Me encanta es uno de mis lugares favoritos en Alcalá las pizzas riquísimas puedes elegir una gran variedad de pizzas casi todas tienen el precio de 10€ y traen unas porci...

Ordenar por:

relevancia fecha

28/06/2017

Pizzas de lujo en Complutum

Junio 2017

Le subo a 5 estrellazas tras varias visitas donde han demostrado que su buen hacer no flaquea. Cuento las visitas por éxitos. Todavía no he probado una de sus pizzas que no esté deliciosa. La última, de pechuga de pollo con toque de "siracha" (la salsa picante), espectacular. La burrata de entrante es un fijo para nosotros. Y probé su tarta de zanahoria y es de nota.

Infalible para disfrutar de pizzas artesanas de calidad.

----
Por fin he podido visitar este italiano en el centro histórico de Alcalá. Suele estar hasta la bandera los findes, así que he probado a ir un lunes tonto. Con todo y con eso, he llamado para reservar mesa por si acaso, que el sitio no es muy grande. No se ha llenado, pero la planta baja estaba llena. No está mal para un lunes.

Aunque se ha hecho de rogar, la espera ha valido la pena. Es un sitio muy agradable, no muy grande, de buen trato y mejor cocina. Hemos ido con los enanos y hemos estado cómodos, y ellos han dado su visto bueno zampando su pizza sin rechistar, que no es moco de pavo.

Tienen un montón de pizzas, junto con unos pocos entrantes, y unas pocas opciones de pasta muy centradas en pasta rellena y lasaña.

Nuestra comando ha sido;

Pizza Brooklyn (bacon, jamón, carne picada y pepperoni) para los niños. La opción más conservadora, que con los paladares infantiles no se juega. Si te arriesgas a innovar con su pizza, te pueden montar la verbena de la paloma en cero coma. Dentro de su poca originalidad, muy rica. Y es que la masa está rebuena.

Ravioli de rabo de toro con caldo de carne. Plato sin mucho artificio ni estética rimbombante. Ni falta que le hace. Deliciosos, especialmente bañados con el jugo de carne meloso con el que los sirven.

Pizza Uovo al Tartufo: mozzarella, setas, huevo frito en el centro bañado en salsa de trufa. Suena bien y sabe mejor. Un hit pizzero. Por ponerle un pero, podría llevar algo más de setas. Pero vamos, que es una cacho de pizza del copón bendito.

Tiramisú para compartir de postre. Casero, generoso en café (¡bien!). Muy correcto aunque no superior.

De bebercio, una cerveza y dos radler. Único punto negativo de la cena y por ende del sitio: sólo tienen Heineken de grifo o embotellada. Epic fail birrero. Menudo mojón la Heineken. La venganza más cruel de los Países Bajos al dominio de los Tercios castellanos...
Está pidiendo a gritos un sabotaje ese grifo. Yo creo que le iría muy tener una selección de cervezas artesanas (como la Enigma de Alcalá) como alternativa a la chusta holandesa.

SItio para volver fijo. De momento yo me quedo con las ganas de probar esos entrantes tan sugerentes: patata trufada, carpaccio, burrata...

10/12/2017

Italiano en Alcalá de Henares

Estupendo restaurante italiano en el centro de Alcalá de Henares.
Pedimos varias pizzas a cual más rica. La de setas espectacular.
Los ravioli de rabo de toro suaves y buenos. Si acaso, algo escasa la ración. La burrata, buena.
Éramos 7 personas. Con 2 postres, 4 cafés y 11 bebidas, pagamos 23€/persona.
Tienen una cerveza italiana y otra local fabulosas.
Buena relación calidad/precio.

26/06/2016

Restaurante con cocina italiana muy autentica.

26-06-2016. Mediodía.

Restaurante de cocina italiana, y cuando digo cocina italiana no me refiero a esa cocina que se ofrece en multitud de locales y que en nada, o en muy poco, se parece a la cocina italiana. Aquí se ofrecen propuestas muy autenticas.

Al frente se encuentra un joven chef especializado en cocina italiana, Francisco Javier Rodriguez, como anécdota, primer español clasificado en el campeonato del mundo de pizza 2011 celebrado en Salsomaggiore Terme (Italia).

Igualmente cuenta con otro local en el mercado de San Ildefonso en la calle de Fuencarral de la capital.

Espacio muy muy céntrico y que unido al rango de precios, consigue una importante afluencia de público. El espacio está distribuido en dos plantas, la de calle y la planta superior, donde nos han ubicado. Sencilla decoración, mesas desnudas y servilletas de papel.

Buen ritmo de salida de platos y correcta explicación por parte de la sala.

Oferta de comercio donde destaca su oferta de pizzas, hasta 20 tipos he contado en la carta, algunas propuestas de pasta, entradas y ensaladas.

Escasa oferta de bebercio, algunas referencias italianas focalizadas en clásicos espumosos, dos referencias de tintos, dos de blancos y dos aguas italianas, con o sin gas. De la escasa oferta, nos vamos a un Pirineos, DO Somontano, que cumple su misión.

Es claro que la apuesta del local es la pizza, verdadera protagonista de su carta, basada en una masa con fermentación de 48 a 72 horas y cocidas al momento en horno de leña. El resultado es una masa fina con una textura muy ligera y que, en boca, recuerda y mucho a las masas originales italianas. Si a ello unimos la importante oferta en contenidos, será muy difícil no encontrar alguna que satisfaga los gustos de cada uno, eso si, tamaño único de 33 cm de diámetro.

La cata de hoy, como no podía ser menos, no es unánime, uno se decanta por la pizza y otro por la pasta.

- Patata trufada, con huevo de corral, discos de foie micuit y aceite de trufa blanca. Entrante muy sabroso, al que solo le sobra, en mi opinión, el aceite de trufa.

- Pizza Affumicata (Rodajas de tomate natural, cebolla roja, mozzarella, albahaca y queso scamorza ahumado). Como ya dije anteriormente, presenta una masa de mucha calidad, fina, ligera, con muy buen sabor, con una combinación que no le aporta pesadez al conjunto, la hace aun mas apetecible. Y ello lo dice un no amante de este producto y que tuvo que comer dos porciones.

- Lasagna a la boloñesa. Me ha convencido, por presentación, textura y sabor, me ha transportado al país transalpino, nada que ver con las ofrecidas por tantas franquicias que nos rodean. Me abre puertas a seguir explorando el entorno de los raviolis, hay cuatro propuestas en carta, en próximas visitas.
- Panna Cotta, coulis de frutos del bosque y helado de fresa. Formula original, al igual que con la pasta, sabor de aquellas tierras. Suavidad y limpieza de sabor en boca.

- Tiramisu casero. Y tanto que es casero, se nota perfectamente en boca. El ligero amargor del cacao que se aprecia con la primera cucharada, anuncia que no estamos ante un producto industrial.

Cafés con hielo, y seguiremos explorando.

Aprueba con nota la cata de hoy, tiene una cocina mas que interesante que supera a la media de los franquiciados, y eso le da un plus muy apetecible.

Miss Migas

Vaya, que voy a tener que ir a hacer turismo a Alcalá para comer italiano. Qué cosas tiene la vida, jejeje

27 de junio de 2016

22/11/2013

Cena de “Sibarita Cordobés” en Francesco’s Pizza

Para nosotros, a día de hoy, el mejor lugar para comer pizza en Alcalá de Henares y entre los mejores de todo Madrid.

La verdad es que el restaurante esta muy bien situado, cerquita de la Plaza de Cervantes y calle Mayor. Y también, por si os sirve de referencia, a unos metros de uno de los centros de peregrinación del tapeo en Alcalá de Henares: el Indalo.

Nada más entrar encontraréis un local luminoso, con aire moderno, pero también sencillo en cuanto a decoración y mobiliario. Igualmente comprobaréis que hablamos de un espacio bastante reducido, con poquitas mesas y una barra muy reducida al fondo junto a la cocina. Entre semana no suele haber problemas para encontrar mesa pero los fines de semana se nota la falta de espacio por lo que conviene reservar. Así lo hicimos nosotros en nuestra visita.

El ambiente que encontramos suele ser tranquilo y distendido, y por lo que solemos ver, frecuentado por gente joven y de mediana edad, fundamentalmente parejas y pequeños grupos de amigos. Por cierto, que aunque como decimos, ese tono suele ser tranquilo, durante los primeros momentos de nuestra cena un grupito de personas junto a la barra hablaba muy alto llegando a molestar. La verdad es que es la primera vez que nos pasa y suponemos que fue algo puntual.

Y hablemos de su cocina. En la carta destaca especialmente la pizza, desde las tradicionales italianas Margarita o Marinara, pero también muchas otras variantes: Cuatro Quesos, Capriccio, Carbonara, Affumicata o Hawaiana, por mencionar algunas más que llegan hasta los 21 tipos diferentes. En general son pizzas sencillas que no abusan de demasiados ingredientes, aunque se puede pedir alguno adicional. La carta incluye también entrantes – burrata, provolone, carpaccio o patata trufada – ensaladas y algunos platos de pasta fresca: lasaña, canelones, raviolis y ñoquis.

En nuestra cena – cuatro personas – tomamos un par de entrantes: una “Burrata de bufalla fresca, láminas de tomate natural, virgen extra y pimienta rosa” y “Patata trufada, huevo de corral, discos de foie micuit y aceite de trufa blanca”. En cuanto a los segundos, nos decantamos por la pizza en todos los casos: dos “Aspagari con roquefort”, una “Calabresa” y una “Brooklyn”. Nos gustan los dos entrantes. También sería destacable el “provolone” que hemos pedido en otras ocasiones. La pizza, como ya hemos dicho, es el punto fuerte: una mala masa puede arruinar todo lo bueno que se ponga encima, pero aquí no sólo no decepciona, sino que nos parece excelente. Tanto para pizzas como para el resto de platos, hay que unir un buen número de materias primas y el necesario toque italiano acorde al lugar: mozzarela de búfala, parmesano, aceite de oliva o trufa entre otros. En esta ocasión no hubo sitio para los postres pero en otras ocasiones hemos probado el “tiramisú” con buen resultado.

Absolutamente todos los platos - entrantes, ensaladas, pizzas y pasta - tienen un precio que oscila entre los 9 y 13 euros. Los postres están en torno a los 4,5 euros. En nuestro caso, la cena, incluyendo unas cervezas, nos dejó una cuenta de 85 euros.

Resumen:

Puntos positivos:

La pizza, donde destaca por encima de todo su masa.
Resto de cocina interesante y con potencial de mejora.
Precio equilibrado
Trato amable.

Puntos a mejorar:

Establecimiento pequeño.
Mesas muy cercanas entre si, debido precisamente al escaso espacio.
Oferta de vinos francamente escasa.

16/10/2012

el secreto esta en la MASA

El martes pasado me deje caer por mi amada Alcalá con el objeto de asistir a su Semana Cervantina. Semana de obligada asistencia con un impresionante mercado cervantino en su insuperable casco histórico.

Y lo mejor de la jornada fue dar con Don Francisco Javier y su Francesco's Pizza, sin duda la mejor pizzería de Madrid.

El chaval promete, muchas ganas, dominio de técnica, sensibilidad en las combinaciones y un gran afán de superación que le lleva a competir y sacar muy buena nota.

El local es desenfadado, justo, ameno, a cocina vista. Con muy buen servicio capitaneado por su propietario. A dos pasos de la mítica Plaza de Cervantes.

Para abrir boca tomamos un impecable patata trufada con huevo de corral y aceite aromatizado, acompañado de un pan espaciado de la misma masa de las pizzas pero con distinta fermentación.

Y como no la sublime pizza, el dominio de la masa es absoluto, en este caso de queso, cherrys y película de miel caramelizada. La mejor que he comido en mi vida.

Finalizamos con una panacota casera y helado de mango muy bien presentada, deliciosa.

Los precios son ridículos para la calidad y el servicio. Enhorabuena Francesco's, España necesita muchos jóvenes cocineros como tu.

28/12/2012

pizzas a la italiana

Pizzas buenas, baratas, con masa fina, al más puro estilo italiano en plena calle Libreros de Alcalá de Henarés, al ladito de la céntrica Plaza Cervantes.

En el local hay un diploma en el que además se dice que el propietario ha sido campeón en España e italiano en campeonatos internacionales de Pizza! curioso ;)

El sitio es muy pequeño, apenas 6-8 mesas, pero muy agradable, y lo dicho la pizza es de verdad muy, muy buena. La atención de los camareros correcta, sin más.

Además, si quieres puedes comprar una porción para llevar, tienen una oferta bastante interesante de porción de pizza + bebida por 2,50 euros

Cuando vuelva a Alcalá, repetiré

26/11/2012

Ángela lo descubrió en junio de 2011

Me encanta es uno de mis lugares favoritos en Alcalá las pizzas riquísimas puedes elegir una gran variedad de pizzas casi todas tienen el precio de 10€ y traen unas porciones grandes y la masa es tan rica

Además con una consumación te ponen un trozó coca cola 2,50€ mas un trozó de pizza si solo quieres la bebida 2€ ,el lugar es pequeñito pero se esta muy a gusto la decoración acompaña esta muy bien decorado la atención es perfecta

La camarera es muy agradable el dueño es el cocinero y también es muy simpático, siempre tienen una sonrisa te vas con ganas de volver siempre esta lleno la verdad es que lo recomiendo

Nuevamente he tenido la oportunidad de probar una nueva pizza me quedo sin palabras solo digo que buenísima

Ahora disponen de una nueva carta, con una gran elaboración de nuevos platos riquísimos pasta, lasaña y ensaladas están ricas yo sigo optando por las pizzas pero tengo pendiente probar la lasaña por que tienen una buena pinta

La verdad es que es uno de mis sitios preferidos y que sin lugar a duda recomiendo que lo visitéis si os pasáis por Alcalá :)

03/04/2012

Otro imprescindible en Alcalá

Siempre que he pasado por la puerta he pensado que era un local del estilo de los que han proliferado últimamente por Madrid por la zona de Tribunal tipo "Pizza Express" o "Pizzatellevas", etc, etc. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Al entrar lo primero que te sorprende es.... ¡que el local huele a trufa! Empezamos bien... Tiene pocas mesas y todas ellas muy próximas entre sí (no esperéis intimidad en la conversación). Empezamos con un entrante de patata rellena con huevo, trufa y foie: D-E-L-I-C-I-O-S-O, 100% recomendado. Si éramos 6 mesas comiendo en ese momento, 5 se pidieron de primero ese plato. Luego, de segundo pedimos una pizza para compartir (el tamaño es suficiente para 2 personas que no sean excesivamente glotonas). Elegimos la de piña, pero tienen una carta amplísima, con muchos sabores. La masa de la pizza es muy fina, como me gusta. Muy buena, aunque no sé si la mejor de mi vida (entre el top 5, seguro).

2 botellas de agua, el entrante y la pizza para compartir (más chupito gratis de Limoncello): 29 euros.

El servicio rápido y eficaz (como todas las mesas están juntitas, de un paseo puede atender a varias). Las pizzas se pueden encargar por teléfono para llevar (muy buena opción cuando el local está lleno, como suele ser habitual en fin de semana). En la carta también ofrecen ensaladas y pastas.Ah, otro punto a su favor: ¡tienen el vino Sangue di Giuda (Sangre de Judas)!

Servilletas de papel y corremesas en vez de manteles ;-D

22/01/2012

pizzas 5 estrellas

lleva abierta un año mas o menos y he intentado ir unas cuantas veces pero su reducido local siempre estaba lleno.

ahora que he probado sus pizzas entiendo perfectamente porque ocurria esto.

disponen de una carta varia de pizzas, mas alla de las tipicas, ensaladas y pastas.

nosotros nos decantamos por una pizza de setas y trufas y otra de esparragos con queso y base de huevo. las 2 estaban magnificas, realmente de las mejores pizzas que he probado. la masa fina y la justa medida de todos los ingredientres, resumiendo combinacion perfecta.

comer o cenar sale por algo menos de 15€ por persona.

volvere.

05/10/2012

Pizzas artesanas

Muy buenas pizzas artesanas.

El local se queda un poco pequeño y si queires cenar o llegas pronto o esperas.

Trato muy amable y correcto

13/01/2012

Imprescindible

Si estás en Alcalá no dejes de probar estas pizas...yo no he probado nada igual.

08/07/2011

pizzeria

Tengo pendiente ir, ya que me han recomendado probar todas sus pizzas