Restaurante de alta cocina vasca con toques modernos

descripción completa de Goizeko Kabi

Ordenar por:

relevancia fecha

30/07/2017

Veterano restaurante de cocina vasca con buena cocina

Julio-2017.

Goizeko Kabi es un restaurante de cocina vasca que abrió sus puertas hace algo mas de 25 años. En ese sentido es un restaurante que pertenece a ese grupo, escaso, de lugares con solera y tradición en el mundo de la restauración madrileña.

Mucho ha pasado en estos mas de 25 años, han habido momentos espléndidos y otros mas normales, pero como la mayor parte de los establecimientos, las modas y los gustos son cambiantes. Nada grave, lo importante es que han sabido mantenerse en la brecha, y ademas con muy buen nivel.

Quizás su momento de mayor esplendor tuvo lugar en 1998, cuando su nombre era Goizeko Kabi'Ar, en ese año obtuvo una estrella Michelin. En dicha época, la propiedad del grupo Goizeko-Gaztelupe correspondía a otra figura de la restauración capitalina: Jesus Santos.

En el año 2012, el que fuera jefe de cocina Luis Martin, junto con dos socios, asume la propiedad del grupo Goizeko-Gaztelupe (Goizeko-Kabi, Taberna Gaztelupe y el Catering Goizeko) mientras que el anterior propietario Jesus Santos mantiene la propiedad en Goizeko Wellington.

Reseña completa y fotos en comercongusto.es/goizeko-kabi


-----------

17-5-2015. Mediodia

Nueva visita y nuevas sensaciones, no tan placenteras como en veces precedentes.

A nivel de cocina, todo sigue en orden, sigue teniendo una mas que notable cocina, que hoy se ha traducido en un sabroso turron de centollo al que la crema de queso no le aportaba gran cosa, en unos excelentes chipirones con su cebolla en tres texturas, plato recomendable, para pasar a unos desiguales platos principales. El bacalao pil-pil, me cuentan que de una parte, un bacalao no excesivamente desalado y una salsa un poco escasa de sabor, mientras que el rabo de buey estofado y deshuesado, estaba perfecto de sabor, tierno y muy jugoso. A la altura de los postres, no puedo resistir la tentacion de pedir una y otra vez su tarta tatin, ademas hoy y por primera vez, su base, otras veces criticada, estaba en su punto.

Pero hoy no todo han sido sonrisas, hoy la sala no estaba igual, caras nuevas que no conocia, sensancion de estar dispersos, tiempos entre platos no homogeneos, algunos con prontitud y otros (el postre) con excesiva tardanza.

Marques del Riscal verdejo, con un nivel de precio razonable, dentro de una carta de vinos con precios severos, cafes con hielo, la teja de almendra y, hoy si, chupitos de pacharan, han completada la experiencia.

Su nivel de precios, sigue siendo alto, a la altura de otros con mayor fama, por lo que sigue siendo muy necesario acudir con la oferta de, por ejemplo, el tenedor, gracias a la cual, lo que pudo haber sido una minuta de 122 se ha quedado en 97€.

-----------------

Enero 2015.

Mucho tiempo ha pasado desde la ultima visita a este establecimiento. (No es precisamente, la fecha que figura mas abajo. Desde dicha fecha a esta ultima visita, han habido otras visitas, que no se han traducido en reseñas).

Pocos cambios respecto a los recuerdos que teniamos de anteriores experiencias. Sigue siendo un lugar de buena cocina vasca, con toques de modernidad y creatividad. Sigue teniendo una buena sala, atenta, eficaz, que informa con correccion acerca de los platos.

Esos toques de modernidad, se vislumbran en ese aperitivo previo, con una burrata en tempura, con un crujiente de rucula, presentacion interesante aunque con un cierto exceso de aceite.

Unos frescos cardos y alcachofas apenas salteados con una generosa cantidad de jamon y almendra picada.

Un muy buen huevo souffle con una crema de patata, de libro, con unos toques de trufas.

Un bacalao que llaman Goizeko, y que es un bacalao al pil pil, sabroso, academico, y en un extremo del plato, psra buscar el contraste, una salsa vizcaina.

Un solomillo braseado con verduras y foie, perfecto de punto, y con lo complicado que soy con el punto de la carne, aqui, hasta ahora, no me han defraudado nunca.

Una tarta Tatin, que al igual que en el pasado, me parece de las mejores que he tomado en la capital, si bien, sigue teniendo el mismo fallo de siempre, la base es demadiado dura.

A la hora de los cafes, (sin chupitos), te acompaña con la clasica tejade almendra, generosa en tamaño, fina y con buen sabor.

En cuanto al tema de liquidos, esta vez tocaba un vino al que tenia ganas, un Campillo blanco 2011, un rioja blanco con 41 meses en barrica de roble. Y de verdad, se aprecia el sabor de la madera en boca. Buen vino.

Despues de todo lo dicho, un ultimo apunte relativo a los precios, precios subidos, platos principales cerca o por encima de los 25€, si bien estan bien cocinados, no parecen estar en linea de precios con otros lugares de mayor renombre, por ello, mi consejo es acudir, el que le apetezca claro esta, utlizando promociones; en esta visita, el utilizar ese recurso ha posibilitado reducir la factura de 144 a los 109€ realmente pagados.

------------------------------------

19-08-2013. Mediodia.

Cocina de raíz vasca con ciertos toques de actualización.

Hemos tomado:

Ensalada tibia de burrata con tomate y perla de trufa. No estaba mal, pero con exceso de rucula.
Carpaccio de carabinero y bacalao. Jugoso y fresco, muy conseguido.

Bonito a la brasa con vainas y salsa romesco. Con el punto exacto, quizás un poco escaso de salsa romesco.
Merluza asada a la Ondarresa. Buena presentación, y jugosa. Buen punto.

Tarta Tatin de manzana. Bastante buena, pero la base un tanto dura, lo que indica que la temperatura y del tiempo del horneado no ha sido el adecuado.

No obstante, como línea general, bastante bien.

17/07/2017

Todo bien salvo el precio, algo alto.

Jul 2017

Después de unas cuantas visitas en los últimos días a restaurantes finos y con servicio pésimo, hoy aterrizamos en Goizeko Kabi y aparte de que la comida sigue siendo excepcional, el servicio es el ejemplo de servicio bueno, eficaz, amable, etc etc etc.

La verdad es que siempre que hemos ido hay que reconocer que hemos comido de fabula. En esta ocasión no podía ser de otra forma.

Tomamos sus famosas gambas con gabardina, que seguramente fue lo menos destacable de la velada. Tomamos unas croquetas de espinacas, muy buenas y un excelente jamón. Personalmente pedí un muy rico bacalao al pilpil.

De postre tomé una mezcla de tiramisú en forma de galleta oreo que se dejaba comer.

A los cafés el restaurante pone unos excelentes tejas. Ricas de verdad, también es cierto que el servicio, tejas incluidas, salen a 3,5 euros por persona.

Salvo el precio subidito (también es cierto que tienen Kviar y El Tenedor), el sitio esta fenomenal.

-----------------
Oct 2013

Ayer fuimos tres a comer al Gozeko Kabi (el nombre se las trae), tema familiar... la verdad es que según me decia el sitio llevaba allí décadas y yo nunca me habia fijado y eso que uno de mis mejores amigos vivia a la vuelta de la esquina...

Para abrir boca abrimos el fuego con unas raciones de cocochas a la brasa (dos cocochas para ser exactos), realmente no eran la bomba, estaban bien sin mas, un turron de centolla que estaba simplemente aceptable y unas buenas gambas

De segundos pedimos un excelente merluza, un rico tartar de bonito y un changurro (por cierto me sorprendió que siendo un restaurante vasco (ojo al nombre) escribiesen los platos con Ch y no con Tx (personalmente lo de escribir pintxos a mi me parece un horterada)) que esta aceptablemente bueno, eso es lo que pedí yo y puede ser un poco que me esperase un changurro con su concha y todo, viniendo emplatado, como digo no me volvio loco.

El servicio lo vi muy muy muy cercano y cariñoso (ibamos con una señora mayor) pero un pelo despistado teniendo que pedir ciertas cosas un par de veces.

Sin vino ni postres, pero con un poleo, una crema de orujo y un oporto nos salió a 45 por barba. Me esperaba mas.

19/07/2017

Que hermosura de restaurante vasco!!

Buenísimo el bacalao,pero solo pedir un plato,se queda una llenita,ojo,es caro,pero merece la pena.

07/01/2016

EXTRAORDINARIO

Extraordinaria la cena en este Restaurante con un servicio atento y profesional y unas medias raciones, que en mi opinión, es una buena costumbre que te permite probar la variedad de la carta fenomenales, pero los segundos el solomillo y la parrillada de rape sublimes.
Para volver, unos 60 euros que los vale.

15/11/2015

Reservando con descuento de 11870, totalmente recomendable.

El viernes reservé a través del nuevo sistema de reservas del 11870 en Goizeko Kabi, con oferta del 30% de descuento en carta y la verdad he quedado muy satisfecha.

Junto con la reserva puedes incluir un comentario, el cuál tuvieron en cuenta (buena situación de la mesa), y el descuento ofertado estaba directamente reflejado en la factura.

Parece que será un éxito este nuevo sistema de reservas…

El restaurante es muy agradable de esos en los que cenas pausadamente disfrutando de cada magnífico plato. Las mesas son amplias y muy separadas.

El servicio es correcto, aunque un poco despistado. Tuvimos que servirnos las bebidas en varias ocasiones.
Los tiempos perfectos.

Algo que me encanta es que exista la posibilidad de probar sus distintos platos en medias raciones, y en Goizeco, además de esto, te sirven mini platos para una persona. Perfecto!.

De aperitivo nos sirvieron un chupito de crema de verduras delicioso.

Y de mini platos probamos…
- Gambas en gabardina ligera. Como indica en la carta, de verdad son ligeras y exquisitas.
- Turrón de centollo con crema de queso. Delicadísimo.

De raciones…
- Terrina de foie hecha en casa. De los mejores foies que he probado, muy sabroso y con finos hilos de naranja caramelizada. Y en su temperatura justa. Ummm…

De segundo…
- Foie fresco a las uvas. Es un plato realmente divino, Súper recomendable!!.
La única pega que me comentó mi marido (yo sólo probé el foie) es que las pocas uvas que lleva sabían totalmente a bote. No tiene sentido, ya que no lleva muchas y no es algo que encarezca. Sirva como sugerencia… Ya que es una pena estropear un plato realmente increíble.

- Rape asado al horno con carpacho de marisco y caviar de tomate. Exquisito, aunque bastante soso.

Nos decantamos por probar los dos postres que hay que reservar con antelación…
- Tatin de manzana y soufle de chocolate. Ninguno nos encantó… el souflé es caliente por fuera y frío por por dentro, pero salvo esta originalidad, el sabor no es nada del otro mundo.

Todo con botella de cava, agua e infusión 60€ pax. Con el descuento ya aplicado del 30%.

En mi opinión, muyyy recomendable con el descuento, si él quizá me parecería caro. Eso sí, suspenso en postres...

Elena B

Cada vez que volvemos nos gusta más...
Añadir que tras probar más postres, sin duda al leer el comentario primero, sé que no acertamos... Súper recomendable la torrija y el esponjoso de natillas con helado de galletas maría... qué delicia...
Y el Changurro al horno al estilo de Bilbao,... en fin... para volver y volver...

15 de noviembre de 2015

08/09/2015

Vasco recomendable

Septiembre 2015

Comida de trabajo en este vasco de toda la vida, original de la red de Goizekos de Madrid.

Local relativamente pequeño, con mesas lo suficientemente separadas para estar agusto.

Servicio profesional y atento. Lo esperable en estos sitios.

Pedimos para 4:

Entrantes: 1/2 Pimientos de guernica (buenos pero no excelsos), chiporincitos (ricos, ricos) y gambas gabardina (muy bueno el rebozado)

Segundos: Chop de buey con tuetano (traduciendo, entrecot trozeado con salsa). Perfecto de punto y el tuetano le resaltaba aun mas. Salsa un poco fuerte
Mero: SImple y llano. Gran materia rima
Hamburguesa de bonito: Muy buena, pero sin merito al estar en temporada
Solomillo: Tambein muy rico y perfecto de punto

Postre: Chocolate con naranja. Quizas lo mejor de la comida

Vino: Luis Cañas (el resto estaba muy subido de precio)
Y unos gintonic a la vieja escuela (Bombay con Schweepes, sin nada de agricultura)

Al ser nueva incorporacion de Kviar a su red, buen descuento (todo menos las copas), saliendo a 50 por barba (sin copas hubieramos salido a 42).

En definitiva, local de producto mejor que sus vecinos pero carete

29/10/2014

Excelente calidad

Aprovechando las ofertas del 30% me decidí a ir, si bien la oferta solo se limitaba a platos principales y no a medias raciones ni entrantes. Tiene un menú de degustación por 45€

Menu para 2 personas

- Aperitivo
- 1/2 Tartar Atun
- 1/2 Turron de Centollo
- 1/2 Terrina de Foie casero
- 1/2 Chop de Buey
- Kokotxas a la brasa
- Steak Tartar de carne de lidia

Impresionante las kokotxas (pequeñas pero en su punto) y el Steak Tartar. De hecho puedo decir que de los mejores que he probado en Madrid (junto con el del Piñera 11870.com/pro/restaurante-pinera , Lakasa 11870.com/pro/lakasa-cesar-martin o el Sacha 11870.com/pro/restaurante-sacha ). La carta de vinos está mal planteada, me costó bastante encontrar lo que quería.

Con 2 Cervezas, Botella de Txakoli (Txomin Etxaniz), dos cafes (con Teja para picar) y Copa de Patxaran casero con hielo (generosísima): 134€ (119€ con la oferta). Precio algo elevado pero justificado por la calidad de todo el producto y del servicio.

Servicio de aparca coches (estas cosas son muy de 11870.com/truman )

Repetir sin dudar y dejarme hueco para los postres.

Gath

Totalmente de acuerdo, Goizeko es un sitio muy seguro en cuanto a la calidad de comida y al servicio de sala.

5 de diciembre de 2013

Joaquín

Que no fuiste solo, truhán...

5 de diciembre de 2013

18/03/2015

Vasco sin complejos

Restaurante vasco clásico en el corazón de la capital y de las listas de los mejores restaurantes.

Cuidada cocina de mercado con amplia variedad de carnes y pescados. Una ocasión para empezar con medias raciones y perderse en sus postres.

En resumen, comida de calidad, a pesar de tener un precio un poco elevado no debes perdértelo, es perfecto para quedar bien.

23/09/2013

un sitio espectacular para comer

El local tiene una decoración un tanto anodina (alguno diría antigua) y la edad media es ciertamente alta, con mucho matrimonio con aspecto de recibir una buena pensión por jubilación. Pero se come tan tan tan bien que todo se olvida cuando se empieza a disfrutar de cualquier entrante (espectaculares los tartares, de bonito o steak) y sus pescados. El equipo de sala es extraordinariamente amable, los panes (varios en cesta y que luego repiten) son ricos y buena carta de vinos. Un restaurante para ir una y otra vez. Precio medio con el -30% de descuento por 11870 sales a unos 40-50 euros

03/02/2014

Goizeko kabi, el acierto seguro que te da la tradición

Es lo que parece: un restaurante de cocina de inspiración vasca, que no falla.

Todo es más que correcto: el pescado, la carne, el servicio, el tamaño de la sala...

Solo una pega: tienen pocas mesas redondas, lo que hace de la comida algo muy agradable cuando hay un número superior a 6 comensales.

A quien llevar: la media de edad es algo superior... por lo que creo que una comida con clientes (para pelotear y que quieras parecer serio) o con padres, es prefecto.

No veo ahí una cena de amigos... pero sí una cita en pareja... cuando la pareja está consolidada. No es, necesariamente, un sitio romántico. Cosa que, a priori, no debe de ser malo! :)

20/03/2014

Producto bien tratado

He ido dos veces a Goizeko, en un caso al de Comandante Zorita y la otra al Wellington.

En el caso del Wellington tomé la terrible decisión de pedir un menú degustación malísimo, aburrido, pesado... y caro. Menos mal que había una señora que decía a voz en grito que cómo iba a decir ella que era socialista, si se estaba comiendo un plato de angulas. Me hizo gracia.

Sin embargo, en mi otra visita, todo fue increíble. Unas alcachofas fritas de campeonato, unas quisquillas deliciosas, una carne con el punto perfecto... y todo regado con un vinazo muy bien servido.

Debería volver más de lo que vuelvo (con descuento, claro)

06/06/2013

Si no se me saliese de presupuesto...

El Goizeko es el típico sitio al que me gustaría ir más a menudo si el presupuesto me diera para hacerlo. Fuimos con el descuento del Tenedor y comimos muy bien. Sin postre, con cafes, con dos cervezas y una copa de vino blanco, salimos a 35 euros por cabeza. Pedimos:Carpaccio de bacalao, ensalada de burrata, bacalao al pil pil y paletilla de cordero (Esta última lo que más me gusto). Con los cafés te ponen una teja buenísima de cortesía (Sugerencia: Si tienen varios tés, hagan una carta de tés, al final me pedí una manzanilla servida en tetera y de bolsita)
El servicio es estupendo, este sitio con unos camareros barateros perdería mucho, afortunadamente los que hay son profesionales. Era jueves al mediodía y estaban todas las mesas ocupadas sobre todo de ejecutivos en comidas de negocios. Resulta extraño que necesiten hacer descuentos pero me alegro de que los hagan porque así sale muy bien de precio.