Pequeño y coqueto restaurante de vivos colores naranjas y verdes que lo hacen moderno y acogedor a la vez. Las paredes están decoradas con cuadros de pintores aragoneses de renombre como Jorge Gay, Villarrocha y otros. Nuestra cocina la definiríamos como creativa sin olvidarnos de la cocina clásica, representada en ...

Ordenar por:

relevancia fecha

25/04/2016

Un sitio a seguir

Un lugar nuevo, al que acudo tras leer una crítica en Heraldo de Aragón. Menos mal que había reservado, dado que se llenó inmediatamente de llegar, casi cincuenta personas comiendo(era un día de diario)Comienzo por una crítica: techos bajos y mal insonorizado, el ruido llega a ser francamente molesto. Pero se perdona por lo correcto de la comida y del servicio. Hay, además de la carta, tres menús, que me parecieron muy ajustados de precio. El del día, a 20 €; otro un poco mejor, de 24€ y uno de degustación, que creo recordar no llega a los 40 €. Algo fundamental, casi todos los platos de la carta, se pueden degustar con medias raciones, algo infrecuente en casi toda la carta y postres. Comida de relativa fusión, muy bien presentada, nada nuevo bajo el sol, pero francamente bueno todo lo nos sirvieron, con una carne perfectamente hecha y unas magníficas verduras. El vino, un Idrias de Sierra de Guara, en cualquiera de los menús, podía mejorar. Hay vinos de Somantano, Borja e incluso Cariñena, mejores y del mismo precio. Postres relativamente rupturistas, en particular un Tiramisú deconstruído, más que discreto. Un muy buen café para un buen remate. Ay! si pudieran solucionar el tema del ruido. A pesar de la sala llena, el ritmo de los platos correcto, con un servicio muy joven, pero suficientemente profesional. Y hay que recordar que el lugar está a tiro de piedra de la Plaza de San Francisco, lo cual quiere decir que es prácticamente imposible aparcar.

11/01/2015

El mejor menú calidad precio

De todos los restaurantes que estado en Zaragoza. Este sin duda es el mejor menu en calidad que he probado. Y a un precio de entre 22-30€

27/02/2013

Probablemente uno de los mejores menú del día en Zgz

ACTUALIZACIÓN FEBRERO 2013
5 a comer. Entre semana ahora el menú es a 17eur y el finde a 19€. Puedes elegir entre 8-9 platos. Se respira tranquilidad en el restaurante, aunque siempre se llena. Mesas bien separadas.

Bueno los fideos con setas, y el hojaldre de hongos. Mejorable en cuanto a ración los txipirones rellenos. Rico el txitxarro. En cuanto a postres, sin dudar, elige o pantxineta o tarta de queso.
Como recomendación, y ya que el vino y agua va incluido en el menú, es mejor - si van 4 o más- ofrecer directamente sacar las 2 botellas de vino y 2 de agua. Probé el vino de la casa - el que incluía el menú- y te dan a elegir entre Cariñena y Rioja, de una calidad más bien baja. Hoy en día hay vinos baratos, y mucho, de mejor calidad.
El servicio atento, bien dispuesto.

Es una gran opción para el menú en zaragoza.

CRITICA ANTERIOR:
Y es que Zaragoza cada vez da más sorpresas gratas. Está ubicado donde estaba antiguamente el Aldaba.
Decoración en naranajas y verdes algo pesados, pero acogedor. Salón de unas 35-40 personas.
Entre semana tienen un ménú ejecutivo de 18€ con muy buena pinta.
Aquí, os recomiendo que optéis por el menú degustación:

Ternasco con brotes tiernos, queso de cabra y naranja
Patata rellena de puerros y carabineros con coral de tinta de calamar
Rodaballo con láminas de jamón, crema de tomate, bisalto y aceite de pimentón de vera
Carrillera de ternera guisada con zanahoria y piñones
Sorbete de piña con espuma de coco y gelatina de ron
Mousse de queso idiazabal con mango y helado de membrillo

Ojito al rodaballo y a la mousse de queso idiázabal, soberbios.
Precio: 45€ + el vino.
Buena presentación de los platos, una cuidada vajilla y detalles de panes diferentes y postres de la casa ricos.
Tienen una buena bodega, algún vino algo subidito de precio y sorprende la atención que realizan con cavas y champagnes. Bodega: 6.

un lugar para conocer, y disfrutarlo.

04/12/2011

Grato

De eso que sales a cenar sin rumbo y te acuerdas de una recomendación de un amigo...
Sorpresa grata la que te llevas en la atención del servicio, variedad de platos y calidad de los mismos... No tanto en el precio, hay menú fin de semana y degustación...

Correcto y elegante, perfecto para las ocasiones especiales.

20/07/2009

Amplia carta y excelentes postres

No conocía este restaurante de Zaragoza, pero la verdad que me ha sorprendido gratamente.
Una amplia diversidad de platos para elegir y con posibilidad de elegir menú de degustación.
Elegimos para esta ocasión un arroz meloso con ternasco como entrante, después unas sabrosas manitas de cerdo con foie y un bacalao al pil-pil con un sabor personalizado de este restaurante.
El postre excepcionalen su presentación y aún más en su sabor , un Coulant de arroz con leche que te da ganas de repetir el postre aunque no tengamos costumbre de hacerlo, muy bueno.
Este restaurante no lleva demasiado tiempo abierto, pero creo que no tardaremos en volver ,sobre todo, ya estamos deseando volver a repetir el postre.

06/06/2009

Angie_zgz lo descubrió en junio de 2009

Local del antiguo Restaurante Aldaba. El sitio es muy acogedor. El trato del personal es impecable, y la comida de diez.

El menú es carta de precio cerrado, unos 32 euros por cabeza, más IVA. Incluye un primero, un segundo y un postre. Algún plato lleva suplemento de precio. La bebida no está incluida. Tiene una carta de vinos bastante extensa.

Te dan la opción de, si quieres compartir platos con tu acompañante, ponertelos en medias raciones para servirlos individualmente y no andar cambiando la comida de plato tú mismo.

También tienen la opción de menú degustación, con 6 platos de su carta, por 40 euros más IVA.

Además, con el café sacan un petit fous que llevaba unas baritas de canela y azucar, unos chupitos de coco con anis estrellado y unas tejas caramelizadas buenísimas.