JAMON DE TORO AL ACEITE DE HIERBAS, TOMATE Y FLORES LOMO AHUMADO EN CARPACCIO DE HINOJO CONFITADO A LA MANTEQUIILA NEGRA ,YAKITORI DE FRESAS Y WASABI EN POLVO TIRADITO NIKKEI DE ATUN EN LECHE DE TIGRE Y BURBUJAS DE ROCOTO TATAKI EN MISO DE TAMARINDO CREMOSO DE COCO Y TOBIKO HELADO DE SESAMO NEGRO EN MILHOJAS...

Ordenar por:

relevancia fecha

09/11/2016

Importancia y combinación de la materia prima

En el día de hoy nos acercamos a uno de los barrios más elegantes de Madrid: Chamberí. Y allí nos espera uno de los restaurantes referentes de la capital de España y que ya ha pasado a ser un clásico tras casi 30 años en el mundo de la cocina. Estamos hablando de Gala. Su éxito se basa en la excelente calidad de la materia prima con la que tratan de elaborar platos realmente vanguardistas e innovadores. Siempre tienen presente los platos más reconocidos de la cocina madrileña, pero con acertados toques renovadores.

El interior hace honor a su nombre. Se trata de un lugar de gala. Incluso la vajilla a mí me hace recordar por su elegancia a la musa de Dalí. A destacar que si bien se trata de un local pequeño, el espacio resulta muy holgado. Dispone de 3 comedores. El principal, ocupado por 8/10 mesas es moderno con tonos blancos de la mantelería y grisáceos de las paredes, que contrastan perfectamente con las lámparas y los vasos de agua de color rojo. El otro comedor, propiamente dicho y perfecto para eventos privados, es aún más moderno, si cabe. Y finalmente, para los amantes del vino, tendrían a su disposición una más que coqueta bodega. En resumen, confortable y vistoso.

En este tipo de lugares, no podía faltar un aperitivo cortesía de la casa, y de calidad además: un más que sabroso hojaldre relleno de matanza con crema de queso. Me atrevería a decir, sin seguridad plena, que el queso podría ser feta, el cual mezclado con el chorizo, lograba una combinación de muchos quilates. Bravo.

En el capítulo de los entrantes todo fueron sorpresas y muy positivas. Croquetas cremosas de ibérico con leche de oveja. Uno no sabe si el secreto de la bechamel estribaba precisamente en dicho lácteo, pero la verdad es que estaba excelente, a la par que el relleno era de primerísima calidad. Excelente.

Como segundo entrante optamos por una recomendación de la casa, y vaya que fue una recomendación acertada: boletus con crema de patata y huevo. Al ser época de hongos y setas, las posibilidades de éxito eran enormes, pero no a tal nivel. Fue la joya de la mesa. Quizás, sin riesgo a equivocarme, los mejores boletus que he tenido el placer de degustar. Soberbio.

Y para terminar con los entrantes, un plato más castizo madrileño, pero con el siempre toque de Gala: garbanzos salteados con zamburiñas ¿Fusión de gastronomía madrileña y gallega? ¿O más bien la importancia del producto en el plato? Dejémoslo en incógnita, pero lo que sí es cierto es que las legumbres y el marisco siempre han maridado a las mil maravillas.

¡¡Platos principales a la mesa!! Carne y pescado. Para empezar, el rey del mar: lomo de merluza en meniere de trompetas negras. Que no falten, una vez más, las setas. Y nuevamente una composición de lujo. Sabroso y delicado.

El otro pescado, uno más propio de la cocina mediterránea, pero que en las cocinas de Gala también saben elaborarlo más que bien, como pudimos comprobarlo: gallo San Pedro con souquet de marisco. Al igual que con la merluza, sin ocultar ý enmascarar en ningún momento el sabor de la materia principal, que es como debe ser.

El momento carne igualmente fue emotivo gastronómicamente hablando. Centro de solomillo con foie y patatas "pont neuf. Foie espectacular y una carne que se deshacía en el paladar. Más no se puede pedir.

Si aún tienen apetito, les aconsejo su gama de postres. Todos brillaron a gran altura. Uno: torrija caramelizada con helado de leche fresca. Una versión fina y sensible de la torrija clásica. Más digestiva y ligera. Acierto pleno.

Dos: un tradicional entre los dulces italianos, que no es otro que el tiramisú. Como cabía esperar, con la interpretación en modo Gala. Postre más elegante y solemne en su copa.

Y para terminar, tres: las texturas del chocolate. Posiblemente el más atractivo y más innovador de todos los postres, además de tratarse de un placer para todos y cada uno de los sentidos, y es que en el noble arte de la gastronomía todos ellos toman parte.

Finalmente, una última sorpresa para acompañar a los cafés. Gala nos ofreció unos pequeños bizcochos rellenos de anís, que endulzaron aún más la jornada gastronómica.

Si desean vivir la magia de un producto de calidad en una zona relajada de Madrid, sin duda, Gala es el lugar idóneo.


Última visita: 5/11/16

Web del restaurante
Ver ubicación Latitud: 40° 26' 26.16" Norte Longitud: -3° 41' 52.62" Oeste

Calle Espronceda, 14
28003 Madrid


914 42 22 44

gastrodisfrute.blogspot.com.es/2016/11/importancia-y-combinacion-de-...

17/09/2016

Cocina de mercado con un toque excepcional. Carta no muy extensa como suele pasar en este tipo de restaurantes, pero no te da la sensación de que falten opciones, muy acertada la selección. El falso rissotto con pato y boletus es necesario probarlo, así como la merluza. El servicio de 12/10.

28/06/2014

Cocina interesante pero con fallos.

Junio 28, 2014. Mediodía.

Primera visita a este restaurante, que goza de buenas críticas en bastantes foros.

Una sala elegante, con buena separación de mesas, ambiente tranquilo, bien atendido, de manera muy profesional.

Carta de vinos ofrecida en una tablet, sólo veo los blancos, nuestra debilidad y observo dos novedades, un Gewurtraminer de Extremadura y un vino de Cantabria de Riesling y Albariño, me decanto por este último, de nombre Casona Micaela, tiene sólo 12 grados, tiene muy buen sabor., marida muy bien.

Tiene una cocina interesante, pero se ha producido un fallo, importante, que detallo más abajo.

Comenzamos con un aperitivo, de Salmorejo con cecina y sandia, bien de sabor, refrescante.

De primeros

- Ensaladilla rusa de carabineros (media ración): Rematada con dos carabineros por encima, bien de sabor, nada especial, salvo los bichos, muy frescos.

- Zamburiñas empanadas con pan japonés y mahonesa de soja: Devuelta al corral, sin probarla (más abajo explico la causa) y sustituida por:

- Tomate de Carabaña en ensalada con salmorejo al aroma de Changlot real: Sabor a tomate de verdad, otra vez repitiendo salmorejo, pero no vimos otra alternativa que nos apeteciera.

Como principales

- Merluza con cremoso de arroz negro y espaguetis de calamar: Merluza a la plancha de muy buena calidad, el resto normalito.

- Atún rojo de almadraba con ajoblanco y arrope de tomate: El atún excelente, al punto más, ajoblanco insulso, el arrope excelente, globalmente, muy buen plato.

Como postre compartimos

- Torrija caramelizada con helado de leche fresca: Buen postre, en su punto justo de dulzor, muy agradable.

Con nuestros cafés con hielo y unos chupitos de pacharan, invitación de la casa, ponemos fin a esta primera experiencia en este lugar.

Explicación de la devolución de las zamburiñas: Tenía muchas ganas de probar este plato, que se incrementan al verlas sobre la mesa, tenían buena pinta, pero al comenzar a servir, la zamburiña que está en el límite superior derecho de la foto, venía acompañada de un pelo negro enroscado de notables dimensiones, tiramos del mismo, calculo aprox, 15 cm de longitud, y era pelo, no fibra de saco ni nada parecido, nos quedamos chafados, llamamos al jefe de sala y el pobre hombre se quedo sin palabras, con la cara blanca, sólo atino a pedir disculpas varias veces. Devuelta, como no podía ser menos y sustituida por otro plato.

acme

Vaya por dios con las zamburiñas....

Me apunto el vinaco ése de albariño y riesling.

A Gala fui hace muchos años y de aquellas bordaban el steak tartar.

28 de junio de 2014

Gath

El steak tartar, lo vi servir en una mesa cercana y tenía buena pinta. El vino cantabro, esta bastante bien.

28 de junio de 2014

27/09/2014

Falta personal de servicio en sala

Restaurante de corte tradicional, con una carta breve pero sugerente, de fácil lectura y con la agradable posibilidad de pedir medias raciones en casi todos sus platos. El comedor es más bien reducido, sin grandes alardes decorativos. La sensación inicial es de un restaurante donde lo importante es que la comida esté buena y lo demás es secundario. Pedimos varias medias raciones y la verdad es que estaban buenas, especialmente la cecina y la ensaladilla rusa con carabineros. Hasta aquí todo decente salvo los tiempos. Una falta de servicio y de personal de sala ha ralentizado todos los tiempos de la cena hasta el punto de llevar varios minutos sentados sin que ni siquiera nos hubieran traído la carta. Igualmente, para pagar ha habido que esperar demasiado. Pese a que la comida es buena, el precio me parece excesivo.

spider72

El comentario me parece perfecto. Fuimos hace unos meses y nos pareció simplemente desangelado. Tenían el mejor steak tartar de Madrid...pero todo pasa

27 de septiembre de 2014

EspaciosSecretos

Tenía el mejor Steak Tartar de Madrid cuando lo preparaba Carmelo hace 15 años.

28 de septiembre de 2014

spider72

Pos debe ser

28 de septiembre de 2014

08/10/2014

Restaurante de 10

Era la primera vez que iba a este restaurante. Mucha gente me había recomendado que fuese, hasta que hace unos días decidí hacerlo. La verdad es que me gustó bastante. Pedimos varias raciones para poder probar más cosas. Las croquetas de cigalas, las anchoas de Santoña con queso de cabra y la ensaladilla rusa de carabineros fue lo que más me gustó, estaba muy bueno todo. Y el postre no se quedaba atrás, la torrija caramelizada con helado de leche me encantó, estaba para chuparse los dedos. Además, nos atendieron de lujo, gente muy amable y servicial. Seguro que con dos veces más que vaya se convierte en uno de mis favoritos.

spider72

Beita, a nosotros nos decepcionó bastante la última vez que fuimos, la verdad. Muy poca gente y el steak tartar regular (que era por lo que fuimos). Me alegro de que haya ido mejorando.

8 de octubre de 2014

Gath

A pesar del fallo garrafal que sufrimos en nuestra experiencia, me alegra saber que éste, no se ha reproducido. La impresion general no fue mala.

8 de octubre de 2014

Lady Spider76

Nosotros fuimos hace mucho tiempo, y aún así Gala ya no era lo que fue en su momento.

8 de octubre de 2014

07/11/2014

Muy buen restaurante

Mi amigo Fernando Encinar me recomendó este sitio y cuando leí su reseña en 11870 no lo dudé. Comida de domingo, con una carta bien trabajada y con una ejecución impecable. Además, fui en temporada de setas y es impresionante la mano que tienen. Los níscalos trabajados como si fueses callos, brutales.

Me quedo casi con todo de lo que comí. Producto fresco y bien tratado. Y buenos postres.

Carta de vino interesante y en ipad!

spider72

Aquí no estamos de acuerdo...fui hace ya mucho tiempo y me pareció dejado de la mano de dios...no sé yo...

7 de noviembre de 2014

28/04/2014

Cocina magnífica, local algo ruidoso

Cuanto más voy más me gusta Sala. El servicio es amable, la carta, prácticamente entera con la posibilidad de probar en medias raciones, lo que permite picotear muchas cosas y probarlas: merece mucho la pena la burrata, la ensaladilla rusa con carabineros, . Buena carta de vinos. Irreprochable el huevo de corral con crema de boletus (delicioso!), en época de setas, las cocina con mucho respeto y cariño, buenos postres (fallan en el de chocolate, inexplicablemente pequeño a diferencia de una deliciosa tarta tatin o buena selección de quesos artesanos o una torrija impecable). El steak tartare muy bien preparado, pero si lo pides picante te lo traerán PICANTE, lo que a mí me encanta pero ojo, para los paladares sensibles puede resultar excesivo. Si consiguieran amortiguar el ruido ambiente (lógico por la forma de tubo del restaurante, techos bajos y cierto agolpamiento de mesas) sería ya perfecto!

27/09/2014

Mal servicio, y platos que fallan

El conjunto de nuestra experiencia ha sido malo. Un servicio muy lento (solo para empezar, han tardado más de 10 min en traernos la carta) y poco "mimado". Algunos platos ricos (ensaladilla, cecina y pulpo) pero las croquetas y el tartar del tomate no nos han gustado. 5 medias raciones + 1 vaso de vino (sin postre) = 65€ para dos personas, lo cual me ha parecido caro. Sobre todo viendo que las mesas de alrededor tenían descuento de 30% de El Tenedor.
Me fiaba mucho de las buenas críticas que había leído pero...nada. Ni volveré ni lo recomiendo.

01/12/2013

Buen servicio, buena comida...

El título de la crítica quizás debería de ser... Buen servicio, buena comida, se merece un mejor local. Lo cierto es que el local es lo peor de este sitio.
Acudimos a Gala con una oferta de Club Kviar, nos decantamos por las setas, como la foto, boletus con burrata, una delicia, un buen guiso de níscalos con picadillo (que no es un plato fino, pero sí interesante), muy buena y fresca la ensaladilla de carabineros. De platos principales tomamos un correctísimo steak tartar (quizás le faltaban tostadas) y un riquísmo lomo de atún. Los postres no son para recordar, en especial nos decepcionó la tarta de queso (que es una suerte de tarta deconstruida). Por último, es impresionante la carta de vinos, por su amplitud y sus buenos precios y su carta de gin tonics. Con el 30% de descuento de Kviar una buena opción.

23/12/2013

No vale la pena. Muy caro para lo que da

Mi pareja y yo fuimos con una promocion del tenedor con la que te hacian un 40% de descuento en carta. Y menos mal, porque si no habria salido una cena carisima que no lo vale. Cuando llegamos el restaurante estaba vacio, solo habia una mesa con tres personas y nosotros (mala señal). Dos camareras muy tranquilas y el dueño que se paseaba de vez en cuando por la sala.
Fuimos principalmente para probar el steack tartar, y la verdad que no merece la pena para el precio que tiene, la carne parecia mas bien una papilla, para acompañarla te ponen patatas chips de bolsa "Lays gourmet" y el plato cuesta mas de 30 euros... vamos, que no.
Tambien pedimos una ensaladilla de carabineros, no recuerdo el precio del plato, pero tambien era bastante caro y para nuestra sorpresa el 80% de los ingrdientes de la ensaladilla eran guisantes de lata... para eso me la pido en el bar de enfrente.
De postre tarta de manzana que estaba rica.
Total dos platos, un postre y una botella de vino muy normalita (la mas barata que tenian en la carta, creo que unos 16 euros), costo todo 70 euros, con el descuento que llevabamos del 40%, si no llegamos a llevar el descuento hubiera costado mas de 100 euros...
En mi opinion no merece nada la pena el restaurante, el local es de lo mas normal, situado lejos del centro y con unos precios disparatados que el producto y elaboracion no justifican

09/10/2013

UN CLÁSICO DE MADRID

Un clásico de Madrid que lleva más de 24 años ofreciendo una excelente cocina de mercado tradicional con toques renovados. Muy recomendable visitar en temporada de setas. Uno de los mejores steak tartare de la ciudad. Ofrecen descorche por 8€ y generosas raciones. Comes por unos 40€ p.p. con descorche.

Si queréis leer nuestra visita completa en nuestra web y ver las demás fotos:
srysrasibaritas.com/2013/10/restauranta-gala-madrid.html

21/03/2014

Muy recomendable

El restaurante es un poco pequeño, pero por lo demás es una maravilla, los camareros muy educados y amable a la hora de atenderte, te ayudan y aconsejan todo lo que pueden, la comida sin ninguna pega, lo único un poco negativo el precio, pero ya se sabe si quieres calidad hay que pagarla. Asi que volveré seguro

03/02/2014

Ambiente encantador para disfrutar en pareja

Muy acogedor y agradable, decoracion cuidada y original, los camareros muy amables, siempre con una sonrisa en la cara y dispuestos, el ambiente invita a volver.
Los platos que hemos probado han sido una delicia, perfecta ejecucion y presentacion, este restaurante es uno de esos que comiendo aprendes.
Yo repito fijo.

03/09/2014

Fui la semana pasada con unos amigos a probar este restaurante que nos habían recomendado. El carpaccio de rape estaba de lujo. Pero el postre no se quedaba atrás, el tiramisu de dulce de leche estaba buenísimo! Volveré pronto! Muy recomendable!