Gran Hotel Bahía del Duque Resort

El Gran Hotel Bahía del Duque Resort es un conjunto residencial de lujo inspirado en la cultura de las Islas Canarias, reflejando en su arquitectura influencias del estilo colonial y en la indumentaria del personal, el uso de trajes folclóricos. Está ubicado, en la Isla de Tenerife, en pleno Océano Atlántico, cono...

Ordenar por:

relevancia fecha

13/03/2013

Superlujo

Junio 2007
Todo perfecto, con un personal fuera de serie, en uno de nuestros Top 10 de playa.

Destacar también su restaurante "La Brasserie" ( 4 estrellas ). Los otros que conocimos ( La Casita del Lago y el romántico El Duque ) ya no existen desde la reforma acometida en 2009. En su lugar han abierto otros que también parecen de gran nivel.

23/07/2009

Im presionante

El mejor hotel en el que me he hospedado jamás, concretamente en su zona de villas, que lleva menos de dos años construida. Unas habitaciones gigantes, con piscina privada bastante maja, que no da para nadar un largo pero sí para buenos chapuzones sin estar empujando a nadie por falta de espacio. Preciosa la terraza e increíble el dormitorio, con una gran cama (lástima que no fuera un colchón XXXL, sino dos camas grandes juntas) y una distribución del espacio increíble. Lo mejor, el baño, que parece un hammam turco. Tiene una gran piscina interior, que no la llenamos porque con la de fuera bastaba y la conciencia ecológica nos lo impedía, así como una megaducha.

Perfecto el servicio y los restaurantes del hotel, así como los regalos de bienvenida, que no todos los días se brinda con una botella grande de Moët & Chandon, fresas con chocolate y un fuente de frutas (además de productos Acqua di Parma).

El precio es caro para bolsillos poco pudientes, alrededor de 900 euros la noche, pero a nada que se tenga un sueldo más o menos alto, es asequible una semanita dejándote mimar allí en las villas o en el spa, que es la caña con una inmensa zona de thalasoterapia.

20/07/2009

Analfabeta Deslenguada lo descubrió en julio de 2009

El saber hacer cuesta dinero

Cuando tengo el gusto de disfrutar de establecimientos como éste, me pregunto si sólo se pueden hacer las cosas bien con dinero. Siempre he pensado que no.

Es un hotel bastante caro en la isla de Tenerife, pero el buen trato hace que duela menos el desembolso.

Hemos tenido el placer de una de las villas que ofrece el Resort, y ha sido como convertirse en un jeque arabe. Las villas cuentan con un salón amplisimo, con piscina privada, con un amplio dormitorio,... y si ya fuera poco la piscina, una bañera del mismo tamaño que la piscina. Es la primera vez que me ocurre que no quiero salir de la habitación. Bueno, realmente es que no estamos hablando del típico zulo, es un apatamento en las afueras. Estoy pensando en hablar con la Ministra de Vivienda a ver si hace estos pisos en Madrid para la gente joven.

El SPA es fantástico. Todo está medido a la perfección, no sentirás un chorro más fuerte de lo normal, una tubona incómoda, el agua con el toque perfecto de limón. Creo que incluso la luz del sol la pueden graduar con una ruedecita (el circuito está al aire libre). Si encima tienes el placer de disfrutar de un relajante masaje, te encantarán los profesionales que allí trabajan. Elección, masaje de chacras, os aseguro que no es ningún ejercicio místico.

De los restaurante ni hablaremos, pero Las Aguas hay que visitarlo y, sobre todo, disfrutarlo. Tres horas de cena con la medida justa de comida, el tiempo fue calculado con metrónomo. Si en todos los restaurantes con estrellas michelín tratan así habrá que empezar a pedir más sueldo al jefe.

Creo que el complejo se puede definir en una palabra JUSTO. Todo está milimetrado. Cuando el bien hacer se hace filosofía de negocio.