Ordenar por:

relevancia fecha

13/10/2013

Un buen japones en Madrid

La comida está muy buena, aunque obviamente no es igual que la que puedes tomar en Japón. La carta es extensa y tiene una buena parte de la gastronomía japonesa. punto en contra que no ponen jarra de agua en la mesa, en japón es algo básico al igual que poner un te verde gratuito. los precios son bastante caros comparado con un restaurante similar en Japón. Calidad precio me parece caro aunque son los mejores nigiris que he tomado en Japón. sales a 50 euros persona y sin llenarte, la decoración es de como chino de barrio.

13/02/2011

El mejor katsudon que he probado jamás.

Al fin hubo oportunidad de probar el Ginza, posiblemente el japonés más famoso de Madrid. Tiene opción kaiten sushi (cinta giratoria) en la planta baja y mesas en la primera planta. Cuando reservé no lo sabía y nos pusieron en una mesa. El ambiente del kaiten tiene buena pinta, aunque con los altísimos precios de este restaurante, es una opción realmente peligrosa, vas cogiendo y cogiendo y con la cuenta llega el gran susto. La carta es realmente extensa, tiene casi de todo (menos okonomiyaki, como siempre) pero a unos precios demasiado altos. La atención, como dice todo el mundo, es exquisita. No hay presencia de chinos, por lo que pude observar eran todos japoneses y algún español. Tiene los típicos detalles odiosos de los restaurantes caros, como que ponen los precios sin IVA (ni hacer referencia a él), que te ponen un aperitivo y van y te lo cobran o que obligan a pagar 3€ por cada botellín de agua, teniendo un agua impecable en el grifo. Son este tipo de tonterías las que me hacen sentir incómodo en estos sitios, parece que haya que estar vigilando todo lo que haces porque todo va a la cuenta. La cena costó casi 80€ para 2 personas y sin pedir mucha cómida porque no íbamos con demasiada hambre.

Sobre la comida, para empezar nos pusieron el típico aperitivo en plato pequeño y es posiblemente el mejor aperitivo que nos han puesto en un japonés. Era una especie de guiso de carne con zanahorias y lo que creo que era nabo. En cuanto al sushi, pedimos sashimi de salmón, philadelphia maki y ginza maki. Para acompañarlo pedimos un bol de arroz blanco (gohan) porque me dijeron que arroz de sushi no me podían servir (absurdo). En general, el sushi está bien, aunque no excepcional, como correspondería con el precio. Se puede comer mejor sushi en otros sitios muchísimo más baratos. También pedimos un katsudon y hay que decir que es el mejor katsudon que he probado jamás. He probado muchos, muchísimos distintos y este ha dejado el listón altísimo. Una cantidad muy abundante, una salsa deliciosa, el cerdo era ibérico y el empanado crujiente: simplemente perfecto. Eso sí, también fue el más caro que he comido, costando 19,50€+IVA. Me quedé con las ganas de probar muchísimas cosas, con semejante carta, pero especialmente el tempura tenía una pinta increíble.

KawaiiMadrid

Gracias por tu sugerencia <(_ _*)> アリガトォ, la próxima vez pido katsudon.

2 de febrero de 2012

17/04/2011

Buen y caro japonés

Llegamos poco antes de cerrar, a las 15:30. Cierran la cocina a las 16:00. Tenían clausurada media barra pues no había mucha gente. Como insistimos en no querer subir a las mesas de la primera planta hicieron girar la cinta por toda la barra y nos pusieron en una esquina. Muy bien pues íbamos cinco y de otra manera habríamos comido en fila india.
Cogimos un montón de platitos a la vez y pedimos alguna cosa más a la cocina. Sin ninguna duda lo que más me gustó fue el pez mantequilla y el atún rojo en salsa picante.
Me encantó un postre de arroz, de color blanco, redondo que recordaba a un pecho de mujer. Delicioso. Merece la pena volver sólo por volver a comerlo.
Salimos a unos 30 € por persona con vino y postres compartidos. Es decir no comimos mucho. Japonés caro y de calidad.

18/10/2010

Sin carrito de bebé, por favor...

Optamos por el Ginza para una celebración familiar, 5 personas y un bebé. Buen servicio, y mejor comida. Los niguiris se deshacían en la boca, el atún (maguro no teriyaki) nos fascinó, el katsudon realmente sabroso (y con cerdo ibérico), y la tempura correcta aunque resultó escasa al compartir. La única pega, una discusión inicial para subir la silla del bebé (una McLaren) al piso superior, no entendíamos cuál era el problema. Al salir, vimos que a la entrada hay un cartel donde piden que no se introduzcan carritos en el restaurante, por ser los pasillos estrechos y haber peligro de colisión; no lo vimos al entrar, sino hubiésemos entendido cuál era el problema.

El precio, sobre los 45 euros por cabeza, sin vino y con postres.
En comparación con otros restaurantes japoneses, puede parecer algo caro, pero lo pagamos a gusto.

En resumen, si queréis comer en un japonés de calidad, con un buen servicio, entorno agradable, ubicación inmejorable, no os importa el precio y, ¡sobre todo!, no lleváis un carrito de bebé, probad el Ginza...

13/11/2009

Yo, que además de masturbarme hago algunas que otras cosas sola, he decidido que una de las mejores alternativas cuando te toca comer sin compañía son los restaurantes japoneses con kaitén (cinta transportadora). Por eso, y porque me encontré cuarenta euros en el bolsillo, decidí probar el Ginza. Sentado en la barra me encontré al director de cine Jose Luis Cuerda, que al parecer es bastante habitual del sitio. Yo no me atreví a decirle nada (aunque soy de las que piensa que "Amanece que no es poco" es una de esas películas sobre las que se construye la historia del cine patrio) pero al verme indecisa fue el quien me recomendó los niguiris de ventresca de atún. Aunque eran de lo más carete le hice caso, me los comí y le agradecí la recomendación. "Prueba los de vieira y verás", me dijo. Hice cuentas sobre el dinero que llevaba en el bolsillo y, aunque comencé a temer por mi presupuesto, le volví a hacer caso. "Este tío sabe de lo que está hablando", pensé para mis adentros. "Es usted todo un experto", le dije y se rió. Me dijo que el único defecto del restaurante era que "aún" no servían su vino, un ribeiro llamado San Clodio, que según él es de lo mejor que hay. Le prometí que me compraría una botella y me dió una dirección para ir a recoger dos "por la patilla". Un encanto, vamos.

Eso sí, me fundí los cuarenta euros.

23/07/2010

El primero de Madrid?

Dicen que fue el primer restaurante japonés en Madrid. Localización inmejorable al estar frente al hotel Palace.

El precio caro, pero tienen un maguro toro delicioso que se te deshace en la boca.
Puedes elegir de la carta o sentarte en la barra donde van pasando platos, dependiendo del color del plato el precio varía.

05/06/2012

A repetir

Sólo he estado en este restaurante una vez, así que sólo diré una cosa: probé los mejores tallarines que he comido en mi vida.

Conclusión: definitivamente tengo que volver.

01/02/2010

Impresionante nipon

Uno de los mejores japoneses de Madrid, he ido muhcas veces y casi siempre al suhi bar de la planta de abajo, la verdad es que los precios son iguales que en el restaurante de arriba pues en la barra puedes pedir platos preparados. Todo buenisimo y de calidad, el precio bastante alto, unos 40-50 euros por barba (sin cortarse pidiendo, pero sin vino, solo comida y cervezas). Para mi vale la pena, un capricho que uno se da de vez en cuando,

14/02/2010

A mi también me dan grima las muestras

La verdad es que se hace un poco raro, encontrarte con un niguiri plastificado de repente por la barra...
es efectivamente lo más auténtico que conozco, el sushi no está mal aunque un poco caro. Eso sí, descaradamente bueno estaba el niguiri de anguila, se me deshacía antes casi de llegar a la boca, templado.... un espectáculo.
También me tomé una sopa bastante buena, un ramén del estilo de las que sirven en Oiishi

23/02/2010

Japonés tradicional

Se trata de un japonés tradicional que cuenta en su parte de abajo con un servicio "kaiten sushi" (cinta que pasa con diversos platos). Ofrece platos tradicionales japoneses, comida auténtica y de calidad. Ojo, no os paséis cogiendo platitos, que después la cuenta puede asustar un poco...

17/03/2008

madoriddo no moto moto no kaitensushi

Fue uno de los primeros japoneses que probé en Madrid, aunque en aquellos entonces no recuerdo que hubiera paseíllo de sushis por la barra. Era de esos lugares donde los japoneses de la capital venían a tomar su himawari teishoku (menú del día) y donde se dejaban caer algunos turistas nipones después de dejarse los cuartos en las tiendas del Palace.
Tengo buen recuerdo de tempura. Es fundamental que sea ligero a pesar del baño de aceite. Y este ha sido de los mejores que probé en Madrid.
Decididamente, he de pasarme a conocer las delicias giratorias.

Sore dewa..

23/04/2012

Si nos olvidamos del sushi, todo está muy bueno. El problema con el sushi es que lo hacen con mucho wasabi para mi gusto.

30/06/2010

Buena comida en un sitio demasiado clásico

la comida está MUY rica, aunque es algo caro y en mi opinión demasiado "clásico" tanto el servicio como el ambiente, sobre todo en la planta de arriba. Me quedé con ganas de probar la barra giratoria.

28/01/2011

para conocer

me gustó mucho en su momento, es un japonés muy bien ubicado en Madrid. Buen precio y buena materia prima. lo recomendaría.