Queremos aportar nuestra experiencia en la comida estadounidense , nuestro lema es ... que nunca saldrás con hambre !!! , nuestros platos principales son las hamburguesas , ec...

descripción completa de Food Truck

Ordenar por:

relevancia fecha

21/09/2016

Una de las mejores hamburguesas de Madrid

- NACHOS: En Foodtruck todo es grande, la media ración es entrante más que suficiente para 2 personas. Y así con un poco de todo, como debe ser!

- COSTIBURGER; Mi hamburguesa favorita en Foodtruck y probablemente de todo Madrid. 250 g de carne de ternera cocinada a la perfección a la brasa –poco hecha– y 250 g de costillas de cerdo.

- TARTA DE QUESO CON MARACUYÁ: Ligera y refrescante, no muy dulce, fantástica.

CubaLibre

La costiburger esta para ponerle una estatua

5 de octubre de 2016

24/10/2017

Calidad y cantidad

Tenía unas expectativas muy altas de este sitio, por lo que tenía miedo de probarlo y llevarme una gran decepción, como ya me pasó con NYB. Leí y me dijeron que este sitio superaba a Goiko. No lo creía. Finalmente, puedo decir que, si no supera a Goiko, estarían muy a la par. Pornfood ¿o es foodporn? en todo su esplendor a un precio muy justo. Trato excelente. Mis dies.

16/06/2016

No entran ni de lejos entre mis favoritas

Buen ambientillo eso si, en este diner. El personal majete y buenas cervezas pero hasta ahí y para de contar. Pedimos dos hamburguesas, una tradicional y otra con fua, esta ultima un mazacote seco difícilmente digerible. Las dos llegaron templadas, demasiado crudas y con el interior frío. Fatal el punto de la carne y tampoco me gusto el corte. Hombre, tampoco esperas aquí un filete cortado a cuchillo, pero esta carne estaba picada a maquina, con un toque muy poco fino que dejaba la carne como una pasta. Una pena porque el sabor era bueno, con su puntito de brasa.
Ademas, el tamaño me parece excesivo. Una hamburguesa perfecta no debe superar nunca los 180 grs. 220 a lo sumo.
Dos estrellas y media que se quedan en tres por el esfuerzo y buen hacer del personal.

Miss Migas

¡Pero qué me dices! A mi FoodTruck nunca me ha fallado, de hecho es mi referencia para burgers en Madrid.

13 de junio de 2016

spider72

Ya sabes Miss a cada uno le va como le va...es cierto que hay gente que se queja de la "tibieza" de la carne cuando llega a la mesa. A mi nunca me ha pasado.

13 de junio de 2016

Pamplinero

Para mí también es de lo mejor por encima de Grilles y Cafés pero cada uno tiene mejor o peor fortuna.

13 de junio de 2016

Comelomano

Yo me uno a tu comentario, textura, sabor y temperatura sin ser malas no son, para mi claro, las mejores. Y lo del tamaño estoy al 100%, no me gusta "pegarme" con la hamburguesa. 200-220 gr. perfecto.

13 de junio de 2016

Alexo

Cuando fuimos nosotros estaban a tope. No tendrían su mejor día.

13 de junio de 2016

Eat & Love Madrid

A nosotros tampoco nos entusiasmaron, la verdad. Carne un poco mazacote y demasiado grandes: no nos gustan las hamburguesas que no se pueden comer con las manos mordiendo todos los ingredientes a la vez.

hace 7 meses

14/04/2016

El camioncito

Allá en el año 2013 vivimos esa histeria colectiva de las hamburguesas gourmet, las listas de hamburguesas “más top” (el uso de esta palabra lo tenemos que hablar) de Madrid, el florecimiento de tiendas dedicadas a vender hamburguesas Premium para que las quemases en la intimidad de tu hogar y las peleas faca de resorte en mano sobre si en tal sitio hacen mejor la hamburguesa que en tal otro. A mí aquello me dejó agotado, quizás tanto como lo hizo el 2012 con la fiebre del sushi. Desde entonces las aguas se han calmado un poco y a pesar de que me gustan las hamburguesas mis visitas en busca del Shangri-la de la hamburguesa son escasas; en primer lugar por las secuelas psicológicas de aquel año hamburguistérico de infausto recuerdo y en segundo lugar porque no es un plato que tenga tan mitificado como la mayoría (bocata de carne, cucus).Allá por el año 2013 vivimos aquella histeria colectiva de las hamburguesas gourmet y las listas de hamburguesas "más top" (el uso de esta palabra lo tenemos que hablar, amigos) de Madrid, el florecimiento de tiendas dedicadas a vender hamburguesas "Premium" para que las quemases en la intimidad de tu hogar y las peleas, navaja de resorte en mano, sobre si en tal sitio hacen mejor la hamburguesa que en tal otro. A mí aquello me dejó agotado, quizás tanto como me dejó 2012 con la fiebre del sushi. Desde entonces las aguas se han calmado un poco y a pesar de que me gustan las hamburguesas mis visitas en busca del Shangri-la de la hamburguesa son escasas; en primer lugar por las secuelas psicológicas de aquel año hamburguistérico de infausto recuerdo. En segundo lugar porque no es un plato que tenga tan mitificado como lo tienen tantos otros (bocata de carne, estimados).
La moraleja de esta historia es que he decidido dejar el método de prueba-terror en manos de otros y sólo probar sitios de acreditada solvencia en lo del bocata de carne.
Y aquí entra Food Truck. Food Truck es un famosísimo restaurante de hamburguesas que tenía pendiente desde hace mucho pero, bien porque no me corría prisa, bien porque había intentado (y fracasado) reservar en dos ocasiones anteriores, todavía no había probado. Esta vez con ayuda (gracias, Miss Migas) conseguí reserva para cenar un sábado con cinco amigotes más.
Situado en el límite norte de Chueca, llegando a Salesas, han montado un local amplio, de decoración un poco fría y con pocas mesas para rendir culto a la hamburguesa. Se agradece muchísimo que a pesar del éxito loco que tiene los dueños no han exprimido el local hasta el último centímetro cuadrado para colocar chinchetas que hagan de mesas. El local es amplio y despejado con mesas más que espaciosas, muchas gracias, caballeros.
Lo primero que llama la atención de la carta es que te comerías todo. Hasta el sándwich de mac n' cheese (bocadillo de macarrones con queso, una guarrada yankee que como el sándwich de mantequilla de cacahutete con mermelada de arándonos o de fresa está buenísimo). La carta apabulla un poco porque hay muchísimas variedades de hamburguesas, pero más apabulla saber que no vas a poder pedir más de una. También tienen costillas, bocadillos de albóndigas, sándwiches de pulled pork (cerdo asado deshebrado), unos entrantes de morir de placer y multitud de postres.
Pedimos como entrantes unos nachos con todo (guacamole, crema agria, pico de gallo y chili con carne) y unos jalapeños. Ambos de diez, los mejores nachos que he probado, Palabrita.
Servidor pidió la costiburguer: una hamburguesa clásica en cuanto a ingredientes pero con carne de costillar a la barbacoa. Muy rica, aunque los dos que la pedimos fuimos los únicos que sufrimos reflujo toda la noche. Algo en la carne de costillar no se llevó bien con nuestras tripas porque los devoradores de las hamburguesas sin costillar no tuvieron problemas. En Foodtruck se puede pedir la hamburguesa de 250g, 500g, 750g y hasta tienen una de ellas de a kilo. Tot per l'aire!
Además, tienen una variedad de cervezas muy amplia con un par de buenas referencias nacionales e muchas marcas internacionales como Samuel Adams, Sierra Nevada y Punk IPA de Brewdog escocesa (ésta es buenísima).
A los postres no llegamos ya que habíamos pasado la tarde cañas comiendo fritanga. Las cosas si se hacen, se hacen bien, y el procedimiento de tarde-noche de cañas+cena con amigotes tiene estas servidumbres y obligaciones.
Servicio solícito que te mete algo de prisa a pesar de que fuimos a comer en el último turno, pero lo disculpamos como grandes señores que saben que la magnanimidad es la dádiva de los reyes. El dueño o encargado de la sala simpático, atento y muy profesional. Volveré aunque sea con un volquete de Almax.

Javier B.

Yo repetí recientemente en el mismo plan, con 4 amigos. Los entrantes son la mejor RCP de Madrid. Nos pedimos las hamburguesas de carne+costilla y son pantagruélicas, dificiles de digerir si ya peinas canas. Pero los excesos con los amigotes se consienten.

17 de febrero de 2016

Pamplinero

Yo tengo que volver ya.

17 de febrero de 2016

spider72

y yo y yo

17 de febrero de 2016

Yanzoo

Estuve hace un par de semanas y la comida sigue siendo buena, eso sí no tenían muchas de las bebidas chulas de la carta (curiosity cola y unas cuantas más que estaban en carta pero no en bodega), no sé si será fallo de stock puntual o que ya no las trabajan.

18 de febrero de 2016

Hijos del Agobio

A mí me pasó lo mismo, no tenían todas las cervezas que anunciaban en carta.

11 de mayo de 2016

24/02/2016

Espero que sea la primera de muchas visitas

Comida Febrero 2016

Sin duda esta "Taberna Americana" podría ser la favorita de Obelix, menudas hamburguesas descomunales, aquí el artista de Man vs Food también sería feliz.

En esta ocasión tocaba ruta en moto con un amigo y después siempre toca algo para reponer energías, habitualmente tiene que caer el Torrezno de rigor en el bar de pueblo, esta vez enfilamos la capital en busca de una burguer que nos dejara KO y asi fue.

De entrante media de Nachos, me molaron mucho, la única pega por poner alguna fue que eran demasiado pequeños y habia que darles matarile con tenedor y cuchillo.

Despues dos Costiburger de 500gr, buena locura, una batalla sin cuartel en la que solo se podía declarar un vencedor, he de reconocer que esta vez me venció, pero por poco, no fue así a mi contrincante que la terminó sin problemas.

Pues eso, que si no has ido, llama y reserva que merece la pena.

Por cierto dejan entrar perros, que coincidimos con un par y se comportaron mejor que muchos clientes.


---------------------------------------------

Cena Agosto 2015

Por fin, ya era hora de venir a Food Truck, que después de todas las buenas críticas leídas tenía muchas ganas de probar esos manjares en forma de hamburguesa y también el costillar y aprovechando que ahora en agosto hay menos lío de gente y se aparca algo mejor (aunque esas calles son infernales, en Génova suele haber sitio) fue el momento idóneo para acercarnos.

Llegamos puntuales, al principio poca gente luego se fue llenando, decoración con elementos americanos como no podía ser de otro modo, pero me fije que una parte del local está rodeada por infinitos tercios de cerveza vacíos de alhambra 1925 juraría que eran, buen fiesta tuvo que ser beberselos para ponerlos vacíos (habría contribuido encantado de la vida). Nos sentamos al fondo y empezamos a ojear la carta dispuestos a que empiece el festín:

- Dos Palos de Queso de entrantes; enormes, con el queso fundido y acompañados de una salsa, ricos.

- Hamburguesa Mixta 250gr; pulled pork y ternera, fántastica, sublime, muy buena. Generosa cantidad y acompañada de patatas fritas totalmente caseras que nos gustan a todos.

- Costillar; grande, de esos que se sale del plato (como tiene que ser), al principio vino muy templado rozando el frío, pero se lo comentamos y nos lo calentó sin problema y mientras le dimos a la hamburguesa, a la vuelta si estaba top top, con bien de salsa, jugoso y mucha materia prima entre hueso y hueso, a mi me encantó junto con el de NYB mis dos favoritos.

- Tarta de Chocolate y Guinness de postre; yo no soy muy fan del dulce pero me gustó mucho, bueno nos gustó porque fue un visto y no visto lo que duró en el plato.

Lo citado anteriormente con un Dr. Pepper y una jarra de Mahou no llegó a 40 euros y a la hora de pagar con tarjeta sucede la siguiente conversación mas o menos que no recuerdo las palabras exactas:

- (Jose): Se me ha olvidado incluiros la tarta en la factura ahora os la traigo completa.
- (Cubalibre): Da igual pon lo que haya sido y listo.
- Bueno pues os invito a la tarta y ya está que por algo soy el jefe.
- Pero como nos vas a invitar que no hace falta.
- Pues lo dejamos en 36 ni para ti ni para mi.

Jose eres un tío de puta madre con el gesto de ayer has fidelizado dos clientes, sin duda repetiremos. RCP fántastica de hecho las hamburguesas básicas de 250gr a 9 pavetes están muy bien de precio creo que mas baratas que NYB o Mad Grill.

Como dijo Terminator "volveré".

Food Truck

Hola chicos

Primero darte las gracias por venir a nuestro restaurante, hoy en día con la competencia que hay en madrid que elijan el nuestro es un orgullo , la gente que nos conoce sabe que adoramos a nuestro cliente y los tenemos de todos los colores y sabores jejeje y siempre intentamos agradar al máximo al fin este es nuestro pan y con el no podemos jugar , también sabemos que el camino es largo y tenemos muchos puntos que mejorar y tenemos días que nos salen las cosas mejor que otros y es gracias a gente como tu los que hacen que las 16 horas de trabajo no se noten . GRACIAS

10 de agosto de 2015

CubaLibre

Fue un placer, se nota que detrás hay mucho esfuerzo y vais por el buen camino. Espero que mas pronto que tarde os haga otra visita.

1 de septiembre de 2015

19/02/2016

Carne de calidad

Ante tanta crítica positiva, arrastramos a un grupo de amigos a disfrutar de un domingo de hamburguesas.
- La comida:
Aquí se viene a comer con las manos, así que para ir abriendo el apetito, pedimos un costillar (correcto, aunque los hemos probado mejores) y unos aros de cebolla para compartir. De plato principal nos decantamos por una costi-burguer y una mexicana. La calidad de la carne nos pareció excepcional pero las combinaciones no nos entusiasmaron. Aviso a navegantes: la altura de las hamburguesas hace casi imposible comerla a bocados simultaneando ingredientes. No digamos si se opta por tamaños superiores a los 250 gramos.
Tienen una excelente carta de bebidas norteamericanas, tanto de cervezas como de refrescos.
- El servicio:
Entusiasta con lo que hacen, no escatiman en explicar todo lo que sea necesario.
- El local:
Grande y un tanto desangelado, pero cómodo.
- Conclusión:
El precio es bastante razonable con la calidad. Recomendado para amantes de la carne.

25/01/2016

Receta para la resaca

Hamburguesas bien preparadas, cerveza artesanal importada a 3 € y refrescos americanos a 2,50 €: un chollo.

Imprescindibles los jalapeños rellenos de queso, si bien les iría mejor una salsa ranch que la barbacoa con la que la sirven.

Además, son encantadores y se preocupan por que estés a gusto en todo momento (sin agobiar). Cuatro estrellas en vez de cinco porque la decoración podría mejorar.

Food Truck

Hola !!! Mil gracias por tu comentario , voy a intentar darle un poco de vida al local , poco a poco le pondre mas y intentaremos que sea mas ameno. Muchas gracias por confiar y venir a vernos , espero volver a veros pronto

Pd , esta semana me he propuesto probar la root beer con helado de vainilla jaja

23 de noviembre de 2014

29/11/2015

Elogio de la gordura

NOVIEMBRE 2015

Nueva visita, esta vez muy especial, cena maridaje organizada conjuntamente por Foodtruck y Labirratorium. Menú cerrado a "20€", la comida escogida por Foodtruck, las birras escogidas por Labirratorium. Mezcla potente.

De primero, nachos y fingers de queso, con Brooklyn Lager de barril.

De segundo, hamburguesa mexicana con Smash bomb Atomic IPA de Flying Monkey. Muy bueno el rollo IPA con la salsa chipotle (ahumadita y picante) que acompañaba a la hamburguesa.

De postre a elegir, o bien Red Velvet o bien Tarta de Guiness. Me decanté por la Tarta de Guiness, acompañada por otra Flying Monkey, esta vez la Saint Beatnick, una Imperial Chocolate Stout de rechupete. Con la opción Red Velvet se ofrecía la Anchor Christmas 2015.

Muy buenos todos los maridajes, pero sin duda se llevaron la palma los de los postres. Grandes tartas, grandes birras y gran mezcla de todo el conjunto.

Espero que hagan más cosas de estas en FoodTruck, e incluso que Labirratorium monte más cenas maridaje con otros restaurantes. Son días originales, se cena bien (en exceso, pero es que Food Truck es exceso) y se aprende de cerveza artesanal. Para quitarse el sombrero.
------------
Hay dos tipos de personas. Los que cuando ven “Crónicas carnívoras” piensan “¡qué horror!” y los que cuando ven “Crónicas Carnívoras” piensan “¡yo quiero!”. Me ubico en el segundo grupo, en el grupo de los amantes de la comida terriblemente mala para la salud. Y esto es fatal para un atleta de élite como yo que cuenta los macronutrientes y las calorías.

Pero existen posibilidades de hackeo, claro. Del tipo “voy a tirarme de cabeza a la gordura, única comida por dos días” y cosas así. Siempre se pueden hacer trampas, sobretodo cuando corresponde a hamburguesacas. Yo me entiendo.

Teníamos ganas de Food Truck. Es de estas famas que corren y te torturan. Como cuando te dicen que hay un grupo de rock guapísimo que no has escuchado. Como cuando te dicen que la nueva peli de Tarantino lo parte. Como cuando te dicen que tal novela te va a cambiar la vida. Te corroe por dentro hasta que lo pruebas. Cuando hablamos de restaurantes, tabernas, tascas y toda la pesca, es un sinvivir. “¿Has probado esto?” “¿Has probado lo otro?” “¿Has ido aquí?” “¿Has ido allá?”. Entonces que pasa, pues que QUIERES IR.

Sonaba el runrun de Food Truck en la cabeza como suena el llebeig en Levante, no se te va, te suena hasta cuando estás dormido. Así que había que ir. La hamburguesa es una clave gastronómica de nuestro tiempo. Es verdad que tiene su punto de moda importada y es verdad que a mí me gustaría que hubiese en Brooklyn sitios de callos a la madrileña con mesas de madera y Agapito Marazuela sonando en los altavoces. Pero mientras eso pase disfrutemos de la hamburguesa y no seamos puretas.

Food Truck, en la calle San Lucas, en Chueca. Una calle un poco escondida, al lado del “Huerto de Lucas”, otro sitio a reseñar, en otro momento. Está recién redecorado, según cuentan. Inspiración yanki pero no copia de un diner. Un toque entre industrial y vintage, un poquito de todo.

Llegamos pronto y con una caña en el estómago. Mala decisión porque lo que viene va a ser de aupa. Y venimos a jugar duro. Nos emociona que tengan Brooklyn Lager de barril como cerveza de la casa, eso para empezar. La cerveza merece respeto. No sólo en hamburgueserías, pero es un buen sitio para empezar.

Mientras esperamos vemos las hamburguesas de la gente que ya hay en el local. Parejitas con chica mona abrumada por el tamaño de su ración. Me pregunto “¿qué hará La Reina ante esto?”.

Nos lanzamos a pedir. Comenzamos por el Food Truck combo, una selección de entrantes que es de lo más guarripetoso que puede comer un ser humano. Esto es, delicioso. Jalapeños, alitas, fingers de mozzarella, aros de cebolla y corndogs. Lo de los corndogs es un concepto nuevo y es esa elevación al infinito de la fritanga americana. Hago un inciso para mencionar que en 2008 estuve en la feria estatal de Texas, en Dallas, y hacían concursos de fritanga. Tomaban cosas del tipo pepinillos fritos, oreo fritas, helados fritos, hamburguesas fritas… puede ser inspirador para Foodtruck. El corndog, a lo que iba, es una salchicha rebozada con maíz y frita. Todo con salsa barbacoa.

Para beber, cerveza de calidad. Están en Foodtruck esforzándose por tener carta de cerveza competente. En carta tienen algunas, pero tienen más fuera. Conviene preguntar y pedir asesoramiento. Con los entrantes tomé Anderson Valley Boont, una amber ale que va fetén con las cosas a la barbacoa. Por seguir en la línea americana, Sierra Nevada Pale Ale después. Flying Dog Pale Ale y Brooklyn Lager fueron las de La Reina.

Segundos platos. Primero a lo mío, que me ocupó toda la atención. Anticipo que fue impactante y delicioso. Costi Burger, 250 gr de ternera, 250 gr de costilla deshuesada. Con salsa barbacoa y pepinillos. Patatas fritas caseras impresionantes. Una delicia. Una delicia. Un summum carnívoro. Una señal de que hay un Ser Superior que tal vez nos ame y esté por encima de todo en el tema de la creación. No se. Una cosa apoteósica. Una cosa que no puede abarcar una persona, que te desencaja la mandíbula al tercer bocado. Hago nuevo inciso para decir que tienen barbaridades del tipo hamburguesa de 1kg y de 2kg. En fin. Este tema de las costillas con hamburguesa es simplemente maravilloso.

La Reina pidió un Po Boy Shrimp, un bocadillo de gambas rebozadas. A mi juicio cometió una equivocación porque si estás a hamburguesas estás a hamburguesas. Pero es de probar y salirse por peteneras. Era producto fuera de carta en modo testeo. A mí me gustó, conste, estaba “bien”, pero si lo comparaba con la hamburguesa de brontosaurio que yo me estaba zampando…

Llegamos a los postres totalmente derrotados. Yo sólo estuve tan mal en una manifestación en la época del 15M en la que un antidisturbios me arreó un gomazo en el hombro, en la Calle Ferraz. Desde ese día no había estado tan derrotado, en serio. Me dolió hasta el hombro en el sitio del gomazo de la UIP. En serio eh. Iba yo tan motivado que quería que comiésemos dos postres. Pero es que en frente tenía un panorama desolador. En frente tenía a la adorable y dulce Reina de La Guindalera, a la dueña de mi corazón, en modo ausente, como fuera de sí. Confesaba ella que ya en los entrantes se había ido a otra dimensión mental desconocida. Dijeron tartas varias, pero cuando yo sólo puedo tomar una tarta pruebo la tarta de queso. La tarta de queso es una especie de medida de todas las cosas. A no ser que me digas que la especialidad es otra, si sólo puedo tomar una , tomaré la tarta de queso. Pero ojo, porque nos hablaron de una tarta de oreo con nocilla que me hizo pensar en comerme dos postres ¡yo sólo! No pude, lo confieso avergonzado. No pude. Perdonadme.

Foodtruck me parece un descubrimiento apoteósico, de esos que uno tiene que guardar para siempre en la memoria. Ir con frecuencia puede desembocar en un aumento de peso considerable, pero de vez en cuando darse un chute de estos yo creo que es hasta sano. Así que hay que ir. ¡Hay que ir, señores!. ¡Comer, beber y reventar! ¡Ya dormiréis cuando estéis muertos!

guindillasmutantes.wordpress.com/2015/09/22/foodtruck-madrid

Miss Migas

A mí me fascina, con sus fritangas, sus hamburguesas de edificios inacabables y sí, con su tarta de oreo y nocilla también. Mea culpa.

27 de septiembre de 2015

je suis béatrice

Y a esos maridajes cómo se apunta uno?

29 de noviembre de 2015

Antonio Álvarez

Siguiendo a Labirratorium en facebook es como se entera uno :)

29 de noviembre de 2015

je suis béatrice

Ah, pues voy a ello, que sigo al Food truck pero no a los de la birra

29 de noviembre de 2015

16/11/2015

Where USA meets Madrid.

[Incluido en mi TOP de las mejores hamburguesas de Madrid: cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20150830/las-mejores-ham... ]

Noviembre 2015

Si actualizase todas las veces que visito Foodtruck creo que os daríais cuenta de que soy igual de obsesiva psicótica que los acme con La Tasquería pero sí: Foodtruck, my home.
Me encanta la gente currante y con empatía y José y Joana lo son, están al pie del cañón todos los días e intentan siempre crecer y mejorar y tengo que confesarlo, con eso ya me tienen ganada.
Al local ya han empezado a darle una vuelta y se ve más limpio y te invita a pasar más tiempo allí, aún les queda pero van poquito a poco y con buen paso y dirección, así sí.
La carta va creciendo poco a poco, ahora han incluido los Tomates Verdes Fritos y un bocadillo de langostinos por ejemplo aunque me sigo quedando de entrante con sus Palos de Queso caseros, son un vicio con esa masa hecha a mano y bien tiernitos por dentro.
La carne es buena, el punto llega perfecto y las patatas fritas han mejorado notablemente, ¡un hurra por ellos que sabían que era uno de sus puntos débiles y lo han mejorado!
No sé, que soy muy poco objetiva aquí, pero para mi son los mejores de Madrid y se merecen estar llenos hasta la bandera incluso los domingos por la noche.
-------------------------
Julio 2015 - visita con mi tropa familiar de 7 + un amigo inglés de mi hermano que tenemos adoptado en verano.

José es un auténtico encanto y con dueños así da gusto. Se nota que quieren ir a mejor y poco a poco van invirtiendo sus beneficios en mejoras como aire acondicionado, parrilla nueva etc. Cocinero nuevo a los fogones del que nos cuentan que están encantados y lo cierto es que las patatas fritas, que antes no crujian, han mejorado mucho tantonde sabor como de textura.

Festín hamburguesería/costillero con caras felices por todas partes ayer por la noche. Mi hermano se apretó la Trinidad, una mole de carne picada, pulled pork y carne de costilla deshuesada. En los demás hubo abundancia de Mixtas (pulled pork con carne picada) comprobando que su pulled pork es una auténtica maravilla. Una buen ensalada césar que no había probado antes fue el punto ligero que se remató con un par de costillares de los que me declaro totalmente adicta. Tan ricos que tuvimos que llevarnos las sobras del de uno de mis hermanas a casa. Los palos de queso llegan un pelín más tostaditos que en otras ocasiones, cosa que es una mejora aunque ya estaban muy buenos con su masa casera antes también.
Disfrutamos, nos pusimos como cerditos y sonreímos un montón a un precio imbatible. Ya sólo queda que le den un lavadito de cara al local y nadie podrá resistirse.

+++++++++
Junio 2015, y van tres

Hemos tenido que desistir: no vamos a encontrar hamburguesa o costillas que nos produzcan más placer que los de Food Truck. Jose es majérrimo y da un gusto ir a visitarle y que nos cuente que ya piensan en reformas como cambio de suelo o alguna lavadita a los baños; ¡bien, bien! Porque es lo único que les falta.
Cartas nuevas con los mismos precios en casi todo a excepción de la mole suprema, la Doggy Burger que pasa de 21 a 30€, con sus dos kilos de carne. Claramente para compartir aunque no la hemos catado todavía.

En esta ocasión unas ricas alitas bañadas en bien de salsa y dos tequeños, que se pueden pedir por unidad y que ganarían siendo un pelín más tostados y con una salsa diferente, fueron la antesala de un costillar (que ya no lo podemos perdonar) y una Pulled Pork Burger tamaño pequeño que está ahí ahí con la de Costilla, suculenta, pringosa, deliciosa; todavía no sabemos por cuál decidirnos.

Patatas fritas caseras, de las blanditas, quizás con el aceite un poco más fuerte y manteniéndolas simplemente confitadas, pero no mucho, para el servicio, resultarían más crujientes.

Y ya, con nuestros dos kilos de felicidad sumados, soñamos con el próximo episodio a lo Homer Simpson.

Mayo 2015, y van dos.

Sí, hemos vuelto. Esta vez íbamos a tiro fijo a por las costillas porque tras probar la hamburguesa que las contiene se nos quedó la cosa muy pendiente. Previa reserva, hemos captado que aquí no viene mal hacerla y más un jueves pre-puente capitalino, nos plantamos a por las MEJORES costillas que he probado nunca. Melosas, llenas de sabor, 7 horas de cocción y totalmente adictivas y a un precio imbatible. Directas a mi número uno personal y sólo por ellas me verán mucho más por FT.
Burger, buena carne, con sabor, ligera parrilla, quizás me quedo antes con la mexicana que con la portobello, por temas de facilidad al comerla más que nada. La primera llegó ligeramente por encima del punto pedido pero la simpatía a raudales del propietario (sólo por él te entran ganas de volver, cómo se nota que adora su comida y que lo hace con pasión. ¡¡Qué gusto!!) lo solucionó en un periquete pidiendo una nueva y trayéndola en su punto exacto (poco hecha, siempre).
De entrantes un combo que no volveremos a pedir, no porque estuviese malo sino porque estas americandas tan hardcore no son muy de mi estilo. Pijadas mías.
De postre tarta guiness, contundente, porque sino no llegábamos a los 5kg que había que engordar durante la cena. Quizás mejoraría si la capa de queso que le ponen por encima también la incluyesen en un piso intermedio, a modo de relleno (es sólo una sugierencia).

Calidad fantástica. Simpatía fantástica. Precio fantástico.

En nada nos tienen probando su Philly, del que están bien orgullosos, y también la tremenda Doggy burger, solo para valientes.

_---------------------

Mayo 2015

Si hay lugares cutres en los que no nos importa comer porque lo que nos van a poner delante está rico, Food Truck es uno de ellos. Permítanme la licencia de llamar "cutre" a este diner americano que buena falta le hace un lavado de cara, pero estamos arrancando y todo llegará, lo importante es que lo que hay detrás es buena materia prima, extremada simpatía, ganas de hacerlo bien y tope de sabor y comida rica.

En busca de la mejor hamburguesa de Madrid nos plantamos sin reserva un viernes en pleno puente y con un "en la barra es en el único sitio donde os puedo dar de cenar" nos sentamos en los taburetes altos para echarle un ojo a la carta. Cuál fue el susto cuando el camarero que atendía las bebidas, servía los postres y limpiaba los platos nos fue a tomar comanda y nos dijo que nuestra comida tardaría en salir por lo menos 50 minutos porque llegasen antes o después se iban a adelantar las comandas de las mesas con reserva, que para eso habían llamado. Ante tal afirmación le dijimos amablemente que volveríamos en otro momento pero el eficientísimo y simpatiquísimo dueño, siempre muy atento, nos dijo que haría todo lo posible por darle caña a nuestro pedido y que no nos preocupásemos; nos aconsejó qué pedir para que no tardase mucho en salir y como nuestras burgers son siempre poco hechas, eso teníamos ganado. Así sí, y qué gusto.

Menos de 15 minutos tardó en salir la media ración muy abundantes de unos correctos NACHOS con sabroso chili, guacamole y queso agrio pero a los que, como humilde consejo, sustituiría esa salsa de cheddar por queso derretido, ganarían enteros.

Las hamburguesas nos conquistaron: carne sabrosa, poco hechas como nos gustan, bien condimentadas y acompañadas a la perfección con un buen pan y ricas patatas caseras. La de costilla está MUY rica. Se van directamente a nuestro TOP HAMBURGUESERIL.

De postre una TRES LECHES de la que suprimiría los dos dedos de fondant blanco que lleva por encima y que la hace demasiado pastosa puesto que el bizcocho bañado está muy rico por sí solo.

Relación calidad precio fantástica y un encargado-dueño que hace que, sólo por su trato, quieras volver; además de por las hamburguesas, claro. Enhorabuena. Espero que todo siga yendo tan bien que dentro de muy poquito puedan darle un lavado de cara. Nos verán por allí. A menudo.

je suis béatrice

Yo soy muy fan del food truck...y espero que sigan llenándolo porque se lo merecen.

5 de mayo de 2015

Antonio Álvarez

Lo tengo super pendiente, hay que ir

5 de mayo de 2015

acme

Como diría mi abuela... "no sei onde o metes"

15 de mayo de 2015

Miss Migas

Me lo puedo permitir porque me lo ahorro en callos, ni sin ni con garbanzos. Yatusabe.

15 de mayo de 2015

acme

e-Touché

15 de mayo de 2015

spider72

tenemos que volver...es que el tema coche nos mata.

8 de junio de 2015

Antonio Álvarez

Sigue super pendiente pero lo corregiré pronto!

8 de junio de 2015

acme

no oyes esa voz...?

16 de noviembre de 2015

31/08/2015

EL TEMPLO DE LAS HAMBURGUESAS

En Food Truck se nota que hacen las cosas con cariño y con convicción.

Bien es cierto que el local desmerece la oferta gastronómica y, aunque no es lo más importante, un buen lavado de cara le vendría como anillo al dedo para hacer la experiencia redonda. El comedor es desangelado y frío; no deja de recordar a su origen, que debió ser el de un bar al uso o algo similar. Ganaría mucho si invirtieran en una reforma.

En cuanto al personal sólo puedo corroborar lo ya tantas veces dicho por estos lares; cercanía con el cliente, ganas sinceras de agradar, gran disposición para informar acerca de su oferta culinaria y recomendaciones acertadas, tanto en el bebercio como en el comercio (con vuestro permiso).

Y siguiendo el hilo, pero entrando ya en materia, buena recomendación con las cervezas, las chicas tomamos una cerveza artesanal que al parecer es muy recomendable para iniciados, como es mi caso, incluso diré que esta ha sido una de mis primeras experiencias de maridaje con cerveza ya que soy una incondicional del vino, pero aquí no sé incluso si tienen, así es que venga una cervecita para amateur. El resultado fue más que agradable (3,50€/botella). El flanco masculino opto por Brooklin de barril (3,75€). Los refrescos a base de sabores como la coca-cola con sabor a vainilla, ya se nos quedaban un poco lejos de nuestros gustos.

Para compartir de entrante un combo (12€), buena opción para cuatro personas. Correcto sin más.

Y de plato principal sus famosas hamburguesas. El más valiente de la cuadrilla se lanzó a por la estrella de la carta, la Ribs Burguer de 500 gr.(15€), toda una hazaña teniendo en cuenta que son 500 gr de carne más 250 gr de costillas. Yo me decanté por la misma, pero tamaño estándar, 250 gr (12€), aunque igualmente hay que sumarle otro tanto de costillas. La carne estupenda, en el punto solicitado, y las costillas se deshacían, buenísimas. El único pero es que son tan altas que es imposible comerla con todos los ingredientes juntos, por lo que le resta un poco a la experiencia.

Los otros dos comensales tomaron una portobello de 250 gr (9€) con champiñones, como indica su nombre y un concentrado a base de cerveza negra Guinnes. Me dicen que muy rica, y una Georgia de 250 gr (9€) más clásica, que no llegó con el punto solicitado sino menos hecha.

Los postres imposible, no había hueco.

Cuenta final 71,50€, precio imbatible teniendo en cuenta la calidad del producto.

Al día siguiente nuestros estómagos estaban resentidos, pero seguro que nos atrevemos a repetir la experiencia y volvemos. El Food Truck parece que tiene mucho de auténtico dinner americano y eso, para los adeptos a esta cocina, siempre es un gusto.