El prestigioso chef de Aponiente, Ángel León, que cuenta en su haber con dos estrellas Michelín, nos trae a la capital una cocina que gira en torno a los productos marinos, el mismo concepto gastronómico que hoy le ha dado nombre, conocido como "chef del mar".

Ordenar por:

relevancia fecha

15/02/2018

¿A qué sabe el océano?

Cena febrero 2018

Visita a GLASS MAR, la embajada de Aponiente en Madrid, abierta por Ángel León en la planta baja del Hotel Urban. Entorno apabullante, mármol, cristal, dorados, etc. todo muy excesivo y muy "brilli brilli", en consonancia con el cinco estrellas-gran lujo, donde se ubica.

Carta corta y muy atractiva, con una cuidada selección de platos confeccionados a base de productos del mar, aquí no busquen carne porque de eso no trabajan. Nosotros pedimos:
- A qué sabe el océano, cuatro berberechos de buen calibre presentados en una lata con sus jugos gelatinizados y polvo de algas. Sabroso y efectista, con su humo de hidrógeno líquido incluido.
- Cazón en adobo. El pescado se presenta en taquitos napados con una emulsión de mejillones y jalapeños, con cebolla crujiente por encima para darle el punto "crunchi", correcto.
- Bocata de calamares. Un pequeño brioche relleno de un guiso de calamares en salsa americana, no nos dijo mucho.
- Camarones fritos con huevo y panceta. Combinación ganadora, es imposible que con estos ingredientes el plato estuviese malo y efectivamente, estaba divino.
- "Steak tartar" de calamar. El cefalópodo picado en pequeños trozos, previamente marinado en remolacha para darle el color rojo y con el aliño clásico del tartar de carne tradicional. Sabroso y con el picante justo. Todo un platazo, de lo mejor de la cena.

Los postres no los probamos, no somos de dulce y echamos de menos algo de queso para rematar. Habrá que inventar el queso marino a base de algas o yo que sé, ahí queda la idea. En cuanto al apartado líquido, tienen una breve carta de vinos, con predominio de los del marco de Jerez, a precios disuasorios si se piden por botella. Aquí "cariñosamente" te empujan a pedir vino por copas, que fue lo que finalmente hicimos. Nos dejamos aconsejar y probamos el Fino en Rama Colosía y el Amontillado en rama Yodo de Lustau, que embotellan expresamente para ellos. Especial mención al amontillado, del que tuvimos que repetir y nos hubiéramos bebido la botella entera. Terminamos con un excelente moscatel de Chipiona de Cesar Florido acompañado de mignardises cortesía de la casa, como era menester.

Servicio muy simpático y con arte. Todo servido a su tiempo y sin esperas. El sitio es divertido, también apto para tomar una copa terminada la cena. En cuanto al precio, salimos a poco más de 50 euros por barba, precio que no es barato pero tampoco disparatado y permite hacerse una idea de lo que se cuece en Aponiente. Debéis ir a conocerlo.

06/06/2018

Desembarco de Angel Leon en la capital

Abril-2018

Glass Mar supone el desembarco del triestrellado chef Angel León, en la capital.

Ocupa un espacio en el interior del Hotel Urban -sin puerta independiente de acceso- y que viene a reforzar la potente oferta gastronómica de dicho hotel: el restaurante Cebo con una estrella michelin y Glass Mar del triestrellado Angel Leon. El primero a la izquierda de la entrada y el segundo a la derecha.

Paredes acristaladas, uso del blanco y el negro en la decoración, luminosidad, tarros transparentes conteniendo diferentes tipos de algas o un enorme esqueleto de ballena colgando del techo, son apuntes que nos sugieren lo que se puede esperar de su propuesta - por otra parte acorde con la filosofía del conocido como chef del mar: Angel León-, el mar en todas sus expresiones: El mar se percibe en el entorno, en la bebida o en la comida.

Reseña completa y fotos en comercongusto.es/glass-mar

Gastrónomo Desaparecido + seguir 2 sitios

24/03/2018

Amor al mar.

Excelente el desembarco de Ángel Leon en Madrid.

Yo salí encantado con la visita, tanto por la singular propuesta marinera, como por lo novedoso de algunos de los bocados que pude degustar; tanto por la creatividad en alguno de los platos, como por la excelente materia prima que utilizan; tanto por poder degustar alguno de los platos que en su día sirvió en el triestrellado Aponiente, como por descubrir nuevas creaciones ad hoc para esta pequeña sucursal de Madrid. Si además a todo esto le sumamos una sugerente carta de vinos andaluces (en la que incluyen un gran surtido de vinos por copas), un trato muy agradable y un precio comedido, para mí, estamos ante una de las aperturas más interesantes de Madrid del último año.

Si queréis leer mi critica completa del restaurante podéis leerla en elgastronomodesaparecido.com/glass-mar

04/02/2018

De tapas andaluzas de nivel

Cena febrero 2018

Confluencia de locales de moda en un mismo hotel: Restaurante CEBO (el mejor sitio para comer en Madrid por 100 euros), terraza (con unas magnificas vistas de Madrid) y ahora, en su cafeteria, manteniendo el tema de copas por la noche, montan un restaurante pijo de tapas en horario de comidas y cenas. Eso se llamar aprovecharlo.

Para mi, el gran defecto de este sitio (igual que le pasa a CEBO) es una decoracion demasiado ostentosa. mucho negro y mucho oro que no te permite estar a gusto. Y aqui es casi peor, pues no pega tomarse unas croquetas de choco en un local mas cercano a una discoteca rusa que a una bodega de Jerez.

Por lo demas, todo estupendo.

Servicio "importado" de Cadiz (casi todos los cameros son de alli), con la empatia innata que tienen. Muy atentos y preocupados para que la espera hasta darnos mesa fuera lo mejor posible (no se admiten reservas y logicamente un sabado a las 10 estaba a tope)

Tengo que reconocer que todavia no he ido a Aponiente (le tengo en mis "to do" de este año), asi que nos ha servido como trailer de lo que podemos encontrarnos alli. Y lo que ha conseguido es que tengamos aun mas ganas de ir!!!

Cayo, de entrantes, unas croquetas de choco (soberbias) y un nam de pulpo (riquisima la mezcla de sabores, aunque el pulpo bastante duro, lastima)

De segundo, los camarones con huevos (mas tradicional imposible) y el arroz con plancton (nunca lo habia probado y me pareció fabuloso). Por cierto: enormes raciones, lo que se agradece en estos tiempos de cantidades escuetas

De postre, leche con galletas, bien conseguido

Variedad infinita de vinos por copas de todos los palos andaluces (manzanilla, fino, palo cortado, olorosos, etc.) que permite descorsetarnos del tinto y blanco tradicional. Y la verdad es que me gusto. Muy bien por ellos.

Cuando ibamos terminando de cenar ya iban subiendo la musica, preludio de copeteo. No es sitio de sobremesa tranquilo si es lo que buscas.

Salimos a 50 por cabeza, lo que me parece una mas que justa RCP.

Avelio

Sin haber probado Cebo (en breve lo solucionaremos) yo aporto A' Barra como sitio top para gastarse 100 € en comer y salir dando palmas

hace 4 meses

pandachorizo + seguir 58 sitios, 3 seguidores

16/02/2018