paseabas hasta el coche, ahora, al menos este obsequio es comestible -, ponemos fin a esta primera visita. No nos ha dejado malas sensaciones, pero necesito mejorar la comanda, he visto servir unos callos " al estilo de Juan Echanove" con muy buena pinta.

spider72

Cómo salió de "preu"?

15 de junio de 2015

Gath

Todo por 112,10€. (Incluida la lechuga). Aqui volveremos, como dije, he visto en la carta platos mas que interesantes, esos callos y esas pochas, no se me escapan,....

15 de junio de 2015

spider72

mmm caro. Yo pagué 108...de los 100 no hay quien baje...

15 de junio de 2015

Gath

Cierto, bajar de 100 para dos no es facil, pero volveré, estoy de antojo, .... , por cierto, Paralelo Cero está en buen momento, y ademas con tenedor - 50%. Merece la pena por cocina y precio.

15 de junio de 2015

spider72

Pues mira estoy de acuerdo, pasé por delante el sábado noche y había muy muy buen ambiente. Ese sitio nos gustó mucho en su día.

15 de junio de 2015

11/06/2015

TO-MA-TE. El Gigante Verde. Imprescindible para verduleros. Mejor que un maratón de Plantas Vs Zombies.

10-06-2015

4 stars

Segunda visita a este huerto urbano que es Floren Domezáin y las buenas sensaciones continúan. Esta vez, mesa y mantel, que nos quedamos con las ganas después de la exploración en barra.

Local correcto. Mesas bien vestidas y servicio ágil. De nuevo pinchamos (y mucho) en la iluminación, más propia de un Zara que de un restaurante. Al menos en el salón de la entrada los halógenos te taladran. Los apliques de pared no ayudan, más bien todo lo contrario. Qué importante (y qué poco se cuida) es la luz en un local...

Servicio aún en rodaje, las prisas hacen que más de una y más de dos veces se caigan los cubiertos al suelo de los platos recogidos de las mesas...perdonable en todo caso, aunque son detalles a pulir.

Pero vamos a lo importante...que esto no es una crítica de Bekara.

LA COCINA. Con mayúsculas. Carta muy clásica, carnes y pescados que acompañan a las verduras que aquí son las reinas por derecho propio. Todo es ideal para compartir y todo tiene un sabor que te traslada a la tierra, a ese huerto con el que todos los que hemos nacido en un barrio de hormigón hemos soñado alguna vez. A esa envidia sana cuando en el cole alguien te decía "me voy al pueblo", porque yo sólo tenía Moratalaz y mis padres nacieron en Estrecho.

Ahora por fin entiendo lo que sintió el crítico malo-luego-se-vuelve-bueno de Rattatouille cuando prueba el pisto hecho por la rata-chef.

NUESTRA OPCIÓN:

ENSALADA DE LECHUGA, TOMATE Y CEBOLLETA. Os diría que "hacía tiempo que no probaba un tomate así", pero es mentira. YO NUNCA HE COMIDO UN TOMATE ASÍ.

Sabor, textura...sólo con este plato ya se come. Una cantidad enorme. Un plato lleno de sabor...no tengo palabras. Simplemente por esta ensalada merece la pena la visita. 15 EUROS.

CEBOLLETAS AL VINO. De nuevo un plato sencillo, apenas cebolletas estofadas con una ligera salsa de vino. Otra vez ese sabor, esa contundencia y esa textura que te hace decir (o pensar): ¡coño!. 13.50 EUR

ALCACHOFAS EN FLOR. Alcachofas finísimas abiertas "en flor". Sencillez a tope y de nuevo acierto.14 EUROS.

BACALAO AL PIL PIL. En la barra es imposible no reparar en la cacerola de barro que vuelta tras vuelta se "menea" en un baíle más eterno que Sísifo encima de un aparato que no se cómo se llama (pil-piliera?) pero que sirve para ese fin. No sé cuántas horas lleva este bacalao ligando ese pil-pil, pero amigos, este plato es de nuevo imprescindible. Se deshace en la boca. No diré nada más que "wow", porque me repito. 19 EUR

POSTRES.- Sólo probamos una tarta de queso con arándanos muy correcta aunque no destacable (en especial después del festival que habíamos tenido antes) y algo llamado CAFÉ ASIÁTICO que resultó ser un café con medio litro de leche condensada. Evitable. 6.5 EUR (una pasada de precio).

118 EUROS DOS PERSONAS, pero le dimos un par de rondas previas en la barra y a evitar el café asiático, que vale 6,5 eur...creo que se come más que bien por 90-100 eur/2 pax.

No es barato, no señor.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

Servicio atentísimo y Floren Domezáin siempre pendiente de todo.

MAL EL VINO. No se entiende que en un local que tiene una decena de excelentes vinos por copas recomienden un Pago de Carraovejas crianza que fue un verdadero desastre. Plano, sin cuerpo y que respondía muy mal con las verduras (con la alcachofa sabía hasta mal). El detalle de que se ponga una botella en cada mesa tampoco ayuda...pero claro que si acepto al final la culpa es mía. 28,5 euros una botella de un vino nefasto.

Te regalan una lechuga al terminar. Maravilloso detalle. Mi nevera huele ahora como la del Gigante Verde.

CONCLUSIÓN: un sitio con personalidad propia que una vez limados algunos detalles (fuera de la cocina, que ésta es perfecta) estoy seguro encontrará un hueco en la capital (comunista) del reino.

Venid al huerto de Floren.

*******************************
4+

Aún no nos hemos recuperado de lo bien que nos sentó la comida del domingo en Floren Domezáin.

Aquí todo es verde, hasta el nombre del Chef, no digo más.

Ya el escaparate del local te llama a gritos: un frontal de peceras llenas de lechugas moradas vivas, sus raíces bailan al compás de las burbujas que las oxigenan.

Me parece hipnótico, mitad Matrix mitad Mars Attacks, una pequeña colección de seres vivos casi de otro planeta.

El local tiene un tamaño considerable. Dividido en varias alturas y salones. Casi laberíntico. La barra, por el contrario, es pequeña y demasiado baja. Los diferentes pinchos y tapas se agolpan eliminando la mayor parte del espacio. Lo veo más como una barra de espera pre-mesa o para un aperitivo rápido. Aún así estuvimos muy bien y disfrutamos muchísimo de la cocina de Domezáin.

Carta muy clásica basada, como no, en las verduras. En barra, RCP soberbia. En mesa...creo que se puede comer muy bien por unos 50 eur/pax. Menos no creo.

NUESTRA OPCIÓN:

TAPAS DE: Alcachofa en flor con huevo frito, cebolleta al vino blanco, atún rojo en escabeche, cardo rojo con almendras y croquetas de verduras.

Todas a 3 euros y las croquetas a 2.70 (2 unidades). Cada una de una calidad soberbia y una cantidad muy respetable por ese precio. De hecho no los pone en la barra y esperábamos el rejón de muerte. Pues todo lo contrario. Maravilla en versión tapa.

MENESTRA. Uno de los platos estrella de la casa. Servida en un plato de Duralex de los de toda la vida. No digo que no nos gustara, pero es una menestra de las que hacían las abuelas. Productazo y gran sabor...pero no deja de ser algo soseras (el plato en si, digo). Así que muy bueno, peeeero no me parece para un picoteo de barra. Eso sí sanísimo, y en este caso, un poco caro, 18 euros.

Vino "Apamplao" que entró genial a 2,70 eur/copa.

Total 45 euros dos personas. Increíble pero cierto.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

Gran colección de vinos por copas, unas 10 referencias entre blancos y tintos y con el precio de la copa en cada uno de ellos. Aquí no hay eso de "Ribera o Rioja". Hay mucho-mucho más.

Local reventado, oímos quejas de gente esperando en la barra con mesa reservada y sin poder sentarse. ¿Quizá demasiado impetú en eso de doblar mesas?. Puede ser, pero no podemos opinar.

Tienen guisantes de lágrima, el "caviar de la huerta" a 50 eur el plato.

Domezáin está al pie del cañón, sube, baja y se ocupa de todo. Así sí.

CONCLUSIÓN: un gran descubrimiento muy pero que muy explorable. Genial como barra, estamos expectantes para "mesa y mantel".

spider72

Vete reservando, JL, que éste es muy tuyo

8 de junio de 2015

Gath

El sabado pasado, por la tarde, pasé por alli, para ver el aspecto. Por lo que ví, me parece interesante y explorable, no descarto cambiar los planes previstos para este próximo sabado mediodia.
Pero antes necesito cerrar el 14 y el 21. (Si funcionaran los emoticonos, pondria la cara con una risa amplia)

8 de junio de 2015

spider72

el 21, el 21...

(emoticono con "se me olvidó decirlo antes).

8 de junio de 2015

Antonio Álvarez

A la lista que va

11 de junio de 2015

spider72

Te gustará seguro...pero cuidado con escuchar a los de las mesas de al lado...

11 de junio de 2015

Gath

Buena reseña, ya me has convencido,.....

11 de junio de 2015

spider72

Ya te dije que este sitio combinado con Fonty es una ticket ganador...se me olvidó comentar que la acústica del sitio es regular...avisados quedáis.

Pero esa verdura....madre mía...deja a Manduca a la altura del betún, y mira que Manduca es buena y rebuena...

11 de junio de 2015

je suis béatrice

Jajaja, Spider, yo también crecí siendo una niña sin pueblo...me lo apunto que aquí mi consorte me da a mí que va a disfrutar.

11 de junio de 2015

spider72

Yo creo que Je suis Ramón se lo pasaría en grande sin duda.

11 de junio de 2015

Gath

Spider. Si me dices que su calidad es superior a Manduca, mas ansia me entra, menos mal que ya esta en rampa de salida. De Manduca recuerdo su flora, que estaba buena, pero su fauna no me gustó nada.
Je suis. Seguro que tu consorte disfrutará de lo lindo....

11 de junio de 2015

spider72

Ya me dirás...yo en serio que todo lo vegetal que se sirve aquí es algo increíble...la fauna...pues más tirando a azules que a morados

11 de junio de 2015

26/10/2015

ummmmm.

No fui teniendolas todas conmigo a este Flore Domezáin y aunque en un momento de la comida pensé que estaba equivocado, me fui con las misma dudas que las que entré.

La verdad es que la idea es realmente buena. Restaurante basado en las hortalizas. Ni más ni menos. La realidad es otra, restaurante con primeros basados en las hortalizas y los segundo como un restaurante normal y corriente.

Nos pusieron para empezar una rica cebolla aliñada, muy rica. La cosa continuó con un estupendo tomate que nos aliñaron en nuestra presencia, muy rico. Unas increíbles alcachofas en flor, pero ricas ricas y una rica ensalada de lechuga más fresca que fresca. Ahí fue cuando pensé que de nuevo me había equivocado.

Media hora después, cuando no habían llegado los segundos, empece a retomar mi idea primitiva.

Los segundo muy del montón. Nadie dio ninguna alabanza a los mismos, todo lo contrario hubo más de un reproche por ejemplo a las manitas con caracoles que no tenían caracoles y estaban insipidas (según la afectada).

Por mi parte pedí un chuletón para 1, se les fue la mano (el precio era al peso, no tengo ni idea lo que se pagó) y me trajeron uno con el que hubiésemos comido dos. No era gran cosa, pero lo más decepcionantes es que si no hay una ración para uno no te cuelen una pieza para dos (y te la cobren).

De postre tomé un exquisito sorbete de tomillo, sin alcohol... pero muy rico.

Conclusión, ricos primeros, decepcionantes segundos, rico postre, servicio majo, cocina un desastre (lo digo por lo de la media hora de espera)

Dudo que vuelva, como no se presente una ocasión como la del domingo en la que fui invitado a mi ya me han visto.

01/06/2015

Muy grande el Rey de las verduras

Comenzamos la semana de buen humor con una reciente apertura que me ha emocionado especialmente y que pido disculpas de antemano si recurro en exceso a las hipérboles pero cuando voy a un restaurante de unas características que a priori no son las que mas encajan con mis gustos gastronómicos y salgo con una sonrisa de oreja a oreja, con lechuga y tomates para llevar y pensando en repetir la experiencia lo antes posible y recomendárselo a todos mis amigos no cabe duda de que mi disfrute ha sido superior a lo habitual.

El restaurante Floren Domezáin lleva apenas dos meses abierto en el número 9 de la calle Castelló de Madrid y se trata de un proyecto del propio Floren al que se conoce como El Rey de las verduras, que además de cocinero es asesor gastronómico del programa “Un país para comérselo” y el artífice de haber creado la huerta urbana más grande del mundo en la azotea del Hotel Wellington.

Llama la atención desde el exterior su huerto vertical hidropónico junto a una pequeña terraza del restaurante del que se abastecen y que permite al comensal elegir personalmente la lechuga que quiere que le preparen para la ensalada.

Un barra de pinchos nada más entrar que parece una perfecta opción para los que prefieran el picoteo y que no tardaré en probar. Dos salones diferenciados, uno tras subir unas escaleras que podría constituir un reservado para un grupo grande y el salón principal a la derecha que se ubica sobre un largo pasillo cuyos recovecos podrían usarse también como reservados mas pequeños.

Una propuesta gastronómica basada en la cocina saludable donde el protagonismo se lo llevan las verduras que trae los lunes de sus huertos en Tudela y Arguedas y que complementa con platos principales de carne y pescado preparados de forma tradicional.

Comenzamos nuestro recorrido por el mundo de la huerta con posiblemente el mejor tomate que he probado, tomate de Tudela que está además presente como “atrezzo”de la mesa, en la vitrina y en la barra. Y no me extraña porque es para estar orgulloso de estos tomates

Cambiamos al color verde con la borraja con su crema y dos patatas. Riquísima y con mucho sabor.
Las alcachofas en flor y los esparragos de Tudela con huevo poché en Floren Domezáin son dos muy buenos ejemplos de platos que te convencen cuando en pocos sitios lo hacen.

- See more at: espaciossecretos.com/2015/06/01/floren-domezain-de-la-huerta-al-plat...

Gath

Excelente reseña.

1 de junio de 2015

Miss Migas

¡Qué buena lectura!

2 de junio de 2015

EspaciosSecretos

Muchas Gracias Jose Luis y Miss Migas !!

2 de junio de 2015

spider72

PAsé por delante el domingo por la noche y tenía una pinta fantástica...y Fonti al lado, no digo más...

2 de junio de 2015

Yanzoo

Muy agradable de leer! así que de comer debe ser increíble.

2 de junio de 2015

14/05/2015

mejor ensalada ever

le tenía ganas al sitio. Se agradece que abran sitios dedicados a las verduras/hortalizas (aunque no descuiden platos de carne o pescado).

Probé una de las mejores ensaladas que he comido en la vida. Genero envidiable (que exponen a la vista) y un aliño espectacular, en su punto. Recomiendo pedir todo para compartir, para probar más cosas.

Tengo ganas de volver a catar más cosas de la carta.

Tienen una pequeña terracita con mesas para ver la vida pasar en la puerta.

05/10/2015

LA VERDURA ELEVADA A LA EXCELENCIA

No, no era, por una vez, publicidad engañosa o simplemente exagerada. No he visto verduras mejores (algunas habrán sido igualables) ni mejor tratadas. Ved el menú que tomé con mi mujer: tomates <feos> de Tudela, enormes, casi en exceso maduros -como debe ser, soberbiamente aliñados, cortados por el camarero delante de nosotros; alcachofas pequeñas, casi blancas por dentro, tiernísimas; boletus con un huevo de yema amarillísima que se fundió con aquellos. Para contrastar, a propuesta de un excelente camarero, que nos atendió al milímetro durante todo el almuerzo, unas manitas de cordero pequeñas guisadas, perfectas de atención. El servidor, que midió a la perfección los tiempos de los platos, nos aconsejó además un Vino de la Tierra de Castilla, con merlot y garnacha, que combinaba a la perfección. El local en el que estuvimos, piso de arriba, cuatro mesas, estaba también a tono. El precio también, pero claro es comida cara: 110,00@ sin propina. En resumen, de los sitios y servicios que dejan huella.

11/04/2015

Verduras y pinchos

Abril 2015. 3+

¿De verdad? ¿aún se pueden probar ricas verduras en Madrid? ¿el rey de las verduras ha abierto un local? hombre, pues vamos a probar.

Local apañadete con una mini terraza (al estilo de Maruca, empotrada y a cubierto), una pequeña zona de barra y un par de salones bien puestecitos, que la zona es la zona.

A mi el tema pinchos no es algo que me termine demasiado y prácticamente sólo se lo consiento a Cañadío. Ese rollo de comida que va quedando ahí un tiempo y luego necesita un golpe de micro.....y aquí no es una excepción más cuando no veíamos al principio demasiada rotación y movimiento.

Con la caña un estupendo chorizo picante. Echamos un ojo a la carta y muy pocas opciones en media ración y precios que se nos antojaron un poco subiditos. De primeras unas bien buenas croquetas de verduras, eso sí, a 2.70 la unidad.

Vimos salir una alcachofa en flor con huevo de codorniz que se quiso venir con nosotros y otro acierto. Buena alcachofa

Cerramos la visita con media de menestra de 6 verduras. Muy rica. Creo que es de los platos que hay que pedir fijo en una visita a este local.

Ojo al servicio. Nada más llegar pregunto por el baño y..... el camarero aún no sabe dónde está. Justito justito el personal, 100% del otro lado del charco, que no tiene por qué ser algo negativo, pero que aquí si lo es

Veníamos a verduras y no queríamos redundar mucho así que dimos por cerrada la excursión. 25 euros lo dicho con 4 cervezas.

En este caso 3* y algo más con perspectiva repetible.

14/06/2015

Junio 2015. Picoteo Sábado noche. 3--


Opinión de barra:

Local bonito, oferta verdureril aparentemente de primera pero, al menos en barra, ver esos pinchos ahí desde vete tu a saber y no demasiado bien colocados, pues no sé yo. Especialmente si, al menos como ayer, el local estaba a la hora de autos (21:30), bastante desangelado y no se veía rotación alguna en el bandejismo. Tele y microondas presidiendo el local tampoco animan.

Entre esto y que la atención en barra fue nula, la exploración se quedó en tapas de alcachofas y cardo con almendras, ricas y punto, con dos vinos todo por 10,50€

Los pinchos van a 3€, lo digo porque la información también es nula y desistimos de preguntar/pedir unas medias raciones porque mucho pinganillo y mucho personal correteando de un sitio a otro sin saber muy bien que hacían pero costó dios y ayuda hasta conseguir que nos cobrasen.

Vamos, que seguro que fue el día o los rodajes pero me parece que a este sitio, en barra al menos, le queda mucho que andar.


Reflexión: Yo, que soy de pueblo, tengo claro que huerto y urbano es un dúo inquietante, mucho.