Gauranga Transcendental Food

Ordenar por:

relevancia fecha

04/05/2016

Namas té (e infusiones)

Entiendo que el nombre del lugar tiene que ver con que la comida "trasciende" durante mucho tiempo... que es el que se toman con la tranquilidad del mundo en servirte, en llenarte el vaso de tés e infusiones... Comes aquí y Trasciendes 2 horas.

El precio del menú es imbatible: 7,5€ y sales lleno de proteínas. La comida está riquíiiiiiisima y además es ofrecida a Budha antes de servirse (oye, comida bendecida, es todo un plus).
No la eliges, eso sí, es un menú único y la bebida que te sirven son infusiones (calientes, ea).

La mayoría de su clientela de hoy ha sido extranjera. El local es pequeño y está dividido en una zona con cojines que hace forma de L, una mesa alargada central, 4 mesas de a 2 o 3 pequeñas y casi muy juntas y una más. Tienen un altar cerca de la entrada y que está en el centro de todo y motivos budhistas everywhere. La música es rollo hare krishna. Todo es tranquilo y parsimonioso allí dentro.

Los camareros son tan tan tan zen, el ambiente es tan tan tan zen que no sabes si comer o meditar o levitar o qué.
Además no tienen prisa por que te vayas. Te van sirviendo té a medida que ven tu vaso vacío. Aunque hayas acabado con los postres.

Sobre la comida: yo he salido rodando. Las cantidades no son excesivas pero llena (proteína vegetal a tope) y son muchas cosas distintas (ay las mezclas). El primero, bueno, ok, especiado. El plato principal estaba muy rico: una buena mezcla de sabores. En especial me han gustado la quinoa, la piña de la ensalada... pero es que lo del hummus de alubias con cilantro y hierbabuena ha sido como para convertirme al Budhismo.
Para experiencia trascendental la de los postres: había pastel de coco (nadie lo pidió), pastel de algarrobo y pastel vegano de plátano y nueces. El de algarrobo, que me ha hecho gracia estaba un poco seco, pero rico; es un sustituto del chocolate (y no, no tiene nada que ver con el sexo).
Ahora bien con el pastel vegano de plátano y nueces hemos alcanzado el Nirvana.

No tienen datáfono, btw. No llevéis dinero de plástico.

En resumen: es toda una experiencia-trascendental o no, ya no lo sé- pero merece la pena. Y más por su precio y el ambiente zen que reina allí.

Repetiré.

Miss Superlike Aveli...

Demasiado zen ....habra que ir a ver si nos desestresan

5 de mayo de 2016

06/10/2013

íntimo, sano, diferente y económico: ¿Qué más se puede pedir?

Mi pareja y yo hemos ido ya varias veces a Gauranga y os lo recomendamos a todos. Probablemente una de las mejores experiencias gastronómicas de Madrid en relación calidad / precio y sin duda la mejor de la Latina en este sentido. Y es que en Gauranga todo es especial. Desde el ambiente, bañado en dorados y naranjas, hasta la atención, que es una maravilla. Lo llevan dos chicos jóvenes encantadores, Alberto y Roberto, que desde que entras por la puerta te hacen sentir como en casa. El local tiene dos plantas (no echéis a correr si veis que arriba está lleno porque el piso de abajo, con los típicos arcos de ladrillo madrileños pintados de blanco, también es muy acogedor). Lo podéis encontrar justo al lado del viaducto de Segovia, una sorpresa en una callecita tranquila, Angosta de los Mancebos, que sube hacia la Latina desde Bailén.

En Gauranga, como comentan por aquí, se oferta un menú fijo (7,50€, ¡un regalo!) que suele incluir un entrante, un primer plato compuesto de varias delicias vegetarianas, infusiones como bebida de acompañamiento y el postre -tienen unas tartas impresionantes. Os recomendamos la de ciruela, ¡reservar un trozo antes de que vuelen!-. Suele haber varias opciones fuera de carta -hamburguesa vegetariana, samosas...- que también merece la pena probar. Los menús se pueden consultar en su página de Facebook antes de ir (por si no os convence).

En definitiva, una experiencia estupenda, romántica (el sitio es muy íntimo), sana -da gusto lo bien que se siente el cuerpo después de una cenita Gauranga- y apta para todos los bolsillos. ¡No os lo perdáis! ; )

17/05/2013

Muy rica comida vegetariana

Escondido en una calleja angosta perpendicular a Bailén y casi enfrente del Viaducto, Gauranga es un restaurante vegetariano especial. Los portones blancos restaurados flanquean un colorido interior con no más de siete mesas y donde suena una apacible música hindú. El establecimiento pretende ser algo más que comida, quiere aportar a sus clientes “una experiencia”, dice Roberto, uno de sus dueños. Una experiencia gastronómica, de salud y filosófica, incluso, para quien le apetezca indagar en los entresijos del menú degustación prasadam, que en sánscrito significa misericordia.
La oferta de comida vegetariana es de hecho, una gran experiencia, empezando por el precio. El menú degustación son 7,5€ . Comienza con una sopa o dhal y después, un plato con samosas o empanada (que son la especialidad de la casa), sabji (guiso) de verduras con una guarnición de arroz y una ensalada. Yasoda, el cocinero cubano, combina las influencias hindú, caribeña o mediterránea, según el día.
Sigue leyendo en megustamibarrio.es/2013/05/17/gauranga-restaurante-vegetariano-v...

17/04/2013

Es imposible recordar el nombre pero...

... Local tranquilo y agradable, decoración muy bonita, menú del día vegetariano, bonito y baratito a 7,5€, postres caseros ricos y originales

09/04/2013

Rosalía Martínez (Piti) lo descubrió en abril de 2013

verde que te quiero verde

nuevo sitio en Latina con menús, repostería y diferentes especialidades artesanas vegetarianas y veganas. Además tienencatering, Take Away y Reservas a grupos. Y un menú degustación a 7,50 euros, que no está nada mal de precio.

Sus especialidades son las samosas, platos combinados y repostería artesana vegetariana y vegana, perfecta para la gente con intolerancias varias.

Pintón!