Gingerboy take away te lleva a casa todas las delicias de Tailandia, preparadas por su chef Andy Boman, formado en restuarntes de alta cocina asiatica en Tailandia, Australia y Londres, entre otros. Sopa Tom Yam, Pad Thai, Currys Tailandeses y Pato Crujiente son solo unas pocas de nuestras especialidades Todo fresc...

Ordenar por:

relevancia fecha

23/03/2016

No conozco mejor comida a domicilio en este momento

19/03/2016

Nuevo pedido, me mantengo en la anterior reseña. Seguramente sea el mejor sitio de comida a domicilio de Madrid, pero últimamente ya no tienen el vigor de antaño. La sopa de tomate estaba tremenda, pero tremenda de verdad. Los otros platos bien, sin más. Antaño todo era tremendo, pero tremendo de verdad. No descuiden la calidad por la fama. Sigue siendo bueno, pero que no pierdan el norte

------
El mejor ambiente posible. Buddy Holly sonando en disco de vinilo, ambiente muy selecto, terraza privada con vistas a los tejados de La Guindalera. No hay nada como una buena cena romántica en casa. Pero a veces a uno no le apetece cocinar. Las alternativas de comida a domicilio en Madrid son paupérrimas, son de dar escalofrío. Sólo comida mala a domicilio. Pocas opciones buenas y de las buenas no siempre la mejor calidad-precio. Las buenas por muy buenas que sean tienden a ser prohibitivas.
Mientras conseguimos implantar en Madrid una cultura activa de "street food" y comida para llevar (¡qué ya nos vale!), queda un rayo de esperanza y se llama Ginger Boy. Desconozco una alternativa mejor de comida a domicilio. Si la hay, hacédmelo saber. Y por supuesto, que llegue hasta mi casa. Nosotros nos emocionamos cuando pedimos a domicilio, ya conté cuando hablé de Alfredo's que en mi casa era un día grande el día que pedíamos a domicilio. Y en casa de La Reina ni se estilaba esto. Ponemos la mesa con más cariño que nunca, aunque luego pongamos todo encima a lo loco.

No hay mucha ambientación que contar. Imposible escuchar a la pareja de al lado o analizar los modos y maneras del camarero de turno. El ambiente es tu casa. La relación es telefónica. Y ojo porque Ginger suele comunicar, así que es necesario armarse de paciencia e intentar. Necesitan más redes, o más instalaciones, o una expansión o algo. Quiero mi Ginger Boy rápido en casa, demonio. Que se instalen en Pilar de Zaragoza, que hay vacantes. De hecho, en el "debe" les pongo el peligro de morir de éxito. Dificil contactar muchas veces y suelen tener ciertos retrasos en la entrega. No excesivos, cierto, partiendo de la base de que en la comida a domicilio siempre toca esperar. Pero cuando dicen "cuarenta minutos" calculemos sesenta para no preocuparnos demasiado. En este último pedido, me tocó llamar a recordarles mi pedido, a recordar que había en La Guindalera una Familia Real con hambre y ganas de cilantro.

Al fin llega el repartidor, al que ya tenemos cariño. Creo que siempre nos reparte el mismo desde que vivíamos en nuestra anterior cueva, nada comparable con las dimensiones Romanov de nuestro nuevo palacio. Llega y hacemos el despliegue.Se jodió la mesa bonita, todo cajas de cartón. A la mierda.

Ginger Boy tiene una carta que va variando, no es "puro thai", es una fusión entre thai y español. Además suelen hacer diariamente cuatro o cinco platos fuera de carta que suelen ser muy recomendados. Los dicen del tirón cuando llamas así que es importante armarse de papel y boli y preguntar el precio. Tenían fuera de carta un gazpacho thai, que no dejaba de ser un gazpacho con toque de albahaca y cilantro y unos langostinos fritos con una salsa que no soy capaz de definir pero doy fe de que estaba buena, tan buena que rebañé el recipiente de plástico con ansia mortal.

Como clásicos de la casa, la mítica "thai beef salad", una ensalada con soja, cilantro, ternera, cebolleta y una salsa de nuevo inclasificable pero que constituye un aliño brutal. La pena es que La Reina, en un alarde de desmadre, la tiró entera sobre el mantel. Epic fail.

Clásico que no puede faltar es cualquier curry con cualquier cosa. El favorito nuestro, el curry verde con pollo. El más picante con lo que pensamos que mejor acompaña. Aunque puede ser con otros elementos, a gusto del consumidor, y otros currys. Nosotros tiramos a esto porque no nos podemos comer a Curry Valenzuela. Sería indigesto y no se hasta qué punto sabroso. Hacen un curry maravilloso estos gingerboys, puro thai. Y cuando sobra, se lo lleva uno a comer en tarterita a la oficina, para envidia del resto del mundo mundial.

Decidimos maridar la cenita de marras con la gran Llipa de "La Quince", que es un acompañamiento glorioso para una cena de este tipo. Con la leche de coco y el curry ese lúpulo apoteósico hace las delicias de niños (niños malos que beben alcohol, desde aquí lo digo) y mayores.

Postre creo que pedimos una vez, no lo recuerdo. No nos entusiasmó. La verdad es que de nuestro tiempo en Tailandia aprendimos que lo del postre no es lo suyo, así que tampoco forzamos la máquina con esto.

Arroz blanco, gazpacho thai, curry de pollo, langostinos y thai beef salad por 39€ y en la terraza de Palacio. ¿Podría ser algo menos? Podría. Pero no conozco mejor alternativa de comida a domicilio. Así que larga vida y olé.

spider72

Estoy completamente de acuerdo contigo. Nos quedamos alucinado cuando lo probamos. BBB. Brutal. Mejor que muchos.

29 de junio de 2015

je suis béatrice

Antonio, el japo del mercado guindalero a veces llo he pedido a just eat con buenos resultados. Me apunto este para alguna noche de pereza, aunque no soy yo mucho de comida a domicilio:-))

29 de junio de 2015

amarin

Puede que se hayan resentido por la marcha de su frontman, Javier García .

25 de marzo de 2016

Jerin

Nosotros pedimos casi semanalmente, y también lo hemos comentado, sigue estando todo muy bueno, pero hay algo que está empezando a fallar. Ya no brilla tanto...

26 de mayo de 2016

06/08/2015

El mejor take away de Madrid, de largo

Hace ya algunos años que me apareció la carta de Gingerboy en mi buzón de la calle Tesoro. Como vivía solo y no podía permitirme muchas alegrías, esperé a que llegara un día especial e invité a mi pareja a lo que yo creía que era un chino con buena pinta pero algo carillo. ¡Qué equivocado estaba! Desde entonces no exagero si digo que pido casi cada semana.

Comida fresca, llena de matices por la utilización de hierbas varias. Carta algo corta pero cambiante y apoyada en los specials del día, platos fuera de carta que ayudan a no cansarte de la misma oferta.

Más que un pero, es una preocupación: no sigáis subiendo los precios.

07/05/2015

Thai Top

Que bueno fue el día que descubrí Gingerboy. Hace unos años después de salir de la uni y con cero ganas de cocinar, uno de mis compañeros de piso y yo nos pusimos a buscar algo para comer pero diferente y encontramos su web, miramos el menú del día (que por entonces era mas barato) y nos acercamos para allá con la moto. La primera impresión fue buena, aunque el local es muy pequeño estaba lleno de gente, unos haciendo cola, algunos comiendo y el equipo currando a tope, los recogimos y para casa.

Joder que bueno estaba, nos supo a gloria, ingredientes frescos, diferentes y todo muy muy rico, además el menú del día esta genial ahora son unos 12 eur, y comes de lujo, en la página de FB suelen colgar lo que tienen cada día y por la noche y findes, platos fuera de carta. Desde ese día he pedido en incontables ocasiones y no hay nada que haya probado que no me haya gustado. Los currys y el pad thai sublimes, también las croquetas o los rollitos. Los postres también están genial sobre todo las tartas y las pannacottas.

Pero sin duda lo que marcó la diferencia visualmente fue el envase, como los de las pelis americanas, perfectamente organizado y con sus palillos. Se mantiene perfectamente caliente y eso que las distancias pueden ser considerables. Pedir de carta es algo mas carete pero aun así asequible entorno a 15-20 cabeza, en función del hambre, pero sin duda merece la pena, hay que probarlo.

23/09/2015

Comida asiática para llevar

A pesar de mi ignorancia sobre la comida asiática, debo decir que fue una muy buena elección. Repetiré.

02/04/2014

¿Por qué lo llaman Take Away cuando quieren decir “Great Thai Away”?

Si nos olvidáramos de los parámetros standard de relación calidad-precio y nos inventáramos una nueva manera de medir en base a la “calidad por metro cuadrado“, creo que en Gingerboy, este minúsculo local especializado en comida Thai para llevar situado en las proximidades de la siempre concurrida plaza de Olavide, tendríamos un serio candidato a liderar este peculiar e inaudito ranking.

Gingerboy nos destroza varios tabúes gastronómicos, empezando por ese que nos lleva a pensar que la comida para llevar es siempre de inferior calidad que la que se degusta en un local ¡Error¡ Tristemente suele ser cierto, pero aquí la calidad de la comida está al nivel de la mayoría de los restaurantes Thai de la capital. Cierto es que no pueden tener la misma variedad y oferta de platos, pero en calidad y frescura de ingredientes compiten de igual a igual.

Leer más en... calandria.es/restaurante-gingerboy

03/11/2014

Para esos días que no quieres salir

Si quieres salir de Pizzas y demás take aways una opción divertida. Te recomiendo los rollitos vietnamitas y el Pad Thai mmmmm. Super ricos.

amarin

Este es un take away de altura, producto fresco y bien elaborado, super recomendable, ahora con nueva carta celebrando su 5º aniversario.

8 de noviembre de 2014

18/01/2014

Thai take a way

Thai take-away con envío a domicilio, aunque con limitada zona de reparto. Pese a que, después de los comentarios leídos, tenía buenas expectativas, consiguió sobrepasarlos y sorprenderme.
En las fotos corporativas las raciones son mucho menores que las reales. Pedimos un Pad Thai, un Pannang Curry de buey y una ración de arroz jazmín y no pudimos acabarlo entre 2 personas. Me sorprendió que el curry estaba muy líquido, pero aún así estaba muy bueno de sabor. En total fueron 27€ (no es un thai-talego). Tardaron en traer el pedido menos de lo que nos habían indicado. Admiten pago con tarjeta y tickets comida.
En su web se puede consultar la carta y la zona de reparto y en su facebook las opciones fuera de carta diarias. Además, tienen un menú del día de unos 10€ de lunes a viernes.

02/03/2013

Comida tailandesa de calidad take away

Un descubrimiento.

Hacen el mejor Pad Thai que he probado en Madrid. Tienen una carta variada y muchos platos son muy imaginativos. Salsas riquísimas. Comida muy cuidada.

Recomiendo las croquetas Thai, diferentes, sabrosisimas, riquísimas, os sorprenderán.

Es un local minúsculo, pensado para comida para llevar. Tienen servicio a domicilio. Sólo tienen la mesa para los pedidos y una mini-barra con dos taburetes.

Como no llega el reparto a domicilio a mi casa, de lo que me gusta, solemos acercarnos con el coche para poder degustar su comida. Por qué no abren más en Madrid?!...

28/02/2013

COMIDA TAILANDESA A DOMICILIO DE BUENA CALIDAD

Hace unos años descubrí GINGERBOY: comida a domicilio “asiática” que parecía sana y de calidad y que iba a hacer que no volviera a llamar nunca a un chinaco asqueroso de esos que te traen un rollito primavera bañado en 3 litros de grasa o un pollo al curry que realmente puede ser polla al curry.

Sin embargo, las dos o tres veces que pedí comida a GINGERBOY no me convenció. Si bien es cierto que la comida viene presentada de forma limpia y bonita, la calidad no gustaba, y no por mala, sino más bien por insípida, con poca gracia. Así por ejemplo su rollito vietnamita me parecería que venido servido demasiado frío, sus noodles con lomo de buey me parecía que abusaban de verduras y especias y que la calidad de la carne era chiclosa, o su curry con langostinos venía realmente con gambas congeladas.

Eso, sumado a que no era barato, hizo que no lo volviera a pedir. No me merecía la pena.

Sin embargo, los dueños de GINGERBOY, en un gesto que les honra, me escribieron para pedirme que por favor me deje invitar a probar sus nuevos platos. Todos sabemos que hoy en día una mala crítica puede hacer mucho daño a un negocio, y más si viene con alguien con más de 400 críticas escritas como yo (las críticas hechas esporádicamente por gente que se esconde en un apodo no deben tener ningún valor). Pues bien, los dueños de GINGERBOY, con una vista empresarial clave hoy en día, me invitaron a cenar, invitación que yo acepté.

Es cierto que cuando algo es “gratis” se pierde cierta objetividad pues todo parece más rico o menos malo, según el caso, así que ruego lo tengáis en cuenta.

Entre dos, pedimos los siguiente:

Sopa Tom Kah Gai (6,95). Venía calentita calentita y me gustó mucho, recordándome muchísimo al rico sabor de las sopas que probé este verano pasado en Tailandia.

Langostino crujiente (8,50). Ya lo había probado otras veces y siempre me había gustado. 6 langostinos con un buen rebozado nada grasiento que además se mojan en una rica salsa.

Costilla glaseada (13,95). Sorprendente. Tampoco es que fueran las costillas más ricas del mundo, pero desde luego que eran infinitamente mejor a lo que yo me esperaba. La calidad de la carne era muy buena, tierna, jugosa y limpia, para comerse todo menos el hueso. El glaseado además le da un punto sabrosísimo. Viene acompañado de bastantes patatas que bueno, no están mal. Yo como punto a mejorar es que pondría la salsa de las costillas aparte para poder echársela por encima poco a poco, pues realmente al venir las costillas servidas en una caja, la rica salsa acaba quedándose al fondo de la caja y no se puede disfrutar. No recuerdo, pero 8 costillas mínimo vienen seguro.

Hamburguesa de cordero (12,50). Viene con queso brie y yo odio el queso pero no tuve problema en quitarlo de mi parte. Realmente me gustó. No es la hamburguesa del NY Burguer o del Mad Café pero está buena y sabrosa; yo de hecho no le eché ningún tipo de salsa.

El precio realmente de toda esta comida a domicilio es de 41,90 € y por cantidad podría dar hasta para 3 personas no muy hambrientas. Por tanto, por unos 15-20 euros por barba puedes tener en casa una rica cena tailandesa a una calidad que bien podría ser la de un buen restaurante.

Sin duda que lo pediré en más ocasiones pues en la carta hay cosas muy interesantes que probar como la panceta. Eso sí, yo, como siempre, si dentro de 2, 3 o 6 semanas lo vuelvo a pedir y no me gusta, no dudéis que os lo contaré.

ALBERTO DE LUNA FANJ...

jajajajaja, caran que fácil es insultar desde el anonimato, eh??? noto bastante envidia y bastante amargamiento por tu parte....me da mucha pena que haya gente tan amargada y aburrida que se hace usuaria de un blog solo para insultar a otro usuario...este mundo cada vez está peor madre mía....

4 de marzo de 2013

EandradA

A palabras necias...

4 de marzo de 2013

killi

hola Alberto, tienes un blog? dime cómo se llama que te leeré seguro...
por cierto,, no has ido a Filandón? lo recomienda todo el mundo, ya nos contarás !

11 de marzo de 2013

A

400 críticas! Ya decía yo que llevaba más de media hora leyendo los comentarios de los restaurantes donde has estado. Por cierto, os forráis!,
Asturias lo tienes pendiente ehhh...

14 de noviembre de 2013

17/01/2014

Sabrosa y diferente

No es el más barato de los tailandeses pero su comida merece mucho la pena. Si quieres probar autentica comida thai, este es tu sitio. Los rollitos vietnamitas estupendos.

25/07/2013

take away distinto

Hace tiempo que no pedimos nada de comer a casa, pero ayer hicimos una excepción con este sitio que nos habían recomendado unos amigos. Ensalada de buey buenísima, con toque crujientes que creo que eran pistachos y bastante especiada. Croquetas de langostinos con mahonesa de chili, muy muy ricas. y mudssaman curry de langostino con arroz jazmin, lleva más verdura que langostino. Es verdad que resulta un pelín caro para ser comida para tomar en casa o llevar del local, pero merece la pena. Por cierto, todo pica. A mí que me gusta el picante, me pareció que picaba y eso que pedimos los platos de nivel poco picante.