Ordenar por:

relevancia fecha

18/01/2017

Charly AppleTree lo descubrió en enero de 2017

Técnica y profundidad.

Con total seguridad, el restaurante Fonda Espanya ubicado en el céntrico hotel Espanya que actualmente dirigen Germán Espinosa y Martín Berasategui, ha sido una de las sorpresas gastronómicas más gratas que me he encontrado en Barcelona. Y es que el viaje culinario que proponen a través del modernismo y una renovada cocina catalana dentro de su menú degustación largo (75€), es un despliegue de técnica y profundidad del que nacen platos de un nivel extraordinario que se ven enbellecidos por una puesta en escena única que nos hace recorrer este histórico emplazamiento.

Su excelente sala y servicio son capaces de redondear una experiencia altamente recomendable, casi necesaria diría. Y es que es más que probable que estemos ante la novena estrella michelin del famoso cocinero vasco. Vayan, y déjense llevar por el talento que emana de su cocina.

22/04/2014

Local bonito, precios ajustados, menú tipo cafetería??

El señuelo es el local, obra de un arquitecto famoso y catalan del siglo pasado. Y también Berasategui que, dicen, pone la impronta al menú. Yo esto último no lo ví por ningún lado, si bien es verdad que no es un menú creativo, sí lo es más bien tradicional y sin florituras modernas.
Las raciones más bien escasas y la presentación nada original. Cumple su función, y por los dos motivos primeros apuntados en el párrafo anterior, se cobra un menú a 35 euros, con bebidas, agua o vino, en donde sería más bien de no más de 20. Pagas 15 euros más por el "autor" que está detrás asesorando, y por el local en sí mismo, su valor histórico o decorativo.
Aperitivo, primeros - 3 almejas traía el plato, y una cerrada-, los segundos un salmón poco hecho, y unas albondigas- mar y montaña- con calamares, que las primeras estaban secas. Un postre de menú del día, en vasito, un yogurt con frutos rojos y arena de galleta. Agua y cervezas. 70 euros la pareja. Tal vez de elegir a la carta- algo más caro- o de pedir platos de arroz, estaban en unas jornadas, aunque fuera para cenar... hubieramos salido más satisfechos. Para nosotros por una vez, por probar, basta ya.